Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Lo mejor y lo peor de Madrid en 2016

Lo mejor y lo peor de Madrid en 2016

Advertising

2016 ha sido un año de luces y sombras, como todos en realidad. También en el mundo del ocio y la cultura. De la muerte de grandes artistas como David Bowie, Prince o Leonard Cohen al éxito de ‘Stranger Things’ o el premio Nobel de Bob Dylan, Madrid también ha sufrido sus altibajos. Repasamos algunos de los acontecimientos que hacen que merezca más la pena vivir en esta ciudad y otros que hacen que la odiemos (un poquito).

Lo mejor:

- Mad Cool Festival. Por fin, después de años de sequía, Madrid acoge un macrofestival que no tiene nada que envidiar a los otros grandes de España (FIB, Primavera Sound, BBK, etc.) Con un cartel de lujo -Neil Young, The Who, The Prodigy, Editors, Garbage…- la primera edición tuvo lugar del 16 al 18 de junio de este 2016 y fue todo un éxito. ¡Ya estamos deseando que llegue la de 2017!

- Cargadores en el metro. Aunque desde 2015 ya podíamos cargar nuestros móviles y tablets en los autobuses de la EMT, desde verano de este año también podemos hacerlo en el metro. El proyecto ha empezado en los andenes y trenes de la línea 6 y poco a poco se irá extendiendo por todo el suburbano.

- Brunch in the Park. Después de años triunfando en Barcelona, por fin pudimos disfrutar este verano de una de las fiestas más divertidas de nuestro país. El Brunch in the Park se celebró los domingos del mes de septiembre (y alguno de octubre) en el parque Enrique Tierno Galván y fue todo un placer poder disfrutar de buena música electrónica, juegos para los niños y mucho más mientras tomábamos una caña al aire libre.

Mad Cool Festival

- El Pavón Teatro Kamikaze. El famoso Teatro Pavón -que llevaba cerrado desde mayo de 2015 tras la mudanza de la Compañía Nacional de Teatro Clásico al Teatro de la Comedia- volvía a abrir sus puertas este año de la mano del actor Israel Elejalde, el director Miguel del Arco y los productores Aitor Tejada y Jordi Buxó, que forman la compañía Kamikaze. Y su programación es desde entonces una de las mejores de Madrid.

- Ampliación de aceras de la Gran Vía. A pesar de toda la polémica, la ampliación de las aceras de la Gran Vía durante estas navidades es una de las mejores medidas que ha tomado el Ayuntamiento en los últimos años para fomentar el uso del transporte público y facilitar el tránsito en las atestadas calles del centro durante estas fechas.

- Florida Park. Durante décadas fue la sala de fiestas más famosa de todo Madrid, donde se juntaban desde actores hasta cantantes de La Movida. Después de un año y medio de obras el nuevo complejo, bautizado como Florida Retiro, volvió a abrir este verano, con la gastronomía como una de sus grandes apuestas, además del espectáculo y la música.

- El V centenario de El Bosco. La verdad es que nos ha costado elegir solo una de las maravillosas exposiciones que han pasado por Madrid este año, desde Bruce Davidson en la Fundación Mapfre o Renoir en el Thyssen. Sin embargo, por coincidir con una efeméride tan destacada, nos quedamos con la muestra dedicada a El Bosco por el Museo del Prado en el V centenario de su muerte. Tal fue su éxito, que se prorrogó unas semanas más de lo previsto y fue visitada por más de 430.000 personas.

- La undécima del Real Madrid. Un sueño convertido en realidad para los madridistas y una pesadilla que se volvía a repetir para los atléticos. El 26 de mayo de este año el equipo merengue volvía a alzar la famosa orejona tras una agónica tanda de penaltis en Milán. Una undécima Champions League que se quedó un año más en la capital.

- Madrid, entre las ciudades más felices. Una de las noticias más destacadas del año ha sido la inclusión de nuestra ciudad en el top 5 de las mejores ciudades para vivir del mundo. En una encuesta realizada por Time Out a nivel global, Madrid destacaba por la buena acogida que damos a todo el mundo que se muda aquí o viene de visita, además de ser un lugar fácil para vivir.

- Aperturas gastronómicas. 2016 ha sido un año especialmente bueno para la gastronomía madrileña, y no solo por el reparto de estrellas Michelin. Desde enero hasta diciembre grandes chefs se han trasladado o han abierto nuevas sedes de sus espectaculares restaurantes en Madrid, como Manolo de la Osa con Adunia o Dani García con Bibo, entre otros. Además, también ha abierto en plena Gran Vía la famosa cadena de hamburgueserías Five Guys, causando toda una revolución y provocando hasta largas colas para poder probar sus sabrosas patatas y sus batidos con beicon.

 - Más y mejor cine. El mundo del cine también tiene motivos para ser optimista este año. No solo han abierto más salas en versión original, sino que las Fiestas del Cine y los Miércoles de Cine siguen empujando un sector que no lo ha tenido fácil en los últimos meses. También este año se ha inaugurado en la ciudad Spectacular, una experiencia de cine inmersivo que triunfó en todas sus ediciones, y la Cineteca acogió el primer festival de cine surfero. Y por si todo esto fuera poco, el primer gran autocine de la ciudad está a punto de abrir sus puertas. Stay tuned!

- Fin del culebrón del Edificio España. Después de meses de especulación y rumores por fin el Edificio España va a poder mantener intacta su fachada. Tras los tira y afloja del Ayuntamiento con el grupo Wanda, propietario del bloque desde 2014, finalmente la empresa china ha decidido deshacerse de este quebradero de cabeza y se lo ha vendido al holding murciano Baraka, de Trinitario Casanova, cuyas intenciones son convertirlo en un lujoso hotel de la cadena Hard Rock. Eso sí, respetando su fachada.

- Perros en el metro. Desde el mes de julio de este año ya podéis viajar con vuestros perros en el metro con algunas condiciones: se admitirá un solo perro por viajero, provisto de correa y bozal y deberá viajar en el último coche de cada tren. En cuanto a las horas, deberéis evitar las horas punta tanto de la mañana como de la tarde.

Lo peor:

- Cierre de salas de teatro off. A pesar de la constante ebullición que se vive en el teatro alternativo de Madrid, no siempre es fácil competir con los grandes escenarios ni luchar contra los impuestos y la burocracia. Este año han echado en cierre por diferentes motivos La Pensión de las Pulgas (julio), la sala Guindalera (junio) y, más recientemente, el Espacio Labruc (aunque anunciaron el cierre este año su programación termina en enero de 2017).

- Adiós a Sergi Arola. El chef con dos estrellas Michelin dejó a Madrid un poco más huérfano -en términos gastronómicos- cuando en septiembre de 2016 decidió echar al cierre a su restaurante biestrellado. Al parecer, su divorcio y algunos problemas económicos y con Hacienda tuvieron algo que ver.

- La contaminación. No es algo novedoso de 2016, pero la contaminación sigue siendo uno de los grandes temas pendientes por resolver del Ayuntamiento junto con la limpieza de algunas calles del centro. En estos meses hemos sufrido unas cuantas restricciones al tráfico en cuanto a velocidad (70 km/h por la M30) que provocaron atascos y muchas quejas de los madrileños a pesar de los esfuerzos del Consistorio por reforzar el transporte público.

- El Templo del Gato. Uno de los locales de rock más míticos de Madrid, donde han actuado grupos como Offspring, NOFX, Duncan Dhu, los Ronaldos, etc. y en cuya mesa de billar disputaba partidas Álex de la Iglesia, entre muchos otros, cerraba sus puertas tristemente también este año al parecer por problemas con la normativa sobre la insonorización de este tipo de locales.

- Obras de la línea 1 de metro. Lo vivimos como un parto. Al principio, se retrasó el comienzo de la obra un par de veces, después fueron abriendo algunos tramos aunque con problemas puntuales. Madrid ha vivido medio año pendiente de las obras de remodelación de toda la línea 1 de metro, que tuvieron lugar entre los meses de julio y noviembre. Casi lloramos de alegría el día que pudimos volver a ir a Tribunal en nuestro vagón de siempre.

- Agresiones homófobas. Según el informe sobre delitos por LGTBfobia en la Comunidad de Madrid del segundo semestre de 2016 (publicado por el Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia), este año se habrían denunciado 204 agresiones de este tipo, frente a las 32 de 2015 o las 20 de 2014. Un espectacular repunte que nos provoca una profunda repulsión, una lacra a la que hay que poner freno antes de que vaya a más. Además, el año que viene Madrid acogerá el World Pride 2017.

- Otro año será, Atleti. Como ya hemos dicho antes, los atléticos volvieron a revivir la decepción de Lisboa apenas un par de años después. El Real Madrid volvía a hacerse con la ansiada Champions League y dejaba a los rojiblancos de nuevo a las puertas de su primer gran trofeo europeo. Seguro que en 2017 la suerte cambia para bien y el traslado a su nuevo estadio, el Wanda Metropolitano, les sirve de amuleto. ¡Nunca dejéis de creer!

- Sin la fachada de la ‘felicidá’. La famosa fachada de ‘Todo es felicidá’ del artista Jack Babiloni, que decoraba un edificio del barrio de las Salesas, era destruida por las obras de remodelación del Palacete de Orellana. Al parecer, ese fresco, que representaba la mitología helénica con vivos colores y trazo contemporáneo, no contaba con la valía, singularidad e interés suficiente como para ser conservado y protegido.

Share the story
Últimas noticias
    Advertising