Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Música y Noche

Música y Noche

Los conciertos imprescindibles y las discotecas y bares de copas para vivir la noche madrileña

Los mejores conciertos del mes
Música

Los mejores conciertos del mes

A pesar de las restricciones, la música no para en la ciudad

Las 20 canciones que dan más buen rollo de la historia
Música

Las 20 canciones que dan más buen rollo de la historia

¿Necesitas un chute de optimismo? Sigue leyendo... y sube el volumen

Canciones que rinden homenaje a Madrid
Música

Canciones que rinden homenaje a Madrid

Los 10 mejores temas de amor (y alguno de odio) a las calles, barrios, bares y gentes de la capital

La La Love You: "Tendremos más cuidado con el título de las canciones"
Música

La La Love You: "Tendremos más cuidado con el título de las canciones"

Nos hicieron bailar durante las interminables semanas de confinamiento, y el buen rollo que transmiten sus canciones de indie pop nos han acompañado estos meses estériles de conciertos. Ahora, vuelven a los escenarios, aunque será algo más tarde de lo previsto, y con el cartel de entradas agotadas. David Merino, cantante y guitarrista del grupo, asegura que cuando todo esto pase “vamos a flipar”. Con casi más de 20 millones de reproducciones de su hit 'El fin del mundo' y recién nominados a los premios MTV EMA 2020, son el grupo madrileño del momento. Y no nos extraña. Empezasteis en el mundo de la música casi sin tener ni idea. ¿Cómo fue ese inicio?Nos conocimos en el instituto, tendríamos 13 años o así, y tener una banda era nuestra fantasía. No sabíamos tocar ni la flauta, pero supongo que queríamos ser rockeros y molar. Sin tener ni idea, nos repartimos los instrumentos a suertes (literalmente, a la pirula) y aprendimos juntos a tocar. Se convirtió en el centro de todo y desde entonces le hemos echado infinitas horas. Aunque lleváis una larga trayectoria, no habéis dado el salto al gran público hasta el año pasado. ¿A qué creéis que se debe? Siempre hemos sentido que pertenecíamos a una escena muy chiquitita, pero muy fiel y nos sentíamos muy cómodos así. Quiero decir que había gente a la que le gustaba y venían a nuestros conciertos, pero todo en un ambiente muy familiar, de amigos, en el que casi nos conocíamos todos. ¿La razón por la que ahora esto ha crecido mucho más? Pues ni idea, pero se agradece mucho. Nosotros hacemos el estilo de música que nos gusta escuchar, y mola que cada vez haya más gente que comparta ese mismo gusto. ¿Cómo os habéis tomado este éxito tan repentino? No nos lo esperábamos y te prometo que cada día pienso “buah, seguro que la gente ya se ha cansado de nosotros y ya no nos escucha más”. Supongo que es eso del síndrome del impostor. Gran parte ha sido gracias a Spotify, lograsteis meter seis canciones en su lista de lo más viral. ¿Se han convertido las plataformas de 'streaming' en la forma más directa de llegar a los fans? ¿Hay futuro para la radio?Creo que lo bueno de Spotify es que le ha dado la oportunidad a todo el mundo de ser escuchado. Obvio que no es tan sencillo y supongo que es un cúmulo de circunstancias, pero pueden pasar estas cosas de que algo se viralice. La radio es otra cosa y creo que pueden convivir, no son incompatibles. La mayoría de mis grupos favoritos de ahora los descubrí un día en la radio gracias a maestros como Juan de Pablos. Juan de Pablos sí que es un 'influencer', joder. ¿Es cierto que estuvisteis a punto de ir al festival de Eurovisión?Esa es una de las historias más locas de nuestra vida. La típica batallita para contar en el bar. Pues, hace la tira de años, hubo un concurso online y nos seleccionaron para ir a unas galas de TVE. Todo iba muy bien hasta que se nos ocurrió esparcir una tarta de merengue por el escenario. Era de un parquet raro y se quedó todo resbaladizo. Los bailarines de Melody por poco se desnucan y tuvieron que parar. ¡Y todo esto en directo! Joder, casi nos matan después, pero en realidad no fue por joder y hacernos los punkis, era parte del espectáculo y no sabíamos que se iba a liar así... Claro, al final no ganamos. Pero donde sí triunfasteis fue en Japón. ¿Cómo es actuar allí? Allí el público es de tocarse poco y muy de usar mascarilla, así que ahora no hay mucha diferencia. Para nosotros  fue una experiencia increíble. Un sello japonés editó nuestros discos y nos llevó allí a promocionarlo. Fueron conciertos en salas chiquititas, pero es brutal estar tan lejos y ver a gente cantando nuestras canciones. Supongo que no sabían ni lo que estaban diciendo, pero lo vivían a tope. ‘El fin del mundo’, ‘Miedo y futuro’... son canciones que han subido como la espuma durante la pandemia. ¿Sabíais algo que nosotros desconocíamos?Sí, podemos cambiarnos el nombre a Los Cenizos. En realidad, creo que somos un grupo bastante optimista. Nos gustan los dramas, pero sólo los banales, los de lloriquear porque no te contesta al Whatsapp la chica que te gusta. Los dramas de verdad, como una maldita pandemia mundial, ya no nos hacen tanta gracia. A partir de ahora tendremos cuidado con los títulos de las canciones, por si se vuelven a cumplir. ¿Creéis que el sector de la música y la cultura podrá recuperarse de la situación actual?Está siendo complicadísimo para muchísimos sectores. Obviamente, el de la cultura no es el único, pero es sin duda otro más de los grandes perjudicados. Por ejemplo, en nuestro caso, un grupo, como cualquier proyecto cultural, requiere mucha inversión de tiempo y de pasta, y sin conciertos, pues no hay forma de recuperarlo.  Y cuanto más se alargue, más difícil será sobrevivir. Espero que todo pase pronto, y trabajemos para que todos los sectores se recuperen, sin dejar a ninguno atrás. Al de la cultura tampoco. ¿Qué diferencias habéis notado respecto a la vida antes del confinamiento? Bueno, hay cosas que son mejor ahora que antes, ¿no? Si eres feo casi no se te ve la cara y no tienes el compromiso de saludar con abrazos a gente que te cae mal, por ejemplo. Pero hay muchas otras cosas que se echan de menos, como poder ir a un concierto sin preocuparte del virus. Me consuelo pensando que esto va a pasar pronto y que cuando acabe vamos a flipar todos. ¡Habrá tantas ganas de volver a disfrutar que esto va a parecer la Verbena de la Paloma cada maldito día! ¿Cómo afrontáis el concierto de octubre en esta 'nueva normalidad'?Con todo el dolor de nuestro alma, lo hemos tenido que posponer. Tocaremos el 26 de febrero en La Riviera. Pero como acabamos de decir, lo pillaremos con tantas ganas, que vamos a flipar... ¿Estáis trabajando ya en nuevo material? ¿Alguna novedad que nos podáis adelantar?La “ventaja” del confinamiento es que nos ha dado tiempo y hemos podido avanzar más rápido que de costumbre. Tenemos un puñado de canciones nuevas listas y preparadas y esperamos ir estrenándolas a lo largo de este otoño. Así que eso, prontito cosas nuevas.

Las mejores canciones del confimaniento
Música

Las mejores canciones del confimaniento

Desde clásicos de los 60 a nuevas composiciones para sobrellevar esta crisis 

Locales de jazz

Café Central
Música

Café Central

Desde hace muchos años, este hermoso lugar con techos altos y una decoración elegante, se ha hecho un hueco en el panorama del jazz en Madrid. Los artistas que vienen aquí lo ponen entre los mejores sitios de Europa. George Adams, Don Pullen, Ben Sidran y Bob Sands han tomado el escenario, así como incondicionales españoles como Chano Domínguez, Jorge Pardo y el más antiguo y el más grande de todos ellos, Pedro Iturralde. Sus mesas de piedra clásicas son ideales para tomar un café caliente mientras se disfruta de la música en directo. Al frente de su cocina está el cocinero donostiarra Juan Miguel Pérez Páramo “Micky”.

Clamores
Música

Clamores

Este emblemático club de jazz está abierto desde 1979 y durante ocho años se desempeñó como el conjunto para el programa de televisión Jazz Entre Amigos. Es poseedor de lo que es aparentemente la más amplia gama de cavas y champagnes en Madrid, cuenta con un programa muy variado, con tango, pop, rock, bossa, samba y folk, así como el jazz que hizo su nombre. El directo se expande en las late-night jam sessions de viernes y sábados por la noche. Por su escenario pasan algunos de los artistas internacionales más deseados como Ara Malikian. Además de conciertos de calidad, las entradas son muy razonables en el precio, rondando los 10 euros. Gracias a sus apuestas musicales y a su amplia historia, Clamores se postula como uno de los locales imprescindibles de la noche española.

El Plaza Jazz Club
Música

El Plaza Jazz Club

Los amantes del jazz tienen en este local cerca de Plaza de España un templo al que acudir cada semana a escuchar a sus grupos y artistas favoritos. Conciertos casi diarios sobre un escenario al que se han subido músicos como Celia Mur, Inoidel González o Jimmy Barnatan. El local es acogedor y cómodo y la decoración sobria con toques originales, como sus colorida barra. Perfecto para disfrutar de un buen concierto de jazz con una copa, una cerveza o un cóctel.

Café Berlin
Música

Café Berlin

En 2003, el Berlín fue otro lugar que cayó en desgracia con el cierre impuesto por el ayuntamiento pero ya se ha recuperado de manera impresionante, con su propia escuela de jazz. Si bien es principalmente un lugar de jazz en el que se dan a conocer los grupos locales, grandes nombres como Eddie Henderson también vienen a tocar. También se puede conseguir algo para comer como  hamburguesas, pasta y postres con nombres como Tarta de Miles Davis. Su decoración crea un clima cálido y relajante, perfecto para deleitarse con las notas de jazz. También se puede comer en uno de sus cómodos sillones rojos que decoran el local de paredes color crema.

La Coquette
Música

La Coquette

Este bar situado en un sótano, tras llevar triunfando unos 20 años, fue el primero dedicado exclusivamente a los blues en Madrid. Dirigido por un hombre suizo-español llamado Albert, que tiene una gran colección de viejos discos que no te defraudará. Hay actuaciones en vivo con bluesers locales de martes a jueves. En su programación mezcla nombres internacionales con artistas nacionales como Fede Aguado. Las actuaciones son de gran calidad y en directo.También hacen jam sesions que podrás disfrutar con una cerveza o un mojito.

Segundo Jazz
Música

Segundo Jazz

Fundada hace muchos años por el dueño del legendario Whisky Jazz Club, este es el más antiguo club de jazz de Madrid. Hoy en día, al igual que el jazz, el programa está invadido por grupos brasileños, cantautores y bandas de covers de los 60 tocando ruidosamente canciones de los Beatles y los Stones. Un gran ambiente y un personal amable hacen que sea una parada esencial, pero no llegues demasiado pronto: los conciertos comienzan tarde. No hay nada más placentero que tomarse una copa de vino mientras escuchas las notas de jazz que va deslizando una joven promesa del género.

Más bares de jazz

Fiestas LGBTI

Delirio
Clubs

Delirio

Studio 54
Clubs

Studio 54

Club 33
Clubs

Club 33

Escape
Música

Escape

Why Not?
Bares y pubs

Why Not?

Truco
Clubs

Truco

Discotecas de Madrid

Goya Social Club

Goya Social Club

Más que una discoteca, esta sala tiene un toque clandestino que la convierte en una opción diferente y original de la noche madrileña. Inspirado en clubs de Londres, Berlín y Nueva York, el Goya Social Club es un espacio diáfano donde podrás bailar en su pista desde éxitos comerciales hasta hits alternativos, incluyendo la electrónica y el house entre sus estilos. Situado en plena calle de Goya, tras una galería comercial, con servicio de aparcacoches y reservados para quienes buscan intimidad, la exclusividad está garantizada. 

Comprar
Uñas Chung Lee
Locales de noche

Uñas Chung Lee

De la mano de Iñaki Fernández, productor de LetsGo y creador del 'speakeasy' Medias Puri, nace este club nocturno que tiene nombre de manicura china y una estética de plásticos y colores flúor. Del techo cuelgan farolillos pintados y tras la barra hay una colección de gatos iridiscentes que mueven la patita. Su elenco de bailarines residentes ofrece cada noche una serie de números coreográficos en los que lo oriental se mezcla con lo robótico. Pelucones electrizados, zapatillas luminosas y tubos de PVC por todas partes. Lo que se cuece aquí es de lo más extravagante. A medida que la noche avanza en la pista suenan hits bailables de los 80 y 90. Además, podréis reservar una de sus tres salas de karaoke para fiestas privadas y, si queréis, también os pintarán las uñas.

Bling Bling
Clubs

Bling Bling

Este club, de los mismos dueños de Opium, se levanta en el mismo sitio donde antes estuvo el Club Hot, es solo apto para la gente bien, porque lo suyo es pura sofisticación. Tan elegante y exclusivo como ya lo es Bling Bling Barcelona, la discoteca destaca por tres ambientes con géneros musicales muy diferentes entre sí, además de muchas zonas VIP y constantes fiestas temáticas. 

Cha Cha The Club
Clubs

Cha Cha The Club

Es una sesión que nació con el formato de club privado pero como arrasó entre la gente más ‘trendy’, esta temporada ha crecido y se ha instalado cada viernes en la sala Alcalá 20. Es obra de la factoría de los Zombie Kids, que son fans del trap y del electro perreo. Pinchan también rap y reggaetón electrónico. Actúan y pinchan las estrellas del género como el 'trapero' Kaidy Cain, la rapera Miss Nina o la 'techo princess` Tomasa del Real... y también gente de fuera.

Más discotecas y bares de copas