Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Barcelona
Foto: Shutterstock

Cosas para hacer en Barcelona por Todos los Santos

Aquí tienes un montón de planes para hacer en Barcelona este 1 de noviembre. ¡Disfruta del día festivo!

Escrito por
Time Out Barcelona Editors
Publicidad

Halloween, la Castañada... sí, nos encantan estos planes temáticos, pero el 1 de noviembre en Barcelona se pueden hacer un montón de cosas. Os hemos hecho una selección variadita para disfrutar al máximo de este día festivo. ¡No todo son castañas y panellets!

  • Qué hacer
  • Exposiciones
  • Dreta de l'Eixample

'Crims' es uno de los podcasts más exitosos del país y un programa de televisión que ha batido récords de audiencia. Y ahora, 'Crims' también es una exposición que consiste en un recorrido inmersivo por las Salas del Palau Robert, para conocer en profundidad los casos más recientes de la crónica negra que se han convertido en capítulos del programa de televisión.

¿Y cómo es por dentro esta exposición? Pues la muestra consiste en una experiencia física e interactiva que permite a los visitantes interactuar con los diferentes casos y conocer los tres puntos de vista que siempre están presentes en 'Crims': el del entorno de las víctimas, el de los criminales y el de los que los investigan.

La exposición permite conocer la mente de los asesinos y los métodos de trabajo de los investigadores, ofreciendo al público la posibilidad de sentarse en una mesa de interrogatorios o participar en una ronda de reconocimiento policial. Al final de la muestra, los visitantes podrán entrar en la habitación oculta de la exposición, eso sí, solamente si han ganado el juego de pistas interactivo -accesible a través de un código QR- que les invita a resolver enigmas escondidos en todas las salas de la muestra.

  • Qué hacer
  • Sants - Montjuïc

Este año se celebra el trigésimo aniversario de los Juegos Olímpicos de Barcelona y, para la ocasión, el Castell de Montjuïc acoge la exposición 'Barcelona 1992, treinta años después'. 

La muestra propone un recorrido histórico desde los inicios de la década de los ochenta en los que se gestó la candidatura de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y un espacio de reflexión con el objetivo de realizar una lectura de la herencia olímpica transcurridas tres décadas, a partir de una mirada actual. 

La organización del evento mundial sirvió de palanca de transformación de la ciudad y de la montaña de Montjuïc, que debía ser el epicentro y que ahora es el espacio que acoge la exposición.

Publicidad
  • Teatro
  • Drama
  • El Raval

Llevar al teatro el poema de John Milton Paraíso perdido no era tarea fácil, pero Helena Tornero ha conseguido bajarlo a un texto que se desliza de maravilla a través de Cristina Plazas y Pere Arquillué, Satanás y Dios, que se dejan la piel. . Andrés Lima dirige una obra que también cuenta con Elena Tarrats, Rubén de Eguía, Lucía Juárez y Laura Font, y que es un espectáculo total en el que vuelve a nosotros, fresca, la historia de la creación. Además de un homenaje a la belleza de las palabras de Milton desde una mirada contemporánea, este Paraíso perdido es también un homenaje al oficio del comediante, tantas veces demonizado por su fascinante capacidad de transformación y transgresión. La última escena es para enmarcar, cuando el demonio hace una defensa enconada del teatro como espacio de libertad, lo único que el Todopoderoso no puede controlar. En el Teatre Grec, el pasado verano, fue fantástico.

  • Arte
  • Arte contemporáneo
  • Dreta de l'Eixample

La Fundació Tàpies acoge una exposición donde se encontrarán aquellas pinturas del artista que van de la década de 1950 y finales de los años 80. La exposición, que estará disponible hasta el 30 de abril del próximo año, muestra las obras de Tàpies en las que el pintor explora materiales primarios y naturales que la sociedad rechaza y donde él encuentra el origen y fuerza de la vida.

La materialidad de la pintura del artista barcelonés ya se reconocía a finales de los años 50, cuando su obra era internacional y el uso que daba de los materiales naturales lo hacían referente. En las obras que se exponen, el muro es la base de éstas y la mezcla de pinturas y materiales plasman la realidad de la época de fenómenos propios de ésta como la bomba atómica y los grafitis en espacios urbanos derruidos por la Segunda Guerra Mundial, entre otros.

En 'El abono que fecunda la tierra', aparecen obras en las que Tàpies incluyó un material como el barniz que contraponía su brillo con la opacidad del muro. Son obras de la década de los 70 y que junto con materiales naturales como arena, paja o pigmentos y que la sociedad no valora, crean un discurso en el que Tàpies busca que el espectador haga una reflexión sobre el punto perverso del propio individuo y de la sociedad.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad