1 Me encanta
Guárdalo

Los 100 mejores bares de Madrid: De tapas

Seleccionamos entre los 100 mejores bares madrileños los más famosos por acompañar cada caña con una tapa abundante, de calidad y recién sacada de la cocina

Si hay una pareja más famosa que Angelina Jolie y Brad Pitt ésa es sin duda la que forman la caña y la tapa. Tanto es así que si al pedir una cerveza ésta no viene acompañada por (al menos) unas patatas fritas nos quedamos decepcionados. Aunque los reyes de las tapas siguen siendo los andaluces, en Madrid también podemos disfrutar de auténticas delicias con cada consumición. Elegimos entre los 100 mejores bares de la ciudad aquellos que acompañan cada cerveza, vino o refresco con sus famosas bravas, un pincho de tortilla único, unas míticas croquetas de bacalao o incluso unas ‘zapatillas’. ¡Que aproveche!

Docamar

Si quieres probar unas de las mejores patatas bravas de la ciudad tendrás que peregrinar hasta aquí, una dirección fuera de la m-30. El secreto se lo reparten las patatas y la salsa especial de la casa. Otras de sus especialidades son la oreja de cerdo o su cazuela de caracoles. Su terraza es una atractiva parada cuando llega el buen tiempo.

Leer más
Quintana

Taberna del Chato

Esta pequeña taberna, situada a pocos pasos de la Puerta del Sol, es el lugar perfecto para parar a tomar una caña y picar algo rico de comer antes de seguir con nuestra ruta por el Barrio de las Letras. Con una cuidada elección de sus proveedores, este bar se ha hecho famoso por sus ‘chatos’ y no precisamente de vino. Sus tapas se sirven en ese característico vaso e incluyen desde salmorejo y pollo al curry hasta ensalada de perdiz escabechada, tartar de bonito con algas o solomillo teriyaki.

Leer más
Barrio de las Letras

Casa Revuelta

Los kilos de bacalao que semanalmente salen de su cocina solo lo saben ellos. Pero la cifra debe ser contundente. Las tajadas, estupendamente rebozadas, no es que sean su especialidad, es que prácticamente son el plato único de esta tasca que mantiene viva la tradición tabernaria del centro de Madrid. Camareros atentos y rápidos, decoración añeja, parroquianos, cañas ejemplares… Firme advertencia: Evitad acercaros los fines de semana (soleados) y las horas punta porque el lugar se llena hasta arriba y la experiencia se vuelve demasiado incómoda.

Leer más
Centro
Advertising

La Caleta

Si quieres disfrutar de la más lustrosa y canónica comida gaditana (del pescaíto frito al queso payoyo o piriñaca) este restaurante es ineludible. Quizás tenga el mejor cazón de toda la ciudad, pero semejante bocado (servido como el resto de frituras en papel de estraza) será solamente la punta del iceberg de un concurrido restaurante, fruto de la profesionalidad y entrega de sus propietarios. A pesar de haberse trasladado a un local mucho más amplio, mantiene la omnipresencia sonora del flamenco y conviene reservar durante el fin de semana.

Leer más
Lavapiés

Casa Labra

Famoso por ser el lugar de nacimiento del Partido Socialista Español en 1879 este legendario bar con sus frontales de madera  merece la pena ser visitado no solo  por su historia sino también para probar su especialidad: las croquetas y tajadas de bacalao.

Leer más
Sol

La Dominga

Si hablamos de Malasaña, el barrio de moda, más céntrico no se puede estar. Pero lo suyo no es oportunismo. Llevan aquí siete años y va para largo. Dar bien de comer y hacerlo como si estuvieras en casa, lejos de cualquier ínfula, es el único secreto. Micaela y Pedro hacen suyos algunos de los platos fundamentales de la cocina española –croquetas, huevos rotos, rabo de toro- y suman a la propuesta sus raíces argentinas y un aire internacional –focaccia, vacío de ternera, gyozas-. La barra suele estar muy animada y todo el mundo busca su hueco entre cervezas y pintxos varios.

Reservar ahora Leer más
Malasaña
Advertising

Lo Siguiente

Una bocanada de aire fresco en la amplia oferta de gastrobares que encontramos en la capital. Lo Siguiente, local de referencia en la zona de Alonso Martínez, se describe así: “Esto no es un restaurante, ni una degustación de la mejor carta gourmet, ni un sitio donde reunirte con tus amigos, esto no es un bar, no es una copa de vino, no es un gintonic after work. Es lo siguiente”. Una descripción que le hace justicia.

Leer más
Alonso Martínez

Txirimiri

Actualmente son cuatro los locales que la cadena tiene abiertos en la capital. Espacios estratégicos y con una espléndida comunidad de fieles; la marca ha logrado convertirse para muchos en un buen plan recurrente. Poseen una oportuna calidad-precio y una carta, que partiendo de los sabores del norte, se adapta a muchos paladares (de las delicias de queso Idiazábal en tempura a nuggets caseros, salmorejo o risotto negro).

Leer más
La Latina

Las Bravas

Decorado en el luminoso naranja característico de la salsa brava, que según dicen, Las Bravas tiene el mérito de haber inventado. Hoy en día, a no ser que te gusten las luces de supermercado, mejor pruébalas en otro sitio.

Leer más
Sol
Advertising

Jurucha

Es una de las barras con mayor predicamento de la ciudad. Los príncipes del aperitivo. Llevan más de medio siglo celebrando y honrando el picoteo (de corte tradicional). Si hablamos de tapas, sus responsables podrían dar unas cuantas lecciones y su carta, con decenas de referencias, las corroboraría todas; de hecho, han editado un libro que recoge todo su recetario. Servicio amigable entre parroquianos y diligente/cordial para los visitantes ocasionales. Bar de familia y decoración espartana. Fundamento y trabajo.

Leer más
Barrio de Salamanca
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments