Los mejores churros de Barcelona

Churrerías, granjas, chocolaterías... ¡Mojad el churro en los locales de la ciudad donde los hacen con más amor!

© Ivan Giménez

El universo churrero ha cambiado mucho en los últimos año. La cosa ya no va solo de piezas alargadas rebozadas de azúcar para mojar en el chocolate: los pasteleros de Barcelona han descubierto que este producto ofrece mucho más, y hoy en día en la ciudad podréis encontrar churros de jamón y salmorejo, de frankfurt, de dulce de leche o incluso churros fritos con aceite de cacahuete. Tanto si buscáis el producto clásico como el más innovador, acercaos a alguno de estos locales, ¡podréis mojar el churro como Dios manda!

Comaxurros

3 de 5 estrellas

La churrería fashion de Barcelona tiene marcianadas adorables como el llamado 'churrito bravo' (unos churros con salsa brava que se venden por encargo) y otras rarezas como los churros de jamón y salmorejo o los de sobrasada, miel y queso, muy populares entre la intrépida clientela de este local de original estética, entre la tienda de cómic y la de 'cupcakes'. ¿Una perla? Los churros, siempre fritos con aceite de oliva virgen extra, de crema de castaña con cacao.

Leer más
Sant Gervasi - La Bonanova

The Chocolate Kitchen

Si os gustan los churros un poco más gruesos que los habituales, poco aceitosos, y buscáis siempre productos artesanos y sin aditivos, y si además sois fans del chocolate, os lamentaréis durante toda la vida por no haber ido antes al Chok. Este espacio especializado en el mundo del chocolate sirve uno a la taza absolutamente irresistible, 100% natural, que debemos combinar con unos cuantos churros que se elaboran diariamente en el obrador del establecimiento.

Leer más
El Raval
Advertising

Chocolatería La Nena

Si no te gustan los niños y el jaleo, si buscas un reducto silencioso donde pensar en las grandes cosas que te quedan por hacer en la vida, este espacio absolutamente kids-friendly no es tu sitio; a pesar del olor inconfundible de chocolate recién deshecho, a pesar de sus churros crujientes y finos, que si quieres te los bañan con un chorro de chocolate. La Nena, con su vocación de sala de la yaya, tiene una vida que parece que quiere salir por la puerta y sirve los mejores churros de Gràcia.

Leer más
Gràcia

Xurreria San Roman

Más de 50 años haciendo churros le dan a esta churrería del Eixampe (con una hermana pequeña en Fabra i Puig) un savoir faire que marca la diferencia. Su dependiente, Mario, que viene de trabajar durante años vendiendo churros en Madrid, se lamenta de que los barceloneses no sepamos apreciar igual las virtudes de estos productos maravillosos: los de San Román son artesanos, fritos con aceite de cacahuete. Los fines de semana y festivos también hay porras y, hacia mediodía, buñuelos de bacalao.

Leer más
El Gòtic
Advertising

Xurreria Trébol

Churros finos y gordos, naturales y rellenos, y algunas modalidades la mar de originales como los churros rellenos con dulce de leche o con frankfurt. Todo esto, además de un surtido de croquetas, buñuelos, patatas, cortezas y otras delicias es lo que tienen en la Trébol, el lugar al que tus piernas te llevan sin querer cuando sales de fiesta por la zona, ya vuelvas del Vinilo, del Trauma o de una rave, en esos momentos de la noche (¿de la madrugada?) en el que tu cuerpo de pide una inyección dulce.

Leer más

Granja La Pallaresa

Recomendado

La calle de Petritxol es a los churros lo que la calle Parlament al vermut. No podemos hablar de estas joyas de la gastronomía popular sin detenernos en uno de los establecimientos míticos de esta calle, donde tomarse el clásico chocolate con churros pre o post compras, con madres y abuelas si hace falta. Y es que nada mejor después de dilapidar la visa que un chocolate con churros, bizcochos de soletilla o briochería en un local con más de medio siglo de historia que, afortunadamente, conserva su aspecto original.

Leer más
El Gòtic
Advertising

Xurreria Sagrada Familia

Otro establecimiento familiar que abrió sus puertas en 1950 y sigue ofreciendo productos de churrería clásica, desde cortezas hasta patatas de diferentes tipos, ganchitos o morro, es esta mini churrería de referencia en la zona de la Sagrada Família. Aquí podéis encontrar también unos churros espectaculares, que puede ser finos o gruesos, sencillos o rellenos de Nutella, crema pastelera o dulce de leche.

Leer más

La Churre

Este espacio con aspecto de cafetería de barrio elabora un chocolate con churros de escándalo, además de las clásicas cortezas, que tienen legiones de fans (con razón) y unas muy buenas patatas chips. Si el día acompaña, es obligatorio ocupar una de las mesas de la terraza y ver cómo pasa la vida en el Poble-sec mientras disfrutamos de unos de los mejores churros de la ciudad, hechos por una familia churrera que se dedica al negocio desde los años 60. Imprescindible.

Leer más
Advertising

La Xocolateria by Oriol Balaguer

Este local es una visita obligada para todos aquellos que lamenten la desaparición progresiva del acto de merendar en las sociedades contemporáneas. Un local antiguo del Born restaurado con muy buen gusto acoge este establecimiento donde el prestigioso maestro chocolatero Oriol Balaguer ofrece un surtido de chocolates acompañados de crepes, churros y, atención, el que acaba de ganar el mejor cruasán de España.

Leer más

Viader

Es otro clásico generalmente frecuentado por grupos de señoras, un establecimiento mítico del Raval porque fue donde se inventó ya hace unas cuantas décadas el Cacaolat. El local abrió sus puertas en 1870 y, desde entones, cinco generaciones de la misma familia se han empeñado, con éxito, en mantener el aspecto y espíritu originales. Deliciosos churros, pero también suizos, embutidos, briochería, crema catalana y además, en un sitio encantador y siempre lleno.

Leer más
El Raval
Advertising

Críticas y valoraciones

1 comments