1 Me encanta
Guárdalo

Las mejores piscinas naturales de Cataluña

Una selección de las piscinas naturales catalanas que triunfarán en verano

La Fontcalda

En medio del bosque, en una cala totalmente escondida de la multitud y las cámaras turísticas o, en algún punto de las diversas rieras por todo el territorio, encontramos pozos y piscinas naturales. Espacios, y dejadnos ser cursis, de una belleza incomparable. Quizás porque a diferencia de algunas playas, la huella del hombre aún no es del todo evidente. O, si lo es, está bien disimulada. Hemos hecho una selección de nuestras piscinas naturales preferidas. ¡Disfrutadlas y sobre todo respetadlas y ayudad a su conservación!

La Fontcalda

La Fontcalda

La Terra Alta acoge la que quizás es la piscina natural más conocida de Cataluña. Y su nombre no es en vano: ¡su temperatura se sitúa en los 38 grados! Situada entre las sierras de esta comarca, la Fontcalda en realidad son siete piscinas que se forman a partir de la llegada del río Canaletes a un desfiladero. Tomad la carretera entre Gandesa y Benifallet... ¡y habréis llegado!

Gorg Blau

Gorg Blau

Entre Oix y Montagut, en una zona bastante popular entre los amantes de la escalada y el senderismo, encontramos el Gorg Blau. Una cascada con una piscina natural a los pies de agua heladas y de un azul tan intenso que es imposible apartar la mirada. El camino de acceso, por cierto, también vale mucho la pena. Eso sí, aunque no es uno de los más populares de la zona, es probable que siempre encontréis a gente. Poca, pero no estaréis solos.

La Gorguina

La Gorguina

¿Lugar? Baix Camp. Concretamente entre Vilaplana y La Febró. Tendréis que caminar más de cinco kilómetros para llegar, pero lo vale. Y mucho. La recompensa es espectacular: una cascada que crea una piscina natural rodeada de rocas. ¡Una gran excursión!

Advertising
Niu de l'Àliga

Niu de l'Àliga

En el entorno natural de Alcover (Alt Camp) se encuentra la pequeña cascada del Niu de l’Àliga, con el agua que viene directa del río Glorieta. En su momento, el agua servía para mover molinos y acabó creando esta balsa rodeada de vegetación. La prominente roca que se eleva, a través del tiempo y del deterioro, ha acabado originando el nombre de este entorno natural. Se llega desde el Mas del Forés a través de un camino tranquilo y que es ideal para hacer en familia.

Pozos del Torrent de la Cabana

Pozos del Torrent de la Cabana

No podía faltar. Los siete pozos de Campdevànol, cerca de Ripoll, son de los más conocidos. Y con razón. A medida que avanza la ruta, popularmente conocida como ‘Itinerario de los pozos de la Cabana’ y de poca dificultad, te vas encontrando pozos con sus correspondientes piscinas naturales. En 2015 se aprobó una nueva normativa reguladora medioambiental con el objetivo de salvaguardar este espacio privilegiado y de momento, todavía está prohibido bañarse. Eso sí, la ruta y el paisaje vale mucho la pena.

Piscina Es Cau

Piscina Es Cau

De acuerdo, es una piscina artificial. ¡Pero no nos diréis que no parece natural! Este pequeño paraíso entra la playa Fonda y la de Fornells, fue creado hace más de cincuenta años por la comunidad de apartamentos del mismo nombre y, de hecho, es privada. Eso sí, si no fuera porque se ve claramente que el agua procede del mar, a través de una bomba de agua, está tan bien integrada en el entorno que parece totalmente natural. Pero a no ser que os alojéis allí, no os podréis bañar. Pero vale la pena desviarse un poco del camino de Ronda aunque solo sea para hacer una foto porque es alucinante.

Advertising
Cala Bramant

Cala Bramant

Más conocida como Cala de los Enamorados, este pequeña cala es una especie de cercado de mar que se enrosca rodeando el mar y formando, ahora así, una pequeña piscina natural. No solo es un rincón idílico y bastante tranquilo, también ofrece unas vistas alucinantes de Llançà, el Port de la Selva e, incluso, el Cap de Creus. Una pequeña y desconocida joya. Para llegar es mejor ir en barca o kayac a través de una apertura que la enlaza con el mar, pero si os atrevéis también podéis acceder a pie. Con buen calzado, eso sí.

Estanques del Borró

Estanques del Borró

Los cuatro estanques escalonadas que nos ofrece el río Borró son los puntos donde este torrente, mayoritariamente subterráneo, aflora a la superficie. Los habitantes de Sales y los municipios cercanos siempre han ido durante los acalorados veranos de la Alta Garrotxa y el nudismo está bastante institucionalizado. Para llegar, como mínimo a las más bajas, es suficiente con acceder a Sales y seguir las indicaciones por la carretera. Para acceder a la superior y más honda, llamada el Gorg Blau, vale la pena hacerse un mapa de senderismo especializado o preguntar a los cazadores. También podéis consultar a algún lugareño, pero no a todos les gusta que los forasteros disfruten de este paraje mágico y silencioso. Estáis advertidos.

Críticas y valoraciones

0 comments