Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las 19 mejores pozas de Cataluña para refrescarse en verano

Las 19 mejores pozas de Cataluña para refrescarse en verano

Para bañarse o sólo para contemplarlas: las pozas son una de las mejores opciones del verano para pasar el calor

Gorg Molí dels Murris
© Ramon Roura Gorg Molí dels Murris
Por Albert Martí |
Advertising

Lo sabemos todos: Cataluña es tierra de agua en todas sus formas, especialmente en playas. Desde aquí os animamos a descubrir las pozas y saltos de agua más bellos, a adentraros por rincones mágicos y descubrir paisajes escondidos que sólo se muestran a los más aventureros. Hay que calzarse las botas y trepar montaña arriba, estos pequeños paraísos acuáticos os esperan! Eso sí: no olvidéis el bañador y la cámara de fotos. Estas pozas merecen unas cuantas fotos y hashtags! Son inolvidables. ¿Se os ocurre mejor plan para el verano?

NO TE LO PIERDAS: las 13 mejores playas de la Costa Brava

Canet d'Adri
© Vall del Llémena

Pozas de Font de la Torre

Son las pozas más conocidas de las comarcas de Girona y, por tanto, unas de las más concurridas. Pero pasar el día en Canet y no visitarlas es pecado. Las pozas de Font de la Torre son de origen volcánico, producidas por el impacto contra las paredes de los materiales del lecho del río que arrastra el agua. Y son, con diferencia, uno de los mejores espacios de la provincia de Girona para refrescarse en medio del verano y no morir de una insolación gracias a la sombra de los árboles. Hace varios años remodelaron la zona y se construyó una pasarela, una noria y un circuito para pasear a ambos lados del arroyo de Canet. Eso, sí, alerta: está prohibido bañarse y sólo es un espacio de paseo y contemplación. Las pozas son una zona de interés natural protegida y entre todos tenemos que procurar que estos espacios no se masifiquen y dañen.

Gorg de Can Poeti
© Ramon Roura

Gorg de Can Poeti

Les Planes d’Hostoles cuenta con algunas de las pozas más alucinantes de las comarcas de Girona. Bastante grandes, profundas y rodeadas de una o más paredes de basalto. Un buen ejemplo es el Gorg de Can Poeti, situado relativamente cerca del núcleo urbano pero bastante solitario la mayoría de meses del año. Rodeado de naturaleza por todos lado y aguas muy frías. ¿Se puede pedir más? Puedéis acceder a ella a través del carril bici, pasado el puente sobre el río Brugent.

Advertising
Sauth deth Pish
Foto: shutterstock

Sauth deth Pish

Sin duda, es el salto de agua más emblemático de la Val d'Aran. Dos chorros (de unos 20 metros y 5 metros respectivamente) forman la espectacular cascada de agua, que proviene en su mayoría del lago de Long de Liat, un poco más al norte. De primavera a otoño es el mejor momento para acercarse a ver esta delicia. En invierno, es muy posible que la carretera esté llena de nieve y sea de más difícil acercarse.

Salt del Timbarro, Sarrià de Ter
Time Out Girona

Salt del Timbarro

La pequeña riera de Xunclà nos regala rincones escondidos como este. A los pies de un molino con muchas centurias en la espalda -hay que ser cívicos en las excursiones: vive gente y seguramente agradecerán que no montéis una rave- este pequeño salto de agua a pocos kilómetros del barrio gerundense de Taialà y de Sarrià de Dalt, desde donde se puede ir a pie por la carretera de Cartellá, tiene una franja de arena suficientemente ancha como para hacer un picnic y una buena siesta. Con el coche, una vez dejado atrás el barrio gerundense y cruzado el puente sobre la autopista, tenemos que ir hasta el final de la carretera asfaltada, la calle de Sant Medir. Una vez allí, nos quedan unos 20 minutos a pie por caminos de bosque. No desesperéis: acabaremos encontrando indicadores que nos marcan la ruta para llegar. Es un lugar fresco y sombrío perfecto para un soleado día de primavera. En verano, el arroyo suele secarse y nos podríamos quedar con las ganas.

Advertising
Gorg dels Banyuts
Foto: Rinaldo / Wikiloc

Gorg los Banyuts

El Gorg los Banyuts y la leyenda del Conde Arnau van estrechamente ligados. Joan Amades explica que el conde fue lanzado al pozo después de cometer un asesinato, y que ahora sale cada noche con su caballo de fuego. Dicen que los habitantes de Gombrèn no se acercan por miedo. ¿Seréis capaces de ir?

Gorgues de Sadernes
© Ramon Roura

Gorgues de Sadernes

Se accede desde Sales de Llierca, Sant Aniol, d’Aguja o Montagut, siguiendo los indicadores de rutas. En los días soleados, el agua es un espejo y la abundancia de patrimonio románico en los alrededores dan ganas de prolongar la excursión durante un par de días y pernoctar en los hoteles rurales de la zona o, de manera más modesta, en los diversos campings que encontraréis. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en agosto la afluencia de excursionistas es similar a la de las ramblas de Barcelona y que hay que evitar a toda costa el paraje en caso de riesgo de lluvia fuerte, pues los tranquilos arroyos pueden convertirsese en una trampa peligrosa en cuestión de pocos minutos.

Advertising
Gorges de Salenys, entre Santa Cristina d'Aro i Llagostera
Ajuntament de Santa Cristina d'Aro

Gargantas de Salenys

Ahora vamos a jugar un poco con el diccionario: en Santa Cristina d'Aro no encontramos pozas pero sí gargantas, y las tenemos al alcance si hay una necesidad de huir en caso de colapso de Costa Brava. Si tenemos suerte y la meteorología acompaña, se forma una pequeña poza donde quizás no podremos nadar pero sí refrescarnos: Pou de les Goges. No, no te estamos tomando el pelo: las hadas no son accidentes geológicos sino unas ninfas de agua a quien la leyenda atribuye una belleza ultranatural y eterna. Seguramente para evitar más malentendidos este lugar también se conoce como el Paso de la Mosca, pues los riscos estan tan juntos que incluso este ágil animal tendría dificultades! La ruta comienza por Santa Cristina d'Aro, donde podremos llegar a la Font Picant en coche o por el carril bici. Una vez allí, nos adentraremos por los bosques de Romanyà y la falda de las Gavarres, y veremos las antiguas instalaciones de embotellado de agua ferruginosa. La ruta es fresca y practicable con niños.

Salts d'aigua de la Vall de Núria
Foto: Shutterstock

Cascadas de la Vall de Núria

Subiendo desde Queralbs (a pie o con cremallera), podemos contemplar las diferentes pozas y cascadas a nuestros pies. Gracias al fuerte desnivel se forman saltos bien cargados como el que hay en el barranco de Fontalba, el salto del Sastre o el salto de la Cola de Cavall, justo antes de llegar al santuario de Núria.

Advertising
Gorgues de les Escaules
Salines Bassegoda

Pozas de las Escaules

El torrent de la Caula y de Fontanilles conforman unas pozas de aguas caldas donde, hasta hace poco, los aldeanos se podían bañar prácticamente todo el año. Unas gargantas, por cierto, bastante espectaculares. Desgraciadamente, a día de hoy y por culpa de un desprendimiento de roca, el baño todavía está prohibido. Sin embargo, vale la pena pasear por la zona y continuar la ruta hacia la ermita, los saltos de agua o las cinchas. O, incluso, (re)descubrir Les Escaules o cenar en el restaurante cerca de las pozas.

Gorgues Campdevànol
© Marcel CL - viquipèdia

Gorgs del Torrent de la Cabana

No podían faltar. Las siete pozas de Campdevànol, cerca de Ripoll, son las más conocidas. Y con razón. A medida que avanza en la ruta, popularmente conocida como 'Itiniterari de las pozas de la Cabana' y de poca dificultad, te vas encontrando pozas con sus correspondientes piscinas naturales. Ahora bien, en 2015 se consensuó una nueva normativa reguladora medioambiental con el objetivo de salvaguardar este espacio privilegiado y de momento está prohibido bañarse. Eso sí, la ruta y el paisaje merece mucho la pena.

Advertising
Gorg Blau

Gorg Blau

Entre Oix y Montagut, en una zona bastante popular entre los amantes de la escalada y el senderismo, encontramos el Gorg Blau. Un salto de agua con una piscina natural a los pies de aguas heladas y de un azul tan intenso que es imposible apartar la mirada. El camino para acceder, por cierto, también vale mucho la pena. Eso sí, aunque no es uno de los más populares de la zona es probable que siempre encontréis gente. Poca, pero no estaréis solos.

Fonts del Llobregat

Fuentes del Llobregat

Castellar de n'Hug se encuentra tocando las comarcas del Ripollès y de la Cerdanya. Es un pueblo pintoresco, de postal. Evidentemente os animamos a pasear bastante rato (entrad en los hornos y comprad pan cocido a la leña, delicioso, o los croissants gigantescos), descubrid su patrimonio, como la iglesia de Santa María o la románica de San Vicenç de Rus, y escribid en el Museo del Pastor. Ahora bien, también aquí es donde nace el Llobregat, un parte espectacular y de gran fuerza y belleza, ya que el agua sale contundente del corazón de la montaña. Para llegar al lugar no deberéis caminar mucho, bajar unos cuantos escalones y ... ya tenéis el espectáculo delante!

Advertising
Gorgues de Sarrià de Ter
© Carles Palacio

Gorgues de Sarrià de Ter

Los alrededores de Girona están llenos de pozas y cascadas que, sobre todo en verano, son perfectas para refrescarse en medio de la naturaleza. Unas de las pozas más desconocidas son las de Sarrià de Ter. Se puede acceder desde Sarrià de Dalt y, para los excursionistas, pueden convertirse en el destino ideal después de una larga y calurosa caminata. Las pozas están situadas en una zona sombría y se rodean de árboles de ribera que las esconden de turistas y cotillas.

Salt de la Foradada
Foto: Susanna Ginesta Coll

Salt de la Foradada

Merece la pena visitar esta poza por el halo misterioso y mágico que desprende. Ideal para ir con los niños (entre 2 y 3 horas para hacer la ruta completa), esta poza está rodeada de rocas que proyectan imágenes sugerentes al agua y al entorno. ¡Imperdible!

Advertising
Salt de Sallent

Salt de Sallent

Rupit es un pueblo pintoresco por lo que vale mucho pasar al menos un día entero, por sus casas, paisajes y también por sus tradiciones. Después de comer, podéis ver cómo se pone el sol desde el salt de Sallent, de 80 metros de altura, que ofrece unas vistas monumentales (no apto para personas con vértigo!).

Basses del Borró, Sales de Llierca
Ramon Roura - gorguesgarrotxa.blogspot.com.es

Basses del Borró

Las cuatro balsas escalonadas que nos ofrece el río Borró son los puntos donde este torrente, mayoritariamente subterráneo, aflora a la superficie. Los habitantes de Salas y los municipios cercanos siempre han ido durante el calor de verano de la Alta Garrotxa y el nudismo está bastante institucionalizado. Para llegar, al menos a las más bajas, basta con acceder a Salas y seguir las indicaciones de la carretera. Para acceder a la superior y más profunda, llamada el Gorg Blau, vale la pena hacerse con un mapa de senderismo especializado o preguntar a los cazadores. También puede consultar a algún aldeano, pero no a todos les gusta que los forasteros disfruten de este paraje mágico y silencioso, advertidos estáis. Estas y otras pozas de la Garrotxa las encontraremos maravillosamente explicadas en 'Los imperdibles de la Garrotxa. 23 pozas y recorridos de agua' (Libros de Batet), de Ramon Roura, a quien la afición al senderismo condujo hacia la fotografía y la escritura de bloques para, finalmente, regalarnos un libro imprescindible para disfrutar del territorio.

Advertising
Gorg Molí dels Murris
© Ramon Roura

Gorg del Molí dels Murris

Gorg del Molí dels Murris era (o quizás ¿todavía es?) Uno de los secretos mejor guardados de la Garrotxa. Una poza de agua cristalina que parece sacada de algún país tropical. Está rodeada de árboles y plantas de un color verde magnético y es una zona de baño alucinante. Tanto que olvidaréis la playa durante unas horas. Para llegar, tomad el camino que une Les Planes d’Hostoles con Cogolls, dirección Olot. Es muy fácil llegar y, por eso, cada vez hay más gente. Eso sí, si seguís el torrente del río hacia arriba encontraréis sitios mucho menos frecuentados y bastante espectaculares.

 Salt de Santa Margarida

Salto de Santa Margarida

El río Brugent alimenta este poza que queda escondida en un rincón muy mágico y que tiene microclima propio, dado origen al mismo tiempo un salto espectacular. Como curiosidad: podéis pasar por detrás de la cortina de agua y ver el salto desde un punto de vista diferente y impresionante (aunque no es demasiado recomendable hacerlo con niños).

Advertising
Salts de Canaletes
Foto: Ambotes / Wikiloc

Salt dels Capellans

Una pequeña joya escondida, pero que guarda muchos secretos. Aunque sea de menores dimensiones que algunas de sus compañeras, este ecosistema tiene rincones de gran belleza y un paisaje incomparable. Ideal para familias.

Advertising