Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Nueve deliciosos platos de otoño

Nueve deliciosos platos de otoño

El cambio de estación nos trae una cocina llena de sabor, producto de la tierra y calorcito

Por Marcelo Aparicio |
Advertising
Estofado de ternera
1/9
Llega la época de guiso y Lluís Ortega le da la bienvenida con este plato sabroso y original. Es un estofado de carne de ternera –bistec de pobre– de rigurosa selección, com todo lo que sirven en Piratas de la mano de Lluís, Joana y Xavi, que se encarga de maridar los platos de su padre con las buenas piezas de una de las bodegas más exquisitas de la ciudad. La salsa del estofado tiene una base de variedad de verduras y está enriquecida –y aquí el toque se agradece– con canela y chocolate. Tuvimos la ocasión de probarlo supervisado por Xavi, con un Thalarn 2010, un syrah fantástico que explicó el propietario y enólogo de la bodega Castell d’Encús (DO Costers del Segre), Raúl Bobet. Conviene informarse sobre los maridajes de Piratas; de los mejores, más íntimos e inteligentemente preparados.
Crema con trufa blanca
2/9
Cataluña es rica en setas de Burdeos; el norte de Italia del Norte lo es en trufa blanca. Y Daviano Neri –que desde hace años nos deleita desde su restaurante I Buoni Amici– no pierde la ocasión cada año de regalarnos platos auténticos, donde destacan estos frutos –juntos o separados– de la naturaleza generosa. Esta temporada, la trufa blanca es muy cara: va a 6.000 euros el kilo. Sin embargo, Daviano no falta a la cita, aunque haya de comprar una trufa de 475 gramos. Y ha preparado un plato que vale la pena pagar. Se trata de una crema de funghi porcini (setas de Burdeos) con huevo escalfado, que finalmente gratina con queso parmesano y le añade la trufa blanca. También son aconsejables los platos con pasta y sus passatelli in brodo di tartufo, una pasta hecha a mano a base de pan, parmesano y huevo, acabada sobre un delicado caldo de gallina.
Faisán en escabeche
3/9
El Cachitos atrae a un público joven por su ambiente, sus gin-tonics, su variedad de sangrías y, cada vez más, por su cocina puesta en escena en un elegante restaurante y las barras en formato tapas. Y todo ello en un lugar donde, a pesar de la profusión de restaurantes y diseño, la buena mesa es difícil de encontrar. Josemi Manzanal, el chef, ha creado una cocina especial para este ambiente desenfadado y un poco fashion. Uno de sus platos recientes, de temporada de caza, es un faisán escabechado con uvas y una reducción de Pedro Ximénez.Esta es una excelente opción para empezar una buena comida o cena que podría continuar con un parmentier con una lluvia de trufa blanca o un bistec tártaro: exquisito, con el filete cortado con cuchillo, como debe ser, bien condimentado y aún mejor preparado. No os lo perdáis.
Mollejas salteadas con brandy
4/9
Las mollejas de ave a la brasa son una delicia y unos protagonistas en las parrillas argentinas. En el restaurante Vinya Rosa, después de braseados de esta forma, los saltean con brandy y añaden setas, convirtiendo las mollejas en un plato sublime que no tiene nada que envidiar a las ris de veau francesas, que llevan nata y, por lo tanto, resultan más pesadas. Aquí no solo son más ligeras sino que resaltan el sabor y la textura, crujientes por fuera, tiernas por dentro. La buena calidad de las piezas es uno de los condicionantes del éxito del plato y el restaurante de Sarrià lo tiene asegurado por su relación con Delicatessen, grupo de carnicerías especializadas. Entre las novedades del Vinya Rosa, está la oferta de piezas enteras y cortes especiales que se sirven en la mesa para que se puedan compartir.
Sopa de wonton
5/9
De la sopa wonton de Nanit, debe destacar sobre todo los wonton, estos pequeños raviolis de pasta fina con un relleno que puede variar en función del caldo que los cobije. Estos raviolis, exquisitos, tienen un relleno que se necesitan dos días para prepararlo, según explica June, su propietaria, y "deben hacerse, como toda nuestra cocina, con mucho sentimiento", más que ocuparse de buscar precios económicos en su materia prima, añade. Este pequeño joyero chino tiene unos platos muy bien de precio y muy bien elaborados, y la pasta se hace a la vista y al momento, manualmente. Son también excelentes sus otras pastas rellenas, como los Shaomai de camarones y los shui jiao, los auténticos raviolis chinos rellenos de langostino. El lugar, pequeño, merece una visita para probar otras delicias de la cocina china, pero hay que reservar mesa, sobre todo las noches de los fines de semana.
Hamburguesa Stroganoff
6/9
La proliferación de sitios que se dedican a ofrecer hamburguesa como plato principal se hace cada vez más evidente en Barcelona. En muchos casos es una solución para el bolsillo del comensal y también para el restaurante, para lucir su imaginación y a veces el buen gusto. En el recientemente abierto The Snob, figura como el plato fuerte.Destaca la Stroganoff (una variante del plato ruso homónimo con una salsa a base de setas y nata), puesta en el plato a partir de 180 gramos de carne seleccionada de Galicia, sobre una base de arroz pilaf y salsa al estilo Stroganoff muy bien conseguida por Octavio, el chef. Hay un menú diario de 15 euros y una serie de platos interesantes, como un canelón de berenjena con atún y escalivada.
Jamón al horno
7/9
A cualquier hora de cualquier día. Fermín tiene siempre listo el mejor jamón al horno del que se puede disfrutar, sobre todo desde que cerró La Casa del Jamón Canario. Este plato se disputa junto con Hacienda ser la referencia más clara de la plaza de Letamendi. El jamón del Bagoa, que ni es canario ni es lacón, sino un producto muy particular que se prepara diariamente, hace que valga la pena una visita a este lugar sencillo que en más de treinta años se ha ganado una clientela fija por su plato estrella, sus tortillas y su tremenda amabilidad."Se consume casi un jamón diario", se enorgullece Fermín, quien evita dar más explicaciones sobre su exquisita preparación. Se sirve en tapa, ración o bocadillos, jugoso y sabroso.
Foie gras con boniato
8/9
Este foie gras con boniato confitado y puré de patatas es uno de los platos estrella de este restaurante de cocina excelente: Mine, donde encontramos un servicio informal y pocas pretensiones. Martín Parodi, de larga carrera en Francia, deleita a sus fans con un menú muy asequible que sorprende por la relación calidad-precio. La carta tampoco es cara y sus platos justifican una visita. Todos los cortes de carne que toca Martín sobresalen por su calidad, su sabor y la perfecta cocción. Hay grandes curiosidades, como los pies de cerdo deshuesados o la lengua acompañada de un chutney de naranja, todo un hallazgo. Una oferta tan buena merece una mejor carta de vinos. No apto para quienes comen con prisas; muy agradable para cenar con amigos, dispuestos a pasar un buen rato con auténticas exquisiteces.
Atún con nueces
9/9
En el Mercado de la Libertad, en el bar John Boy, Paco prepara pequeños-grandes platos, con productos frescos de la pescadería de al lado. Su expositor abre el apetito. Al mediodía es casi imposible encontrar un taburete en la barra. El atún rojo, poco hecho en una plancha brillante de limpia, realzado con una salsa de nueces, es la perdición de cualquier gourmand que pase por allí. Pero no acaba aquí la tentación: cigalas frescas, gambas y otras preparaciones según la propuesta del día de la pescadería vecina, animan este punto de encuentro gastronómico en un mercado que, además, se está rodeando de tiendas de productos biológicos o de gran calidad. Otro de los grandes hallazgos son los huevos de pescado aderezados por Paco a la andaluza. Se sirve en copas y precios razonables un buen blanco del Penedès.

Sí, el otoño ha llegado de verdad; y lo ha hecho de golpe, con nocturnidad y alevosía, en forma de lluvias torrenciales y bajada de temperaturas. Y con el cambio de estación, el cambio de producto y de cocina. Vuelven a apetecer los platos de cuchara y chup-chup, castañas, setas y boniatos aparecen en la cocina. Blindad vuestra salud y disfrutad con estos nueve deliciosos platos de otoño.

También te gustará

Restaurantes

Temporada de setas 2014

7 restaurantes especialistas en cocinar las setas de una temporada excepcional Siempre he pensado que uno de los rasgos más importantes que distinguen un pueblo que sabe comer es su actitud hacia las setas. Reino Unido es un pueblo micófobo, mientras que si algo define nuestra cocina es la micofilia. Este 2014, la temporada de la seta ha llegado muy temprano: el verano fue frío y lluvioso y habían dudas sobre si la cosa aguantaría. Ahora estamos en condiciones de afirmar que la temporada es buena: los cestos están llenos, aunque con las temperaturas cálidas hay alguno que llega en mal estado. Pero la selección la hacen los buenos cocineros, y nosotros os escogemos los lugares donde preparan mejor esta joya gastronómica. Santa Rita Club Gastronómic En esta especie de paladar cubano (restaurante particular) gourmet, el chef vasco Xavier Bonilla propone que todos los platos salados de su menú degustación estén protagonizados por una seta. Como dice él, "esto es una forma de calmar el mono de setas que acumulamos durante todo el año". Bonilla, todo un JASP de la cocina con años de experiencia en los mejores restaurantes de Cataluña y Euskadi, abre el comedor de su casa y propone delicatessen micófilas como un carpaccio de shiitake con huevos rotos y tierra de setas, un ravioli de patata relleno de trompetas de la muerte y mayonesa de trufa (en la foto) o meloso de ternera con menestra de setas. Loidi En la piel de toro, el otro pueblo que domina y aprecia la cocina de la seta, a

Restaurantes europeos contra el frío

Descubrid los restaurantes de cocina europea no mediterránea en Barcelona: cobijo contra el invierno y platos sabrosos y contundentes Sí, tenemos una cocina cojonuda, y si nos cansamos sólo tenemos que recurrir a la de nuestros vecinos franceses o italianos. Pero en Barcelona también están presentes -de forma un poco testimonial, hay que decir- de restaurantes que ofrecen cocina austríaca, húngara o rusa, la Europa de Francia hacia arriba. Sea como sea, son sabrosas excepciones gastronómicas que vale la pena conocer, sobre todo en invierno. Damos un paseo caliente por la Europa más fría. Hungaryto El primer restaurante húngaro abierto en Barcelona ofrece una gran cocina —todavía muy desconocida— y platos como el gulasch (presentado más como una sopa que como un guiso) y un estofado de ciervo exquisito, refinado y sólido. Descubrid los buenos vinos húngaros. Alt Heidelberg Veterano establecimiento de especialidades alemanas, con tapas, bocadillos y una variada y bien documentada carta de cervezas: ¡Bien servidas! Vale la pena pedir su ensalada de patata. Crama Dracula Tenemos que agradecerle a Valentino y a Maria que hayan abierto el primer restaurante típico de su país aquí. La rumana es una cocina muy variada, con influencias balcánicas y de otros países vecinos como Alemania, Serbia y Hungría. Esta riqueza le proporciona gustos que se pueden conocer ahora en la taberna Crama Dracula. De los embutidos destacan el salami de Sibiu, el filete de cerdo ahumado, el filete gitano

Advertising

15 platos para calentar el estómago

Las mejores especialidades para combatir el frío de la carta de invierno de los restaurantes Aprovechad la mejor época del año para saborear los platos más contundentes y deliciosos: 15 especialidades de aquí y de todo el mundo que os calentarán el estómago. Agut Poca broma con el plato emblemático de la mejor fonda de Barcelona. Según explica el cocinero del Agut, Manel Mateo –¡35 años de servicio!–, este clásico se creó de cero hace 20 años y ha resistido el paso del tiempo. Muy complejo: un pie de cerdo que primero se ha cocido, se ha rellenado de butifarra negra del perol, para después envolverse con tela de cerdo, que impide que se deshaga cuando se fríe. El toque final de este metaplato –esmerada reflexión de la condición porcina y su aprovechamiento– es una salsa de foie gras con trompetas de la muerte. Brutal. 15 euros. Escudella i carn d'olla Pepe lleva la ‘escudella i la carn d’olla’ en la sangre. Cuando era pequeño, el bisnieto de Casa Agustí la repartía de casa en casa. De mayor, ahora hace cuatro años, cogió el restaurante centenario Casa Agustí. Puede ser que el mismo proceso químico que transvasa el sabor fuerte de la vianda al caldo y la deja suavísima haya detenido el tiempo aquí. Mucho mejor comerse su ‘escudella’ que glosarla: cada miércoles de invierno encontraréis un caldo de pelota, corvejón, panceta, butifarra negra, gallina, morro y oreja, más el segundo con la carne y las legumbres que resucitan a un muerto. Palabra. 19,80 euros (menú entero, con pa

Tiendas, Comida y bebida

Tiendas de alimentación ecológica

Pasamos revista a la nueva ola de comercios "bio", un sector que crece imparable Desde el año 2011, el consumo de alimentación ecológica ha aumentado en un 7 %, a pesar de la marea negra económica. Esto quiere decir una cosa: uno, que la actitud de los que bautizaron este consumo como ecopijo -a menudo gente adinerada que en restaurantes caros se hartan de km 0- se desvanece; y segundo y más importante, que el consumidor, a la hora de llenar el cesto, no sólo compra por militancia. Se ha acostumbrado a lo eco porque tiene un gusto que marca diferencia. I love food: tomates premiados El 'mañico' Chema Bescós, desde la tienda I love food, advierte que los establecimientos de comida ecológica son necesarios. Sobre todo porque "comprar en el mercado no garantiza que compres comida libre de pesticidas". A menudo, dice, muchos puestos compran directamente en Mercabarna, y "allí hay de todo". En su tienda, especifica, todo es ecológico -certificado con el sello del Consell Català de la Producció Agrària Ecològica, CCPAE para los amigos - y "todo es elaborado por pequeños productores km 0, según criterios 'slow food'". Esto les conlleva ciertos dolores de cabeza: en el ansia de ofrecer el mejor producto posible, tienen 400 proveedores directos. ¡Casi uno por producto! Su especialidad son las verduras. En su huerto de Canet de Mar reinan los tomates con diferentes variedades de nombres ingleses ('beef steak', 'heart of compassion') y variedades galardonadas en el Tomato Fest

Advertising