Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 16 nombres del Poblenou que hay que conocer

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Rambla del Poblenou
© Abby Narishkin Rambla del Poblenou

16 nombres del Poblenou que hay que conocer

Mujeres y hombres que hacen vibrar el barrio con proyectos innovadores y necesarios

Por Josep Lambies y Ricard Martín
Advertising

No descubrimos nada. El Poblenou ya hace tiempo que es una de las áreas más codiciadas de la ciudad. Pero ¿quién hace que miles de barceloneses se deleiten para ir a vivir o a trabajar ahí? Hemos hablado con algunos responsables de este boom. Algunos han abierto negocios en locales y espacios singulares, mientras otros regentan comercios de toda la vida e intentan resistir el embate gentrificador. Todos impulsan el barrio.

Jorge Alcover, Onair
© Iván Moreno

Jorge Alcover, fundador de la escuela de danza aérea Onair

Qué hacer El Poblenou

Bailarín e interiorista, Jorge Alcover vino al Poblenou para montar una escuela de danza vertical y acrobacias. “Necesitábamos encontrar un local de una altura de pared excepcional y esto aquí, por el pasado industrial del barrio, era posible”, explica. Así nació Onair, en un antiguo taller de reparación de barcos que todavía tiene un emblema naval esculpido en la fachada, con una estructura de vigas ultraresistents, pensadas para sostener el peso de una embarcación. Ahora tienen trapecios, teles y anillas. La puerta es enorme, con franjas azules y amarillas. Entrad, que encontraréis la felicidad.

Xavier Vidal No llegiu
@ Iván Moreno

Xavier Vidal, librero de la NoLlegiu

Tiendas Librerías El Poblenou

Alrededor del mercado, allá donde el barrio tiene su intestino grueso, todos los vecinos recuerdan el día en que la NoLlegiu se trasladó de la calle de la Amistad a su actual ubicación. Para transportar el stock, Xavier convocó una cadena humana que acabó sumando más de 150 personas. Antológico. “Mi obsesión, desde el primer día, ha sido crear una comunidad de lectores”, explica el librero. Ahora, la NoLlegiu está afincada a las antiguas dependencias de la Juanita, una tienda de ropa con casi un siglo de historia. Xavier conservó la marquesina original y en el segundo piso, entre los libros, todavía encontraréis las cortinas amarillas de los probadores, que te rodean como las sábanas de un fantasma. “Soy partidario de preservar la memoria”, dice. Ahora quiere habilitar la tercera planta, para montar una escuela de lectura creativa.

Advertising
Montserrat Rovira
© Iván Moreno

Montserrat Rovira, directora del 'Centre d’Urgències i Emergències Socials de BCN'

Cuando entras aquí, lo primero que ves son servilletas de papel (lágrimas?) y juguetes (niños). Rovira explica que son “un centro único, y que los 78 trabajadores del centro hacen un trabajo vocacional”. Son el último eslabón entre la calamidad y la muerte del más débil. En Barcelona, durante un plazo de 24 y 72 horas, se hacen cargo de la gente que sufre desastres cómo: desahucios, violencia de género, desconchones, homicidios. Si asesinan o muere un cuidador, ellos se hacen cargo de la persona grande o del bebé hasta que lo acojan los Servicios Social. También comunican las muertes. ¿Tan mal estamos? “Sí. Bajo los efectos de una crisis que no sabemos si es provocada o no, los salarios han bajado y han subido los alquileres. Y la gente acepta cosas muy duras de la propiedad privada que no te pensabas nunca que hicieran. Pero por suerte hay gente en en ámbito público con mucha sensibilidad”.

Claudia Costa La Plataforma
© Iván moreno

Claudia Costa, Fundadora de La Plataforma

Arte

Cuando Claudia llegó al Poblenou, esto era una zona de desecherías, sazonada con algún restaurante ruinoso que apestaba a grasa. “Incluso veías pasar bolas de polvo, como en el far west”, recuerda. Hoy podemos decir que fue una visionaria. “La ciudad tenía que expandirse, era cuestión de tiempo”, dice. Reformó una antigua imprenta donde todavía había toda la maquinaria y montó la galería La Plataforma. Desde aquí ha impulsado el Poblenou Urban District, un proyecto que imita el modelo del Wynwood Artes de Miami y lucha para convertir el barrio en un vivero de nueva creación.

Advertising
Max Porta del Van Van Market
© Iván Moreno

Max Porta, codirector del Van Van Market

Qué hacer


De ingeniero industrial ejerció poco: más bien se dedicó a hacer de programador cultural. Ahora bien, su influencia en la fisionomía del barrio es más capital que si hiciese naves: inauguraron el mercado Lost & Found, e Ignasi Bisbe (de la furgoneta Mr Frank & The Butis, primer 'food-truck' catalán) le propuso vender bocadillos. Y recibieron el encargo de montar el primer Van Van Market en la Mercè: tuvieron que salir al extranjero para encontrar 23 camiones. Ahora tienen censados unos 350! Su Van Van Var es un bar inmóvil pero en movimiento constante: cada semana cocina una furgoneta diferente en los metros de cocina que tiene un 'food-truck'.

 

Toni Casares, Sala Beckett
© Iván Moreno

Toni Casares, director artístico de la Sala Beckett

Teatro El Poblenou

Desde que la Beckett ha llegado al Poblenou, es uno de los centros neurálgicos del barrio. El edificio donde se encuentra había sido la sede de la cooperativa 'Pau y Justícia'. Después, en la planta baja abrió una sauna gay con piscina romana que se decía 'Penis', y que acabó convertida en un cementerio de quebradizo. “Este espacio había quedado abandonado y se salvó gracias a la presión vecinal”, recuerda Casaste. La reforma, a cargo de los arquitectos Flores & Prats, se hizo con cuidado arqueológico, velando para no borrar el rastro del pasado.

Advertising
Lucía López Espai Joliu
© Iván Moreno

Lucía López, propietaria del 'Espai Joliu'

Tiendas Sant Martí

Tiene 27 años y estudió diseño en la Elisava. Después se fue a Berlín y se enamoró de un bar del barrio de Neukölln que se decía Roamers, donde había muchas plantas y se practicaba el arte del 'speciality coffee'. Cuando volvió decidió importar la idea. “Mi familia es de Badalona, y para mí el Poblenou siempre había quedado entre mi casa y el centro, a medio camino de todo, así que decidí venir a hacer mi vida”, explica. El 'Espai Joliu' está en las dependencias de una antigua ebanistería. “Cuando cogí el local estaba lleno de serrín, y tuvimos más trabajo limpiando que ninguna otra cosa”, recuerda Lucía. Si husmeáis fuerte, todavía sentiréis el olor de madera recién pasada por la limpiadera.

Minos Digenis, impulsor del Roc35

Restaurantes Cocina creativa

Este arquitecto de Atenas –el primer Erasmus de la Politécnica de Milán, en 1993– está en el Poblenou. En el año 2000 puso un despacho y después el Oven, un restaurante revolucionario porque fue de los primeros de pública concurrencia con estilo loft neoyorquino. Ahora su paso es igual de osado: el Roc35, una antigua fábrica de harina reconvertida en espacio gastronómico multidisciplinario. No es un restaurante, sino una cocina multifuncional donde se hacen “clases, encuentros, catas, de una manera mucho más cálida y cercana que en una escuela”. Su objetivo es “ser un espacio de referencia en la difusión de la cocina mediterránea”.

Advertising
Team Royal 24 h

Carlos Elgueda, propietario del parking de bicicletas Team Royal 24 h

Este chileno, que en su país era ciclista profesional, llegó a Valencia en el 2000 para hacer de transportista. En 2012 quería volver a casa, pero su sobrina le pidió que se quedara para hacer de padrino de comunión. Mientras tanto, que le robaran la bici tres veces a su hija le dio una idea de negocio: parking de bicis. La clientela es heterogénea, y por 15 euros al mes o 150 al año ofrece un servicio de 7 a 24 h, 365 días al año, aunque también sirve de trastero. “Vivo en función del negocio”, que también es taller y tienda –convierte bicis de carrera en urbanas, preciosas–. “Sólo podría vivir en el Poblenou, saco la silla a la calle y es cómo estar en mi pueblo”, añade.

Ciutat de Granada, 32B. T. 93 009 46 86. www.teamroyal24h.com

César Berraz, propietario de la tienda de cómics Mr Brown Store

Arte Arte contemporáneo

De profesión, Salvador -propietario– es emmarcador. Hace años, él y su mujer Kelly compraron el antiguo edificio de Metales y Platerías Ribera, indentificable por el reloj de la fachada, para montar su taller. Pero la cosa acabó tomando otro rumbo. Ahora tienen los bajos alquilados en un gimnasio donde dan clases de defensa personal. Ellos viven en uno de los lofts. Y en el portal de al lado han abierto Industry, un negocio peculiar donde, entre otras cosas, recuperan los moldes de fundición de la fábrica que encontraron amontonados en las buhardillas. Son piezas preciosas, pintadas con colores muy vivos: hay rojas, azules y amarillas.

Simón García, propietario del bar Mónaco

Bares y pubs

Es una figura oracular del Poblenou, con la camisa remangada y un delantal incrustado en la cintura. Nació en un pueblo de Soria, y a finales de los 60 vino a probar suerte a Barcelona con su hermano gemelo. Primero montaron una cafetería en el Paralelo, justo delante del Bagdad. Poco después, Simón abría su propio bar en la calle Pallars y le puso Mónaco, en honor a la princesa Carolina, la hija de Grace Kelly, un amor platónico de juventud. En los orígenes era un restaurante de menú obrero para los trabajadores de la zona. Ahora, encontraréis un templo del billar que huele a cerveza y cacahuetes. “Durante un tiempo, este fue un barrio muy peligroso, y yo he pasado muchas crisis, pero he salido adelante, porque esto de la barra lo llevo en la sangre”, explica, entrañable y amistoso.

Toni Felís, del Monopol

Bares y pubs El Poblenou

En la rambla del Poblenou está la sede histórica del 'Club Esportiu Monopol', un lugar que ha resistido la erosión del tiempo y se mantiene insobornable. Se fundó en 1928, y en las paredes hay copas y medallas con medio dedo de polvo que nos recuerdan victorias pretéritas. “Durante mucho tiempo, desde el club se trabajaba para sacar a los niños de la calle a través del fútbol, y por aquí verás unas cuántas fotografías que lo documentan”, dice Toni. Desde mayo del 2014 está en frente del local social, promoviendo nuevas actividades. Ahora hacen jams de swing, sesiones de microteatro y ligas de futbolín. Tienen barra y cocina, para llenar el pap, y también una terraza cerrada al público por falta de licencia, donde apenas han empezado a cultivar un huerto urbano, con hierbas aromáticas y tomateras.

Advertising
Alimentación Lombarte

Josep Lluís Lombarte, tendero de Alimentación Lombarte

Su colmado es un pistolero de Peckinpah: el último de una raza. Encajonado entre grandes cadenas de supermercados y pakis 24 h, se enorgullece “de vender productos de alta calidad al mismo precio que el súper”. En sus escasos metros cuadrados hay una charcutería más que decente y una selección de productos –amasa prèmium, conservas, lácteos...–que es un resumen hecho con buen gusto de una gran superficie. Abierto en 1951 (“tuve la suerte que la madre parió en la clínica, pero hasta que el ecosistema no mejoró vivimos en la tienda”), Alimentación Lombarte es el autoservicio más antiguo de Sant Martí, y se ha agrupado con cien comercios de toda Cataluña “para hacer frente”.

Marià Aguiló, 95. T. 93 309 18 33.

 

Nomad Coffee
© Keith Isaacs

Te despiertan

Restaurantes Tiendas de café Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Jordi Mestres, tras siete años viviendo en "barrios periféricos londinenses como Brick Lane, en Barcelona sólo podría vivir en el Poblenou", explica. Mestres estudió diseño en la Elisava y emigró a Londres. Allí, descubrió el mundo del café de especialidad, y tuvo su propia carreta itinerante, el Nomad. De regreso a Barcelona, y en un tiempo récord -ni apenas cuatro años-, estableció Nømad -tostadores de café, cafetería, venta mayorista y minorista, escuela- como zona cero del café de especialidad en Cataluña.En Coffee Lab & Shop experimentan con el café y los clientes podéis ir a probar los cafés preparados de muchas maneras, como el espresso, flat white, V60, aeropress, cold brew o cold drip. Y en Roaster's Hombe de Poblenou reciben café verde de todo el mundo, lo prueban y lo tuestan y hacen formación y distribución a restaurantes y cafeterías. También tienen una cafetería en Joaquín Costa, 26, el Nomad Everyday.

Advertising
Vernita
©Maria Dias

Te viste

Tiendas El Poblenou

Quien no tenga hijos, desconoce el suplicio de la vuelta a la escuela: batas, sacos de ropa, sombreros... Todo personalizado con el nombre de la criatura. Nacha de Muro, diseñadora gráfica argentina –llegó a Barcelona para un máster de diseño digital– y dos socias más tuvieron el acierto de abrir Vernita Studio&Shop, una tienda textil de complementos hechos a mano por ellas (bolsas, fulares, mantas, baberos...) para quienes no se resignan a la cutrez en serie de multinacionales de bragas a dos euros. “Damos soluciones personalizadas y las prendas de ropa que vendemos son de producto local y artesano”. También tienen un estudio con clases de costura para niños y adultos. ¿El nombre? Por Vernita Green, la asesina retirada de 'Kill Bill'.

El Santet
© Maria Dias

Te alimenta

Restaurantes Catalana El Poblenou

El Santet, feudo de David Bueno, es una de las terrazas más populares, siempre impracticable a la hora del vermut, situada justo delante del cementerio y consagrada en la memoria de uno de sus difuntos: Francesc Canals y Ambrós, más conocido como 'el Santet', un chico enfermizo que murió en 1899, a la edad de 22 años, envuelto por una leyenda esotérica. La gente decía que tenía poderes premonitorios y la capacidad de sanar a los tullidos, y por eso todavía hoy la tumba donde lo enterraron está llena de exvotos. En las cartas del Santet, su cara pálida con ojos hundidos de cadáver os vigila. Quizás el éxito del bar tiene algo a ver con los pactos con el más allá. Por cierto, pedid el fricandó con setas.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising