10 excursiones para hacer en tren desde Barcelona

Hay un montón de destinos cerca de Barcelona a los cuales podéis llegar rápidamente con el tren. ¡Olvidaos de coger el coche y preparaos para disfrutar de las siguientes propuestas!
© Oscar Rodbag Pont Vell i la Cova
Advertising

Time Out, en colaboración con FGC, os propone un montón de destinos a los que podéis llegar sin necesidad de coger el coche. Excursiones, edificios emblemáticos de Cataluña, pueblos llenos de magia... muy cerca de Barcelona encontramos un amplio abanico de opciones para disfrutar del fin de semana y coger aire lejos de la ciudad. La red de transportes de los FGC nos propone algunos destinos a los cuales podemos llegar cómodamente y por un precio muy económico, así como muchas actividades para todos los gustos y todas las edades. Estas son algunas de las opciones que más nos gustan:

Pont Vell i la Cova
© Oscar Rodbag

Manresa y Sant Ignasi

La capital del Bages es conocida por muchos porque es el lugar donde Ignasi de Loiola escribió sus célebres Ejercicios espirituales. Fue en 1522 cuando el fundador de la Compañía de Jesús pasó once meses en la población, y, según dice la tradición, fue en una gruta natural donde meditó y encontró la inspiración. Hoy conocida como la Santa Cova o Cova de Sant Ignasi, también encontraremos un gran santuario, espacio ignasiano por excelencia y un referente universal del mundo jesuítico. Pero en Manresa hay otros muchos puntos que nos permiten acercarnos al santo. Por algunos sabemos que pasó, y otros se erigieron precisamente en su memoria. Para conocerlos sin perder detalle, lo mejor es hacer un itinerario acompañados por un guía. Si os planteáis ir hasta el Bages con transporte público, tomad nota de esta opción: podéis comprar el billete combinado de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) que lleva por nombre "Enotren- Manresa universal, la ciutat de Sant Ignasi", y que incluye el trayecto de ida y vuelta en tren hasta Manresa y la ruta guiada. Se compra a través del correo electrónico turistren@fgc.cat, y el punto de encuentro es delante de la Cueva. En un par de horas pasaréis por lugares como la basílica de la Seu –en esta ruta no se entra en el interior–, el 'Antic Col·legi de Sant Ignasi' –actual Museo Comarcal de Manresa–, el pozo de la Gallina o la capilla del Rapte. Pronto hará 500 años de la estancia de Sant Ignasi de Loiola, y seguro que la ciudad lo conmemorará con varios actos. Pero no hace falta que os esperéis al año 2022 para seguir la huella de Sant Ignasi a través de los rincones de Manresa.

Como llegar: Con las líneas R5 o R50 de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya y bajando a la estación de Manresa Alta.

Parc Natural de Collserola
© Ajuntament Sant Cugat / Mané Espinosa

Cultura y naturaleza en el Vallès

Sant Cugat del Vallès, o buena parte de su término municipal, se encuentra en el Parc de Collserola. Así mismo, la población tiene algunos edificios históricos de gran valor patrimonial, empezando por su real monasterio, el más majestuoso en la época medieval de todo el condado de Barcelona. ¿Hay algo mejor que combinar naturaleza y cultura en nuestra visita a la ciudad? Además, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) nos lo pone fácil, no sólo por la alta frecuencia de trenes del llamado 'metro del Vallès' que se paran en Sant Cugat, sino también porque es posible adquirir un billete combinado que incluye los trayectos de ida y vuelta, una visita con audioguía al monasterio, y el alquiler de una bicicleta eléctrica equipada con GPS y con una ruta programada por Collserola. ¡Para pasar un día fantástico! El gigantesco rosetón gótico que preside la fachada os dará la bienvenida al real monasterio. También las torres que, levantadas en el siglo XIV, todavía se mantienen erectas. Podréis ir a recoger la bicicleta eléctrica en el VAIC, al número 13 de la plaza de Lluís Millet, junto a la estación de FGC. El GPS os permitirá seguir un itinerario de gran interés y no muy difícil por los bosques de Collserola, y en caso de que no estéis muy acostumbrados a ir en bicicleta, la electricidad incorporada os ayudará a no cansaros tanto, ¡sobre todo en las subidas! Si traéis algún niño que necesite una sillita, indicadlo a la hora de hacer la reserva.

Cómo llegar: Con la línea Barcelona-Vallès de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Se paran en Sant Cugat los convoyes de la S1, S2, S5, S6 y S7.

Advertising
Castell Terrassa

El corazón medieval de Terrassa

Otra opción es ir cómodamente hasta Terrassa y conocer dos de los espacios más fascinantes que hay en la ciudad, y más si os gusta el patrimonio medieval. FGC ofrece un billete combinado (Turistren) que incluye el trayecto de ida y vuelta en tren y la entrada a los dos edificios. Uno es el castillo cartuja de Vallparadís, y el otro, a pocos metros, la Seu d'Ègara. Empezamos por el segundo, puesto que este conjunto monumental formado por tres templos es único en el continente y presenta candidatura para ser declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. La basílica de Santa Maria, el edificio funerario de Sant Miquel y la iglesia de Sant Pere son tres joyas arquitectónicas a través de las cuales se puede trazar la historia del arte de nuestro país desde los visigodos hasta hoy mismo, con las reformas muy diferenciadas que se ejecutaron no hace muchos años. El edificio que más nos llama la atención es el del medio, el de Sant Miquel, cuadrado y con una cúpula que se sostiene por ocho columnas, cada una con características propias. Vamos ahora al castillo cartuja, del cual se tienen noticias desde el siglo XII. De castillo residencial pasó a ser monasterio cartujano un par de siglos más tarde, pero no por mucho tiempo, puesto que en el siglo XV aquellos monjes se trasladaron al Maresme, en Tiana. Desde entonces el edificio ha tenido usos diversos, y hoy es la sede principal del Museo de Terrassa.

Cómo llegar: Podéis adquirir el billete combinado en las máquinas expendedoras de cualquier estación de FGC de la línea Barcelona-Vallès. Coged la línea S1 y bajad a Vallparadís Universitat.

La Pedrera
© Maria Dias

El Gaudí más icónico

Siempre es un buen momento para visitar la Casa Milà, la Pedrera, si lo preferís, uno de los edificios más conocidos de Barcelona y del arquitecto Antoni Gaudí. Os proponemos que vayáis con un billete combinado de FGC, puesto que llegaréis cómodamente e incluye el trayecto de ida y vuelta hasta la estación de Provença y la entrada al edificio. Declarado por la Unesco patrimonio de la humanidad, la Pedrera está situada en el paseo de Gràcia, en la esquina con la calle de Provença, y fue construida entre 1906 y 1912. El encargo le llegó a Gaudí de parte del empresario Pere Milà y Camps y de su mujer, Roser Segimon y Artells. El genio abocó todo su saber, no sin críticas y polémicas, especialmente por las formas onduladas de la fachada de piedra y los hierros forjados de los balcones y las ventanas –diseñados por Josep M. Jujol–, que causaron gran impacto en la época. El estilo modernista es desbordante por fuera, pero también en el interior. Las buhardillas, con los arcos catenarios, y la espectacular azotea, con escalones y unas chimeneas singulares –el poeta Pere Gimferrer bautizó el espacio como "el jardín de los guerreros" por su aspecto–, completan una visita única en un edificio singular en el mundo.

Cómo llegar: Con la línea Barcelona-Vallès de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Bajaremos en la estación de Provença, a pocos metros de la Casa Milà.

Advertising
Olesa

Por los entornos de Olesa

¿Os gusta andar por la montaña? Esperamos que sí, porque os queremos proponer un itinerario a pie, de cierta dificultad, pero para el cual el esfuerzo vale la pena. Se trata de la ruta de las ermitas de Olesa de Montserrat, en la comarca del Baix Llobregat, un itinerario elaborado por el guía excursionista Joan Soler y Gironès. Durante el recorrido conoceréis masías, algunos parajes singulares, especialmente el afloramiento geológico de las Ribes Blaves, pero también las llanuras del Fideuer y de las Carboneres. Ahora bien, uno de los grandes atractivos del recorrido, y ya lo dice el nombre con el que ha sido bautizado, son las tres ermitas que encontramos: Sant Jaume de Castelló, Sant Pere Sacama y Sant Salvador de les Espases. La primera tiene sus orígenes en el siglo XV, y presenta una capilla de una sola nave acabada en ábside pentagonal y un campanario de un ojo; la de Sant Pere Sacama data de los siglos X-XI, y está alzada sobre unas piedras en el extremo nordeste del municipio, en un punto que separa el Baix Llobregat del Vallès Occidental; finalmente, la de Sant Salvador de les Espases, se encuentra aislada encima de unas rocas y era la antigua capilla del castillo de las Espases, documentado desde el siglo X. La ruta de las tres ermitas también permite disfrutar de excelentes vistas, sobre todo cuando se llega a la Creu de Saba, el punto más alto de Olesa.

Qué visitaremos: El Molí d'Oli, que nos muestra la importancia de la producción del oro líquido en la localidad. Concertad una visita en oliolesa.cat.

Pont del Diable
© Xavier Borràs

Cruzando el Pont del Diable

Dice la leyenda que hace mucho tiempo una anciana atravesaba cada día un pequeño puente encima del río Llobregat para ir a buscar agua al otro lado de la orilla. Una noche, una fuerte tormenta se llevó el puente, y la anciana no sabía qué hacer para seguir cogiendo agua. Se le apareció el diablo, que le propuso hacer un nuevo puente mucho más gordo y fuerte con la condición de llevarse el alma y el cuerpo del primero que lo cruzara. La anciana aceptó, y a la mañana siguiente se encontró un inmenso puente que salvaba el curso del Llobregat y el diablo esperándola al otro lado. La mujer, que se las sabía todas, soltó un gato que llevaba en el cesto, y este fue el primero en atraversar el puente. Al diablo, disgustado, no le quedó otro remedio que llevarse el alma y el cuerpo del gato, mientras que la anciana y el pueblo pudieron disfrutar por los siglos de los siglos de un nuevo puente. De la leyenda a la realidad. El emblemático Pont del Diable de Martorell se levantó el año 10 aC como tramo de la Vía Augusta. Todavía se pueden observar detalles de aquella construcción romana: los estribos (con las inscripciones de las legiones que trabajaron ahí), la base y el arco triunfal que da acceso por el extremo oriental del puente, en este caso del siglo II dC y con dos pilastras de orden corintio. En 1289 se hizo una reconstrucción de estilo gótico, con arcos ojivales desiguales, y más o menos dejándolo como lo conocemos ahora. Aunque los arcos fueron destruidos durante la Guerra Civil y el puente se reconstruyó en 1963, se mantuvo el estilo gótico. También conocido como de Sant Bartomeu, el nombre le fue dado por la capilla románica que había al lado del puente, hoy desaparecida.

Cómo llegar: Con la línea Llobregat-Anoia de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Los trenes de las líneas S4 y S8 tienen parada en Martorell Vila-Castellbisbal.

Advertising
Jaciment arqueològic Capellades

Capellades: siguiendo el rastro de los neandertales

En el nean-parc prehistórico de Capellades, en la comarca de la Anoia, encontramos una veintena de yacimientos arqueológicos de varias épocas, desde el paleolítico hasta la edad mediana. Es un espacio de una indudable riqueza arqueológica, a la cual hay que sumar también la geológica y la paisajística, con la Cinglera del Capelló de protagonista. La 'cinglera' es una plataforma de travertino de casi un kilómetro de longitud y 35 metros de media de altura, encima de la cual se sienta Capellades. Los entendidos dicen que el yacimiento de más importancia científica es el Abric Romaní, correspondiente al paleolítico neandertal. La investigación que se está haciendo ha puesto de manifiesto la complejidad de los comportamientos culturales y económicos de los grupos neandertales que ocuparon esta gruta. Eran grupos de cazadores recolectores que establecían sus campamentos, a veces de manera breve, y otras como campamento base a partir del cual explotaban el entorno durante largas temporadas. Que se esté excavando no impide que se pueda llevar a cabo una visita. Primero se ve la exposición temática introductoria, a continuación se proyecta un audiovisual sobre los neandertales que dejaron aquí su huella y después hay una explicación y visualización del yacimiento y del registro arqueológico. Pero esto no es todo: para acabar los visitantes participan en un taller de tiro con propulsor y tiro con arco. Podéis llegar al Parque Prehistórico con el billete combinado que ofrece FGC: incluye el trayecto de ida y vuelta hasta Capellades, desplazamiento en autobús hasta el parque, y entrada al recinto. El billete se vende exclusivamente con reserva previa.

Qué visitaremos: El Abric Romaní, en el Parque Prehistórico de Capellades, área de alto valor geológico y paisajístico y de una gran valía arqueológica.

Món Sant Benet
© Fundació Catalunya La Pedrera

Món Sant Benet Bages

Allí donde se encuentran pasado y futuro, donde conviven un monasterio con un innovador centro internacional de investigación de cocina. Es el Món Sant Benet, proyecto cultural, turístico y de ocio de una gran singularidad situado en el término municipal de Sant Fruitós de Bages. Si todavía no habéis ido, con transporte público lo tenéis la mar de bien: Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) dispone de un billete combinado que incluye el trayecto de ida y vuelta hasta Manresa Baixador con FGC, desde allí ida y vuelta en autobús hasta Sant Fruitós de Bages o Navarcles, y la entrada al monasterio. De la estación de autobús hasta el Món Sant Benet hay un recorrido a pie de un cuarto de hora aproximadamente. El combinado se puede adquirir en las máquinas expendedoras de billetes de cualquier estación de FGC de la línea Llobregat-Anoia. Uno de los platos fuertes –¡nunca mejor dicho!– del complejo es su oferta gastronómica. Hay tres restaurantes, uno con estrella Michelin, y también tiene la sede la Fundació Alícia, centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica en cocina, a la mejora de los hábitos alimentarios y a la valoración del patrimonio agroalimentario y gastronómico. Es posible visitar la Fundació Alícia, así como participar en alguno de los talleres que organiza. También se hacen visitas guiadas al monasterio medieval. Vosotros también podéis pasar la noche en el Món Sant Benet, en el moderno y cómodo hotel del complejo.

Qué visitaremos: El Monestir de Sant Benet de Bages, con una parte medieval y otra modernista, y un campanario accesible con una vista espectacular.

Advertising
La Vall de Núria

Núria, especial todo el año

Son muchas las personas que en los meses fríos del año suben al cremallera de Núria cargadas con esquíes y otros ingenios para deslizarse por la nieve. Pero cuando el blanco le da paso al verde, este valle tan especial también se llena de atractivos, y no sólo naturales y patrimoniales. En la estación de Vall de Núria del Grupo FGC encontraréis, en verano, la posibilidad de practicar el tiro con arco y jugar al minigolf, podréis subir a barcas y canoas y visitar el Cau de la Marmota y la exposición sobre el cremallera. También podréis montar a caballo y a poney, poneros a prueba en el circuito de orientación, visitar la granja... A todo esto, hay que sumar las actividades del Parc Lúdic, donde hay circuito de patinetes, piscina sensorial, cintas transportadoras, juegos de equilibrio, castillo hinchable, rocódromo, tirolina, tubbys, etc. Ya veis que puede ser un lugar ideal para ir con familia, y además estaréis en medio de un paraje de gran belleza, a 2.000 metros de altitud, con la desbordante naturaleza pirenaica por todos lados, y dónde sólo se puede acceder después de una larga excursión a pie o con el empinado y bucólico viaje de 12,5 km del tren cremallera. ¡O sea que nada de humo ni ruidos de motor! Ya veis que son muchas las cosas que podéis hacer, y por lo tanto, es posible que queráis quedaros más de un día. ¡Ningún problema! Podéis pasar la noche en el hotel de tres estrellas del mismo valle. Dispone de 69 habitaciones, equipadas confortablemente. Y quizás no hace falta ni decir –¡estamos en los Pirineos!– que los amantes del senderismo, en Núria tienen un tesoro. Hay un montón de itinerarios que se pueden hacer, desde sencillos e ideales si vais con los más pequeños hasta otros más complicados para los más preparados.

Qué visitaremos: El santuario de Núria, lugar de culto y peregrinación desde el año 700 dC, y donde se conserva la talla románica de la marededeu que da nombre al Valle.
El vell pescador de Picasso
© Picasso

Patrimonio artístico en Montserrat

Desde arqueología del mundo antiguo hasta arte de vanguardia. El Museu de Montserrat acoge una de las colecciones más importantes del país, y aunque es cierto que esta montaña tan especial tiene un montón de atractivos para pasar horas, cruzad algún día la puerta de entrada del centro museístico situado en la misma explanada del monasterio. Los horarios son generosos –abre todos los días del año–, y se expone lo mejor del patrimonio de la abadía. A pesar de que tiene unos orígenes más antiguos –en 1911 fue inaugurado el Museo Bíblico de Montserrat, con materiales arqueológicos, etnológicos, zoológicos y botánicos–, el museo que conocemos hoy abría sus puertas en 1963, con materiales arqueológicos del Próximo Oriente y pinturas del Renacimiento y del barroco. El año 1982 fue importante, puesto que se amplió la colección con una donación de pinturas de los siglos XIX y XX por parte de Josep Sala Ardiz, y también con piezas del arquitecto Xavier Busquets. Declarado por el Parlament de Catalunya museo de interés nacional, paseando por las salas del Museu de Montserrat podréis observar pinturas de Caravaggio, El Greco, Picasso, Ramon Casas, Santiago Rusiñol, Pissarro, Dalí o Julio Romero de Torres, así como esculturas de Josep Llimona, Manolo Hugué o Pablo Gargallo, para citar sólo algunos de los grandes nombres que están presentes. Además, parte del edificio que acoge el museo lleva el sello de Josep Puig y Cadafalch, uno de los grandes arquitectos modernistas. Se puede acceder fácilmente con Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), con los trenes de las líneas R5/R50 que llegan a Monistrol de Montserrat, y ahí se puede enlazar con el Cremallera. ¡Una forma de llegar a la explanada del monasterio que resulta toda una aventura! FGC dispone de diferentes opciones de billetes combinados que incluyen el trayecto y la entrada al Museo.

Qué visitaremos: Aprovechad la estancia en Montserrat para conocer las numerosas esculturas que hay al aire libre, tanto en el camino de la Santa Cova como en el de los Degotalls.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com