Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 10 años de cine en Barcelona
Pa negre
Pa negre Pa negre

10 años de cine en Barcelona

En los últimos diez años, el cine catalán se ha comportado de una forma imprevisible y fascinante. ¡Lo repasamos!

Por Josep Lambies
Advertising
El orfanato

Los inicios

Time Out Barcelona salía a las calles de Barcelona en enero de 2008, en un momento crucial para el cine de aquí. Hacía sólo tres meses, el festival de Sitges había inaugurado la 40ª edición con 'El orfanato', la ópera prima de Juan Antonio Bayona, que ha pasado a la historia como la segunda cinta más taquillera del cine español, después de 'Los otros'. Todo el mundo veía la promesa de una industria que de pronto soñaba a hacer grandes producciones. Después seríamos testigos de la perversión de la fórmula, en aquella época en que muchos otros directores menores se apuntaban al carro del cine de terror con factura americana, a menudo en inglés. No diremos nombres, sería feo. Bayona no tardaría en empezar a hacer camino hacia ultramar, primero trabajando con actores internacionales en 'Lo imposible' y 'Un monstruo viene a verme', ahora preparando la nueva entrega de 'Jurassic World'.

Incerta glòria

El gran momento de Villaronga...

Decir que esto es lo más importante que le ha pasado al cine catalán en esta década es cuestión de perspectivas. Hace diez años, Bayona era un niño que salía de la ESCAC y ahora trabaja con Spielberg. Entonces era una inspiración para los jóvenes, ahora ya no podemos decir que nos pertenezca. En el tiempo que hace que existimos, seguramente, ha hecho mucho más por esta cinematografía gente como Agustí Villaronga, con 'Pa negre' sí, pero sobre todo este último año con 'Incierta gloria', la sublime y tenebrosa adaptación de la novela homónima de Joan Sales, ambientada durante la Guerra Civil, en un pueblo de la retaguardia donde la miseria moral se extiende como una epidemia. Ahora, Villaronga se propone versionar 'La mort i la primavera' de Mercè Rodoreda. Un reto poderoso que será bonito de ver.

Advertising
La propera pell

... y de Albert Serra

Estos diez años son, sobre todo, los años de Albert Serra, el monstruo de Banyoles, el cineasta más díscolo que hemos conocido. Justo fue en 2008 cuando 'El cant dels ocells' se estrenó en Cannes, sembrando admiración y desconcierto. Después vendrían las obras maestras, 'Història de la meva mort' y 'La mort de Lluís XIV', dos cintas complementarias, oscuras y agónicas, donde vimos carne y excrementos, frío y podredumbre, todo engullido en un claroscuro que ponía los pelos de punta. Y estos diez años son los años, también, en que Isaki Lacuesta e Isa Campo han conseguido financiar el rodaje de 'La propera pell', un thriller gélido, filmado en una estación de esquí en temporada baja, con Àlex Monner sacando del fondo de las entrañas una fuerza sobrenatural, de pantera enjaulada.

'Estiu 1993' dirigida per Carla Simón

Los nuevos talentos

Por último, los nuevos talentos. Hemos visto 'Amor eterno' de Marçal Forés, donde el hambre sexual se mezclaba con el canibalismo. Y hemos visto, vale la pena decirlo muy fuerte, muchas buenas películas hechas por mujeres jóvenes. Recordémoslas. Mar Coll, con 'Tres días con la familia'. Neus Ballús con 'El año de la plaga'. Las cuatro chicas de 'Las amigas de Àgata', así como su actriz protagonista, Elena Martín, que el año pasado también hizo su debut como directora en 'Júlia ist'. Por último, en el lugar de honor, 'Estiu 1993' de Carla Simón, la gran sorpresa de la cartelera del 2017, una historia autobiográfica donde la infancia se mezcla con la pérdida y el luto, sin conductas autocompasivas ni condescendencia. Una maravilla que, estamos seguros, seguiremos recordando en diez años.

Advertising
Hall Phenomena
© Natalia Regàs

Cines nuevos, perdidos y recuperados

Hace diez años, en Barcelona, había cines como el Alexandra, el Renoir Les Cortes y el Urgel, que ahora ya no existen. Podríamos hacer el relato catastrofista, recordar que la subida del IVA cultural en 2012 fue una bofetada para el sector de la exhibición, y llorar por estas salas desaparecidas que bien merecen un réquiem. En cambio, hemos visto nacer el Phenomena, primero como un programa itinerante por diferentes pantallas de la ciudad,  y finalmente con una sede propia que ya hace tres años que agota localidades. Ventura Pons reabrió los antiguos Texas, como un cine de reestrenos con precios de saldo que se ha convertido en un lugar de referencia para los vecinos de Gràcia. Y tenemos el Zumzeig, en el barrio de Sants, que desde hace un año funciona como una cooperativa, con un programa de circuito alternativo que no se ofrece en ningún otro cine de la ciudad.

Hace 10 años

El cant dels ocells, Albert Serra (2008)

Albert Serra y los Reyes Magos

Dos años después de dejar boquiabierto al público de Canes con 'Honor de caballería', Albert Serra volvía con 'El cant dels ocells', la peli catalana del año.

Persépolis

Un buen año

Buena cosecha, la del 2008. Atención a la lista de films que pasaron por las páginas: 'No es país para viejos', 'Los cronocrímenes', 'Pozos de ambición', 'El caballero oscuro', 'La noche es nuestra', 'Persépolis'... Aunque también fue el año de 'Vicky Cristina Barcelona' y 'Crepúsculo', entre otras chapuzas.

Advertising
Elegy

La elegía de Coixet

Llevamos a Isabel Coixet a la peluquería para que nos hablara de 'Elegy', su adaptación de la novela corta de Philip Roth protagonizada por Ben Kingsley y Penélope Cruz.

Carles Balagué
© Scott Chasserot

La escena del crimen

Y entrevistamos y fotografiamos a Carles Balagué, el director de 'Arropiero, el vagabundo de la muerte' en la misma fuente donde el asesino español más famoso de los 70 se lavó las manos después de un crimen.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising