Madrid canta en femenino

Cinco artistas emergentes de la ciudad nos hablan sobre sus proyectos más inmediatos un mes después de ese 8 de marzo que cambió las reglas del juego
Amparito
©Manu Grande Amparito
Por Sergio del Amo |
Advertising

Madrid es un hervidero de talento emergente. Y lo que es esencial: cada vez son más las mujeres artistas que intentan abrirse hueco en una industria que no siempre lo pone fácil. Por ello, un mes después de ese 8 de marzo histórico en el que millones de mujeres alzaron su voz al unísono, hemos querido detenernos en cinco nombres propios de la ciudad que dada su creatividad van a dar mucho de qué hablar.

Amparito

Amparito

Sin ir más lejos, ahí están Amparito, quienes este mes cumplen su primer aniversario como banda desde que decidieran subirse por vez primera al escenario del Café La Palma. Colocaron su tema 'Crudo' (el cual forma parte de la 'demo' que editaron también el pasado año) en el cuarto recopilatorio de 'Hits with Tits', aunque este mismo mes se encerrarán en el estudio junto al productor Paco Loco para tejer el que será su inminente nuevo EP digital. Tal como Olalla Uriarte (voz y guitarra) cuenta, "entre pop, garaje y punk nos cuesta definirnos porque dependiendo de quién nos escuche nos dicen que sonamos a una cosa u otra". Y como ella misma destaca, de momento sólo tienen palabras de agradecimiento: "La escena emergente madrileña se mueve muchísimo. Nos ha ayudado muchísima gente, y no sólo mujeres. Como todo el mundo ha partido de cero la escena es muy solidaria y siempre muestra ganas de descubrir a nuevas bandas. Aunque eso sí, si algo tengo claro es que lo mejor que podemos hacer todas nosotras es no parar de tocar, ya que de esta manera las nuevas generaciones pueden tener nuevos referentes en los que inspirarse".  

Caliza
©Julián Cruz

Caliza

En la misma sintonía se encuentra Elisa Pérez, el alma detrás del proyecto synth-pop Caliza. Tras abandonar las baterías de Cosmen Adelaida y Rusos Blancos, Pérez decidió montárselo en solitario tras descubrir la magia del Garage Band. En 2015 editó su debut, 'Medianoche/Mediodía', y hace escasos días ha contraatacado a través de Gramaciones Grabofónicas con su segundo LP, 'Mar de Cristal', "un álbum con canciones más positivas que el primero y que, pese a ciertos cambios, mantiene una continuidad sonora respecto a mi debut". Cuando se le pregunta sobre la actual visibilidad de las mujeres en la industria ella lo tiene muy claro: "Lo que me gustaría es que no seamos vistas distintas que los hombres. Es curioso porque sí se nos presta atención, pero a veces se nos dedica una atención errónea. Es como cuando te dicen 'qué guay, sabes tocar la batería', lo cual no debería ser motivo de sorpresa para nadie".

Foto: ©Julián Cruz.

Advertising
Fatal Tiger
©Assiah Alcázar

Fatal Tiger

"El machismo está tan integrado en nuestra sociedad que nosotras somos las primeras que debemos cambiar muchos aspectos. A veces yo misma me cohíbo porque creo que mi voz no tiene importancia, así que todo lo que ha pasado recientemente en las calles nos tiene que hacer reflexionar", explica Paula Ruiz, la ex bajista de White Bats que a finales del pasado año decidió debutar en solitario bajo el nombre de Fatal Tiger. "Creé Fatal Tiger porque tenía la necesidad de expresarme por mi misma. Tomar la decisión de dejar White Bats no fue nada fácil, para nada, pero encontré las fuerzas para componer y cantar sola por primera vez y no podía desaprovecharlo", confiesa. Su propuesta folk-pop la hermana con nombres propios como los de Angel Olsen o la mismísima Lana del Rey, aunque nos advierte que de cara a sus futuras canciones también habrá alguna que otra píldora rockera, lo cual no debería de extrañar a nadie porque también formó parte pretéritamente de la banda electro punk Los Reyes Catódicos. "Por falta de dinero sólo he podido grabar parte de mis nuevas canciones, así que tan pronto las tenga acabadas no me esperaré para mostrarlas", avanza. Hay ganas de ver con qué nos sorprende próximamente.

Foto: ©Assiah Alcázar.

Jamonas
©MartaMalo Fotografía

Jamonas

"Abrirte paso en esta industria como mínimo requiere 20.000 euros. Es lo más parecido a arrancar una empresa”, opinan tanto Miryam Latrece como Elena Rosillo, ex programadora del Café La Palma y miembro del grupo Jamonas. En el caso de Latrece, tras su debut de 2016 en el que explotaba su bagaje r&b y pop, 'Una Necesidad', ya se encuentra inmersa en su sucesor: 'La Tramuntana'. Fue miembro de la formación Akatupower hasta 2013, y tras dar el paso de abandonar la banda Myriam encontró en la escena jazzística de la capital un impulso para su carrera. "Empecé a trabajar en un club de jazz poniendo copas y eso me dio la oportunidad de conocer a muchísima gente y músicos. Ahí me entró el gusanillo de iniciar mi camino en solitario, y por eso desde entonces sobre el escenario me acompaña una formación propiamente jazzística porque creo que encaja muy bien con mi propuesta”, afirma. ¿Y tras el 8 de marzo qué propone? "La sociedad nos exige muchas cosas, por lo que una de las fundamentales sería que nos apoyáramos entre nosotras para salir de esa educación machista que hemos recibido. ¿Acaso alguien le dice a un músico que tiene unos kilos de más o que debería vestir de una u otra forma sobre el escenario? A mi madre en la escuela le enseñaban a limpiar, corte y confección. Afortunadamente eso ya no pasa, pero aún tenemos muchos aspectos pendientes sobre las que reflexionar".

Foto: ©MartaMalo Fotografía.

Advertising
Myriam Latrece
©Mara Saiz

Myriam Latrece

Si bien el segundo largo de Miryam Latrece está en estos momentos en un 75% finiquitado, Jamonas, lo que saldría de unir a Los Fresones Rebeldes con L-Kan, hace escasos días han pasado por el estudio para trabajar en los temas de su próximo EP. Y tras piezas como 'La balada del empotrador', 'Odio a las parejitas del metro' o 'Los chicos de mi edad no se fijan en mí' queda claro que el cuarteto va a seguir explotando con gracejo la ironía como principal arma. "Era muy necesario que todas paráramos el 8 de marzo para dar visibilidad a un problema que tristemente no todo el mundo considera como tal. Los frutos de ese día aún están por verse, aunque yo me doy por contenta porque gracias a las masivas manifestaciones que hubieron en nuestro país se habló y se debatió seriamente sobre algo que nos afecta a todas", afirma Rosillo.

Foto: ©Mara Saiz.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com