Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Óscares
Shutterstock

Los Óscar 2020: nuestra porra de ganadores

Por
Josep Lambies
Publicidad

Los Óscar son terriblemente previsibles. Al menos, eso es lo que solemos decir cada año, somnolientos después de haber pasado la noche en blanco, cuando acaba la ceremonia. ¿Será este 2020 una excepción? De momento, las nominaciones vuelven a los conservadores tiempos de los #OscarSoWhite, cosa que viene reforzada por la sonada polémica que se desató después de que algunos medios americanos dijeran que Antonio Banderas es un actor negro. Nosotros hemos elaborado nuestra porra a partir de parámetros fiables, pensando en las tendencias y costumbres de la Academia de Hollywood, en patrones que se repiten edición tras edición, en la falta de riesgo y originalidad que caracteriza la gala. Tendremos que esperar a la madrugada del 10 de febrero para confirmar nuestras predicciones. 

Óscar a la Mejor película
Hay una ley no escrita pero bastante fiable que dice que los Globos de Oro son la antesala de los Óscar. Si esto se cumple, '1917' será la triunfadora absoluta. Tendría bastante sentido. Sam Mendes ha rodado un plano secuencia de dos horas, con mucha técnica y todavía más pirotecnia, y las gentes de Hollywood se vuelven lelas con machadas de este calibre. Acordaos de 'Birdman', de Iñárritu, otro plano secuencia ambicioso, falso y lleno de costuras digitales, pero sin duda eficaz. En '1917' pasa lo mismo. De las trincheras al campo de batalla, de las líneas de fuego enemigas a una ciudad en ruinas, del avión que se estrella a los cadáveres que se pudren en el barro o hinchados por el agua flotando en el río, la cámara se mueve incansable siguiendo a un soldado que intenta entregar un mensaje que podría salvar miles de vidas. Con estas dos razones bastaría para confirmar el augurio.

Óscar a la Mejor dirección
Nos indigna un poquito que Greta Gerwig no esté nominada en esta categoría. Es impresionante lo que la directora de 'Lady Bird' ha hecho en 'Mujercitas'. Transforma una historia que ya conocíamos bien en algo que parece radicalmente nuevo, que suena fresco y natural –entierra la versión telefilmera que hizo Winona Ryder en los 90 en el olvido más oscuro–, aparte de muy actual. Pero no. Los señoros de Hollywood no salen de su anquilosamiento testosterónico. Estos días se ha llegado a debatir si, para incentivar los premios a las mujeres cineastas, habría que crear una nueva categoría exclusiva para la Mejor dirección femenina. Nosotros creemos que eso sería un error. Greta Gerwig es perfectamente capaz de disputarle un Óscar a Martin Scorsese. Lo necesario es que la Academia vele por la paridad, con mayor representación de mujeres en sus cátedras. Por cierto, se lo llevará Sam Mendes, aunque de los nominados quien se lo merece es Quentin Tarantino por 'Érase una vez en... Hollywood'.

Óscar a la Mejor actriz
En los Óscar siempre tienen mucho éxito los actores y las actrices que interpretan a personajes históricos reales. Meryl Streep, por ejemplo, se lo llevó cuando hizo de Margaret Thatcher en 'La dama de hierro'. También Helen Mirren por 'The Queen' y Gary Oldman por su papel de Winston Churchill mascando puro en 'El instante más oscuro'. Podríamos deducir que será Renée Zellweger quien gane este año en la categoría de Mejor actriz por su trabajo en 'Judy', un biopic de Judy Garland que relata la etapa más truculenta de su vida. Además, cuesta creer que los académicos se vayan a resistir a hacerle un homenaje a una de las grandes figuras del musical del Hollywood clásico, desde 'El mago de Oz' hasta 'Ha nacido una estrella'. Si fuera por nosotros, el Óscar sería para Saoirse Ronan por su papel de Jo March en 'Mujercitas' o para Scarlett Johansson por 'Historia de un matrimonio'. Pero aquí ni pinchamos ni cortamos.

Óscar al Mejor actor
Este se lo llevará Joaquin Phoneix por su Joker. Se trata de uno de los papeles más grimosos y exigentes de su carrera, junto al veterano de guerra que interpretó en 'The master' de Paul Thomas Anderson –recordad aquella primera escena en la playa, en la que se hacía una paja en la arena con cara de loco y las escápulas afiladas como aletas de acero–. Esa risa nerviosa, como el cacareo de una gallina moribunda. Ese baile de psicópata mientras baja las escaleras. Esa aparición en un plató de televisión, a punto de sacar la pistola y reventarle el cráneo al presentador. Se confirma que es uno de los mejores actores de su generación... aunque nos da mucha penita por Adam Driver, que es una bestia indómita, fuerte como una pantera enjaulada y vulnerable como un niño perdido en un día de lluvia. Su trabajo en 'Historia de un matrimonio' de Noah Baumbach se lo merece todo. No nos importaría llevarnos una sorpresa de última hora.

Óscar a la Mejor película de habla no inglesa
En este punto, la cosa está muy reñida. Por un lado tenemos 'Parásitos', que compite también en la categoría de Mejor película, contra títulos tan pepinos como '1917', 'Mujercitas', 'El irlandés' y 'Érase una vez en... Hollywood'. Parece raro que se pueda ir de vacío. Además, la peli lo mola todo. Bong Joon-ho construye un thriller perverso en torno a la lucha de clases, con toques de 'Las criadas' de Jean Genet y en un tono no muy lejano al de su gélida distopía 'Rompenieves'. Con todo, parecería un caso resuelto. Pero es que también tenemos 'Dolor y gloria'. Sabemos que Almodóvar gusta mucho en la Costa Oeste. Se llevó el Óscar a la Mejor película extranjera por 'Todo sobre mi madre' y los Óscar al Mejor director y al Mejor guion original por 'Hable con ella'. Aparte, la película es una obra maestra de una sensibilidad crepuscular que suena a la culminación de una carrera brillante. Nosotros se lo daríamos. Por desear que no quede.

Últimas noticias

    Publicidad