Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Cosas para hacer en el barrio de Sant Andreu de Barcelona
Plaça Orfila, Sant Andreu
Foto: Laura Guerrero Plaça Orfila, Sant Andreu

Cosas para hacer en el barrio de Sant Andreu de Barcelona

Sant Andreu es un lugar acogedor y vivo, sociable y con encanto; un barrio que se siente pueblo

Por Julen Chavarrías
Advertising

Ser de Sant Andreu es una experiencia que se puede explicar en dos párrafos y con una breve historia. Con ocho años descubrí que no era barcelonés. A pesar de haber nacido bajo los brazos del Eixample y crecido flanqueado por el modernismo de Gaudí, cierto sábado por la tarde mi madre sentenció el lugar al que pertenecía de una forma extraordinariamente sutil: "¿Quieres que vayamos a Barcelona y merendamos por alguna granja de Petritxol?". Antes de decir nada, dibujé una mueca de desconcierto en mi rostro, preguntándome si realmente todo este tiempo había vivido en Londres y no lo sabía. Sin embargo, parecía ser un sacrificio en pro de una causa mayor: ser 'andreuenc'.

Esta historia personal es bastante común en los hogares del barrio de Sant Andreu, donde los vecinos de toda la vida aún guardan su condición de 'andreuencs' con orgullo y convicción, y "van a Barcelona" cuando salen de las fronteras de un barrio lleno de espacios curiosos donde perderse. Os presentamos una selección de ellos: iglesias con tesoros desconocidos y escondidos, restaurantes y tiendas con particularidades únicas en la ciudad e incluso fábricas reconvertidas en espacios llenos de vida.

NO TE LO PIERDAS: Las calles más bonitas de Barcelona.

Mosaic de l'Esglèsia de Sant Pacià
Foto: Ajuntament de Barcelona

Descubrir un pedazo de Gaudí en la Iglesia de Sant Pacià

La Iglesia de Sant Pacià, situada en la calle de las Monges, esconde uno de los tesoros del inigualable Antoni Gaudí. Un mosaico de estilo neoclásico dedicado a las figuras de Jesús y María decora toda la planta de la iglesia. Esta fue una de las primeras obras del arquitecto y, como se puede apreciar en la representación de la cerámica, el estilo de los mosaicos no se parece en nada al carácter modernista que más tarde perfeccionaría Gaudí. Sin embargo, se trata de una obra de incalculable valor artístico.

Bar Versalles
Bar Versalles

Deleitarse en una cena en el Versalles

Situado en la calle Gran de Sant Andreu, una de las arterias de Sant Andreu de Palomar, el centenario Versalles es uno de los corazones del barrio. En el emblemático edificio modernista de la Casa Vidal se encuentra uno de los lugares de reunión por excelencia de Sant Andreu. El ambiente que se respira es cordial, elegante, familiar y cercano, coronado con una oferta gastronómica amplia y variada. La proximidad del local con la plaza Orfila, centro neurálgico del barrio, otorga al Versalles una ubicación magnífica.

Advertising
Església de Sant Andreu de Palomar
Foto: Ajuntament de Barcelona

Visitar la renovada Iglesia de Sant Andreu de Palomar

Todos los templos tienen su liturgia. Cuando pasas por la plaza Orfila, es inevitable sentir la necesidad de levantar la vista para conectar con una de las cúpulas más bonitas de la ciudad. Recientemente renovada, la bóveda que corona la Iglesia de Sant Andreu de Palomar vuelve a lucir majestuosa y brillante. La iglesia, todo un símbolo del barrio, ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de su agitada historia. Sin embargo, sigue siendo considerada una insignia de Sant Andreu de Palomar. En su interior aún se guardan vestigios de la Capilla de los Segadores, desde la que, el 22 de mayo de 1640, varios campesinos venidos de todas partes de Cataluña iniciaron la revuelta que acabaría explotando en la Guerra de los Segadores.

Fàbrica Fabra i Coats
Foto: Paola de Grenet

Perderse entre el Arte Contemporáneo de la Fabra i Coats

Situada muy cerca de la plaza Can Fabra, donde se levanta una enorme biblioteca, la Fabra i Coats es actualmente un espacio destinado a la difusión de la cultura y del arte contemporáneo. Sin embargo, su pasado está ligado a la industria del algodón. En 1903, la familia 'andreuenca' Fabra y Puig se fusionó con la casa escocesa J & P Coats, conocida por haber creado la colonia industrial de Borgonyà. La empresa que surgiría de esta unión monopolizó el sector estatal de esta industria y dio empleo a más de tres mil vecinos del barrio. Nietzsche decía que los hilos invisibles son los vínculos más fuertes, y parece que la Fabra i Coats y el barrio de Sant Andreu estarán ligados eternamente.

Advertising
La Cambra dels Encanteris
La Cambra dels Encanteris

Invocar hechizos en La Cambra dels Encanteris

Si alguien más te dice que la magia no existe, llévalo a la Cambra dels Encanteris, donde podrá hacer penitencia por sus palabras. Si te fascinan las fantasías o los mundos fabulosos de productos cinematográficos como Harry Potter, Juego de Tronos o El señor de los anillos, entrar en la Cambra dels Encanteris será como atravesar el armario encantado de Narnia y descubrir un mundo alternativo y mágico. El conjunto del local es un espacio encantado y acogedor, situado junto a la plaza del Mercadal, donde encontrarás mil opciones para decorar tu habitación o sorprender a algún amigo o familiar con un regalo mítico.

La Casa Bloc
Foto: Ajuntament de Barcelona

Descubrir el rompedor diseño urbanístico de la Casa Bloc

La vorágine industrial que sufrió el barrio de Sant Andreu durante el siglo XX provocó que los obreros tuvieran que vivir en chozas, entre condiciones precarias y poco higiénicas. Por este motivo, durante la Segunda República se diseñó la Casa Bloc, un conjunto de viviendas sociales que desafiaban los modelos urbanísticos de la ciudad: los edificios se construyeron en forma de S, bajo la premisa de que debían estar bien iluminados, ventilados y en condiciones higiénicas adecuadas. De este modo, se habilitaron 200 viviendas que fomentaban la aparición de espacios verdes en el barrio y que aún hoy son un ejemplo del éxito de este peculiar diseño urbanístico en Sant Andreu.

Advertising
Plaça de Masadas
Foto: Vicente Zambrano

Hacer un vermut en la Plaza de Masadas

La Plaza de Masadas es la hermana pequeña de la 'Plaça Reial' de Barcelona. Flanqueada por pórticos de estilo neoclásico, esta plaza es uno de los espacios más refinados de Barcelona. Es el lugar ideal para hacer un vermut en cualquiera de los múltiples restaurantes que se encuentran resguardados dentro de los pórticos. Anteriormente, la Plaza de Masadas albergaba el tradicional Mercado de la Sagrera y sigue siendo un núcleo de reunión y vida del Distrito de Sant Andreu.

Michael's Tavern
Foto: Julen Chavarrías

Degustar las cervezas artesanales del Michael's Tavern

Si eres un amante de las cervezas artesanales y de los gustos exóticos, el Michael's Tavern es tu lugar ideal para ir a comer o cenar. Situado en la calle Concepción Arenal, a tan solo dos minutos de la estación de Sant Andreu Arenal, este restaurante ofrece un catálogo variado y de primera calidad con todo tipo de cervezas. Desde las suaves y delicadas 'lager' hasta las potentes cervezas negras, pasando por las sabrosas y afrutadas IPAs, la taberna Michael's es el paraíso de los lúpulos y la cebada.

Advertising
Parc de la Pegaso
Foto: Òscar Giralt

Pasear entre el renovado Parque de la Pegaso

Los espacios verdes también tienen su lugar en el distrito de Sant Andreu. El Parque de la Pegaso está situado en lo que fue la antigua fábrica de camiones de ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones SA). El nombre que hoy define este parque, sin embargo, se inspira en los populares camiones Pegaso que se fabricaban en esta empresa durante la etapa de desarrollo industrial del barrio. Hoy día, el Parque de la Pegaso reúne amplias zonas con vegetación y una sinuosa ruta, comunicada con varios puentes, alrededor del lago que caracteriza el parque. Además, se han incorporado nuevos espacios de ocio como un pulpo gigante que domina toda la escena central del recinto, perfecto para llevar a los niños.

Farmàcia Franquesa
Farmàcia Franquesa

Retroceder en el tiempo en la Farmacia Franquesa

El paso del tiempo permanece imperceptible en la mítica Farmacia Franquesa de la Calle Gran de Sant Andreu. Una vez traspases la puerta, te trasladarás a un paisaje novecentista, fomentado por la decoración y la delicadeza de los muebles de ébano que rodean el local, fechados en el siglo XIX. Fundada en 1842, la Farmacia Franquesa es una de las más antiguas de Barcelona y está completamente asentada en el paisaje del barrio de Sant Andreu. Además, destaca por la proximidad con la clientela y por la fabricación de productos cosméticos mediante aceites vegetales, siguiendo la fórmula creada por Jordi Franquesa. En tiempos de la covid, la Farmacia Franquesa ofrece un amplio abanico de productos para que puedas mantener el cuidado de tus manas y de tu piel en situaciones óptimas.

Advertising
Sat! Sant Andreu Teatre
Sat! Sant Andreu Teatre

Disfrutar de una obra de teatro en el SAT!

Sant Andreu es un barrio comprometido con la difusión y protección de la cultura. Por ello, el Sant Andreu Teatre, más conocido como SAT!, es un elemento arraigado y consolidado en la vida cultural del barrio. Situado en la calle Neopatria, el SAT! abrió sus puertas en 1990 en unas antiguas cocheras del paseo de Fabra i Puig. Sin embargo, en 2003 el SAT! se instalaría en su ubicación actual. El teatro tiene capacidad para 383 personas y destaca por sus programaciones teatrales, musicales y de danza. Además, muestra una sensibilidad particular para los más pequeños ofreciendo espectáculos infantiles.

La Casa de la Bomba
Foto: barcelona_historica

Observar una bomba sin explotar en el corazón del barrio

Sant Andreu es una caja de sorpresas. Y en una de estas, tal vez te encuentres ante una casa que expone una bomba, en perfectas condiciones, justo en su fachada. La casa Emili Bové, más conocida como la 'Casa de la Bomba', guarda un tesoro intacto de 1843. Durante la sublevación popular conocida como la Jamancia, el gobernador de Barcelona Joan Prim ordenó bombardear Sant Andreu, entonces un pueblo independiente, desde la montaña de Montjuïc. Fue en estas circunstancias cuando Prim formuló una frase memorable: "caja o faja". Es decir, o conseguía la faja de general o acababa muerto en una caja. Hoy día, aún se conserva en la calle Sócrates una de las múltiples bombas que se lanzaron sobre la población andreuenca, aunque ésta no quiso seguir las órdenes del general Prim.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising