Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Pedraza durante la mágica Noche de las Velas de verano
Shutterstock Pedraza. Noche de las Velas

Cinco escapadas increíbles, muy románticas y cerca de Madrid para hacer ahora

Si lo que buscas es un lugar ideal para descubrir durante un finde en pareja, esta lista es perfecta

Noelia Santos
Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

Si has llegado hasta aquí es porque estás buscando algo más que un spa urbano para hacer una escapada en pareja (coincidiendo o no con San Valentín y su edulcorado Día de los Enamorados). Pues toma nota porque estos sitios son ideales para conocer pueblos bonitos de España (algunos de ellos desconocidos), que esconden direcciones secretas para sorprender a tu pareja con hoteles boutique y mucho encanto, restaurantes con estrella Michelin, y paisajes bucólicos muy espectaculares. Con un viaje así, ya te advertimos: vas a acertar seguro. 

RECOMENDADO: ¿No es lo que buscas? Mira estas casas de campo para una escapada idílica

Cuenca
Shutterstock

Cuenca

Puede que no lo hayas pensado, pero Cuenca es una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana en pareja. Su casco histórico, en lo alto de la colina (si tienes dudas, apuesta por las zapatillas y olvida los zapatos de tacón), su oferta cultural (aquí está el primer museo de arte abstracto de España), sus casas colgadas (un milagro de la ingeniería arquitectónica del siglo XV), sus 'rascacielos' de fachadas de colores (entre las más bonitas y mejor conservadas de España) y su gastronomía (Cuenca presume de ser este año Capital gastronómica), con buenos nombres como el de Javier Segura (al frente de Trivio, con estrella Michelin, y ahora también de Casas Colgadas). Pues todo eso junto colocan a Cuenca casi en la primera posición de cualquier ránking de mejores destinos para viajar en pareja por cercanía a Madrid. Y a nosotros ya nos ha conquistado. 

¿Qué hacer en Cuenca? Si os van las emociones fuertes, Cuenca estrena tirolina. Y poca broma, porque con sus 445 metros de longitud y un desnivel de 67 sobre la hoz del río Huécar, se convierte en la tirolina urbana más larga de Europa. 

¿Dónde dormir en Cuenca? No creas que lo has visto todo, porque Cuenca es una sorpresa: su casco histórico esconde el Huerto de Mateo Arana, un alojamiento boutique que recuercda mucho a una villa campestre de la Toscana, solo que esta está junto a las casas colgadas y tiene vistas a la hoz del Huécar. 

Ávila
Shutterstock

Ávila

La distancia no es la excusa que te impide ir de escapada a Ávila (poco más de una hora en coche, o dos horas en tren), incluso si no eres amante del chuletón, los judiones o las yemas de Santa Teresa. Porque, por suerte, hemos descubierto la excusa perfecta para que cualquier pareja con tendencia al romanticismo sobre la mesa y las ganas de conocer nuevas direcciones foodies (de esas que se alejan de los tópicos y los cánones más clásicos) pongan rumbo a una de las ciudades amuralladas más bonitas de Castilla y León, y de España: se llama Mûd:Wine, el restaurante (tan ambicioso como minúsculo) que está revolucionando (y renovando) el panorama gastro de la ciudad. Al frente, Carlos Casillas, un jovencísimo chef que a sus 23 años se ha propuesto rescatar y perpetuar el legado de la cocina abulense: no solo la de Ávila, también la de sus abuelos. Desde las hortalizas de temporada que cultiva en su propio huerto (no se tira nada, prepara recetas, o los productos de más de 15 proveedores de la zona (aparecen con su nombre propio en la carta), al vino (el origen de todo, como predica en su apellido, Winebar) con más de 200 referencias nacionales e internacionales. Con todo ello elabora un menú gastronómico que habla del entorno, defiende el territorio y apoya a los proveedores locales. Y lo hace con recetas, técnicas y emplatados dignos de Estrella Michelín a los pies de la muralla.  

¿Qué ver? Además de la muralla, con sus más de 2.500 metros, sus 87 torreones y sus 9 puertas de acceso (la más espectacular es la del Alcázar), la plaza del Mercado Chico, la catedral o el Convento de Santa Teresa, tres buenos ejemplos del rico patrimonio histórico y cultural de la ciudad. 

¿Dónde dormir en Ávila? A los pies de la muralla (¿dónde si no?), en la Casa del Presidente, uno de esos hoteles boutique con encanto que puede presumir de ser el único boutique con piscina dentro del casco histórico, y de haber sido la casa de veraneo del primer presidente de la democracia española, Adolfo Suárez. 

Publicidad
Sigüenza
Shutterstock

Sigüenza

Nada como un pequeño pueblo medieval, de muros de piedra, callejones estrechos y direcciones de buen comer para una escapada romántica. Y esas son precisamente las condiciones que reúne Sigüenza, una de las villas medievales mejor conservadas de España y que está a poco más de hora y media en coche desde Madrid (también se puede ir en tren histórico). Para una primera vez en este rincón de la serranía de Guadalajara, imprescindible entrar en su catedral, un bellísimo vestigio del cisterciense o primer gótico que aguarda en su interior majestuosos rosetones de los siglos XII al XVI, y la famosa estatua del Doncel (escucharéis su nombre por activa y pasiva nada más poner un pie en Sigüenza). Pasear por sus calles es hacerlo también por la historia, la que lleva desde el renacimiento (el barrio Humanista y el convento de San Francisco son buenos ejemplos) al barroco (la casa plateresca o el Palacio Episcopal). 

¿Dónde comer en Sigüenza? El tapeo es siempre bienvenido, en cualquier barra de la ciudad se pueden probar delicias locales en formato tapa, pero para una comida de mesa y mantel, lo ideal es reservar en su primer restaurante con estrella Michelin, El Doncel, y disfrutar. 

¿Dónde dormir en Sigüenza? Aquí tampoco tenemos dudas: en el Molino de Alcuneza, un Relais & Chateux con piscina y spa situado a poco más de seis kilómetros desde Sigüenza y al que se llega siguiendo el aroma del pan recién hecho en el horno de leña del molino (que todavía funciona. Lo amasa y hornea a diario Samuel, propietario (junto a su hermana Blanca) y cocinero del segundo restaurante con estrella Michelín de la provincia. No tiene pérdida. 

Belmonte
Shutterstock

Belmonte

Para una escapada de cine... ponemos rumbo a Belmonte, en la provincia de Cuenca. Este pequeño municipio amurallado, que se encuentra a menos de dos horas desde Madrid, presume de ser uno de los pueblos más bonitos de toda Castilla-La Mancha. Y mucha culpa la tiene su majestuoso castillo, la joya de la corona de Belmonte desde su construcción en 1456. Si sois cinéfilos, os gustará saber que ha sido escenario de rodaje de películas como 'El señor de los anillos' (1978), 'Juana La Loca' (2001) o 'El Cid' (1961). Y es increíble lo bien que se conserva tanto por fuera como por dentro. 

¿Qué se puede hacer en Belmonte? Si sois una pareja enamorada de la historia en general, y de la edad Media en particular, os gustará visistar su castillo por dentro para ver de cerca el mayor parque de máquinas de aseido a escala real del mundo, Trebuchet Park). Además, aquí se celebra el famoso Combate Medieval (del 28 de abril al 2 de mayo de 2023). 

¿Dónde dormir en Belmonte? En el hotel boutique más bonito, romántico y acogedor de la provincia, la Casa El Bálsamo, un oasis mediterráneo. 

 

Publicidad
Burgo de Osma
Shutterstock

Burgo de Osma

Apenas dos horas nos separan de visitar por uno de los conjuntos históricos mejor conservados de Castilla y León (y, cómo no, uno de los pueblos más bonitos de España). Es el Burgo de Osma, en la provincia de Soria, una antigua y monumental villa episcopal que nos lleva de viaje al pasado celtíbero y romano de la península. Pero como no se trata de hacer un viaje de estudios sino de placer, una escapada romántica en pareja debe incluir, sí o sí, un paseo al atardecer a orillas del río Ucero (las vistas de la ciudad desde esta perspectiva son de las más bonitas y desconocidas), y después recorrer su casco antiguo (su calle Mayor porticada es digna de mención). 

¿Dónde comer en Burgo de Osma? Te proponemos dos opciones: la más informal, pero muy auténtica, los torreznos de Mesón Círculo, uno de los templos para disfrutar de este manjar popular. Más formal, el menú gastronómico de La Lobita, el resaturante con estrella Michelín a solo 40 kilómetros del Burgo de Osma (está en el vecino municipio de Navaleno) que rinde homenaje al entorno, a sus pinares, y al producto que se cultiva y crece en ellos. 

¿Dónde dormir en Burgo de Osma? En lo alto de una cima cercana, que lleva por nombre Miralobos, se encuentra este complejo hotelero panorámico y con vistas al horizonte. Se trata de Mira Domo, un conjunto de domos geodésicos y casas cueva mimetizados en el entorno natural del cañón del Río Lobos.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad