Lo mejor de La Rambla

0

Comentarios

comments.add +

© Elan Fleisher / Time Out

¿Es la primera vez que pisáis La Rambla o hace mucho tiempo que no la visitáis? Os invitamos a redescubrir todo lo que os ofrece este concurrido paseo: tiendas, restaurantes, bares, obras de arte... únicos en el mundo.

Shops and Services

El mejor mercado del mundo

Hundida en la plaza neoclásica de Sant Josep, La Boqueria no puede presumir de una majestuosa arquitectura como el mercado del Born, ni de la grandiosidad del de Sant Antoni. Sin embargo, es el mercado más vistoso y concurrido de la ciudad, donde coinciden vecinos de toda la vida y recién llegados, los que compran un bocadillo, delicatessen, los vendedores de producto local y los que comercian con alimentos exóticos. La Boqueria es el centro de gravedad de Barcelona.

Mercat de Sant Josep. La Boqueria.

La Rambla de les flors

¿Quién quiere una rosa, quién quiere un clave?

Hace siglos que las floristas le ponen color y olor a La Rambla. Glosadas por Josep Maria de Sagarra, cantadas por Miquel Porter i Moix y Serrat, inspiración de pintores como Ramon Casas, las floristas son el patrimonio humano más valioso del paseo. Como proclama Antonia, la protagonista de Las floristas de la Rambla de Sagarra, “uno se da cuenta / que este rojo carnoso, tenso y húmedo, / es el color que dura más tiempo / encima del labio fresco de Barcelona, ​​/ que no se cansa de reír, día y noche “.

Puestos de La Rambla de les Flors.

Interior Liceu

El templo de la lírica

Fuera prejuicios, ya. Una entrada para una función en el Liceu puede resultar mucho más barata que la de un concierto de la banda pseudoalternativa de moda. Así que no hay excusa para no ir, aunque sea una vez en la vida, al gran templo barcelonés de la lírica.

El Liceu.

Cafè de l'òpera

¿Quién quiere ir a un Starbucks?

Barcelona ha maltratado hasta la aniquilación sus cafés históricos. Nos congratulamos, pues, que en La Rambla perviva el casi centenario Cafè de l’Òpera, donde los elegantes espejos grabados con figuras femeninas reflejan la sana promiscuidad con que se mezclan en sus mesas transeúntes, habituales del Liceu, vecinos, noctámbulos, bohemios y turistas.

Cafè de l'Òpera

Christian Escribà

¡Que cruasanes tan buenos!

En la Antiga Casa Figueras, quizás la tienda modernista más bonita de la ciudad, se fabricó pasta durante décadas. En los años 80, la familia Escribà restauró el establecimiento y abrió una sucursal de su pastelería. Ahora venden filigranas pasteleras tan bonitas y elaboradas como los mosaicos que decoran las fachadas. Un desayuno en la pequeña terraza de la calle de la Petxina es una forma inmejorable de empezar el día.

Pastelería Escribà.

Centro galego de Barcelona

Remedio contra la morriña

Casi un secreto para los que no tienen raíces en Galícia, el Centro Galego de Barcelona ya hace 70 años que se instaló en un piso señorial de la antigua residencia de los Güell. Además de la espléndida biblioteca y la majestuosa sala para actividades de los socios, el CGB dispone de un bar y un restaurante para degustar la gastronomía gallega a precios asequibles y ambiente familiar.

Centro Galego de Barcelona

Como en los años 70

Podríamos sentarnos durante horas en una de las barras metálicas del Cosmos viendo pasar a la fauna humana que, escapada de los años 70, busca refugio en la única cafetería que conserva el ambiente de aquella época. Mientras imaginamos a Pasolini tomando un café en ella, el camarero nos devuelve a la realidad con un plato de pescado frito.

Cosmos. La Rambla, 34.

Museu de cera

Legión de hombres sin alma

El Museo de la Cera es encantador por su contenido,  pero sobre todo por su continente. Adentrarse por el pasaje de la Banca hacia este edificio de Elies Rogent es como sumergirse en el decorado gótico perfecto para una historia de terror.

Museu de Cera.

En clave de sol

Partituras para flauta, arpa, órgano, de música clásica o moderna ... En la Casa Beethoven si no la tienen, te la encuentran. Escondida al lado del Palau de la Virreina, esta tienda abierta en 1880 es uno de los tesoros musicales de la ciudad. Unos números más arriba, en el 129, Musical Emporium lleva más de un siglo vendiendo instrumentos.

Casa Beethoven. La Rambla, 97.


Otros usuarios dicen

0 comments