Barcelona con animales

Os invitamos a descubrir la Barcelona 'pet-friendly', con direcciones para disfrutar con nuestros colegas y también para cuidarlos como se merecen
gat
©Iván Moreno
Por María José Gómez |
Advertising

Barcelona es una ciudad muy bestia, en el sentido más literal de la palabra. Según la última encuesta de servicios de la ciudad, el 15% de las familias barcelonesas comparten hogar con un gato o un perro: esto representa unos 70.000 animalitos, principalmente perros. Pero el número exacto no se sabe porque todavía hay mucha gente que no ha censado al animal, aunque es obligatorio desde 2008.

Barcelona también es muy bestia, en el mejor sentido de la palabra, en la promoción y defensa de los derechos de los animales. Anna Maria Ortonoves, jefa del Departamento de Bienestar Animal del Ayuntamiento, subraya que Barcelona "es la ciudad europea más vanguardista en cuanto a políticas públicas". Entre algunos de los hitos que se han conseguido, encontramos en 1998 la Declaración Municipal para la Convivencia y los Derechos de los Animales, y en 2002, la declaración de Barcelona como ciudad de no sacrificio de animales de compañía en la perrera: hasta ese momento, los perros y gatos solo podían estar allí 20 días antes de ser sacrificados.

En 2014, con la aprobación de la nueva ordenanza, se empezaron a aplicar nuevas normas que van encaminadas hacia considerar a los animales como ciudadanos de pleno derecho en Barcelona. Algunas de las novedades son el acceso de los perros al metro, el aumento de los requerimientos de bienestar de los animales en las tiendas, la prohibición de tenencia de primates -hasta ahora solo se prohibía la venta- yla incorporación de la obligatoriedad de esterilización de los gatos y perros en cualquier transacción, ya sea de compra o de adopción.

Esta última medida tiene como objetivo evitar los embarazos no deseados que acaban, en muchas ocasiones, en abandonos. Según indica Ortonoves, la esterilización es imprescindible desde el punto de vista de la responsabilidad pública: "Cuando ves lo llenos que tenemos los centros de acogida, dices: 'Esto no puede ser...'", se lamenta. Y es que cada mes el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) aloja una media de 150 perros y 120 gatos. La mayoría de ellos abandonados. "El 5 de enero entró en el CAACB una camada de 10 perritos con 7 días...", pone como ejemplo la jefa de Bienestar Animal.

El CAACB se sitúa en Collserola (consultad la web adoptabcn.cat) y tiene las puertas abiertas a todas las personas que quieran adoptar un animal. Para Ortonoves esta debería ser la primera opción para alguien que quiera un gato o un perro: "Tenemos muchos animales que ahora mismo no tienen una familia y que se la merecen. Son animales que te pueden dar mucho afecto y que además han pasado por una situación traumática. Darles esta oportunidad, yo creo que es de justicia".

Amor a primera vista
El proceso de adopción es muy sencillo. Las personas que hayan tomado la decisión firme -y muy meditada- de adoptar solo deben dirigirse al centro de acogida donde rellenarán un cuestionario (disponibilidad de tiempos, situación familiar, si tienen o han tenido otros animales...) que quiere evitar las "adopciones compasivas o compulsivas", que pueden terminar en devoluciones. El primer contacto siempre se hace con el personal del centro y en la mayoría de casos "es amor a primera vista", describe Ortonoves. Todo lo que tiene que pagar el adoptante, tanto en el caso del perro como del gato, son 32 euros y a cambio el animal se entrega con el chip de identificación, desparasitado y esterilizado.

Además de los cuidadores, en el CAACB también hay un equipo de etología y educación que trabaja diariamente con los animalitos y también con los voluntarios que colaboran. El objetivo, además de hacer que el animal esté tan bien como sea posible mientras esté en el centro, es que tenga una correcta socialización para cuando sea adoptado y conviva con la nueva familia.

tot cat

Mininos sanos

Con más de 20 años de experiencia, Tot Cat es un referente en la salud de los felinos, ya que fue la primera clínica especializada exclusivamente en gatos del Estado español. Tienen un completo (y muy bien formado) cuadro médico y trabajan todas las especialidades: problemas en los dientes, dermatológicos, respiratorios, digestivos... y también de cáncer. Y lo que es más importante, tratan con respeto y afecto tanto a los animales como a sus propietarios. Antes de ir, pedid cita por teléfono.  www.totcat.com

gu dog

¡Canguros!

No, no os sugeriremos que adoptéis como animal de compañía a un marsupial, sino que hablamos de personas que se ofrecen para hacer de cuidadores de vuestros animalitos, por horas o durante un periodo de tiempo, cuando vosotros no os podéis hacer cargo. En los últimos tiempos están proliferando páginas web como es.bibulu.com y gudog.com (solo para perros) y www.nidmi.es/cuidadomascotas que os ponen en contacto con estos particulares que explican su perfil (si tienen animales, las características de su piso, la experiencia...) y la tarifa que piden a cambio.

Advertising
Caniparc

Diversión canina

Si queréis salir de Barcelona e ir a un sitio pensado para los perros, podéis ir a Caniparc, un espacio al aire libre y rodeado de naturaleza cerca de Caldes de Montbui que dispone de más de 20.000 metros cuadrados de instalaciones y que también organiza talleres y cursos, como el de socialización de cachorros o el de educación básica en positivo. Los perros a los que les guste el agua disfrutarán a lo grande en Can Jané, una especie de Isla Fantasía versión canina.

Parc de la Ciutadella

A cuatro y dos patas

Cualquier parque es buen para pasear con el perro, pero hay un montón que son especialmente territorio perrofriendly, como Collserola y Montjuïc –visitad el foso del castillo y la zona boscosa del parque del Mirador del Migdia–. Si vais el fin de semana el parque del Guinardó, además de flipar con la vista que hay, encontraréis un montón de perros y humanos dando una vuelta por la montañita. Y hablando de montañas, el parque del Putxet es otro clásico entre los espacios concurridos por canes, como también lo es el parque del Poblenou. A la Ciutadella, id a primera hora de la mañana. Si queréis dejar suelto al animal con tranquilidad, podéis hacerlo en alguna de las más de 100 áreas de perros (más conocidas como pipicans) repartidas por los parques. Aunque es cierto que la mayoría no son demasiado grandes y no son especialmente agradables, hay unas cuantas que ofrecen mucho espacio. Las tres más extensas con las del parque de Carles I (2.360 metros cuadrados), en Poblenou; la del parque de Monterols (1.183 m2), en Sarrià-Sant Gervasi, y la del parque de la Estación del Norte (1.045 m2), en el Eixample.

Advertising
lloro

Los raros de la clase

La clínica Exòtics es otro centro veterinario de referencia y otro pionero a escala estatal, en esta caso de animales exóticos. Además, son mediáticos y seguramente los conoceréis si seguís el programa 'Veterinaris' de TV3. Su especialidad son todos los animales que no están considerados como animales de compañía, como por ejemplo aves –periquitos, cotorras, agapornis, guacamayos, loros...–, pequeños mamíferos –cobayas, hámsters, conejos...– y reptiles –iguanas, tortugas, serpientes, camaleones...–, y también ofrecen servicios de medicina y cirugía de anfibios –tritones, salamandras y ranas–. 

Restaurantes, Mediterránea

Can Solé

icon-location-pin La Barceloneta

Es uno de los clásicos de la Barceloneta, un restaurante con mucha solera y toques marineros por todas partes, como toca. En esta arrocería, que supera el siglo de trayectoria, se come particularmente bien, y lo mejor es que difícilmente podrían ser más simpáticos si vas con tu perro. Son realmente amables y quieren que todo el mundo esté a gusto y se quede con ganas de volver. Lo consiguen.

Time Out dice
Restaurantes, Mediterránea

Bar Calders

icon-location-pin Sant Antoni

En el Calders son realmente simpáticos con los perros: seguro que si vais con el vuestro, le llevan agua y quizás le dan una golosina. Es perfecto para ir a la hora del vermut o para tomarse unas cañas mientras se pica alguno de sus platos. El bar por dentro es pequeño –y se llena siempre–, así que si vuestro perro es mediano o grande probablemente estará más a gusto en la terraza. Justo enfrente, El Dinàmic de BCN (Pasaje de Pere Calders, 4) es otro bar perfecto para ir acompañado de cánidos.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Vegana

Sol i Lluna

icon-location-pin Vila de Gràcia

Es territorio canino al 100% y lo sabrás incluso antes de entrar porque en la puerta del Sol i Lluna siempre hay un cuenco de agua fresca. Si cruzas la puerta de este bonito y ecléctico restaurante de ambiente familiar e inspiración francesa, seguro que a tu perro le cae alguna caricia y le ofrecerán alguna golosina para que esté súpercontento. Además, se come de escándalo: cocina francesa, claro, con opciones vegetarianas, quesos... Si vas a mediodía, encontrarás un menú muy recomendable.

Time Out dice
Restaurantes

Copasetic

La palabra copasetic significa 'totalmente satisfactorio', un nombre original y sobre todo acertado para este café y restaurante del Eixample: tratan muy bien a los que van acompañados por sus perros y se está a gusto a cualquier hora del día. A los perros los ponen agua fresca mientras las personas humanas prueban tés y cafés ecológicos o se sientan a la mesa a comer. Hay platos internacionales, quiches, opciones vegetarianas... No os vayáis sin probar los gin-tonics, otra de las especialidades de la casa.

Advertising
Restaurantes, Cocina contemporánea

El universo Moritz

icon-location-pin Eixample

Aunque no es muy conocido, tanto la Fábrica Moritz como el Bar à Vins y el Velódromo son caninamente simpáticos. Es política de la casa Moritz desde siempre, y se agradece. Como tienen unos horarios tan amplios, es genial sentarse a comer, cenar o tomar cervezas a cualquier hora del día en compañía de tu perro, que siempre será bien recibido.

Bares y pubs, Cafeterías

Cafeteria Algueró

icon-location-pin El Guinardó

Los perros son más que bienvenidos en el Café Algueró: encontrarán agua y amabilidad, y quizás alguna golosina. Y para ti, humano, si buscas café del bueno y pasteles caseros, este es tu nuevo sitio favorito. Cada día hay alguna tentación dulce para el desayuno o merienda: tarta de manzana, bizcocho de membrillo, de mandarina, de avellanas... Son baristas y se nota. Hay gran variedad de tés y galletas; no hay televisión ni cerveza. Ni prisas.

número 1

No son juguetes

“En cuanto a estructuras nerviosas que controlan el dolor y otras emociones, (las de los animales) son exactamente igual que las nuestras. Por este principio, y ante la duda, es mejor pensar que sienten y sufren como nosotros. ¿Por qué suponemos que no tienen dolor? ¿Porque no gritan? Es absurdo”, dice la etóloga Marta Amat. Los animales son seres vivos y hay que tratarlos con el respeto y el cuidado que se merecen.

número 2

Todo en regla

Anna Maria Ortonoves, jefa del Departamento de Bienestar Animal, apunta: “Antes de tener un animal, debes informarte de las obligaciones que tienes como propietario y qué derechos tiene el animal”. Por ejemplo, hay que saber que entre las normas que establece la nueva ordenanza se prohibe que un animal esté atado más de dos horas en un lugar fijo; el uso de collar de castigo, fuerza, estrangulación...; dejarlos solos más de tres días seguidos (12 h en el caso de los perros)... Y que los vehículos, los patios de luces, balcones y terrazas no pueden ser el sitio habitual de alojamiento.

Advertising
número 3

Sé responsable

Para evitar los embarazos no deseados (y hay que recordar que la cría en domicilios particulares está prohibida) el método más efectivo es la esterilización. Y el dinero no debe ser un problema (o excusa). La Fundación FAADA, con la campaña Sóc responsable, ofrece precios reducidos para identificar y esterilizar a tu gato, perro o hurón. La próxima será del 3 de marzo al 30 de mayo.

Número 4

¿Dónde lo encuentro?

Como ya hemos dicho, la primera opción debería ser la adopción. En los centros de acogida y protectoras encontrarás perros y gatos de todas las características y edades. Sin embargo, si finalmente te decides por un perro o gato de raza, es fundamental que te informes muy bien de donde la adquieres. Desgraciadamente, todavía hay tiendas y criadores con muy malas prácticas. Evita participar, aunque sea inconscientemente, en el negocio del abuso y el tráfico de animales.

En libertad

Conill de bosc

Quizá no somos conscientes, pero los humanos no somos los únicos animales que vivimos en Barcelona. Y no nos referimos solo a las gaviotas, las palomas y, ehem, las cucarachas y ratas que podemos observar con frecuencia. También es el hogar de muchos otros animales que, resguardados en las grietas de los edificios, fuentes, estanques, árboles y multitud de rincones, son nuestros vecinos más discretos.

Por tamaño y ubicación, será muy difícil que veáis a la musaraña etrusca, más pequeña que un clip de papel, que vive en los barrancos de Montjuïc, y tampoco vislumbraréis con facilidad otros mamíferos, como el erizooscuro, el ratón y el conejo de bosque, la ardilla i diversos tipos de murciélagos, pero todos están catalogados como fauna de ciudad.

Compartimos espacio con anfibios - como la rana verde, la reineta y el sapo partero- y también tenemos una buena representación de reptiles autóctonos, como la lagartija comúny la lagartija grande, que puede medir 20 centímetros de largo. El más abundante es el dragón común, mientras que el rosado es más escaso. Si por (mucha) casualidad os encontráis con una serpiente blanca, verde o de agua, no sufráis: ninguna de ellas es peligrosa.

El cielo barcelonés está surcado por más de veinte especies de aves: algunas son caras de ver, como el halcón peregrino -reintroducido hace diez años-, la garza real, el autillo y la abubilla, mientra que otras se encuentran en abundancia, como la golondrina, el gorrión, el petirrojo... y la cotorra de pecho gris, más conocida como cotorra argentina. El primer registro de la existencia de esta especie en libertad, en Barcelona y en todo el Estado, es de 1975, cuando se vio una pareja en la Ciutadella. No hace falta explicar lo bien que se adaptó a la ciudad a pesar de venir de tan lejos.

Mención a parte merecen las colonias de gatos: unos 9.000 gatos viven en espacios públicos distribuidos en 625 colonias. El Ayuntamiento, a través de tres entidades colaboradoras -Plataforma Gatera, Progat y Fundació Silvestre- y sus voluntarias, cuida de su control y bienestar.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com