Barefoot Running: ¡correr sin zapatillas!

Correr descalzo es posible y cada día son más los que ponen en práctica el 'bareffot running' en Barcelona. ¿Os atrevéis a probarlo?
barefoot running
Por Pere Bosch |
Advertising

Como los antiguos atletas o como una leyenda: la historia del atletismo aun tiene en un pedestal al gran Abebe Bikila, el ganador de la maratón olímpica de Roma de 1960 corriendo descalzo porque las zapatillas que le dieron no le iban bien. Medio siglo después, no hace falta tener tan mala suerte para correr como el etíope legendario.
 
Hace unos años les tomaban directamente por locos. Después, llamaban la atención. Y, hoy en día, casi les confunden entre la masa. Aun provocan el levantamiento de alguna ceja, pero los 'barefoot runners' ya no se sienten una especie extraña. Quizás sí que siguen colgándoles el cartel de excéntricos -o de frikis directamente-, pero lo cierto es que cada vez son más los conversos a esta nueva creencia. ¿Es una moda -capaz de provocar estudios en el INEFC –excentricismo o ha venido para quedarse?

La primera respuesta de los corredores descalzos es de manual: "¡Si siempre se ha hecho así! Se trata de correr por instinto, con nuestra parte animal. El ser humano, está claro, ha corrido durante mucho más tiempo con los pies desnudos -unos dos millones de años, con la aparición de los primeros cazadores- que con zapatos, pero esto no lo dice todo o no significa nada -¿a que construimos las casas con ladrillos y no salimos a cazar para comer carne?-. Second round.

Llegan los argumentos contundentes. Aquellos quienes corren sin zapatillas aseguran que así se lesionan menos, porque la cadencia del movimiento se hace más natural y el cuerpo sufre menos. Dicen que con calzado se entiende que llevan alzas. Su gran amigo es la cámara de aire. Responden con un "¡ha!" cuando alguien que corre calzado dice que tiene dolor de espalda.

Claro que también hay escépticos, como en toda moda -o religión-. Ahora que van perdiendo argumentos, suelen recurrir al "ya veremos en un tiempo". Pero en algo en lo que hay que darles la razón es que el 'barefoot' no es para todo el mundo, seamos sinceros. Y, aunque hayáis nacido para esto, es necesario empezar con calma. El primer día se recomienda no pasar de los 400 metros –400 metros, sí–, y dejar pasar 48 horas antes de correr 400 más. Si todo va bien, si las piernas, las articulaciones o la espalda no se quejan demasiado, os podéis atrever a completar un quilómetro. ¿Por qué? Pues porque la musculatura que utilizaréis será distinta, y daréis caña a partes del cuerpo que hasta hoy descansaban tranquilamente –casi atrofiadas– aunque hicierais maratones. En unas semanas podréis decir eso de "me duelen partes del cuerpo que no conocía".

Las mejores superficies son el césped o el pavimento sin rugosidades –¡todos al Fòrum!–. La arena de la playa no es apta para largas distancias, porque haríais trabajar demasiado las articulaciones. Cuando ya tengáis un poco de experiencia, os podéis atrever con caminos de tierra.

Os sorprenderéis de la cantidad de gente que se ha sumado a la moda antes que vosotros. Son tantos que las grandes marcas han reaccionado y creado calzado minimalista que imita el correr descalzo. Hay de transición –para acostumbrarse– y para todos los terrenos, incluso para montaña. Podéis encontrarlo en tiendas como 5 Dedos, Corro como Kiero o Correr Cómodo.

Como el comienzo puede ser difícil, podéis probar con grupos como los de Cross Zircuit, de la mano del experto Zaraski, o directamente con un entrenador personal.

También podéis recibir consejos de primera mano a través de la red social del Barefoot Tribe  o The Barefooter, donde se encuentran pioneros, como David Lampón, que ya hace años que endurecen la planta de los pies a base de kilómetros.

También te gustará

Deportes, Running

Tres rutas para correr por Barcelona

Gràcia, Poblenou y Vallvidrera. Os proponemos tres recorridos originales y de diferente dificultad para poneros en forma Chicas, chicos, se ha terminado el sufrimiento. Si sois madrugadores, ya no hace falta que os abriguéis con más capas que una cebolla para salir a correr a primera hora. A partir de ahora, el calor del sol os recibirá con los brazos abiertos en cuanto las zapatillas se asomen a la calle. Aprovechadlo para ampliar el radio de acción. Subir a la montaña no da tanta pereza, ¿verdad? Pues que tampoco os de aventuraros por otros barrios. Al fin y al cabo, una de las gracias de correr por la ciudad -solos o en compañía- es observarla y conocerla. Cada vez hay más opciones para hacerlo, como 360º Running Barcelona una asociación de barceloneses que organiza 'running tours' alejados de los circuitos turísticos típicos. Gràcia, de plaza en plaza Los vecinos de Gràcia está muy orgullosos de su barrio, y no es de extrañar: pocas cosas se le pueden reprochar a la Vila. Pero una de las que falla es la dificultad para poder correr por sus calles de forma placentera. Entre la aglomeración de gente, las aceras estrechas y el tráfico cargado, es complicado encontrar una buena ruta. Es por eso que, a menudo, la gente del barrio baja a Barcelona -el argot local es eterno- o sube hacia la montaña para hacer un buen entrenamiento. De todas formas, con un poco de esfuerzo también es posible correr con gracia. Concretamente, por sus plazas. Cuando hablamos de esfuerzo, claro, no

Deportes

Running femenino: Las mujeres también corren

Cada vez son más las mujeres que se animan a correr. Y las que prueban, se enganchan. ¡Seguid estos consejos para mejorar vuestro rendimiento! Radiografía rápida del típico enfermo de running contemporáneo: el flipado que está todo el día presumiendo de las calorías quemadas en el entrenamiento matinal o del tiempo que quiere hacer en la carrera del domingo. Todo muy masculino. Pues resulta que si las carreras de Barcelona han crecido ha sido, en parte, gracias a ellas. Las corredoras cogen velocidad, y reclaman información especializada.   La maratón, la carrera, la zapatilla. ¡Incluso el sudor es femenino! El running tiene su lado sensible, pero lo ha escondido durante demasiados años bajo la capa de adrenalina de tantos hombres empeñados en llegar, cueste lo que cueste, por delante del corredor de al lado. Poco a poco, la presencia cada vez más grande de mujeres en las carreras que se hacen en la ciudad hace visible otra forma de entender el deporte. La demanda crece, y por eso un grupo de profesionales de la ciudad han creado una web de recursos para las deportistas que buscan información especializada.   Mentalidad: disfrutar por encima de todo La Cursa de la Dona es, en octubre, la muestra más visible de esta tendencia. Pocas carreras son tan festivas como esta. "La mujer no busca tanto el éxito deportivo -aunque también -, sino que persigue una mejora personal, un triunfo interno". Nos lo explica la psicopedagoga Iolanda López, ella misma runner con pedigrí y autora

Advertising
Deportes, Running

Clubes de corredores en Barcelona

Grupos de entrenamiento organizados, grupos de amigos que se reúnen cada semana ¡e incluso que combina las dos cosas! Con el buen tiempo, los runners de hoja perenne ven cómo se les unen los que ahora tienen más fuerza para vencer la pereza y quienes ya tienen prisa por ponerse en forma de cara al verano. Cada uno a su ritmo. Para muchos, la Cursa dels Bombers es una cita ineludible y, hace años, aprovechaban los entrenamientos organizados por Nike antes y después del gran día, los concurridos Start2Run. Pero resulta que desde Oregón decidieron que les interesaba más llevarlo todo hacia su red social, Nike +. Esto dejó huérfanos, de repente, a un grupo de corredores de la ciudad. Eran unos sesenta cuando, en julio de 2008, se pusieron de acuerdo con su entrenadora, la exolímpica María Luísa Muñoz, para continuar por su cuenta. Así nació Run2Live, el club popular por excelencia. Detrás no hay ninguna cadena de gimnasios ni ninguna marca comercial. Sólo un grupo de corredores que lo fundó. Y está abierto a todos los niveles, no sólo a maratonianos -el presidente, Ángel Alonso, todavía se tiene que estrenar en los 42 kilómetros-. Asociación sin ánimo de lucro, Run2Live organiza cuatro sesiones de entrenamiento por semana: martes (14.30 h y 19.30 h), jueves (19 h) y sábado (9.30 h). Quedan en el Paseo Marítimo de la Barceloneta y, normalmente, desde allí van hacia el Parque de la Ciutadella. Para que todo el mundo esté cómodo, siempre tienen dos o tres entrenadores a mano para di

Deportes

¡Deporte al aire libre en Barcelona!

Patina, corre, encesta, escala, haz yoga, cuídate… ¡Y exprime la ciudad a fondo! Sobre ruedas Barcelona es muy restrictiva con los deportes urbanos, lo sabemos. A pesar de todo, todavía nos permite vivirla sobre ruedas (más a los patinadores que a los skaters, pero no perdáis la paciencia). ¿Sabíais que se hacen clases y encuentros multitudinarios sobre ruedas gratis? A la Associació de Patinadors de Barcelona se le debería hacer un monumento. Cada martes dan clases a cientos de personas, que invaden el paseo de Garcia Fària con Lope de Vega (metro Selva de Mar o Poblenou) para aprender o mejorar. Los viernes por la noche, la fiesta aún es más grande. Conducen rutas por la ciudad, que salen de El Centre de la Vila (a la Vila Olímpica). La dificultad es media. Para entendernos: tenéis que saber girar y frenar. ¡El patinador más veterano roza los 90! Paralelamente, un grupo de socios fomenta el patinaje desde Patinar Barcelona. Entre su oferta de actividades, también gratis, está la Roller Disco Party los domingos, donde ensayan coreografías; la Ruta Tortuga Infantil un sábado al mes, dirigida a los pequeños, y acontecimientos periódicos con vehículos de ruedas sin motor. Y en el Meetup os podéis unir al grupo de adultos  Bcn City Rollers o Bcn Roller Dance, que patinan por la Barceloneta. En el MACBA, en la plaza de los Àngels, en la plaza de los Països Catalans, en la Estación de Sants, y en el parque de las Tres Xemeneies está prohibido practicar skate. Si lo hacéis, os pu

Advertising