Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Quinta de los Molinos park
Photograph: Shutterstock

La Quinta de los Molinos y 4 lugares más para ver almendros en flor en Madrid

Te decimos dónde tienes que ir para ver la floración del almendro en todo su esplendor sin salir de Madrid

Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

La floración del almendro es uno de los acontecimientos más espectaculares cuando llega febrero. Y aunque la Quinta de los Molinos, con sus más de 6.000 ejemplares repletos de flores hasta arriba es uno de los más deseados y esperados del año, hay otros rincones de Madrid en los que puedes encontrar almendros y disfrutar del espectáculo del 'hanami' madrileño. Toma nota porque ya han empezado a florecer. 

RECOMENDADO: Lugares insólitos de Madrid

  • Qué hacer
  • Rutas y paseos
  • Ciudad Lineal

Los japoneses llaman 'hanami' a esa costumbre tan arraigada a su cultura de observar la belleza de las flores. Un término que se utiliza normalmente cuando llega la época de floración de los cerezos y los nipones acuden a los parques cercanos a disfrutar de este fenómeno de la naturaleza. En Madrid podemos vivir una experiencia similar en La Quinta de los Molinos. Un parque bellísimo, construído en 1920 por el conde de Torre Arias y que desde 1997 está considerado como Parque Histórico. Tiene más de 21 hectáreas en las que hay plantados más de 6.000 almendros, además de olivos, pinos y eucaliptos, salpicados de varias fuentes y un lago. Todo el jardín histórico es bellísimo durante todo el año, pero llega febrero, las verdaderas protagonistas son las flores blancas y rosadas de los almendros, que desprenden además un olor embriagador. No hay movil ni perfil de Instagram madrileño que se resista. 

 

  • Qué hacer

Dentro de las 118 hectáreas del parque, hay un rincón en el que se levantan más de 300 ejemplares de almendros. Es el Huerto del Francés, como una pequeña 'Quinta de los Molinos' que se sucede a lo largo del paseo Fernán Núñez y muy cerca de la plaza del Ángel Caído. La foto que podéis hacer en este entorno, un espacio botánico replantado a imagen y semejanza de los árboles y variedades vegetales que había en El Retiro en el siglo XIX, no tiene nada que envidiar a las que se toman en la Quinta. Y tiene un extra: podéis buscar la noria de agua del huerto, una reproducción de la que había originalmente en este lugar en el siglo XVII. Merece la pena. 

Publicidad
  • Qué hacer
  • Casa de Campo

La Casa de Campo ocupa una superficie de más de 1.722 hectáreas y sabemos dónde hay un lugar en el que los árboles singulares se suceden uno tras otro. Es la senda botánica (entre el metro Lago y la puerta del Zarzón, muy cerca de la entrada del Zoo), un sendero repleto de árboles en el que están las especies más representativas de los diferentes ecosistemas del parque. Además de almendros, situados entre los primeros ejemplares del sendero, justo hacia el final váis a encontrar ciruelos de pissard, una variedad que florece a finales de febrero o comienzos de marzo (después que los almendros) y que puede servir para despedir esta época de 'hanami' madrileño. Sus pequeñas flores de cinco pétalos y un color blanco rosado muy brillante, que brotan por millares sobre las ramas todavía desprovistas de hojas, son de una belleza comparable a la flor del almendro. 

  • Qué hacer
  • Rutas y paseos
  • Casa de Campo

¿Y si te decimos que no hay que irse demasiado lejos del centro para encontrar almendros en flor? Porque seguro que no sabías que en el entorno de Madrid Río, muy cerca del puente del Rey y del sendero que sube hasta el lago de la Casa de Campo, se encuentra un espacio natural de casi 40.000 metros cuadrados. Es la Huerta de la Partida, y lleva ahí desde el siglo XVI, propiedad de la familia de los Vargas, una de las más influyentes de la ciudad que se construyó aquí su casita de campo (el Palacio de los Vargas). Después de años de abandono, se ha recuperado la huerta y entre diferentes árboles frutales, destacan los almendros y avellanos, que cuando llega esta época del año florecen a rebosar. Si quieres verlos en todo su esplendor, camina entre sus senderos. Y después, sube hasta el mirador de la huerta para contemplar una vista panorámica con la huerta en su plenitud, Madrid Rio, el palacio de Oriente, la catedral de la Almudena y hasta los edificios más altos de la renovada plaza de España. 

Publicidad
  • Lugares de interés
  • Parques y jardines
  • Centro

Aquí, en este encantador jardín botánico, levantado justo al lado del bullicio del Paseo del Prado y muy cerca del museo, también podéis ver bellísimos ejemplares de almendros que duarnte estos días florecen en todo su esplendor. Y de paso, contemplar y pasear por entre las más de 30.000 variedades de plantas de todo el mundo. Un cartel a la entrada pide que trates a los jardines como si fueran un museo, pero siéntete libre de disfrutar de una lectura o un descanso durante un buen rato: éste es uno de los mejores lugares de Madrid para hacerlo.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad