Restaurantes con sorpresa

Una lista de locales singulares donde la comida solo es una parte de la experiencia
Por Ricard Martín |
Advertising

¿Hartos del clásico esquema de primero, segundo y postre? Quizá necesitáis que os sorprendan... aunque la sorpresa no tiene que ser a la fuerza positiva. Pasead por esta lista de restaurantes singulares: detrás de una pizza encontraréis estudios de ocultismo; detrás de un costillar a la brasa, un vampiro. Y también espectáculos de danza del vientre, chistes, cenas a ciegas.... ¿Preparados?

Deu restaurants molt singulars

Restaurantes, Mediterránea

Piratas Restaurant

icon-location-pin Eixample

El Piratas es ya un restaurante de culto, de los que se han ido ganando una reputación poco a poco y del boca a boca. Un local minúsculo de estilo bistró parisino y una cocina de base tradicional con toques de modernidad y que tiende a la simplicidad, donde el protagonista es el buen producto. Platos fríos, quesos, algunos guisos y postres que dejan huella, sificientes para que la clientela vuelva con nuevos amigos. Sin duda, parte de la culpa de su éxito se debe al cercano Teatro Nacional de Cataluña. Y es que hace de refugio para la gente del teatro.

Time Out dice
Restaurantes, Oriente Medio

Arabia

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Un restaurante árabe de alta categoría que respira aires mediterráneos y orientales, exquisito, con platos como la ensalada libanesa de fattush y tagin variados. La mayoría de sus comensales son locales, pero también árabes y turistas de alto nivel de países árabes, atraídos por sus platos familiares y también por su espectáculo de danza del vientre que se puede ver los viernes y sábado a las 22.30 h. y sábado y domingos a las 14.30 h.

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Pizzes l'Àvia

icon-location-pin El Raval

Esta muy peculiar tienda de comida para llevar dispone de todo tipo de pizzas, empanadas uruguayas y una selección de platos de pasta y carne y paellas que no están nada mal. También tiene unas cuantas mesas de hierro y mármol para comer in situ. Eso sí, quien hace de este lugar un local singular es su propietario: el uruguayo Mario M. Perez, hijo de barceloneses republicanos exiliados, es todo un personaje. Militante comunista y perseguido por la dictadura argentina, volvió a Barcelona a finales de los setenta. A parte de cocinar, es un fértil escritor de libros esotéricos y artista: encontraréis sus volúmenes sobre viajes astrales y masonería en la estantería, y en la pared sus cuadros a medio camino entre Munch y lo naif.

Restaurantes

Dans Le Noir

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Barcelona disfruta del primer restaurante a oscuras del sur de Europa. Dans Le Noir, que forma parte de una cadena que tiene restaurantes en Londres y Moscú, ofrece una cena sensorial y totalment a oscuras, donde los camareros son invidentes que nos guían a través de un menú cerrado. Una experiencia única y chocante, pero muy recomendable.

Advertising
Restaurantes, Cocina creativa

Espai Sucre

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

El primer restaurante de postres de la ciudad, creado hace ya más de una década por Jordi Butrón, ya es todo un clásico. Ahora también disponen de barra de postres en la que podréis comer y compartir sus dulces ideas de vanguardia como si fueran tapas. ¡Con barra libre de café!

Time Out dice
Restaurantes

dDivine

icon-location-pin Eixample

De día es un bar de barrio. De noche, se transforma en un restaurante donde las  'drags' son las protagonistas. A la propietaria, la voluminosa Divine la reconoceréis por su aspecto y por su forma de hablar. Deslenguada es poco.
Y por suerte aquí no se sigue la costumbre de comer cacas de perro, por lo que se hizo famosa Divine, la diva de John Waters, en el film Pink Flamingos. El menú de mediodía es bastante decente, aunque por la noche tampoco esperéis un menú degustación exquisito, si no la típica comida de cenas de grupo.

Advertising
Restaurantes, Argentina

Ichi Ban

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Seamos sinceros: su cocina no pasará a la historia, pero eso de encontrar un restaurante de buffet libre que combina comida asiática y parrilla argentina tiene su gracia. La cosa va así: llegas y comienzas a elegir entre islas de comida china, sushi y al final del recorrido hay una brasa donde puedes pedir churrasco, chorizo ​​criollo, matambre y otros cortes. Cabe decir que lo mejor de todo es la parte asiática menos comprometida: los yakisoba, rollitos y gyozas son bastante decentes. Ahora bien, lo mejor que se puede decir de su sushi y su carne a la brasa es que pasan por la barriga de una manera neutra, en el mejor de los casos. Con un menú de 9,90 € no se puede hacer maravillas, pero el lugar tiene un carisma bizarre que lo ha hecho perdurar.

Restaurantes, Rumana

Crama Dracula

icon-location-pin Eixample

La rumana es una cocina muy variada, con influencias balcánicas y de otros países vecinos como Alemania, Serbia y Hungría. Esta riqueza le proporciona gustos que se pueden conocer ahora en la taberna Crama Dracula. De los embutidos destacan el salami de Sibiu, el filete de cerdo ahumado, el filete gitano y la cabeza de jabalí, sin dejar a un lado los quesos rocar, telemea de oveja, de vaca y el ahumado cascaval, que también lo sirven rebozado. El saquito de col relleno con carne picada, el ‘sarmele’, es seguramente el plato típico, pero también lo es la ‘mamaliguta’, una especie de polenta que se sirve cono diferentes quesos de vaca y smântâna, nata pasteurizada. Esta cálida taberna propone también pescados, como la trucha rellena de legumbres, en salmuera o fritos, algunos acompañamientos con ‘mamaliguta’. También hay una amplia oferta de carne a la brasa.

Advertising
Locales de noche

Cómico Cómico

icon-location-pin Eixample

¿Recordáis a Magín Solé, aquel humorista que disfrutó de una época de popularidad en TVE? Sí, cuando solo había dos canales. Hace mucho que montó su restaurante, el Cómico Cómico, en el que el plato fuerte son sus monólogos de humor vintage (¡nada de modernidades al estilo Joaquín Reyes!). Esto lo acompaña un menú de 35 € tan old school como sus gags: milhojas de vieiras, pollo con salsa, filete de cerdo con salsa proenza, bacalao con pisto... Y si pagáis ocho euros más, os cantará una canción personalizada.

Restaurantes, Mediterránea

La Posada Maldita

icon-location-pin Fuera de Barcelona

Es normal que hayan desaparecido las cenas-espectáculo de torneo medieval. Pero aquí tenemos La Posada Maldita, aguantando lustro tras lustro en Cerdanyola del Vallés. En este restaurante-espectáculo de temática terrorífica, vuestra cena se verá amenizada por enterradores, zombis, niñas del Exorcista y otra fauna. Ahora bien, quizás lo más terrorífico de todo es pagar 38 € por un menú a base de embutidos, cóctel de gambas, paté y codillo al horno. Por cierto, ¿alguien recuerda un restaurante frente al MACBA rollo sadomasoquista-medieval al estilo Marqués de Sade? ¿Cómo demonios se llamaba?

También te gustará

Restaurantes

Los 50 mejores restaurantes

Barcelona es una de las mejores ciudades del mundo para comer y beber. Esto lo sabemos quienes vivimos aquí, y también los profesionales de la gastronomía que año tras año premian nuestros fogones con distinciones que alzan la ciudad en el podio de la buena comida internacional. La oferta es variada, de calidad, monumental: desde el pequeño bar de tapas de toda la vida, hasta los restaurantes con estrellas Michelin. Aunque el reto es difícil, nos hemos propuesto seleccionar los 50 mejores restaurantes, aquellos con los fogones más fiables de la multitud de buenas mesas barcelonesas. No le demos más vueltas: aquí tenéis los 50 restaurantes que no os fallarán nunca. Buen provecho. Lo más visto 20 terrazas de película Los mejores rincones con sol de Barcelona Belvedere Aunque es un local de toda la vida, todavía hay demasiada gente que no lo conoce. La terraza tiene apenas tres mesas, pero es quizá la más exquisita de Barcelona. Ubicada en las escaleras de una casa modernista con una entrada de hierro forjado, podréis cenar de categoría y tomaros un cóctel elaborado por el maestro Genís. Una maravilla. Hotel Neri A falta de una terraza, podréis escoger dos. La que da a la plaza de Sant Felip Neir o la nueva, que se llama Roba Estesa, donde incluso, después de cenar, os podréis estirar en una hamaca. Si preferís el romanticismo de la plaza y la fuente, ofrecen cenas en el exterior. Es complicado encontrar un lugar más romántico en la ciudad. Tanto que da un poco de rabia. ¿Algu

Comida monotemática

Restaurantes que son excelentes en la preparación de una sola especialidad: churros, lúkumas, mejillones, arepas LA MUSCLERIA Su obsesión: Los mejillones La obsesa: Hace 15 años, Sònia Pedrosa decidió que el plato nacional belga, los mejillones con patatas fritas, eran un nicho de negocio vacío en Barcelona. Obsesionaos con: Platos que en tres lustros de servicio han ido mucho más allá del modelo belga. El plato fuerte de la casa es una cazuela de kilo de mejillones con varias salsas: roquefort, marinera, pesto, pero también los preparan con almejas y alcachofas... Tienen hasta casi 30 recetas. Y cuidado, que partiendo del clásico tigre efectúan sabrosísimas variaciones, como el de brandada de bacalao. Muy, muy fiables: cada día les entran unos 300 kg de mejillones frescos; los traen de la costa ibérica que haga falta, ya sea de Galicia o del Ebro. LA TAGUARA Su obsesión: La arepa Los obsesos: Asier Navascues y Daniel Legarburu, dos venezolanos con visión de negocio. Obsesionaos con: "La translación en Barcelona de la arepa venezolana, sin ninguna fusión o innovación, pero es un espacio enfocado al público local", dice Navascues. Son bocadillos hechos con masa de trigo -sin gluten-, dura y compacta, y rellena con ingredientes como los frijoles, el aguacate o la carne mechada (carne de ternera a tiras finas). Hacen hasta 17 recetas diferentes, y la única arepa poco ortodoxa es la Pabellón (frijoles negros, carne mechada, plátano macho y queso), hecha con los ingredientes d

Advertising
Restaurantes

Las mejores 'gyozas'

Un recorrido por las mejores empanadillas asiáticas de Barcelona Llamadlas 'gyoza', 'momo', 'dumpling', 'dim sum' o 'guo tie': la empanadilla asiática siempre ha gustado mucho, y en la actualidad se ha convertido en un plato 'hispter' de primera magnitud. Pero este infame estatus de comida de moda no le hace justicia a un plato que ya es un clásico de la cocina popular mundial. ¿Por qué triunfa la 'gyoza'? Porque, como la empanada argentina, es barata, buena y permite altas cuotas de creatividad. Veamos dónde comer las mejores de la ciudad. Seis mordiscos de placer Kao Dim Sum Josep Maria Kao trata desde la perspectiva de la alta cocina el 'dim sum', esta empanadilla asiática que tiene un nombre diferente según cada país: 'gyoza', 'momo', 'siomay'. La fórmula son intenciones de cocina ambiciosa a precios contenidos, con algunos resultados espectaculares, como por ejemplo una empanadilla frita con carne, calabacín y jengibre. No sólo hace 'dim sum': también podemos comer platos de aires chinos y catalanes, como una costilla asada con salsa agridulce o judías salteadas con bacon y guisantes del Maresme. Mito Vale la pena pasar para probar unas 'gyoza' extraordinarias, sin duda de las mejores que hacen en Barcelona: pasta de arroz casera, rellenas de pollo y langostino, primero hechas al vapor, después con un toque de frito. Una delicia fina, humilde, económica. Sus rollitos de pescado, suavizados con caldo, también rompen esquemas sobre la comida china. Out of China Un chino co

Clubs

Los bares más frikis

De copas por la Barcelona oculta Lo más visto 20 terrazas de película Los mejores rincones con sol de Barcelona Belvedere Aunque es un local de toda la vida, todavía hay demasiada gente que no lo conoce. La terraza tiene apenas tres mesas, pero es quizá la más exquisita de Barcelona. Ubicada en las escaleras de una casa modernista con una entrada de hierro forjado, podréis cenar de categoría y tomaros un cóctel elaborado por el maestro Genís. Una maravilla. Hotel Neri A falta de una terraza, podréis escoger dos. La que da a la plaza de Sant Felip Neir o la nueva, que se llama Roba Estesa, donde incluso, después de cenar, os podréis estirar en una hamaca. Si preferís el romanticismo de la plaza y la fuente, ofrecen cenas en el exterior. Es complicado encontrar un lugar más romántico en la ciudad. Tanto que da un poco de rabia. ¿Alguien me quiere invitar? Bar Lobo Bar de tapas y platos rápidos de buena calidad. Y buenas hamburguesas. Podéis probar tanto unos pimientos del padrón con guacamole como alcachofas fritas. Su magnífica terraza gana puntos en estos meses de invierno por el confort que ofrece. Abre todos los días: jueves, viernes y sábados hasta las 2.30 de la madrugada. Vivanda Si queremos impresionar a la pareja, en la terraza interior del Vivanda es difícil no hacerlo. Se trata del patio trasero de una antigua casa de Sarrià rodeado de hiedra. Las mesas están suficientemente separadas y los platos son creación del magnífico chef Jordi Vilà, sin que los precios sean

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com