Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 6 nuevas librerías que acaban de abrir en Barcelona

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Fahrenheit 451
FOTO: Iván Moreno Fahrenheit 451

6 nuevas librerías que acaban de abrir en Barcelona

La ciudad vuelve a llenarse de espacios repletos de libros: Byron, Fahrenheit 451, Ona, Restory, Finestres... Os los presentamos

Por Borja Duñó
Advertising

Una librería no es solo una tienda donde se venden libros. Una librería es un espacio para pasear, perderse, descubrir. No es una pantalla, no es un algoritmo. Es un lugar físico, con un paisaje frondoso que puede hacer que el tiempo se detenga. Si os adentráis en ellas, dejaréis de oír el zumbido de la ciudad. En silencio, entre los montones de tesoros, buscaréis el vuestro (también encontraréis ayuda: los libreros) y lo hojearéis con tranquilidad, porque tendréis que elegir bien las historias, las ideas y los personajes que os acompañarán durante días o semanas.

Que los libros hacen compañía lo subrayaba un artículo de 'The Guardian' sobre el boom de las nuevas librerías en Barcelona, ​​relacionando el hábito de leer con el confinamiento, aunque muchas de estas iniciativas ya estaban en marcha cuando les pilló la pandemia. Lo que hicieron fue seguir adelante. A pesar de a no tener Sant Jordi. A pesar de que el libro no haya sido declarado bien esencial. A pesar de todo.

'The Guardian' también ha hablado del boom de nuevas librerías en Barcelona

El 2020, pues, ha sido un año de abrir librerías: la Ona Llibres de la calle Pau Claris; la nueva Byron con chimenea; la Fahrenheit 451 donde estaba la Negra y Criminal; la Restory de libros "mejor que nuevos"; la Arts Libris de libros de artista; La Piccola de Sarrià, especializada en cultura italiana; la librería cooperativa Llavors, en Collblanc ... y Finestres, que a pesar de que abrirá en primavera, puso en marcha el proyecto en 2020 con las convocatorias de becas de ensayo y los premios literarios en catalán y castellano.

Hemos hablado con ellas, y todas –grandes y pequeñas– están de acuerdo en una cosa: que haya más librerías en Barcelona suma (será verdad que la oferta genera demanda). Además, cada uno de estos espacios ha nacido con una personalidad muy marcada, diferente, a pesar de haber coincidido en el tiempo. No sabemos si es casual o no, pero el fenómeno llama la atención. Cuando parecía que las pantallas ganaban terreno al papel (el ebook, Amazon, las nuevas formas de entretenimiento que nos roban el tiempo), resulta que el libro renace y se eleva como el ave fénix en medio de una pandemia.

NO TE LO PIERDAS: Las librerías más bonitas de Barcelona

Llibreria Byron
Llibreria Byron
FOTO: Llibreria Byron

Byron

Tiendas Librerías Esquerra de l’Eixample

El nuevo espacio de la calle Casanova nacía en noviembre de 2020 con chimenea –aunque artificial, un buen reclamo– y nombre de poeta inglés. Sus 400 m² acogen 25.000 volúmenes, y el establecimiento quiere ser también un lugar donde estar (la cafetería) y donde pasen cosas (la sala Shelley). La iniciativa es de la editorial Huygens, que a pesar de dedicarse al libro académico, ha querido abrir una librería generalista. "Hay un tipo de compra que requiere más diletància, pasear la vista por las mesas es un placer", dice Mariana Sarrias, la directora.

Concebida como un centro cultural en torno al libro, la Byron quiere ser también una aportación al barrio (San Antoni y l'Esquerra de l'Eixample). "Estamos muy contentos de la buena acogida, muy cálida, la gente ha venido a comprar y a felicitarnos, a decirnos 'que valientes!'", Explica. Encontraréis las novedades "más interesantes" y libros de fondo, también de editoriales independientes y pequeñas, con un tercio de narrativa en catalán, un tercio de narrativa en castellano y un tercio de pensamiento, sin olvidar la literatura infantil y juvenil.

Fahrenheit 451
Fahrenheit 451
FOTO: Fahrenheit 451

Fahrenheit 451

Tiendas Librerías La Barceloneta

La historia de Fahrenheit 451 es maravillosa. Sergio Lledó y Azra Ibrahimovic querían abrir una librería en Sitges, pero los alquileres eran muy caros y no les daban permiso para tener también cafetería. En lugar de desistir, montaron una librería sobre ruedas que se iba moviendo por la ciudad con la idea de "acercar el libro a la gente y combatir las grandes plataformas", dice Lledó. En paralelo, muere Paco Camarasa y la librería Negra y Criminal pasa a unos nuevos propietarios que querían recuperar el local para el barrio. La nueva propietaria, clienta de la 'booktruck', les propone el negocio y el 10 de octubre de 2020 Fahrenheit 451 abre en la Barceloneta.

La nueva librería acoge unos 4.000 volúmenes en unos 60 m². ¿La inversión? "Cero", dice Lledó. "Lo hemos hecho todo con nuestras manos: las estanterías, el mostrador, los expositores ..." Aunque es pequeña, podrá organizar actos y talleres para 40 personas. "Queremos que sea un proyecto cultural y que la gente del barrio pueda participar", explica el librero. "Con la pandemia, se ha demostrado que el libro es importante para no volverse loco", asegura.

Advertising
Restory
Restory
FOTO: Iván Moreno

Restory

Tiendas Librerías Sant Antoni

Pavel Milev y Patricia Acinas, fanáticos de las páginas encuadernadas y clientes habituales del mercado dominical de Sant Antoni, abrieron el 5 de octubre de 2020 esta librería singular junto al Cafè Bar Alegria. "Better than new", reza la puerta, y están empeñados en "dar una segunda vida a los libros". No os esperéis montañas de volúmenes cubiertos de polvo, esto es una librería de diseño y los títulos, aunque de segunda mano, se tratan con un cuidado exquisito, todos bien organizados por temas en estanterías. "Queremos que luzca la belleza del producto", dice Milev.

Entre los 10.800 volúmenes que tienen, encontraréis una buena selección de arte y pensamiento, narrativa universal, hispánica y catalana, ciencia ficción, biografías y sección de infantil y juvenil. Todo marcado con "un rango de precios fijo con pegatina de color: de 2,90 a 39,90 euros". "Mi sorpresa ha sido la cantidad de gente joven que viene a buscar clásicos –explica Milev– y que, encima, se llevan una buena charla con el librero".

ArtsLibris
ArtsLibris
FOTO: Iván Moreno

ArtsLibris

Tiendas Librerías Dreta de l'Eixample

Después de once años organizando la feria del mismo nombre, ArtsLibris ha decidido abrir también como librería en Barcelona, ​​especializada en publicaciones de artista y fotolibros. Lo ha hecho en la galería de Rocío Santa Cruz, que dirige el proyecto junto con Amanda Mauri y Marta Márquez. "La idea surgió durante el confinamiento, cuando tuvimos que anular Arts Libris tres días antes de la edición", explica la galerista.

Son 40 m² al fondo de la galería –con unos mil volúmenes y creciendo– más 40 m² de patio interior, un espacio de lectura al aire libre donde también se organizan presentaciones y proyecciones. "Hay una necesidad de volver a tocar y de tener el objeto en la mano", dice Santa Cruz, que cuando abrió su primera galería en París "ya era de publicaciones de artista" y ahora ha vuelto a la idea original, que se alimenta "de una comunidad de 300 editores, entre Madrid, Lisboa y Barcelona", explica. "Es muy ilusionante –añade–, cada día viene gente nueva y a través de las publicaciones es más fácil entrar en el arte contemporáneo".

Advertising
Ona Llibres
Ona Llibres
Foto: Pepe Encinas

Ona Llibres

Tiendas Librerías Dreta de l'Eixample

La nueva librería Ona abrió en la calle Pau Claris –sí, casi justo enfrente de la Laie– el 25 de mayo de 2020. En una superficie de unos 1.000 m² y bajo el lema "una lengua, mil lecturas", atesora unos 50.000 volúmenes, todos en catalán. El nuevo establecimiento, que ha recibido el apoyo del empresario Tatxo Benet y está dirigido por Montserrat Úbeda, se encuentra muy cerca de la librería original, fundada en 1962, y el espacio invita a pasear.

La entrada conduce directamente a la sala principal, dedicada a la ficción y no ficción, siempre en catalán, aunque de autores de toda procedencia. Lo más espectacular, sin embargo, es la Bookeria, que más que un salón de actos –con una agenda ajetreada– es un pequeño teatro que invita a sentarse y hojear alguno de los libros de segunda mano que descansan en las paredes. Para llegar, se pasa por ArtsLlibres, la sala azul, donde se venden ediciones de artista y se organizan talleres y exposiciones, como la de Joan Fontcuberta con ejemplares quemados de 'Fahrenheit 451' de Ray Bradbury. Merece la pena también visitar la PetitOna, un espacio que invita a los más pequeños a soñar con nuevas aventuras.

Finestres (Marina Espasa, Àurea Perelló)
Finestres (Marina Espasa, Àurea Perelló)
FOTO: Iván Moreno

Finestres

Tiendas Librerías Dreta de l'Eixample

Aún no ha abierto, pero ya ha hecho bastante ruido. La Finestres levantará la persiana esta primavera –antes de Sant Jordi– donde estaba el Monvínic. El proyecto, impulsado por Sergi Ferrer-Salat con su mecenazgo, ya ha iniciado su trayectoria con la convocatoria de dos becas de 20.000 euros para ensayo y dos galardones literarios dotados con 25.000 euros para obra publicada (en catalán y castellano). La 'longlist' de los premios, que aspiran a ser una especie de Booker de aquí, ya se puede consultar; este febrero se conocerán los tres finalistas y, en abril, coincidiendo con la apertura, los ganadores.

Ferrer-Salat quería abrir "una librería para leer, donde pudiera sentarme, como hacía en Boston o Nueva York". En el espacio, ahora en obras, se pueden ver 'renders' de cómo será, lleno de butacas cómodas de estilo inglés. Serán dos establecimientos: uno de 600 m² dedicado a la literatura y el pensamiento y otro, que abrirá en otoño, en la Casa Garriga Nogués, cruzando la calle, con 200 m² de arte, cine, música... Y un quiosco. En total, 50.000 libros con "una apuesta bastante obvia por el fondo, por el libro extranjero y por el gallego, vasco, castellano y catalán", explica la librera Àurea Perelló

Al ser una librería donde se podrá leer, será muy importante el silencio

El equipo de Finestres también lo forman Mireya Valencia, Camila Enrich, Marina Espasa y Kiko Amat. "Era muy importante que las personas del equipo tuvieran independencia, mucha personalidad, criterio, experiencia y un nombre propio", explica Ferrer-Salat. La programación será muy importante y también la web, donde "habrá mucho contenido, con recomendaciones semanales, por ejemplo", explica Espasa. El proyecto quiere ser un "referente cultural de la gente que vive en Barcelona, ​​del todo alejado de las presiones comerciales", dice Ferrer-Salat.

Una terraza con cafetería al fondo y el espacio Diógenes para celebrar recitales, lecturas y encuentros con autores invitan a "pasar el rato", dice Perelló. Al ser una librería donde se podrá leer, será importante el silencio: "no habrá hilo musical, ni wifi para los clientes, lo que buscamos es que la gente esté con los libros", añade.

Recomendado

    También te gustará

      También te gustará

        Advertising