Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los mejores bares gays de Barcelona

Los mejores bares gays de Barcelona

Aquí encontrarás el mejor ambiente gay de la ciudad

Advertising
La Federica
© Maria Dias La Federica

La escena gay de Barcelona es una de las más dinámicas y atractivas tanto para los habitantes de la ciudad como para los miles de turistas que cada año visitan la ciudad para participar en eventos tan importantes como el Pride o el Circuit o cualquiera de las fiestas de ambiente que se celebran regularmente. En este sentido, Barcelona cuenta con una serie de bares donde el buen ambiente y la tolerancia son la base para ratos de diversión y copas, también para lesbianas. Hemos recopilado los mejores bares de ambiente de Barcelona.

NO TE LO PIERDAS: Los clubes gay de referencia en Barcelona.

Restaurantes, Mediterránea

La Federica

icon-location-pin El Poble-sec

Los Albertos decidieron hacerse suya La Federica, uno de los bares emblemáticos del ambiente barcelonés. ¿Y quiénes son los Albertos? Villaplana es diseñador gráfico y el Macaya viene del mundo de los safaris -no me lo invento! Amigos de los dueños de La Federica, cuando se enteraron de que se traspasaba no se lo pensaron dos veces y decidieron que un local tan chulo no podía quedar en otras manos que las suyas. Y la verdad es que la colección de muebles vintage de los sesenta -la mayoría, codiciadas piezas de autor- que han heredado les va como anillo al dedo...

Locales de noche, Bares

Átame

icon-location-pin Eixample

Suena  Mónica Naranjo, Raphael y, de repente, Madonna. Es lo que pasa en ese bar, que propone tranquilas tardes y noches mucho más movidas al ritmo de la música más 'petarda' de todos los tiempos. Los martes tienen 'happy hour' de 19 a 22h, y también los martes, los jueves y los domingos siempre hay espectáculo a medianoche.

Advertising
Bares y pubs

Botanic

icon-location-pin Eixample

Ocupa el espacio del antiguo Black Bull. El hecho diferencial del Botànic y su gran apuesta es un patio lleno de vegetación que ocupa gran parte del interior de isla del Eixample. Una buena opción para tomar una copa rodeados de naturaleza. 

Bares y pubs

Olímpic Bar

icon-location-pin El Raval

El Olímpic Bar es un vórtice en torno al cual giran en espiral bohemios, hipsters, crust, freaks del Raval, grupos de universitarios borrachos que quieren ver el fútbol, ​​parejitas con poca pasta en los bolsillos... y una buena muestra de la escena LGBTI de la ciudad. Este dinosaurio, revivido recientemente para felicidad de los arqueólogos del buen beber, conserva su encanto primigenio, pero ha vuelto con un lifting de espíritu tan bestia que se ha convertido en un delicioso contraste viviente: es un bar de viejos que vuelve locos a los jóvenes. 

Time Out dice
Advertising
Gay y lésbico

Candy Darling

Todo empezó con un viaje a Berlín: fue allí donde sus fundadores, Javier Meneses y Alex Schoihet, dieron a luz al concepto de lo que desde el 13 de septiembre del 2019 es el Candy Darling Bar, un espacio amable de ocio y liberación queer justo al lado de la plaza Universidad. "El nombre de entrada puede parecer naif, pero no lo es su historia", dice Meneses: es la de la actriz americana homónima, un icono transexual de la Factory warholiana. Una declaración de intenciones que acaba de quedar clara en el mismo diseño del logo, con dos triángulos rosas en reivindicación de los disidentes sexuales represaliados durante el nazismo. Activismos a parte (o no!), el Candy Darling es un lugar ideal para ir a probar lo que ellos llaman un bikini darling, con nombres tan deliciosos como "Pastrami Queer", "Naturista" o "Versátil", pero también para dejaros caer en la zona de sofás y disfrutar de los espectáculos drag, de circo y de burlesque que ofrecen, o en la wild room, una especie de discoteca de bolsillo que hay que conocer de primera mano. Otra opción es quedarse embobados ante las muestras de arte queer que habitan el espacio: desde las fotografías tórridas y elegantísimas de Carlos Pareja en uno de los aseos hasta el mural con dibujos de Susana López de la entrada, pasando por instal·laccions como la "Lady Bird" de neón o los coloristas "Dancing Queers" de Nicasio Torres, que firma la dirección de arte de todo el local. Lo habéis leído bien: un local con dirección de arte. Ética

Bares y pubs, Bares

La Casa de la Pradera

icon-location-pin El Raval

Poco a poco, pero en un lapso relativamente corto, la calle Carretas se está convirtiendo en un microclima de locales con personalidad propia. Los alegres gitanos cantores de la Asamblea Evangélica, el taparismo de barrio del Makinavaja, la opción más noctámbula del Lempika y la fantástica gastronomía del Bierzo de Las Fernández, debemos dar la bienvenida a La Casa de la Pradera, un bar que llega para consolidar la heterogénea movida carretera y añade una buena dosis de frescura y entusiasmo 'queer'. 

Time Out dice
Advertising
Priscilla Cafe
© Priscilla Cafe
Gay y lésbico

Priscilla Cafe

icon-location-pin Esquerra de l’Eixample

No os habéis equivocado: este café en la calle Muntaner es un auténtico homenaje a una de las películas drag más míticas: 'Priscilla, reina del desierto'. Un lugar ideal para hacer el afterwork, para ir con amigos, en pareja o solo. Buena música y mejor ambiente desde media tarde hasta la madrugada. 

Gay y lésbico

Zelig

icon-location-pin El Raval

La plaza del Pedró es muy especial: allí se ha documentado uno de los menhires prerromanos de la llanura de Barcelona, ​​siempre ha sido el cruce de vías importantes y allí tenia lugar el mercado predecesor del de San Antonio, además de la antigua fuente y el monumento a Santa Eulalia que se erigió en 1673.En una esquina hay un bar que se llama Zelig. ¿Lo primero que os viene a la mente es la película de Woody Allen? Pues no: 'zelig', en holandés, significa 'cojonudo'. En el año 2004 Michell Koopman se enamoró tanto de la ciudad que decidió quedarse y abrir un local con todo lo que le gustaba: puedes hacer un menú a base de pasta de producción propia y casera -como los postre- por sólo 9 euros.En la carta hay una buena muestra de especialidades holandesas, como la 'kwekkeboom kroket' (una croqueta gigante, 3 €), la 'frikandel' (salchicha, 2,50 €) o la 'bitterballen' (una croqueta de carne y bechamel, 4 €). De cócteles destaca el Zelig Horizontal, con vodka, zumo de arándanos, jengibre y azúcar (6,50 €). Hacen fiestas eurovisivas, celebran el Día de la Reina y del Rey vestidos de naranja –en homenaje al color de la casa real de los Países Bajos– y tienen exposiciones de fotografías (la actual es de Martin Kamen, un despliegue de retratos homoeróticos con influencia frutal y de Caravaggio).

Time Out dice
Advertising
Locales de noche, Clubs

Boys Bar BCN

icon-location-pin Eixample

Este local del carrer Urgell ha vivido distintas etapas hasta llegar a la actual. Primero, fue un bar lésbico llamado Museum Girls. Después, aposto por la música de los 80 y los 90 reencarnado en el Museum Retro. Desde el mes de marzo de 2013, se llama Boys Bar, y es la nueva sede de un bar de copas que ya existió en la caller Muntaner. El público habitual son fans de Matinée y de fiestas como la Bitch.

Gingin Gay Bar
© Gingin Gay Bar
Gay y lésbico

Gingin Gay Bar

icon-location-pin Esquerra de l’Eixample

Ya no es necesario viajar a Bruselas para ver al 'twink' más viajero y vivaracho de la historia del cómic. El Gingin Gay Bar es un local dedicado íntegramente a Gingin, un reportero intrépido y muy atractivo dispuesto a revolucionar el panorama LGBTI local. El espacio está todo decorado con fotos de este personaje en lugares clave de la ciudad y, además de cumplir las fantasías juveniles de los amantes del cómic y de los jovencitos más guapos, este bar situado justo delante del Axel Hotel ofrece una selección destacable de ginebras. 

Advertising