Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Playa nudista de Torimbia. Asturias
Shutterstock

Las 14 playas nudistas más bonitas, escondidas y salvajes de España

Un listado con las más remotas de la península y las islas, pero también las más famosas

Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

Con respeto, el top-less, el nudismo y el traje de baño pueder compartir espacio en la orilla del mar. Sin embargo, es mucho más placentero cuando se practica en un entorno con sus propias normas y sin ropa, pero sobre todo en un lugar ajeno a las miradas intencionadas. Si a ti también te gusta esta manera de tomar el sol y bañarte en el mar, toma nota, porque en esta lista están algunas de las mejores playas nudistas de norte a sur de la península y las islas. No están todas, pero sí son todas las que están. 

RECOMENDADO: Otras playas de Madrid, aunque no sean nudistas

Playa del Chorrito (Cádiz)
Shutterstock

1. Playa del Chorrito (Cádiz)

Entre las playas de Bolonia y Punta Paloma, en Cádiz, se encuentra este arenal. Y no es una playa cualquiera, sino la única playa nudista española que ha sido considerada la mejor del mundo (así lo dijo en 2020 la web británica de organización de viajes Globehunters). ¿Qué tiene para haer logrado tal distinción? buena temperatura, seguridad, amabilidad y un entorno natural idílico junto a la famosísima playa de Bolonia. si sigues en dirección Zahara de los Atunes, llegarás a los baños de Claudia, otra zona idílica en la que también se practica el nudismo. 

Playa de Sonabia o Valdearenas (Cantabria)
Shutterstock

2. Playa de Sonabia o Valdearenas (Cantabria)

El espejo en el que todas se miran, porque esta playa de Cantabria fue de las primeras en las que se practicó nudismo en España. Un arenal escondido en una calita de unos 150 metros de ancho, aislado y salvaje, rodeado de dos formaciones montañosas, una de ellas famosa por tener forma de ballena. Un santuario para amantes del naturismo y puretas del nudismo estival.

Publicidad
Playa de l’Illa Roja (Girona)
Shutterstock

3. Playa de l’Illa Roja (Girona)

En el Baix Empordá, en el municpio de Begur, se encuentra esta maravilla de playa. Una cala llamada así, playa roja, por la enorme roca de color rojizo que la preside y que ya se ha convertido en todo un símbolo y en uno de los paisajes de la Costa Brava más fotografiados. Apenas tiene 120 metros de longitud, pero es imposible no fijarse en ella: para llegar hasta ella, basta seguir el camino que conduce a la playa de Sa Riera hasta la playa del Racó, en la bellísima Pals. 

Playa de las Conchas (La Graciosa)
Shutterstock

4. Playa de las Conchas (La Graciosa)

Cuando el entorno es de por sí idílico, difícil no encontrar una playa que sea el paraíso para practicar nudismo. Y eso sucede en la isla de La Graciosa, al noroeste de Lanzarote, con su playa de las Conchas. 600 metros que son puro espectáculo para la vista, solo en lugares como este se pueden encontrar arenales así: salvaje y deshabitada, salpicada de flora autóctona en verde y amarillo, y rocas volcánicas. 

Publicidad
Playa de Torimbia (Asturias)
Shutterstock

5. Playa de Torimbia (Asturias)

No hace falta viajar hasta una isla paradisíaca para encontrarse con un entorno así de idílico: aguas azul turquesa y arena fina y dorada, rodeadas por un paisaje natural en el que el color predominante son el verde intenso y el azul del cielo. Hola Asturias, hola a la playa nudista por excelencia del norte de España desde los años 60. A esta bellísima bahía, flanqueada por dos acantilados rocosos, se accede desde un camino asfaltado desde Niembru, un pueblito costero a menos de diez kilómetros desde Llanes, uno de los pueblso más bonitos de España. 

Playa del Torn (Tarragona)
Shutterstock

6. Playa del Torn (Tarragona)

Dicen que esta playa de Tarragona es una de las mejores naturistas de Cataluña. Está a solo dos kilómetros al sur de la localidad de Hostpitalet del Infant, un entorno idílico rodeado de pinares y acantilados rocosos. De hecho, le debe su nombre al peñoncito que hay en uno de los extremos de la playa. De arena fina y dorada, dunas y un chiringuito, el de Pep, famoso por sus arroces desde hace ya casi 40 años. 

Publicidad
Playa Cantarriján (Granada)
Asociación de Amigos de la Playa Nudista Cantarriján

7. Playa Cantarriján (Granada)

Que nadie se confunda, porque a pesar de tener chiringuito y hasta servicio de hamacas, más de 50 años de tradición nudista avalan esta playa, una de las veteranas en esto de tomar el sol y bañarse sin ropa. Bella por dentro, y por fuera: cerca de 400 metros de arena bañada por aguas de azul turquesa tropical y (de nuevo) rodeada de acantilados que dan a esta costa su aspecto escarpado. Se encuentra en Almuñecar (Granada), en el paraje natural protegido de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, por eso se cuida mucho la masificación, sobre todo en verano, época en la que el acceso con coche propio está prohibido. ¿Cómo llegar? Caminando o en minibús público. 

Playa de Covachos (Cantabria)
Shutterstock

8. Playa de Covachos (Cantabria)

Entre Santander y el Parque Natural de las Dunas de Liencres, y con vistas al islote de Castro, ahí se encuentra esta playa nudista, uno de los grandes referentes del naturismo en Cantabria. A pesar de estar rodeada por zonas muy conocidas por el turismo más 'mainstream', el ambiente que se respira en esta playa de apenas 50 metros de longitud es de tranquilidad y sosiego. 

Publicidad
Cala Macaralleta (Menorca)
Shutterstock

9. Cala Macaralleta (Menorca)

Tranquila y con un paisaje mediterráneo de ensueño. Así es la calita la Macaralleta, un arenal recóndito de la costa de Ciutadella que ha sido elegido una de las diez mejores playas nudistas de España. Por contra, eso hace que se masifique en verano, meses en los que desde primera hora de la mañana es difícil coger sitio en primera línea, a pesar de que el acceso solo se puede hacer a pie o en bus. Aún así, merece la pena madrugar para conocerla.  

Playa de Barra (Vigo)
Shutterstock

10. Playa de Barra (Vigo)

La playa de Barra es una de las más fotogénicas, un largo arenal blanco de unos 750 metros de extensión y flanqueado, a un lado, por un pinar, al otro por un mar de dunas. Estampa idílica donde las haya, que forma parte del espacio protegido de la Red Natura 2000 Cabo Home. Esto es el corazón de la ría de Vigo, casi con vistas a las Islas Cíes, con las que comparte las frías aguas del Atlántico y mucho parecido físico. 

 

Publicidad
Playa Barinatxe (Bilbao)
Shutterstock

11. Playa Barinatxe (Bilbao)

A esta playa próxima a la localidad de Sopelana se la conoce también como 'la salvaje', y a la vista está el por qué de ese calificativo. El fuerte oleaje marcan la pauta en estas aguas, en las que sobresale un arenal de unos 750 metros de longitud rodeado de un acantilado. Es nudista, sí, pero su práctica está casi restringida a los laterales de la la playa. 

Playa de Figueiras (Islas Cíes)
Shutterstock

12. Playa de Figueiras (Islas Cíes)

Impensable que un paraíso como el de las Islas Cíes no contara con su propia playa nudista. Y es esta de Figueiras (también de la conoce como la playa de los Alemanes). Al estar en un entorno de especial protección (Parque Natural desde 1980), en ella no hay ni chiringuitos, ni puestos de socorrista ni aseos. Es de las más paradisíacas y salvajes que vamos a encontrar; pero de las más turísticas también (pero no masificada, porque el aforo está muy controlado). Eso significa que aunque nudista, el paisaje (con o sin traje de baño) cambia según el día y el público que llegue hasta allí. 

Publicidad
Playa de Combouzas (A Coruña)
Turismo de Galicia

13. Playa de Combouzas (A Coruña)

Otro clásico del nudismo en el norte de la península, ¡y con Bandera Azul y chiringuito! En los días de viento se convierte en un punto caliente para la práctica de surf, deporte que los defensores a ultranza del naturismo invitan a practicarlo sin traje de baño, que para eso esta esa una playa nudista de larga tradición. Está al lado de la playa del Barrañán, en Arteixo. 

Playa la Granatilla (Almería)
Mojacar.es

14. Playa la Granatilla (Almería)

Esta playa virgen de arena y roca volcánica se encuentra en Mojácar pero casi en las puertas del parque nacional Natural Cabo de Gata, como marcando el punto de entrada a una zona de especial protección. Pero a pesar de su entorno aislado y salvaje, es uns playa de fácil acceso en coche: se llega mediante un camino situado entre el Algarrobico y Soplamo. 

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad