0 Me encanta
Guárdalo

Bares y otros lugares para trabajar fuera de la oficina en Barcelona

Barcelona está llena de sitios donde trabajar es un placer: cafés, tiendas, bibliotecas... ¡Os los descubrimos!

© Iván Moreno
Espai Joliu

No querréis volver al despacho a trabajar cuando descubráis todos estos lugares de Barcelona donde, además de trabajar, os sentiréis como en casa. ¡Cafés, librerías, bibliotecas y otros espacios donde estaréis mejor que en la oficina!

Espai Joliu

La propietaria tendrá que desalojaros con una manguera antidisturbios. Destaca el interiorismo rústico, berlinés, y una atmósfera de serenidad que bajaría las pulsaciones a Charlie Sheen. Podría ser un café o una galería de arte o una tienda de cerámicas... o todo a la vez. La mesa comunitaria es milagrosa, la abundancia de plantas se agradece y la calma se mastica. También ofrece bocadillos vegetarianos, café de Nomad Coffee, pasteles orgánicos y wifi. Bienvenidos a la mejor oficina del Poblenou.

Leer más
Sant Martí

Wer-Haus

Tienda de ropa. Galería de arte. Librería. Restaurante. Café. ¡Y oficina! Wer-haus es una 'concept store', el término que ahora utiliza la modernidad para definir la clásica navaja suiza multiuso, un espacio donde podrás pasar todo el día sorbiendo café top, comiendo y bebiendo cosas sanísimas y trabajando con el ordenador hasta que bajen la persiana. Líneas claras y minimalistas, buena música, mesas amplias, wifi y plantas. Si os consideráis del género modernillo, os recomiendo que llevéis un babero para secaros la baba.

Leer más
Barcelona

Coco Coffice

Dicen que son un coworking-café, un nuevo concepto pensado para trabajadores nómadas, freelance y estudiantes que necesitan un espacio temporal como lugar de trabajo o reuniones o simplemente para leer tranquilamente. Os podréis quedar una hora, dos, tres, un día, una semana...Al entrar apuntarán la hora de vuestra llegada y después solo tenéis que escoger el espacio que mejor vaya según la actividad a desarrollar. Tendréis a vuestra disposición la cocina con café recién hecho, tés, agua, fruta y snacks. Cuando acabéis, pasas por recepción y pagad según la duración de vuestra estancia. ¡Más facilidades, imposible!

Leer más
Advertising

La Esquina

La mesa comunitaria de este bar del centro de la ciudad es cálida, porosa, se arrima con firmeza y sensualidad a la base del ordenador. En este restaurante se estaría como en el útero materno, si el útero materno fuera un local hipster. La Esquina es un espacio amplio, relajante y luminoso que sirve café de autor, tiene un menú de mediodía cojonudo, prepara zumos de todo tipo, vende pasteles artesanos y regala un wifi finísimo. Si queréis combustible para la cabeza, id directos al bikini de la casa: un orgasmo de colesterol que os insuflará más energía que una garrafa de Red Bull.

Leer más
Dreta de l'Eixample

Biblioteca Sant Pau-Santa Creu

¿Tranquilidad en el Raval? Encontraréis antes un poni en patinete, pero siempre podréis recurrir a este santuario de las letras. La Biblioteca de Sant Pau es el oasis perfecto cuando os espera una sesión de trabajo o estudio de muchas horas. Os podéis hacer socios en cinco minutos, sin pagar un euro, y disfrutaréis de silencio total, wifi potente, ordenadores y una miríada de libros de consulta. Además, el espacio ocupa una parte del extinto Hospital de la Santa Creu: de noche, los vigilantes han visto los espectros de antiguos pacientes cogiendo libros de Paulo Coelho.

Leer más
Eixample

Laie / Babelia

Recomendado

No se me ocurre mejor lugar para trabajar, estudiar o pensar que una librería. La Laie es una librería con un magnífico café; el Babelia es un cafetería con una magnífica librería. En la terraza cubierta de la Laie, es habitual ver gente sumergida en la pantalla de retina de su portátil. Parece un lugar hecho para trabajar, como el Babelia. Aquí los ordenadores portátiles salen como setas de las mesas. Además, se trata de un reducto relleno de libros de segunda mano que se pueden leer y comprar. Por cierto, cafeína premium a vuestra disposición si queréis mantener el cerebro bien excitado.

Leer más
Dreta de l'Eixample
Advertising

Federal Cafè Gotic

No os confundáis de Federal Café: el de Sant Antoni no es tan cómodo para trabajar como el del Barrio Gótico. Situado en un enclave protegido del ruido guiri, este espacio de líneas nórdicas os hará desarrollar una psoriasis galopante cada vez que piséis una oficina convencional. Bienvenidos al Valhalla del autónomo: por la tarde, los ordenadores portátiles imponen su dictadura. Y es que el café es superior. La comida, healthy. Y el wifi, por la patilla... ¡Para que después os quejéis de los hipsters!

Leer más
El Gòtic

Caravelle

Recomendado

En la Barcelona de la 'craft beer' y el 'specialty coffee', el Caravelle es el puto amo. Cada mañana y cada tarde, fuera de las horas de comida y cena, se convierte en uno de los despachos más queridos por la parroquia 'freelance'. Encontraréis calma total, música suave, servicio permisivo y otros ítems fundamentales para trabajar a gusto: wifi de calidad, café cósmico, matcha latte y, si es necesario inspiración, un Bloody Mary que dejaría Hunter S. Thompson aullando en posición fetal. La mesa comunitaria, rebozada de luz, es una epifanía para autónomos.

Leer más
El Raval

Biblioteca El Clot - Josep Benet (edificio DHUB)

Tiene sólo tres años de vida, pero su ubicación al margen del bullicio y sus comodidades ya la han convertido en uno de los secretos mejor guardados para los cazadores de oficinas móviles. Evidentemente, necesitaréis el carné de la Red de Bibliotecas Municipales de la Diputación para disfrutar de este spa para cerebros en ebullición. Si no tenéis ordenador, no hay problema, también tiene un espacio multimedia con quince ordenadores que podréis reservar para consultar lo que necesitéis, no para jugar al solitario o visitar el Facebook de vuestra ex.

Leer más
El Parc i la Llacuna del Poblenou
Advertising

Trópico

Si evitáis las horas de comida y los brunchs del fin de semana que tanto gustan los guiris, triunfaréis. Olvidaos de la sala de la entrada; lo importante está en la sala interior, con una vidriera que escupe luz diurna sobre las mesas de madera: anchas, cálidas, perfectas para acoger vuestro caos de papeles y libros de consulta. ¿Combustible para la materia gris? Buenísimo café, tés de todo tipo y la joya de la corona: los mejores zumos de Barcelona con diferencia. Que sí, pesados, que también tienen mesa colectiva y wifi gratuito.

Leer más

Críticas y valoraciones

0 comments