Los 11 mejores barrios del mundo

Con la ayuda de editores locales de Time Out, descubrimos cuáles son los barrios más en auge ahora mismo
Berlin
©VisitBerlin/Dagmar Schwelle
Por Time Out editors |
Advertising

Nadie quiere sentirse como un turista cuando viaja estos días. Cada vez que visitamos una ciudad queremos vivirla como lo hacen sus propios habitantes, y eso significa ir más allá de los monumentos típicos y encontrar los barrios más de moda en los que alojarse, comer, beber y salir de fiesta. ¿Pero qué confiere a cada área ese toque cosmopolita casi intangible? Eso es lo que nos hemos preguntado cuando comenzamos a hacer el ranking de los mejores barrios del mundo: lugares que deberían estar en la lista de próximos destinos de todo el mundo.

Para ayudarnos, hemos aprovechado el conocimiento de cada ciudad que tienen nuestros editores y colaboradores a lo largo del mundo. Además, preguntamos a más de 15.000 personas a través de nuestro City Life Index sobre el barrio favorito de su ciudad. Queríamos saberlo todo, ¿en qué área estaban abriendo los nuevos locales de moda? ¿Puede la gente realmente permitirse vivir ahí? ¿Es un buen lugar para alojarse cuando visitas la ciudad?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, hemos elaborado una lista con los barrios que lo están petando a lo largo y ancho del mundo. ¿Adivináis cuál ocupa la primera posición? ¡Apuntad ideas para vuestro próximo viaje!

RECOMENDADO: La lista completa de los 50 mejores barrios del mundo (inglés).

1
Embajadores
©Vanessa Rabade

Embajadores, Madrid

Es el barrio con más colores de Madrid, lugar de convivencia de gente de todas partes, en el que se cuece una vida cultural popular y frenética. Al norte, la plaza Tirso de Molina, que de día es territorio de las floristas y de noche se llena de jóvenes que hacen cola para entrar en Medias Puri, club de moda del momento. Al sur, Tabacalera y La Casa Encendida, dos centros culturales enormes, como transatlánticos varados en medio de la ciudad. Puedes comer guisos indios en una mesa con hule de flores y por un precio de chiste te servirán un tajine marroquí de cordero. Cultura, gastronomía y rincones de fiesta, una prueba viva de cómo esta ciudad se transforma, avanzando hacia el futuro sin renunciar a su pasado.

COMER

En los domingos de Rastro, encontrarás el Santurce atestado de gente, mientras vuelan las raciones de sardinas. Y a cualquier hora, el Melo's te sirve una zapatilla que rebosa queso fundido.

BEBER

Tómete un gin-tonic en la mítica Sala Equis, un antiguo cine porno convertido en bar de copas.

QUÉ HACER

Vete a ver una obra de teatro en El Pavón Kamikaze y al salir tómate unas cañas en su cafetería.

ALOJARSE

Un par de minutos hacia el norte se encuentra el hotel ME Madrid Reina Victoria, con un bar en la azotea de vistas espectaculares.

Josep Lambies

2
Euljiro, Seul
©PixHound/Shutterstock.com

Euljiro, Seúl

En el barrio Euljiro de Seúl todavía puedes oler la pintura fresca cuando paseas por sus industriales calles. Construido sobre todo en torno a imprentas, almacenes y restaurantes antiguos de pollo frito, Euljiro se ha convertido en un hervidero de bares clandestinos y cafés modernos. El contraste es mayor por la noche, cuando las imprentas cargan el papel para el día siguiente mientras los jóvenes más modernos entran en lo que parecen almacenes abandonados convertidos en sitios chic. Cenad con ajeosshis (hombres coreanos de mediana edad) en uno de sus aclamados restaurantes y dirigíos después hacia las luces de neón para tomar una copa y experimentar lo mejor de ambos mundos.

COMER

Uno de los restaurantes de pollo frito más famosos de Corea es el Manseon Hof, especializado en pollo frito con ajo y abadejo secado acompañado por cerveza barata.

BEBER    

En la quinta planta de un aparentemente ruinoso almacén se esconde el Seendosi. Luces de neón y pósters de música indie os esperan tras subir cuatro pisos a pie por unas oscuras escaleras.

QUÉ HACER

La aspereza industrial convierte al barrio en un lugar excelente para fotógrafos que quieren retratar un lado diferente de Seúl. Sacad vuestra cámara y capturad los mejores planos entre callejones sombríos y luces de neón.

ALOJARSE

Situado a 15 minutos de Eulkiro, cerca del Palacio Changdeokgung, el hotel Amass es un deslumbrante hotel-boutique con una azotea increíble.

Hahna Yoon

Advertising
3
Nueva Villa de Aburrá, Medellin
©Pedro Alvarez Espinosa

Nueva Villa de Aburrá, Medellín

Al oeste de los lugares más conocidos de Medellín, los rockeros, punks y 'heavymetaleros' se dirigen hacia Nueva Villa de Aburrá. Es el hogar de La Villa, una plaza con forma de herradura que se transforma cada día de un majestuoso lugar de paseo a una lugar donde se reúne una muchedumbre de jóvenes amantes de la música. Con un historial de protestas políticas pacíficas, Nueva Villa de Aburrá se ha convertido en un barrio donde reina el amor libre y el compromiso social, así como un lugar donde celebrar nuevas tradiciones, como sus festivales anuales de música electrónica y salsa picante.

COMER

Merece la pena dar una vuelta por fuera de La Villa, a través de una verde colina llena estatuas y de árboles perfectos para celebrar un picnic a su sombra, y probar las delicias veganas y vegetarianas de Vegarden’s a precio local.

BEBER

Si no estáis haciendo cola en el Seven and Eleven de La Villa para tomaros una de sus cervezas alemanas, 'guaro' y ron, aprovechad para ir al bar Valhalla para disfrutar de una música en directo con tanques de cerveza local.   

QUÉ HACER

Refugiaos de la lluvia en el centro comercial Los Molinos, donde se celebran cada mes espectáculos como parques de dinosaurios, luchas de gladiadores inspirados en superhéroes o carreras de cisnes de cuento.

ALOJARSE

El hotel Belén Plaza, junto a la línea de MetroPlus, te deja a pocos minuto de la acción sin alejarte del resto de atractivos de la ciudad.

Maggie Clark

4
Metaxourgeio, Atenas
©Stelios Kazazis, flickr.com/kazste17

Metaxourgeio, Atenas

El que fuera uno de los grandes barrios de Atenas estuvo casi abandonado durante años, pero ahora ha vuelto a la vida gracias a la presencia de artistas, activistas y voluntarios de ONGs. Sus edificios neoclásicos se engalonan con graffitis llenos de simbolismo y mensajes profundos. Desaliñados burdeles y zonas de okupas –que tristemente recuerdan a la dura crisis que ha atravesado Grecia– han dejado paso a bares y tabernas que bullen de actividad hasta la madrugada. El proyecto Communitism, una enorme mansión restaurada por artistas locales y refugiados, cuenta con exhibiciones, proyecciones, talleres y fiestas, y aglutina el mejor espíritu creativo de los atenienses. Metaxourgeio es un barrio mágico, en plena transición, donde parece que cualquier cosa es posible.

COMER

Conseguid una mesa al aire libre en el Seychelles y disfrutad de la deliciosa comida griega en un espectacular edificio del siglo XIX.

BEBER

Probad un cóctel mientras os sentáis bajo uno de los árboles gigantes del bar temático Blue Parrot.

QUÉ HACER

El LaTraac es un skatepark solo para adultos que se transforma en uno de los mejores lugares para salir cuando cae la noche gracias a su bar exterior y sesiones de DJ.

ALOJARSE

Todavía no hay ningún hotel de diseño en el barrio, así que reservad en el bonito Quinta, en el cercano barrio de Exarchia.

Jessica Frances

Advertising
5
Príncipe Real, Lisboa

Príncipe Real, Lisboa

Con bares, tiendas, restaurantes, tiendas y galerías de arte por todas partes, este barrio lisboeta quiere coronarse como uno de los mejores del mundo. Salid a tomar algo en los bares más modernos, comprad en la tiendas más de moda (una de ellas, Vintage Department, tiene un oso polar disecado para daros la bienvenida), dadlo todo en sus coloridos clubs nocturnos (es el barrio más gay de Lisboa) y recuperad fuerzas en los mejores restaurantes, desde tapas hasta ceviche. Cada sábado se puede disfrutar además de un pedacito de campo en Príncipe Real con su mercado orgánico lleno de puestos de todo tipo.

COMER

Cuesta organizar una comida en esta zona y no pensar en la pizzería ZeroZero y su horno de leña.

BEBER

Una clientela fiel acude siempre a Cinco Lounge para relajarse en sofás bajos y saborear alguna de las cien bebidas que ofrecen. Pedid un bourbon de Madagascar con vodka de vainilla y piña fresca.

QUÉ HACER

Id de compras a la Embaixada, un centro comercial que vende diseños y arte portugués y ubicado en un palacio del siglo XIX.

ALOJARSE

El hotel Memmo Príncipe Real se ubica en una colina y ofrece unas vistas increíbles del anaranjado skyline de la ciudad desde el bar de su terraza y habitaciones con balcón.

Ágata Xavier

6
Strasbourg-Saint-Denis, Paris

Strasbourg-Saint-Denis, París

La cuna histórica de la comunidad india y kurda parisina se ubica en el barrio de Strasbourg-Saint-Denis (SSD) formando una brillante mezcla irreal de estilos y culturas. Los cafés baratos conviven con los restaurantes goumerts más de moda y algunos de los establecimientos más antiguos de la ciudad, como la Brasserie Julien, clasificado como monumento histórico. En el club La Mano, DJs y artistas en vivo nos os harán bailar desde salsa hasta nu-disco, y el público es igual de ecléctico: un punto de encuentro entre chicos con camisetas de Supreme, chicas con bolsos de Céline y treintañeros con ropa informal. Solo en SSD puedes hacer un tour por los bares por 4 euros y bailar codo con codo con famosos del hip hop y auténticos bohemios.

COMER

Amantes de la pizza, no os perdáis Da Graziella: horno de leña, art nouveau en las paredes y una gran especialidad de Napones, ¡la pizza fritta!

BEBER

Tras una decrépita fachada y un gruesa capa de posters de conciertos se esconde una de las coctelerías más de moda de París: Le Syndicat. Sus cócteles creativos están elaborados con alcohol cien por cien francés.

QUÉ HACER

Haceos con los últimos accesorios, libros y marcas de moda (Homecore, Laurence Airline, Stussy y la firma local Saint-Denis) en Saint-Denis Store.

ALOJARSE

El hotel Grand Amour es un moderno antipalacio diseñado por el artista urbano francés André, con toques únicos de la contracultura parisina y productos de Hermès en el baño a precio más que razonable.

Houssine Bouchama

Advertising
7
Neukoelln, Berlin
©Dagmar Schwelle

Neukölln, Berlin

Neukölln es un contestatario barrio en constante evolución en el corazón de Berlín. Mirad más allá de los graffitis y la suciedad y encontraréis una zona que constantemente se está reinventando. Lo que una vez se abandonó ahora se construye de nuevo y pasa de ser un páramo al último bar lleno de humo, un café vegano o una galería independiente sin nombre. En Wesserstrasse, bares como TiER and Ä sirven arte, performance y alcohol a la sociedad berlinesa más diversa. En Maybachufer, los alemanes holgazanean y deambulan por el mercado turco. Es el barrio más original de la capital alemana.

COMER

El Paulinski Palme, en Rixdorf, puede pasar desapercibido pero su cocina desde luego que no, con simples pero sublimes y tradicionales platos alemanes de Turingia y una sofisticada lista de vinos.

BEBER

Haced como los berlineses y pasad el domingo bebiendo y bailando ritmos electrónicos underground en Griessmuehle, un antiguo granero con diferentes pistas de baile, mobiliario improvisado y un increíble jardín con vistas al canal.

QUÉ HACER

Cuando el paisaje urbano os sature, id a Tempelhofer Feld, un vasto aeropuerto reclamado por los berlineses como un parque donde dar largos paseos.

ALOJARSE

Cruzad las puertas de una vieja fábrica en Hobrechtstrasse y os encontraréis en Hüttenpalast, un espacio de 600 metros cuadrados de en el que dormir en bonitas caravanas vintage reformadas por solo 70 euros la noche.

Duncan Madden

8
Yanaka, Tokio
©Eakkarat Rangram/Shutterstock.com

Yanaka, Tokio

Yanaka es un barrio que mola, pero de una forma modesta. Sus visitantes a menudo se dejan cautivar por su atmósfera única. Pero en los últimos años una corriente artística ha llenado de vida las calles y edificios sin alterar su aparienda de arquitectura del siglo pasado. Talleres artesanos y modernas galerías de arte conviven con elegantes templos y santuarios, y también encontraréis aquí parte de la mejor comida de la ciudad. Aunque está situado justo al lado del frenético distrito de Ueno, Yanaka es un lugar tranquilo. Es un área confortable de naturaleza introspectiva, con un encanto reservado a aquellos que sepan descubrir sus encantos.

COMER

Himitsudo es una parada obligatoria para probar los típicos helados de nieve japoneses o kakigori. Su menú cambia a diario y cuentan con toppings de temporada.

BEBER

Probad las cervezas artesanas en el Yanaka Beer Hall, un espacio de madera que forma parte un complejo mayor donde también hay una pastelería, un bistró y espacio para eventos.

QUÉ HACER

La moderna galería de arte Scai The Bathhouse expone las muestras más punteras tanto de artistas locales como internacionales en una casa de baños de más de 200 años de antigüedad bien conservada.

ALOJARSE

El Hanare hotel os animará a descubrir la ciudad como un auténtico tokiota, empezando por sus habitaciones tradicionales amuebladas con un tatami en el suelo y cómodos futones.

Editores de Time Out Tokyo

Advertising
9
Highland Park, Los Angeles

Highland Park, Los Ángeles

Este frondoso y discreto barrio al noreste de Los Ángeles ha dejado atrás su reputación de barrio de antros para convertirse de uno de las zonas más bonitas para salir de cócteles. Tanto es así que ahora es uno de los barrios más atractivos para salir de fiesta. Mientras que el York Boulevard se ha llenado de gastropubs, la reciente llegada de cafés veganos, lotes limitados de dumplings y pizzas con pedigree han transformado el Figueroa Boulevard en una incipiente zona muy atractiva para salir a cenar.

COMER

El Otoño se ha colado entre los mejores restaurantes de Los Ángeles gracias a la chef Teresa Montaño y sus tapas españolas, con platos con atún, anchoa, queso de cabra y su paella elaborada con verduras del mercado.

BEBER

Highland Park Bowl es una taberna de culto ubicada dentro de la bolera más antigua de la ciudad. Probad sus dulces cócteles mientras echáis unos bolos.

QUÉ HACER

Bandas prometedoras, cantautores de culto y sets de monólogos de Dave Chappelle se mezclan en el Lodge Room, un intimista recinto de conciertos dentro de una antigua logia masónica.

ALOJARSE

Aunque Highland Park no tiene hoteles tradicionales (por ahora), a través de Airbnb encontraréis bonitas casas de artesanos y acogedoras montañas en las colinas.

Michael Juliano

10
Fitzroy Melbourne
©Graham Denholm

Fitzroy, Melbourne

Este antiguo suburbio de clase trabajadora en al norte del Melbourne Central Business District, se ha convertido en el refugio artístico de la ciudad. Aquí han abierto tiendas de diseñadores locales, ropa de deporte, vintage, vinilos y todo tipo de curiosidades. También han aparecido por arte de magia nuevos graffitis en las fachadas, algunos de los mejores chefs y cocteleros australianos abren aquí sus nuevos restaurantes, cafés y bares cada semana, desde veganos como Smith & Daughters y Red Sparrow Pizza hasta el bar temático sobre George Costanza.

COMER

En Fitzroy se ubica la mundialmente famosa Lune Croissanterie, que elabora los mejores croissants fuera de Francia.

BEBER

Este es el barrio idóneo para descubrir algunos de los mejores bares de Melbourne, incluyendo el Libertad, nombrado bar del año en los Premios Time Out 2018.

QUÉ HACER

En el mercado de fin de semana Rose Street Artists’ Market podéis haceros con ropa, joyas, cuadros, esculturas y diseños de todo tipo, y además conocer a sus creadores y diseñadores.

ALOJARSE

El Brooklyn Arts Hotel se encuentra en una bohemia mansión con el encanto ecléctico que se espera de una casa compartida por entusiastas del vintage australiano.

Cass Knowlton

Advertising
11
Peckham, London
©AC Manley/Shutterstock.com

Peckham, London

A lo largo de los últimos años, Peckham se ha ganado a pulso convertirse en uno de los barrios culturales por excelencia de Londres. Sus calles, antes asociadas a la sitcom 'Only Fools and Horses', están ahora ocupadas por bares de juegos arcade, salas de fiesta de culto y pop-ups callejeros. Algunas de las facultades de arte más respetables se encuentran a tan solo una vuelta en la línea 436 de autobús, en una zona que se ha convertido en una de las áreas más florecientes para la creación artística sin perder sus raíces multiculturales. En el cavernoso Khan’s Bargains, niños y familias africanas compran desde electrodomésticos hasta snacks.

COMER

El Banh Banh es uno de los restaurantes más de moda, pero también auténticos, del barrio. Lo regenta una familia vietnamita que sirve street food desde la calle que sale del Peckham Rye Park.

BEBER

Seguramente el secreto peor guardado de Peckham es el Frank’s Cafe, un bar situado en una azotea sobre un concesionario de coches considerado como uno de los mejores lugares para ver atardecer con un cóctel en la mano.

QUÉ HACER

Peckhamplex se quedó anclado en los 90 en el buen sentido: además de su decoración retro, las entradas para su sala multicine siguen costando 4,99 libras todo el día.

ALOJARSE

En ningún sitio de sale tanto de pubs como en Londres, y el Victoria Inn, un gastropub de estilo campestre cerca de Peckham Rye, cuenta con habitaciones boutique en sus pisos superiores.

Grace Goslin

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com