Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Planes anti San Valentín

Planes anti San Valentín

Desde dejarse la garganta en el piano del Toni2 hasta boicotear a Cupido con una fiesta para solteros, planes para combatir el romanticismo cursi y tradicional

Climax
Por Time Out Madrid y Dani Cabezas |
Advertising

A los renegados del San Valentín, a los que las tarjetas de felicitaciones amorosas os producen sarpullidos, a los que la repostería fucsia os parece un mejunje radioactivo y a los que pensáis que esta fiesta no es más que otra trampa del consumismo. A todos vosotros, os hemos preparado una lista de planes para huir del tedio romántico que este 14 de febrero le quemarán las alas a Cupido. 

RECOMENDADO: 9 películas con mucho sexo.

Puenting

Sentir (de verdad) mariposas en el estómago

El remedio perfecto para olvidaros de todo. Incluso puede que en el último segundo también olvidéis (y maldigáis) el momento en que os pareció una buena idea saltar al vacío desde lo alto de un puente atado a una cuerda. Quienes lo han probado aseguran que es una experiencia inolvidable, y que la adrenalina liberada durante el salto nada tiene que envidiar a lo que sientes con un flechazo de Cupido: esto sí que son mariposas en el estómago.

Más información: MadridPuenting.

Carmen y Lola

Ver películas románticas atípicas en un excine porno

Títulos tentadores para todos los gustos. Esta es la propuesta del ciclo ‘Te quiero, no te quiero’ de la Sala Equis para celebrar el mes del amor. Y como marca su propia condición humana, el amor ofrece mil y un formatos y caras, por eso esta selección es tan ecléctica. Desde el sentimiento de lealtad incondicional de Lady Gaga y Bradley Cooper en 'Ha nacido una estrella', a los encuentros sexuales efímeros de 'Clímax' y el amor que vence tabúes sociales como el de 'Carmen y Lola', una buena programación para huir de los bodrios pastelosos.

Más información:  Te quiero, no te quiero

Advertising
Anillo Verde Ciclista

Producir endorfinas de otra manera

Dicen que el deporte libera endorfinas… las mismas hormonas que os hacen sentir feliz y pleno cuando encuentráis el amor. Una buena manera de activarlas a tope sin necesidad de tener que buscar pareja es dedicar San Valentín a recorrer los 64 kilómetros del Anillo Verde, la infraestructura ciclista que rodea la capital. Una forma única de descubrir rincones y panorámicas de la capital que difícilmente podrás disfrutar de otra manera. Hacerlo a pedales te llevará unas cuatro horas, y no es necesario ser Alberto Contador para lograrlo: el desnivel acumulado apenas supera los 300 metros.

Más información:  Anillo Verde Ciclista

Gus Dapperton

Darlo todo en un concierto

Detrás de su apariencia nerd el estadounidense es capaz de facturar auténticas chucherías de dream pop de marcada influencia ochentas. Nada más escucharle, irremediablemente, siempre vienen a la cabeza nombres propios como los de Ariel Pink o Sean Nicholas Savage, aunque el bueno de Dapperton en estos últimos meses ha demostrado que él va por libre. A falta de que en algún momento se anime a editar su primer LP, ahora es una buena ocasión para verle antes de que acabe de despuntar y sacudir cualquier brizna del espíritu de San Valentín.

Más información:  Concierto de Gus Dapperton

Advertising
La Gatoteca

Romper estereotipos de gatos y solteros

No hay nada mejor que reírse de una imagen estereotipada para combatirla de raíz. La clásica imagen del soltero o soltera de la tercera edad con decenas de gatos a su alrededor por no haber encontrado pareja puede ser un plan perfecto. Al menos, para una tarde. En la Gatoteca de Lavapiés podrás tomar algo mientras los mininos ronronean a tu alrededor. E incluso adoptar uno para experimentar el placer de recibir el cariño de un animal todos los días, marque la fecha que marque el calendario.

Más información: La Gatoteca.

Navacerrada

Escaparse a la naturaleza

Madruga. Cógete el día y a tu pareja y escápate a la sierra. Un metro de nieve te espera. Si os gusta esquiar, nada mejor que hacerlo a mediados de semana. Se reduce considerablemente la afluencia de valientes descendiendo por las estrechas pistas rojas y negras de Navacerrada. Nosotros, que somos más de senderismo a lo Walser y Thoreau, nos quedamos por el valle de Fuenfría, el puerto de Morcuerao o, sobre todo, los pinares de Valsaín ("stendhalazo" sobre fondo blanco). Respirad hondo. Con suerte veréis más huellas animales que humanas -eso siempre reconforta- y pasaréis varias horas solos. 

Más información: Dónde comer en la sierra madrileña.

Advertising
Afterwork

Boicotear a Cupido con una fiesta para solteros

No, no nos hemos equivocado de día. El 'Afterwork Singles' es una cita pensada para solteros que no tienen ninguna intención, ni ganas, de celebrar el tan manido día de los enamorados. Y qué mejor que darlo todo un día antes para intentar pasarlo de puntillas (o de resaca, por qué no). Desde por la tarde (20.45 h), la Bodeguita de Enmedio abre sus puertas con una fiestas de singles en la que no va a faltar el picoteo y la buena compañía. Y solo por 5 euros la entrada con consumición. ¿Os apuntáis?

Más información: Afterwork Single.

Toni2
@Plantastic

Dejarse la garganta en el piano del Toni2

He aquí un clásico de las noches de Madrid, el techo que da cobijo a las almas errantes de la ciudad cuando el resto de garitos ya han cerrado la persiana. Si os han echado de la barra del último bar, aquí os acogerán con mucho amor. El Toni2 es un piano bar de los de antes, con paredes de madera, camareros con chaqueta blanca y sofás de escay. En el centro del local, presidiendo, un piano de cola que suena hasta el amanecer, y alrededor del piano un corro de gente, personajes trasnochados, cada uno de su padre y de su madre, que balancean sus copas a rebosar de ginebra y cantan como lobos que le aúllan a la luna, con la voz rota.

Más información: Toni2.

Advertising
Mezcal Lab

Viajar al fin de la noche

Dejaos de regalar spas, masajes y demás sesiones de belleza. Olvidaos de cenas a media luz, con mantel de hilo y platos finísimos o acompañadas de un vino caro. Reserva una mesita en el MezcalLab de Punto MX, picad algo y entregaos al tequila y al mezcal hasta encontrar una botella con una calavera en la etiqueta o alguna clave similar -pierde almas, por ejemplo- y a la cuarta ronda brindad con un "hasta que la muerte nos separe" mientras reís la broma (privada) a carcajadas.

Más información: MezcalLab

Advertising