Ideas para pasar la ola de calor

¡Que no cunda el pánico! Se puede combatir este calor insoportable y lo demostramos con todas estas ideas y trucos

Los medios de comunicación le dedican minutos y páginas a hablar de ella. Es la ola de calor. La que os quita el sueño, la que hace que sudéis las 24 horas del día, que se pueda freír un huevo sobre vuestra piel y la que provoca discusiones constantes por el aire acondicionado en casa y en la oficina. Pero no os preocupéis, creemos que podemos luchar contra ella con métodos sencillos. ¡Ella es fuerte, pero nosotros somos más listos!

Hidrátate

Hidrátate

Es el consejo más básico, pero parece que cada año tiene que aparecer el experto de turno para recordarnos que es fundamental beber mucho líquido durante estos días de calor asfixiante. La hidratación es básica pero al menos que sea con algo sabroso. Nos decantamos por la horchata –pero la más natural–, así como por los granizados –en L'Eivissenca de Horta os servirán uno de pomada como si estuvierais en Menorca– sin olvidarnos de los zumos y batidos y los helados, nuestros grandes aliados.

Cultura que refresca

Cultura que refresca

No queremos renunciar a la cultura ni por esta canícula puñetera. Además, cines, galerías de arte, museos y teatros son lugares ideales en los que refugiarse tanto cuando hace frío o llueve como cuando Lorenzo aprieta fuerte. Echadle un ojo a los estrenos de la cartelera o a nuestras películas recomendadas y os aseguráis un mínimo de dos horas de alivio. Si preferís el teatro, la ciudad está llena estos días de buenas obras y lo mismo pasa con las galerías –además son gratis– y los museos.

Advertising
Remójate

Remójate

Lo tenéis comprobado, la única forma que tenéis de pasar el calor es bajo el agua. Por suerte, estáis en la ciudad indicada, ya que tenemos playas y piscinas para escoger. Si no queréis moveros de Barcelona, tenéis un litoral entero para vosotros –a compartir con los turistas, claro– pero si no os importa coger el coche o el tren también encontraréis calas perfectas para pasar el día. Si la arena no es lo vuestro, tenéis piscinas descubiertas en las que remojaros y otras específicas si vais con niños, donde ellos disfrutarán a lo grande y los padres estarán tranquilos.

Bajo cero

Bajo cero

Opción solo para los más resistentes, o para desesperados. ¿Lo habéis probado todo y no hay manera? Llega el momento de ir a por todas y dirigirse hacia Invernalia. Esto no es ni más ni menos que el Ice Bar –los guantes y la chaqueta los ponen ellos–, el metro –una parada es suficiente para tener estalactitas entre los dedos de los pies– o cualquier tienda o centro comercial. ¡Y podéis aprovechar para ir de rebajas!

Advertising
Salid cuando cae el sol

Salid cuando cae el sol

Si quedarse en casa abrazados (o abrasados) al ventilador no entra en vuestros planes, podéis salir a la calle por la tarde/noche. La actividad cultural no cesa y la temperatura desciende. Las propuestas son diversas, desde cine al aire libre en el castillo de Montjuïc, el CCCB o la playa de Sant Sebastià, por ejemplo, a conciertos en los parques de la ciudad. Podéis rematar la noche con un cóctel refrescante ¡y a dormir como unos benditos!

Si te mueves, que sea en el agua

Si te mueves, que sea en el agua

No seremos tan kamikazes de enviaros a hacer deporte bajo el sol, ¡pero sí en el agua! De esta forma matamos dos pájaros de un tiro, os ponéis en forma y os remojáis. Tenemos más de 4 kilómetros de arena en los que plantar la toalla pero también donde hacer yoga, jugar al frescobol –en Brasil es muy habitual–, a voley o a fútbol e incluso practicar artes marciales y con el agua a pocos metros para aliviar el calor. Si tenéis alma de pez, ¿os animáis con el salto de trampolín o el paddle surf?

Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments