Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Tapeo: excelentes tapas en el Born de Barcelona

Tapeo: excelentes tapas en el Born de Barcelona

No es una trampa para turistas: Tapeo es una barra de alta cocina popular

Por Ricard Martín |
Advertising

Para cruzar la calle de Montcada, hay que ir de perfil y dejar el bolígrafo en la entrada. Y cuando el Museo de las Culturas del Mundo entre en acción, quizá habrá que habilitar una tirolina para los locales. Ahora bien, el tramo final de la arteria del Born tiene dos poderosas razones para meter codo para abrir el mar Rojo turístico. Una, novedad, es la apertura de la Bodega la Puntual (Montcada, 22). La segunda razón en cierto modo también es novedad: porque aunque Dani Rueda abrió su local hacer cuatro año, quizá para el barcelonés una barra en el Born que se llame Tapeo causa desconfianza instintiva. Mal hecho. A primera vista, la gesta más superficial de Rueda -fue jefe de cocina en el Tapaç24- es dar bien de comer y rápido en el Born por unos 20 euros.

Ahora que es tendencia comer en el bar, Rueda rechaza la etiqueta gastrobar: "He pasado las vacaciones en Andalucía y allí los bares de tapas son bares de tapas. Allí esto del gastrobar no funcionaría, y aquí quizá ha funcionado demasiado". Como dice él, "la sal y la alegría está en la barra, el taburete alto y un servicio rápido". En el Tapeo encontraréis todo esto. En el lado estratégico de la barra, Rueda blande la sartén, lo controla todo y gracias a una puesta en escena trabajadísima, los platos salen con un intervalo de cinco o seis minutos.

Tapas psicoestéticas
En la carta del Tapeo encontraos la explotadísima pentalogía de rusa-bravas-croquetas-buñuelos-bomba ("hay que hacerlas, aunque esté harto") pero sobre todo dos apartados, Clásicos del Tapeo y Tradición Catalana, que, expandidos y con la mesa puesta, darían para montar un restaurante cojonudos de cocina catalana.
Rueda, que aprendió a cocinar en La Dama, ha puesto en práctica "las clases de psicoestética aplicada a la cocina que impartía Josep Bullich", explica: el bicho entero, diseccionado y relleno, te lo comes de pies a cabeza.

Un formidable y delicioso ejemplo son los calamares a la catalana, rellenos con el sofrito, que son el plato más caro del restaurante, 12 euros (nada del otro mundo en un barrio donde, si miras las cartas, te encuentras con barbaridades como un cubano que vende ropa vieja a... ¡15 euros!). "Si te fijas -rememora Rueda-, todo eso de los restaurantes de fusión en el Born ya se ha acabado. El éxito de este negocio es que, por mesa, una pareja se pueda gastar entre los dos 30 euros y otra 80, pero tirando la casa por la ventana". Un puerro confitada y a la plancha, con olivada, espectacular y entero, también demuestra que el ideal psicoestético se puede aplicar a las verduras.

Vale la pena reservar la sala del fondo a la derecha, escondida, donde se puede estar con calma. Es donde se disfruta mejor de oficio de Rueda, tradición catalana con pequeños toques de innovación, que nunca esconden la receta madre, con platos como unos canelones de butifarra rustida y setas o pollo de corral con soja y jengibre. Otro motivo para acercarse es el pellizco de nostalgia placentera cuando te das cuenta que estás comiendo donde estaba el Pizza Nostra, añorado pionero de la pizza al corte, donde todo barcelonés que tenga más de treinta años habrá cenado alguna vez.

Me siento en la barra antes de la una y ya hay cuatro asiáticos madrugadores. "Estamos luchando para trabajar con gente de aquí, y los que cocinan para gente de aquí se matan para atraer al turista", reflexiona Rueda. Y yo pienso que el japonés que tenga contacto por primera vez con la tapa de esta barra, ya se puede dar con un canto de una piedra del monte Fuji. Porque si lo hace en la Rambla, quizá pensará que es la cocina de una galaxia diferente.

Más buen tapeo en el Born

Restaurantes

Elsa y Fred

Otro sitio ideal para reconciliarse con el concepto de platillos en el Born, en Rec Comtal, 11. No es el mejor sitio para una cita romántica, pero tiene espíritu de fonda acogedora y una cocina a la altura de las circunstancias.

Restaurantes

Bar Àngel

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Sus culos porcinos colgados en la pared, mucho antes que los de DiverXO, ya dan pistas: en esta pequeña barra manda el cerdo de gama alta, con una carta corta pero donde todo apetece.

Advertising
Restaurantes, Catalana

Bar del Pla

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Encontraréis una caña bien tirada, a la madrileña, que es el preludio de las delicias que les han hecho famosos, como su excelente rabo de buey y foie gras.

Más información

Restaurantes, Cocina creativa

Tapeo

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Tapas clásicas muy bien elaboradas y platos de cocina catalana de toda la vida con un giro de creatividad. Esto es lo que ofrece el Tapeo, y la verdad es que en un lugar como la calle Montcada, epicentro guiri, lo hace a un precio que cuesta de creer. Esto no es una trampa para turistas: es un bar de tapas de primera: al frente hay Dani Rueda, quien fue jefe de cocina del Tapaç24. Canelones de morcilla, calamares a la catalana, judías de Santa Pau ... Pedid por el comedor, más tranquila que la barra, claro.

También te gustará

Bares y pubs

Bares con tapa gratis

Descubrimos los locales más generosos de la ciudad, ¡los que acompañan la bebida con una tapa gratis! Reconozcámoslo: Barcelona no es Granada ni Madrid. No sabemos por qué, pero la agradable costumbre de recibir una tapa cuando pides una cerveza no se estila mucho en nuestra ciudad, hasta tal punto que algunos locales llaman tapa a un insignificante plato de pipas o frutos secos con extra de sal. Pero en la ciudad todavía hay algunos bares que nadan a contracorriente, locales donde podréis probar con cada caña diferentes propuestas gastronómicas por vuestra cara bonita, o simplemente porque quieren que te quedes a tomar otra. Llenad el estómago mientras os tomáis unas cañas en algunos de estos bares de la ciudad: ¡los más generosos de Barcelona! Ambiente del Sur La unión de un catalán y un granadino trajo a la ciudad el Ambiente del Sur, uno de los primeros bares en ofrecer tapas de calidad gratis con sus cañas. Al más puro estilo andaluz, cada caña (1,80 €) llega acompañada de una tapa diferente, casera, generosa y con algunas propuestas –como la excelente tortilla de patatas de Luis– que os darán ganas de pedir otra cerveza para descubrir la tapa siguiente. El trato, además, es muy agradable y siempre está lleno de gente joven. ¡Un imprescindible de la tapa gratis en Barcelona! Gata Mala La caña Moritz del Gata Mala es de doctorado Honoris Causa. Vale la pena visitar esta lata de sardinas solo por probar sus probetas de cebada catalana, pero también ayuda que con la cervec

Bares y pubs, Bares de tapas

Los mejores bares de tapas

Para muchos son una religión y una excusa para reunirse con amigos y pasar un buen rato. En estos bares encontraréis algunas de las mejores tapas de la ciudad Quimet i Quimet Lo dicen todas las guías del mundo y siento repetirme pero Quimet y Quimet es, bueno, para que te salten las lágrimas. Tienen cerveza propia, sirven el mejor vermut de grifo del planeta y ofrecen una variedad de vinos que llega hasta el techo. Todo este cúmulo de felicidad acompaña a unas tapas que harían resucitar a los muertos. La Esquinica Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular de Nou Barris. No aceptan reservas (hay que coger número y esperar un rato en la calle con un letrerito que pone «salica de espera» colgando de un platanero). Camareros geniales. El Xampanyet El cava y el vermut riegan las tapas sencillas pero efectivas de este sitio que acoge tanto a turistas como a nativos. Las Delicias Poca gente va al Carmel si no es porque vive allí, y es una lástima porque hay más sinceridad es sus calles empinadas y en sus casas excavadas en la roca que en todo paseo de Gràcia. La terraza del Delicias se sujeta de milagro. Nace torcida y termina de la misma manera porque, como todo en el Carmel, está en una cuesta. ¿Y qué importa? Las desgracias se olvidan con un boquerón en la mano. Hacen unos calamarcitos buenísimos, ensaladas rusas de campeonato, bravas y una lista de tapas que siempre sirven con generosidad. Desde sus sillas se ve la entrada al parque del Guinardó. Podréis hac

Advertising
Restaurantes

Los 50 mejores restaurantes

Barcelona es una de las mejores ciudades del mundo para comer y beber. Esto lo sabemos quienes vivimos aquí, y también los profesionales de la gastronomía que año tras año premian nuestros fogones con distinciones que alzan la ciudad en el podio de la buena comida internacional. La oferta es variada, de calidad, monumental: desde el pequeño bar de tapas de toda la vida, hasta los restaurantes con estrellas Michelin. Aunque el reto es difícil, nos hemos propuesto seleccionar los 50 mejores restaurantes, aquellos con los fogones más fiables de la multitud de buenas mesas barcelonesas. No le demos más vueltas: aquí tenéis los 50 restaurantes que no os fallarán nunca. Buen provecho. Lo más visto 20 cosas para hacer en Barcelona Cuando se viaja, uno de los objetivos es aprovechar al máximo el tiempo y volverse a casa con la sensación de no haberse perdido nada de lo más importante de la ciudad recién descubierta. Es una tarea complicada, lo sabemos, por eso os vamos echar una mano con esta selección de las 20 cosas que puedes hacer en Barcelona. Si se os quedan muchas en el tintero siempre podéis venir una segunda vez. 1. Pasea para descubrir la ciudad Barcelona es una ciudad grande, pero tiene un tamaño perfecto para conocerla a pie. Olvidaros por un día del metro o el autobús turístico y recorredla dando bonitos paseos y cogiendo fuerzas en su amplia oferta gastronómica. Podéis optar por visitar los edificios y parques más importantes de la ciudad como la Ciutadella, el parque

Restaurantes, Catalana

La mejor cocina catalana

'Capipota', buñuelos, escalivada, arroz a la cazuela, pies de cerdo...  Si leer los nombres de estos platos os hace salivar, sentaos en las mesas de estos 15 restaurantes que os llevarán al cielo de la cocina tradicional catalana Cal Boter Restaurante de gran tradición en Gràcia, con un trato excelente y un bacalao a la llauna para chuparse los dedos. El menú de mediodía és de mucha calidad. Reservad los fines de semana, que está abarrotado. No encontraréis ninguna sorpresa, pero sí una excelente cocina catalana, y variedad de platos de butifarra: esparracada en un 'trinxat', colgada para secar o el más común y glorioso destino: a la brasa. Casa Delfín Casa Delfín se hizo un buen lifting general hace poco tiempo, al cambiar de propietarios. Pero hay cirugías que mejoran las facciones y apenas se notan. Ahora es un local que, aunque mantiene el aspecto de restaurante, es más dinámico, tiene una carta tradicional pero más diversa y su terraza es un bien de Dios. Y, como en todo buen bar-restaurante de barrio, tiene un horario continuo desde las 9 de la mañana hasta medianoche, y los viernes y sábados hasta la una de la madrugada. Perfecto para llevar a aquellos amigos de fuera que se encabezonan en probar una paella a media mañana al salir de Santa Maria del Mar. La Cuina del Guinardó Buena cocina todos los mediodías en un casero salón en la primera planta de una charcutería de exquisitos productos. Platos de cuchara, espalda de cordero, callos (cuando hay), el rabo de toro y o

Advertising