Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Recaredo
Foto: Recaredo

Las mejores visitas a bodegas cerca de Barcelona para descubrir los vinos catalanes

Cataluña es tierra de vinos y cavas, aprovechad esta selección de bodegas para planear una escapada diferente

Escrito por
Miquel Blanes
Publicidad

Cataluña tiene una variedad de paisajes, de historia, de patrimonio y de gastronomía que no te la acabas. Mil motivos para una buena escapada de fin de semana en la que desconectar del día a día. Si sois amantes del buen vino, os gustará esta selección con 15 bodegas repartidas por toda Cataluña donde hacer enoturismo y conocer algo más de cerca la rica cultura vitícola catalana. Si queréis disfrutar de un buen vino sin salir de Barcelona, además de visitar Can Calopa, donde se hace el vino de la ciudad, también podéis encontrar bares y restaurantes donde probar buenos vinos.

NO TE LO PIERDAS: Los pueblos más bonitos de Cataluña

En Capçanes, en el sur del Priorat, encontramos esta bodega fundada en 1933 por un puñado de familias del pueblo. Con casi 100 años de historia a sus espaldas, el Celler de Capçanes elabora una gran variedad de vinos jóvenes, semi-crianzas y de gama alta. También tienen una sección de vinos Kosher, elaborados según la Ley Judía. Podéis visitar la bodega y hacer una cata de sus vinos con un precio más que competitivo. Por solo 5 euros podéis probar un vino joven, un semi-crianza y un crianza. Pero hay mucho más: también ofrecen visitas guiadas por las viñas y las pinturas rupestres de Capçanes y cursos de iniciación a la cata de vinos. Siempre con reserva previa.

La familia Torres tiene una larga trayectoria en el negocio del vino. Tanto es así que en 2020 se cumplieron 150 años de la fundación de su primera bodega en Vilafranca del Penedès. Si la visitáis podréis catar sus vinos y maridarlos con quesos y tapas. También encontraréis el Jardí Restaurant El Celleret, su espacio gastronómico, donde disfrutar de cocina mediterránea a pie de viña.

Publicidad

La bodega Mastinell se encuentra en Vilafranca del Penedès y elabora vinos y cavas de gran calidad con la DO Penedès. Lo que nació el 1980 como una humilde bodega ha ido evolucionando hasta convertirse en mucho más que eso. Actualmente es un centro enológico muy completo que cuenta con hotel y restaurante propio. También ofrece visitas guiadas con cata de vinos y cavas, por grupos y por parejas.

Vamos al Empordà, concretamente a Palamòs, para descubrir el Celler Brugarol. Y no es fácil, puesto que las cámaras de esta bodega se han construido escondidas bajo las viñas. La producción de vinos y espumosos de Brugarol está supervisada por el enólogo Roger Rius, con el que han ganado varios premios y distinciones. En sus instalaciones se realizan catas de vinos, reuniones de empresa y eventos enogastronómicos donde disfrutar de una de las bodegas de cabecera de la DO Empordà.

Publicidad

La bodega de Buil&Giné lleva sus espaldas seis generaciones de una familia dedicada a la viticultura que representa con honestidad la DOQ Priorat. El 90% de su producción son vinos tintos con uva de las variedades Garnacha y Cariñena. En sus instalaciones ofrecen catas de vinos, visitas por las viñas y cursos de cata y enología, entre otras actividades.

Los premios preceden a esta bodega del Alt Empordà: Premio Nacional de Enoturismo (2017) por su compromiso con el territorio y la riqueza de sus propuestas enoturísticas, y Mejor Bodega de Cataluña (2018) otorgado por la Associació Catalana de Sommeliers. Lo que hacen en La Vinyeta es cuidar la tierra, recuperar formas de trabajar ancestrales –como la trashumancia– y producir vinos que son casi obras de arte. Pequeñas ediciones donde juegan con las variedades, los vinos de la familia Pedra, y vinos blancos, rosados y tintos. Además de comprar y probar sus vinos –¡y un aceite muy especial!–, en La Vinyeta podréis hacer noche, almuerzo o hacer un pícnic entre las viñas e incluso probar flores y plantas mediterráneas.

Publicidad

En Cornudella de Montsant encontramos el Celler Ronadelles, donde desde 2002 elaboran vinos biodinámicos con criterios de sostenibilidad y una marcada identidad propia. Entre sus vinos predominan los DO Montsant, pero también producen vinos dulces, espumosos y cavas. Si les visitáis podréis hacer una cata de sus vinos, pasear por los viñedos y disfrutar de una visita teatralizada, donde descubriréis las técnicas de elaboración de vino tradicionales.

En Albet i Noya son pioneros en vinos de cultivos ecológicos, una aventura que pusieron en marcha en 1978, a pesar de que el origen de la bodega se remonta a 1903. Si los visitáis, podréis probar sus vinos DO Penedès maridados con productos ecológicos de proximidad y pasear por sus viñas más emblemáticas. Pero esto no es todo, también organizan paseos con bicis eléctricas para recorrer los viñedos y disfrutar del paisaje.

Publicidad

Cerca del Maresme encontramos el Celler Can Roda, en pleno parque natural de la Serra de Marina. Esta bodega elabora todo tipo de vinos, siempre con el sello DO Alella: tintos, blancos, rosados, espumosos, vermuts y dulces. Ofrecen un buen puñado de actividades para hacer enoturismo de calidad. Además de catas y visitas a las viñas y la bodega, podréis realizar cursos y talleres para profundizar en vuestros conocimientos enológicos.

En Sallent encontramos el Celler Sanmartí, uno de los más emblemáticos del Bages. Su historia se remonta al año 996. Con más de 1.000 años de experiencia a sus espaldas no es de extrañar que se hayan convertido en un estandarte de la DO Pla del Bages y del sector vitícola catalán en general. Ofrecen catas de sus vinos así como paseos guiados por las viñas y la bodega. También tienen un 'Paseo de los 5 sentidos', una experiencia sensorial lúdica e interactiva donde afinar los cinco sentidos.

Publicidad

En el Empordà encontramos una de las viñas más espectaculares de Cataluña: el Mas Marés, de la bodega Espelt. Desde allí se puede observar la bahía de Roses desde una perspectiva inmejorable. En Espelt ofrecen visitas guiadas a los viñedos y también a su bodega, situada en el pequeño pueblo ampurdanés de Vilajuïga. También organizan catas, donde podréis disfrutar de algunos de los mejores vinos de la DO Empordà.

El Celler Montsec es un buen ejemplo de cómo se está actualizando el sector viticultor catalán, puesto que después de más de 60 años de historia, actualmente están en proceso de reconversión ecológica. Si en algo se diferencia Montsec del resto de bodegas es en su propuesta enoturística. ¿Os imagináis hacer una cata de los mejores vinos con DO Costers del Segre mientras navegáis por el río Noguera Ribagorçana a su paso por el espectacular Congost de Mont-rebei? Pues es precisamente lo que nos ofrece el Celler Montsec.

Publicidad

Si lo que buscáis es cava de calidad, la visita a la bodega de la familia Recaredo, en Sant Sadurní d'Anoia, es obligatoria. Solo cultivan variedades de uva típicas del Penedès, con una apuesta decidida por la Xarel·lo. Y siempre siguiendo criterios biodinámicos y ecológicos. Si los visitáis podréis ver de cerca la cava, la bodega y las viñas, probar sus cavas y adentraros en los principios de la viticultura biodinámica.

También tenemos una propuesta para los amantes del vermut: la bodega de Padró & Co, en Bràfim (Tarragona). La aventura de esta familia en el mundo viticultor empezó en 1776 y actualmente se han convertido en uno de los productores de vermut de referencia en Cataluña. Ofrecen una visita guiada para descubrir las peculiaridades de la elaboración del vermut y una cata de ocho de sus vermuts más icónicos.

Publicidad

Cerramos la selección con una propuesta diferente, porque el licor catalán más emblemático no podía quedarse fuera. Hablamos, obviamente, de la ratafía. Y de ratafía nadie sabe más que la familia Bosch, que ha mantenido el mismo sistema de producción desde que se creó la destilería, en 1892. Un método que ha ido pasando de padres a hijos durante cinco generaciones. No perdáis la oportunidad de acercaros a Sant Quirze de Besora y visitar sus instalaciones, que transpiran autenticidad por las cuatro esquinas.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad