Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los bares más de moda de Barcelona

Los bares más de moda de Barcelona

Los bares más modernos para ir por la mañana, por la tarde y por la noche

Tarannà
©Irene Fernández
Por Òscar Broc
Advertising

Pasamos 24 horas en los bares más modernos de Barcelona. Desde el desayuno al brunch o un buen bocadillo, a locales ideales para ir de afterwork o tomar la primera copa de la noche.

Mañana: de 9 a 14 h

Restaurantes, Cafés

Satan's Coffee Corner

icon-location-pin El Gòtic

¿Hartos de tomaros cortados que saben a cadáver putrefacto de comadreja? ¿Sois tan modernos que incluso necesitáis inyectaros cafeína con estilo? El Satan’s Coffee Corner es un santuario cafetero que deberían proclamar patrimonio del modernillo bigotudo. Se trata de un lugar minúsculo escondido en una tienda de objetos curiosos, una simple ventana que da a la calle. Minimalismo extremo. Tampoco necesita mucho más: tiene un producto tan bueno que os entrarán ganas de comeros el vaso de cartón. La (mini) cafetería más cool de Barna.

Time Out dice
Bares y pubs

Cosmo Galería

icon-location-pin Eixample

Café ‘trendy’ y galería de arte. Dos al precio de uno. El Cosmo reina entre la modernez que pulula por la parte baja de Enric Granados, gracias a la fusión de conceptos. Podéis almorzar, merendar, comer y holgazanear con toda la tranquilidad del mundo en las mesas de madera de estilo escandinavo o en los sofás de la entrada, y también podéis dar un paseo por la galería del fondo y admirar las exposiciones de arte moderno. Si no tenéis nada mejor que hacer, portátil, butacón, café y de allí no os saca ni un equipo de extracción de los Delta Force.     

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Granja Petitbo

icon-location-pin Dreta de l'Eixample

Tendréis que ir con la armadura de Iron Man y freír a la clientela con rayos láser para encontrar una mesa libre los fines de semana. El orgiástico brunch de la Granja Petitbo lo peta mucho, muchísimo. Es el más deseado por la parroquia modernita con diferencia; “the place to be”, como diría Bibiana Ballbè. El sitio es una cucada luminosa y relajante, y la carta seduce con sus huevos ecológicos (¡pedidlos con salmón!), sándwiches internacionales, pancakes, ensaladas, hamburguesas y zumos naturales. El brunch con más barbas y gafas de pasta por metro cuadrado de Barcelona.

Time Out dice

Tarde: de 15 a 19 h

Restaurantes, Cocina contemporánea

Caravelle

icon-location-pin El Raval

Los ‘expats’ modernitos que viven en Barcelona salivan como perros de Pavlov cuando piensan en el Caravelle. Este espacio es un trozo de Williamsburg en la calle Pintor Fortuny; un loft luminoso y confortable donde podréis hacer un brunch internacional, tomar un delicioso café, comer una polenta con setas, merendar un pastel casero, tomaros un cóctel o cenar una excelente hamburguesa de la casa. Ojo si tenéis un perfil mainstream: el Caravelle es tan moderno que vuestro jersey Desigual se convertirá en una camisa de cuadros, y una barba victoriana sustituirá vuestro afeitado por generación espontánea.

Restaurantes

Tarannà

icon-location-pin Sant Antoni

La nueva bohemia peregrina al Tarannà como si sus pasteles incluyeran vales descuento para Urban Outfitters. El local lo tiene todo para atraer a la peña cool: un interiorismo de estilo nórdico, mesas comunitarias de madera, ladrillos a la vista, ventanales abiertos a la calle, terraza… La carta, además, está hecha para producir ataques de priapismo entre los modernos, con bocadillos saludables de máxima calidad que se pueden acompañar con cremas, ensaladas o quiches. Y que no os tiemble el bigote irónico, que también hacen vermut y brunch: dos asignaturas obligatorias en Sant Antoni.

Time Out dice

Tarde-noche: de 19 a 23 h

Bares y pubs

Olímpic Bar

icon-location-pin El Raval

No lo confundáis con el Olimpia de Sant Antoni, que por cierto, también podría salir en esta lista. Este es el Olímpic, una antigualla de barrio que ha resucitado para convertirse en uno de los secretos mejor guardados de los modernos barceloneses. Por alguna razón, la juventud ‘trendy’ se ha aferrado con ganas a este espacio destartalado, un bareto del Raval antiguo que ha seducido el paladar gafapasta con su combinación de look vintage y espíritu hipster de clase obrera. La mezcla de friquis del barrio y escritores pop de gafas galácticas es de lo más estimulante.

Time Out dice
Bares y pubs, Coctelerías

Collage

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿Ha sido un día duro en el estudio de diseño gráfico, verdad? El Collage recibirá vuestras gafas de pasta con el afterwork más recomendable y generoso del Born: de la cocina no pararán de salir tapas internacionales para que animéis vuestro estómago hasta la hora de cenar. Y sólo tendréis que comprar una copa para clavar el tenedor. Por cierto, no seáis tacaños y pedid los magníficos cócteles, relecturas actuales de los clásicos y brebajes de autor servidos por unos bármanes en sintonía con la audacia del paladar moderno.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Asiática

La Vietnamita Born

Los bols de fideos de arroz, los yum yum rolls y las recetas de curri de La Vietnamita atraen al moderno como las chocolatinas a Sloth. Son expertos en street food con sello 100% vietnamita y han convertido sus mesas comunitarias en un imán para los que quieren huir del mainstream del menú de mediodía. El local es un espacio pequeño, luminoso y atravesado por mesas de madera donde se come rápido, codo con codo con el de al lado, esperando que el cocinero grite vuestro nombre para recoger el plato. Por cierto, tienen otro restaurante, ¿adivináis dónde? En Gràcia, claro.

Noche: de 23h a...

33/45

icon-location-pin El Raval

Después de cenar apetece tomarse el primer gin-tónic con regaliz klingon en un buen sofá, ¿verdad? Pues el 33/45 es una especie de Galerías del Tresillo pero pasado por el filtro Portlandia. Si metéis la nariz a la izquierda de la barra, os adentraréis en un macrosalón lleno de incompatibles butacas, sofás y esponjosos cojines para que preparéis la noche como Dios manda. Junto con el Betty Ford, en la misma calle, este paraíso de la comodidad –donde de vez en cuando se hacen sesiones y conciertos de electrónica– es uno de los búnkeres más concurridos por la cool people del Raval.

Time Out dice
Bares y pubs

El Ciclista

icon-location-pin Vila de Gràcia

La bici y el moderno son como Marty McFly y su patinete: inseparables. El Ciclista es un híbrido que se aprovecha de esto, una coctelería muy recomendable que también hace las funciones de santuario de las dos ruedas. Todo el bar está decorado con motivos ciclistas reciclados, como las ruedas reconvertidas en mesas, los manillares de las puertas o las piezas de museo colgadas de las paredes. El interiorismo es único y los gin-tónics son suficientemente buenos para que el ciclista modernillo –y de Gràcia– pare máquinas y deje de atropellar yayas durante un par de horas. Lo que haga cuando salga de aquí ya no es asunto nuestro…

Time Out dice

También te gustará

Bares y pubs

Bares de culto

En Barcelona, le das una patada a una piedra y sale un bar, pero no todos se merecen una mención especial. Esta lista recoge los locales imprescindibles, bares de culto de visita obligada. ¿Crees que falta algún bar importante? Dínoslo en los comentarios de abajo. L'Entresòl El local apuesta por la 'qualité: la decoración es sencilla, comedidamente moderna, con líneas claras y aseos debidamente desinfectados. No necesita nada más, porque su personalidad se define sobre dos ejes inamovibles: una selección musical que provoca ataques de priapismo y los mejores gintonics de Gràcia, entre ellos el señorial Tanqueray Rangpur, una obra de arte con lima, infusión de té verde y el mismo aroma que la nuca de Ana de Armas. Bar Mingus En una esquina soleada de día y de noche, cuando se cruzan Comtessa de Sobradiel y Ataülf, a pocos metros del Harlem Jazz Club, tiran la caña como en Madrid. Sí, sí, ya sé que duele, pero es cierto. Un estudio científico lo confirma. Las cañas contienen la cantidad justa de gas, la cerveza reposa y el camarero sirve la copa sin que parezca que lo persigue una manada de búfalos. Bar Kasparo En esta deliciosa terraza, quizá la mejor del barrio, encontraréis sabrosas tapas y platos del día. Las bravas Kasparo luchan por estar en el top 5 de las mejores de la ciudad. Y vale la pena probar sus croquetas de setas. Quimet i Quimet Lo dicen todas las guías del mundo y siento repetirme pero Quimet y Quimet es, bueno, para que te salten las lágrimas. Tienen cerveza

Nos vamos de afterwork

10 sitios para relajarse después del trabajo (si aún tienes) Rosso Porpora Esto es un afterwork como Dios manda, a la italiana, sin escatimar nada. Me explico: paga un precio módico para consumir alguna bebida y, mamma mia, podéis engullir un surtido brutal de tapas italianas-platillos, ensaladas, en fin, una locura-hasta alcanzar el tan deseado infarto estomacal. Comienzan a las 19.30 y la comida se acaba a las 21 h. Por cierto, una vez al mes hacen afterwork con platos de pasta. Es una lágrima esto que os veo en el ojo? Es comprensible. Collage En el Collage hacen cócteles de sueño-el Spring Perfume es obligatorio-. Con las muñecas de los bartenders y las ofertas Ladies Night de los miércoles-a 5 euros la copa para las hembras-ya tendrían bastante para ser referencia, pero estos chicos miman la clientela. Por eso hacen aperitivos y tapas gratuitas a la hora del afterwork, para alargar la vuelta a casa hasta que la parienta os envíe el primer WhatsApp amenazante. El aferwork modernillo por antonomasia. Shakerato El Born, territorio de hipsters con galgos y pijos modernos, no puede prescindir de un concepto tan cool como el afterwork. En el Shakerato lo trabajan de verdad, y los miércoles, de 20 a 23 h, llevan un sushi master que va preparando delicias de arroz y pescado fresco gratuitas, incluidas en la consumición. Y algunos jueves organizan cenas afterwork por 25 euros. Hay que seguirles la pista, no siempre se pueden engullir makis de atún por la patilla en este barrio. V

Advertising

Bocadillos de vicio

Aunque parezca sencillo, hacer un buen bocadillo, diferente, elaborado y con buenos ingredientes, no es una medalla que se pueda colgar cualquiera ¿Crees que falta algún lugar de bocadillos importante? Dínoslo en los comentarios de abajo. El Kiosko Brad Ainsworth, el chef que propulsó la hamburguesa gourmet en Barcelona con el minúsculo Bacoa, también abrió Kiosco, el mismo concepto pero un espacio más amplio y cómodo, abierto a la calle. Probad cualquiera de sus deliciosas recetas y la salsa especial chutnet con sus patatas caseras y ya me diréis. Can Conesa Es un clásico capaz de provocar largas colas en la plaza de Sant Jaume. Sus bocadillos lo merecen, probad el caliente de roquefort, el de cocido y salsa de Marta y los frankfurts, también para celíacos. Carrot Café El lugar definitivo de bocadillos de Sant Martí: disponen de cuatro tipos de panes distintos hechos a medida, que se aplican en recetas tan sugerentes como el de atún a la plancha con mahonesa de wasabi, o un muy catalán bocadillo de pan de coca con butifarra negra y alioli. También hacen hamburguesas, buenas y generosas, y tienen una carta de más de 40 cervezas de todo el mundo. Y un pastel de zanahoria casero, claro. Sagàs Los hermanos Rovira, con estrella Michelin en el restaurante-masía Els Casals de Sagàs, se han instalado en Barcelona. Practican el noble arte del bocadillo gourmet, relleno de la carne y la verdura que ellos mismos producen en su granja del Bages. Merece la pena probar delicatessen como e

Bares y pubs, Coctelerías

Las mejores coctelerías

Prueba algunos de los mejores cócteles hechos a medida de Barcelona y, de paso, conoce a los barman más carismáticos de la ciudad. Tanto si prefieres la decoración clásica, de terciopelo rojo y bebidas de siempre o un ambiente más moderno, tenemos el lugar idóneo para ti. Lo más visto 20 cosas para hacer en Barcelona Cuando se viaja, uno de los objetivos es aprovechar al máximo el tiempo y volverse a casa con la sensación de no haberse perdido nada de lo más importante de la ciudad recién descubierta. Es una tarea complicada, lo sabemos, por eso os vamos echar una mano con esta selección de las 20 cosas que puedes hacer en Barcelona. Si se os quedan muchas en el tintero siempre podéis venir una segunda vez. 1. Pasea para descubrir la ciudad Barcelona es una ciudad grande, pero tiene un tamaño perfecto para conocerla a pie. Olvidaros por un día del metro o el autobús turístico y recorredla dando bonitos paseos y cogiendo fuerzas en su amplia oferta gastronómica. Podéis optar por visitar los edificios y parques más importantes de la ciudad como la Ciutadella, el parque de Joan Miró o el castillo de Montjuïc, pero también existe una Barcelona que no sale en las guías. Os animamos a subir hasta Horta, a conocer el encanto del barrio de Sant Andreu, a ver una cara del Eixample menos conocida y a disfrutar de cinco panorámicas únicas. Pero también existe la oportunidad de conocer la ciudad pedaleando. Numerosas son las rutas que la recorren, nosotros os proponemos 10 itinerarios po

More to explore

Advertising