Restaurantes italianos en Madrid

Los mejores locales donde comer pasta, pizza y más platos de la gastronomía de Italia
Fellina
Advertising

La gastronomía italiana es mucho más que lasaña y macarrones. Los restaurantes tratan de responder cada vez más a las exigencias del público madrileño, que ya no se conforma con las típicas pizzas a domicilio. Burratas, rissottos y panna cottas se suman a la oferta gastronómica italiana de la ciudad, además de contar con cartas adaptadas para vegetarianos y celíacos. Buon appetito!

RECOMENDADO: Dónde comer las mejores pizzas de Madrid.

Restaurantes, Italiana

Numa Pompilio

icon-location-pin Barrio de Salamanca

Sandro Silva y Marta Seco no paran. Los creadores del exitoso Grupo Paraguas acaban de abrir las puertas de un nuevo proyecto (el quinto) y, ojo, ya hay que reservar con tiempo si quieres sentarte en unas de sus mesas durante el fin de semana. Se trata de un restaurante italiano que mantiene la línea burguesa y cosmopolita de la casa y que lleva el nombre del segundo rey de Roma. Y ellos, sus propietarios, van camino (si no lo han hecho ya) de levantar su propio imperio gastronómico.

Restaurantes, Pizza

Grosso Napoletano

icon-location-pin Chamberí

Acaban de abrir su segundo local (el primero, claro, va como un tiro en la zona de Goya -Hermosilla 85-). Pinta bien y huele mejor. Su horno de leña, a 500 grados, es un auténtico hervidero. Parece unos grandes almacenes en Black Friday. Entran y salen pizzas cada minuto. Lo bueno: no te pierdes en una carta con infinitos nombres. Puedes sumar los ingredientes que quieras (varios quesos, tomate San Marzano –una de las claves aquí-, salami picante…) pero la casa ofrece apenas una decena de opciones ya cerradas (diavola, leone, margherita).

Advertising
Restaurantes, Italiana

Fellina

icon-location-pin Almagro

Fellina ocupa el localazo en el que estuviera Random. Cambio de concepto aunque no de dueños, pues detrás de este proyecto se encuentra el Grupo Le Cocó, que conocerás por restaurantes como el homónimo o El Columpio. Precisamente frente a este último, en pleno barrio de Almagro, se ha recreado un trocito de Italia, con sus manteles, su aire mediterráneo y, por supuesto, esa cocina de la ‘nona’ a la que es difícil decir que no. Porque la italiana es una gastronomía popular, que gusta a todo el mundo, este espacio se presta a la perfección a veladas de todo tipo.

Restaurantes, Italiana

Don Lisander

icon-location-pin Tetuán

Cuando hablamos de pizzerías e italianos en Madrid, Don Lisander es un clásico. Esta trattoria, con sus pizzas de masa fina y su pasta artesanal, es el cielo de la cocina trasalpina en la capital. La decoración del local no es gran cosa, pero no le resta ni una pizca de encanto a este italiano que destaca por su buen hacer y mimo al producto heredado de su restaurante matriz, situado a orillas del lago Como. No os perdáis tampoco su ‘bruschette’ de huevos con trufa y su espectacular tiramisú.

Advertising
Restaurantes, Italiana

Emma y Júlia

icon-location-pin La Latina

Justo  a mitad de la calle conocida por ser el epicentro del binomio turistas-tapeo en Madrid se encuentra este incongruente y muy popular comedor italiano. Una muy buena alternativa cuando lo que apetece es una gran ensalada y una pizza. Con un equipo muy agradable, un ambiente relajado y buena comida. La alcachofas rebozadas son magníficas y el tinto de la casa es bueno y barato. Recomendado reservar.

Bares y pubs

Pasta Mito

icon-location-pin Chamartín

Conviene reservar si quieres comer aquí entre semana. Disponen de pocas mesas y el menú diario (pasta + carne/pescado + postre/café) posee ese punto de elegancia sencilla donde se nivelan lo casero y una materia prima excelente. En ese espacio culinario del Mercado de Chamartín su cocinero lo borda y el servicio es amable, formal, cercano. Si no trabajas/vives por la zona, una botella de vino del Friuli, su burrata y un plato de pasta siempre son un buen plan para el sábado al mediodía aunque también puedes acabar la compra del finde tomándote un spritz acompañado de un plato de antipasti al gusto. 

Advertising
Restaurantes, Pizza

López & López

icon-location-pin Lavapiés

¿Y por qué no? Quizás eso se preguntó Raquel Flores, propietaria de la taquería contigua, antes de lanzarse a una nueva aventura hostelera. Esta vez una pizzería. Cuando las cosas se hacen desde la pasión y se les pone cariño (y echas muchas horas), tienden a funcionar. La gente aprecia eso. Eso y su horno de piedra, y esas masas finas de larga fermentación (entre 48 y 72 horas). Algo así, tan lejos de los habituales sitios de porciones e ingredientes insípidos, tiene muchas papeletas para triunfar en el barrio de Lavapiés.

Restaurantes, Italiana

Mercato Ballaró

icon-location-pin Chamberí

Dos pisos. Cartas distintas. La parte de abajo (barra y algunas mesas) es más informal, el servicio es más ágil y las raciones invitan a compartir. Los precios suben en el restaurante de arriba pero también su apuesta gastronómica; platos más elaborados y materias primas más nobles para que viajes sin moverte a su querida Sicilia.  

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Italiana

Manzoni

icon-location-pin Ríos Rosas

En esta pequeña y sencilla pero espléndida trattoria todo gira alrededor de su pizza ovalada con una masa de 48 horas de fermentación y una veintena larga de opciones; entre ellas, atrae la mirada la de camembert con aceite de trufa blanca, huevos de codorniz y patatas chips. Pero la carta va mucho más allá en este suculento viaje transalpino. Ahí están la porqueta y sus spaghettis al carttocio o una atenta selección de vinos italianos.

Restaurantes, Italiana

Premiata Fornería Ballaró

icon-location-pin Chamberí

Si los sabores del Mercato Ballaró ya nos tenían conquistados, esta nueva propuesta de Angelo Marino nos ha terminado de enamorar. Angelo se ha unido a Chema Alonso (a cargo de la bonita decoración del local) y Rafa Vega (Piu di Prima) para montar este restaurante italiano con un único protagonista: el horno de leña. Y, como no podía ser de otra manera, la pizza (crujiente, de masa fina, con harinas integrales y larga fermentación) es el plato predominante en una carta donde también se puede encontrar recetas de pasta y suculentos entrantes.

Advertising