Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Guadalupe Navidad
ShutterstockGuadalupe (Cáceres)

Pueblos bonitos para visitar en Navidad cerca de Madrid

La distancia es relativa, la belleza que derrochan estos pueblos durante la Navidad, no

Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

Hay pueblos que encienden su Navidad por todo lo alto, tirando de cientos de metros de cable led y miles de bombillitas. Aunque la iluminación no es lo único que las hace brillar por estas fechas. Ponemos rumbo a lugares mágicos que están a solo unas horas en coche desde Madrid, distancia más que salvable cuando al final del viaje te espera un auténtico cuento de Navidad. ¿Vamos? 

RECOMENDADO: Los pueblos nevados más bonitos de Madrid 

Guadalupe
Ayuntamiento de Guadalupe

1. Guadalupe

Este pueblo extremeño era un completo desconocido para muchos viajeros hasta que en el año 2019 encendió sus luces de Navidad por cortesía de Ferrero Rocher (lo eligió ganador del concurso Luce tu premio). Desde entones, más de 100.000 bombillas, alrededor de 12.000 metros de guirnaldas, más de 350 motivos luminosos y un árbol de ocho metros de altura cubierto por más de 900 metros de iluminación enciende la Navidad en Guadalupe, en la provincia de Cáceres. Un derroche de luz que ha conseguido situarlo en el mapa de los pueblos más bonitos para visitar durante la Navidad. Bajo toda esta decoración de cuento se esconde un pueblo que, además de figurar en la lista de los más bonitos de España, es Patrimonio de la Humanidad desde 1993 por una maravilla de la arquitectura regiliosa: el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, lugar de culto y peregrinación muy vinculado a la historia de España. Hasta aquí vino Colón para agradecer a la virgen el descubrimiento de América, o los Reyes Católicos, que hicieron lo mismo por la Conquista de Granada según cuentan las crónicas oficiales. Y está a poco más de dos horas de Madrid.

 

Sigüenza
Diputación de Turismo de Guadalajara

2. Sigüenza

La capital de la Alcarria es un lugar mágico. Y si en primavera es bonita (rodeada de campos de lavanda que tiñen de morado el paisaje de la comarca), en invierno lo es todavía más. La ciudad medieval, por la que pasaron antiguos pobladores celtíberos, romanos, visigodos y árabes, ha conseguido sobrevivir al paso del tiempo con un patrimonio por el que parece que no han pasado los años. Desde el castillo, que domina la ciudad, a la Casa del Doncel y la imponente catedral, una construcción del gótico cisterciense en cuyo interior sobresalen bóvedas, rosetones y la estatua del Doncel. Un paisaje urbano que suma unos cuantos 'likes' con las primeras nieves del invierno, cuando tiñen de blanco las calles empedradas y las plazas porticadas de esta ciudad de cuento de la provincia de Guadalajara. Ahora, además, iluminadas por las guirnaldas de leds que adornan Sigüenza en Navidad. Un alumbrado navideño que este año estará acompañado por un festival de escaparates (hasta el 6 de enero) en el que los comercios competirán por ser el más bonito de la Navidad. Podéis coger el coche, y en menos de dos horas, estar votando por el que más os guste. 

Publicidad
Valdepeñas
@josermafe

3. Valdepeñas

Esta ciudad con Denominación de Origen no solo aparece en el mapa de las ciudades y las rutas del vino, sino también en el de las más hospitalarias. Y en Navidad presume de ello a todas luces: imposible no prestar atención a su iluminación navideña, en la que felicita las fiestas en todas las lenguas cooficiales de España (Zorionak en euskera, Bon Nadal en catalán, y Boas Festas en gallego), e incluso en inglés, con un acentuado Merry Christmas. Y además, sostenible, porque algunos de sus adornos más llamativos (una gran bola de Navidad y un árbol) están hechos de botellas de plástico recicladas. Reclamo pacifista y solidario sin igual que, además de hacerse viral, sirve para acercarse a conocer este rincón de Ciudad Real que huele a uva y hollejo por todos los poros: imprescindibles son su Museo del Vino, al que se llega nada más salir de la estación de tren; la bodega Arúspide, por seruna de las más importantes de la ciudad (aunque hay muchas más); la plaza Mayor porticada, rodeada de edificios con sus características fachadas alicatadas de blanco y azul (atención 'instagramers', porque este es uno de los rincones más fotogénicos); y el molino de Gregrio Prieto. Porque molinos en La Mancha hay muchos, pero ninguno puede presumir de ser el más grande del mundo. Y es este. Poco más de dos horas nos separan de visitarlo. 

Pedraza
Shutterstock

4. Pedraza

Pedraza, en la provincia de Segovia, es magia pura. Un pueblo que parece vivir aún en el medievo (calles y plazas alfombradas de piedra, fachadas porticadas, escudos nobiliarios...), con un aire decadente que lo hace incluso más atractivo. Porque Pedraza es uno de esos lugares que siempre tiene el guapo subido, y claro, si a eso le añades la iluminación navideña y la decoración propia de estas fechas, los piropos se multiplican. La puerta de la Villa da acceso a un entramado de callejones y callejuelas que conducen a su célebre plaza Mayor, popular por haber sido protagonista de uno de los anuncios de Navidad más conocidos (el del Gordo de la Lotería) y escenario de uno de los acontecimientos más mágicos que se celebran en España: la noche de las velas (en julio), cuando la plaza y todo el casco amurallado se ilumina únicamente con la luz de las velas. En Navidad el despliegue lumínico no es igual, pero la tenue luz con la que se enciende Pedraza sigue dándole ese aspecto de ciudad de cuento que siempre merece la pena visitar. Y solo tardaremos una hora y media. 

Publicidad
Villanueva de los Infantes
Shutterstock

5. Villanueva de los Infantes

A esta villa situada en el corazón de Ciudad Real no le hacen falta demasiados adornos para brillar durante la Navidad, le basta con la instalación de guirnaldas de lucecitas en la fachda del ayuntamiento y un característico belén, reclamo más que suficiente para pasear por sus calles empedradas durante estas fechas. Porque esta villa, que está a poco más de dos horas desde Madrid, presume de ser una de las más bonitas de España durante todo el año. Motivos no le faltan: está declarada Monumento Histórico-Artístico desde 1974, de hecho es el conjunto representativo más importante del barroco y del renacimiento manchego; por ella transitaron algunos de los escritores más importantes del Siglo de Oro, desde Lope de Vega a Franciso de Quevedo y, cómo no, Miguel de Cervantes; y, por si fuera poco, aquí está el origen del Quijote, al menos el del libro, porque fue desde aquí, desde Villanueva de los Infantes, desde donde Cervantes hizo salir a su famoso Don Quijote y Sancho Panza. Y, para que nadie se vaya sin conocer este dato curioso, hay unas estatuas en la plaza mayor que recrean esta escena de las primeras páginas de la que sin duda es la obra más importante escrita en lengua castellana. En poco más de dos horas y media podemos plantarnos allí. 

Puebla de Sanabria
Shutterstock

6. Puebla de Sanabria

Desde el último fin de semana de noviembre, Puebla de Sanabria, en Zamora, brilla más que nunca, sobre todo desde que la famosa marca de chocolates la tocara con su varita mágica y la eligiera ganadora de su célebre y luminoso concurso. Y aunque a esta villa no le hacen falta demasiados adornos para brillar por sí misma, la instalación de las miles de lucecitas son un grandísimo reclamo para pasear por sus calles empedradas y empinadas durante la Navidad. Calles que conducen hasta lo alto de la cima en la que se encuentra el casco viejo de la villa (declarado Conjunto Histórico Artístico), con sus casas blasonadas, el ayuntamiento (de fachada isabelina) y el castillo, una fortaleza señorial del siglo XV desde la que se tienen unas increíbles vistas panorámicas de la comarca zamorana. El lago de Sanabria no se ve desde aquí, pero está a poco más de 20 minutos en coche. Una de las maravillas de la naturaleza (es el lago glaciar más grande de España) que merece la pena visitar en cualquier época del año. Y que los kilómetros no sean la excusa: esta villa de cuento nos espera a a poco más de tres horas y media desde Madrid. 

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad