Concert a la sala Sidecar
Sidecar

Los mejores bares del Gòtic

Coctelerías emblemáticas, cafés de especialidad y otros bares recomendados del barrio más antiguo de Barcelona

Publicidad

En el Gòtic hay algunos de los bares más especiales de la ciudad: locales llenos de historia, barras que podrían contar historias increíbles, lugares que contienen noches largas y grandes recuerdos. Hay coctelerías elegantes y bares de batalla, todos ellos de calidad. Sabemos que a menudo no es fácil encontrar lugares auténticos en un barrio con un volumen tan alto de turistas, pero también sabemos que la mejor manera de proteger los espacios que nos gustan es ir, que no les falte público. Esperamos que este listado vivo te haga de guía siempre que necesites tomar algo y charlar con amigas y amigos en un lugar con alma, en el centro de la ciudad.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores restaurantes del Gòtic

  • Coctelerías
  • El Gòtic
  • 5 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out

Este es un establecimiento con más de 50 años de trayectoria, así que poca broma. Fijaos: se entra por un ascensor. Un local que es historia viva de la ciudad, de maderas y sofás rojos, que en los últimos años se ha consolidado como coctelería, aunque ellos sigan diciendo bar. Hacen cócteles –presten atención al Old Fashioned y al cada vez más de moda Mule–, pero las cervezas y los combinados clásicos siempre se pueden pedir. Aunque está junto a la plaza Sant Jaume, no extraño oír hablar catalán entre sus clientes, y es que el Ascensor mantiene parte de la clientela que le ha hecho funcionar este medio siglo.

  • Pubs
  • Ciutat Vella
  • 5 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out

Los New York Dolls, que en el 2007 tocaron en la celebración de los 25 años de la sala, dijeron que el Sidecar era o como el icónico CBGB neoyorquino –cuna del punk, la new wave y el postpunk– o como el infierno. Viniendo de los Dolls, esto era un cumplido, claro, y es que la sala de la plaza Reial de Barcelona –con paredes que si hablaran explicarían barbaridades sobre la Sexta Flota estadounidense en los años 70 y sobre muchos barceloneses en noches de fiesta– es ahora, que cumple 40 años, el templo subterráneo del rock en Barcelona. Y que dure. Arriba está el bar, que también programa conciertos, exposiciones y sesiones de DJs de la farándula barcelonesa.

Publicidad
  • Cafés
  • El Gòtic
Granja La Pallaresa
Granja La Pallaresa

Las colas de gente os indicarán dónde están las mejores granjas de Petritxol. Una es La Pallaresa, que ofrece desayunos y meriendas superlativos desde 1947. No hay ninguna duda de que el clásico chocolate a la taza y un suizo de antología son los grandes protagonistas de esta antigua lechería.

  • Cafés
  • El Gòtic
  • precio 1 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out

El Satan's Coffee Corner, cafetería de tercera generación –las de altos estándares de calidad– ocupa una esquina señorial en el Gòtic. Marcos Bartolomé, el propietario, es hijo de tostadores, y sirve uno de los mejores cafés de Barcelona. El libre albedrío satánico se aviene con su manera de hacer pedagogía del grano recién molido. Pero no sufráis, el personal del Satan's Coffee Corner no os dará la tabarra con lecciones cafeteras que no habéis pedido por qué van por trabajo. Aquí encontraréis variedades de distintos rincones del planeta y en constante rotación. También se sirve teca espectacular para el desayuno y la merienda. Abre todos los días, hasta las 18 h.

Publicidad
  • El Gòtic
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Polaroid Bar
Polaroid Bar

El bar Polaroid es un mausoleo de los 80, un homenaje a las instantáneas con recuadro blanco. Vinilos, cintas de VHS y las famosas cámaras rellenan las paredes poco iluminadas, como un decorado de La Bola de Cristal. El color se lo lleva la barra, de donde cuelgan lámparas fluorescentes de este milenio que fagocita la nostalgia y hace colgantes. El gentío se abalanza ya a partir de las siete de la tarde porque es un bar, como los de antes, donde uno entra para avanzar la noche. 

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad