Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Rosaleda de Madrid. Parque del Oeste
Shutterstock

13 lugares ideales para una primera cita en Madrid

Os hayáis conocido en un bar, en la uni o a través de Tinder, estos son los mejores sitios de la ciudad para que quedéis... y lo que surja

Escrito por
María G. Aguado
Publicidad

Si uno teclea en Google 'primera cita', se encuentra con todo un despliegue de artículos dispuestos a decirte lo que debes comentar y lo que no, cómo le debes conquistar, qué debes ponerte y hasta qué gestos debes hacer para que de verdad surja eso que se espera cuando se dice un tímido 'quedamos y lo que surja'. Pero poco se habla de dónde ir, y decimos 'dónde ir' de verdad, no el sitio donde le vas a conquistar porque Marte hace fila india con las estrellas que se ven desde esa terraza, sino dónde ir para sentirte a gusto, que al final es lo fundamental para que todo fluya o, al menos, se alegre la vista y el gusto si el resto no va bien (que irá, ya verás).

RECOMENDADO: Las mejores series sobre sexo

 

Para hablar sin parar, el parque del Oeste
Shutterstock

Para hablar sin parar, el parque del Oeste

Que tenéis mucho en común y vais a estar hablando de vuestra vida y milagros... pues necestáis un espacio donde pasear tranquilos o hasta sentaros en modo picnic hasta el anochecer. Y si hay un parque que además sorprende a cualquiera es el del Oeste. Está junto a la Ciudad Universitaria y Moncloa y alberga también el Teleférico y una de las rosaledas más bonitas de la ciudad, la de Ramón Ortiz. Con los grandes árboles y la abundante vegetación os parecerá que estáis muy lejos de la ciudad.

Remember americano en el autocine de Madrid
©Autocine Madrid Race

Remember americano en el autocine de Madrid

Si os gusta la cultura americana o queréis empezar con una de las citas más clásicas del mundo del cine, vuestro sitio es el autocine de Madrid. Un espacio de 25.000 metros cuadrados y con capacidad de 350 plazas de aparcamiento que lo convierten en el más grande de Europa. Está situado en el distrito de Chamartín, cerca del Paseo de la Castellana, y tiene una pantalla gigante de 250 metros cuadrados, con un un proyector digital de última generación. Para escuchar algunos de los clásicos del cine o de los últimos estrenos que proyectan solo tenéis que sintonizar su emisora a través de la radio de vuestro coche y voilá! También cuentan con un auténtico diner americano.

Publicidad
Vistas y cultura en la Azotea del Círculo
Azotea del Círculo

Vistas y cultura en la Azotea del Círculo

Es uno de los deportes más madrileños de los últimos años, sí, hablamos de disfrutar de las terrazas en las azoteas de Madrid. Y cada vez hay más opciones, pero uno de los clásicos infalibles es sin duda la del Círculo de Bellas Artes. Tiene unas maravillosas vistas 360ºy además, puedes completar la cita con una visita a una exposición, proyección de cine, concierto u obra de teatro de su programación. Por cierto, la escultura que corona el edificio representa a Minerva, diosa romana de la sabiduría y el arte, y emblema del Círculo desde su fundación.

Para los más instagramers: Ikono
Ikono

Para los más instagramers: Ikono

Si tu cita disfruta haciéndose fotos para las redes sociales y quieres conquistarla desde el primer minuto, nada mejor que hacer una visita a Ikono. Con cinco espacios diferentes propone una experiencia sensorial única, donde los colores y texturas hacen que se conviertan en los lugares perfectos para una completa sesión de fotos. Pero de fotos espectaculares, bonitas y muy originales. 

Publicidad
Noche de fiesta en el club de moda
Club Malasaña

Noche de fiesta en el club de moda

De estética vintage, con Djs y hasta famoseo, el club de moda de Malasaña es otra alternativa para ese encuentro con la primera cita. Aemás, siempre puedes recurrir al viejo truco de los amigos y amigas que están por ahí por si tu nueva conquista sale rana. Aquí todo está cuidado al detalle, desde la decoración, con eróticos murales de Ignasi Monreal "con los que desafiar la censura de Instagram" hasta el estilo de los uniformes de los camareros, a cargo del diseñador ManéMané. Con cómodos sillones, tres barras tapizadas de terciopelo y hasta espacios privados, es un rincón donde dejarse llevar por la música disco, eje central de la programación del club, lejos de miradas indiscretas. Y si tu cita sale mal, no te preocupes, aquí la diversión está asegurada. 

Para los que comparten su amor por la comida, el Mercado de Antón Martín
CC

Para los que comparten su amor por la comida, el Mercado de Antón Martín

No es muy difícil que tu cita y tú compartáis afición por algún tipo de comida o, a Dios gracias, por la comida en general. En cualquiera de los dos casos, ir a un mercado gastronómico es un plan para echar el mediodía y parte de la tarde probando y probando en cada uno de los puestos. El de Antón Martín lo recomendamos especialmente porque acoge en su interior un mexicano más que recomendable (Cutzamala), un italiano estupendo de cocina típica (La Saletta Fiaschetteria) que llevan italianos, un japo muy loco (Yoka Loka), un puesto de ostras y vinos, por si la cosa se pone gourmet.

Publicidad
Románticos atípicos en los Jardines del Museo Sorolla
CC

Románticos atípicos en los Jardines del Museo Sorolla

Sí, vosotros, tomad nota. ¿Por qué? Porque estos jardines fueron diseñados por el mismo Joaquín Sorolla, y ya se sabe de la delicadeza y romanticismo del pintor por sus obras. Se conservan exactamente igual que cuando vivía allí con su mujer e hijos, en la casa que hoy es el Museo Sorolla. La construyó para que fuera hogar y taller, y el jardín era elemento imprescindible para inspirarse y relajarse. Hoy sigue siendo tan encantador como su obra, y pasear entre sus fuentes azulejadas a la sombra de la vegetación transporta a un siglo en el que ser romántico era una virtud.

La Coquette, para amantes de la música en directo
CC

La Coquette, para amantes de la música en directo

Pon en antecedentes a tu cita, o no lo hagas si quieres una sorpresa mayúscula, porque el aspecto de La Coquette es un tanto peculiar. Ubicado en una de las cuevas de ladrillo típicas de Madrid, se presenta como un sótano acogedor a su manera, pues es pequeñito, con ladrillo visto y un aspecto que hay quien califica de 'descuidado' sin caer en que es precisamente esa ausencia de lujos y ese vestido callejero lo que le da personalidad. Es un sitio especial para tomar algo con música en directo, especialmente blues, muy cerca del Teatro Real.

Publicidad
Un plan de cine en librería Ocho y Medio
CC

Un plan de cine en librería Ocho y Medio

¿Sabes eso de 'no hagas nada, si no hay libros en su casa'? Dicho de una manera elegante... Pues puedes empezar a descartar a tu cita mucho antes, si quedáis en esta librería donde además podéis tomar un vino. No es una librería cualquiera, es la mejor sobre cine de Madrid; así que, a nada que le guste un poco el séptimo arte, el plan está hecho. Dentro hay dos cafeterías: Via Margutta lleva el nombre de la calle donde vivió Fellini, perfecta para una plan de merienda, y El Gatopardo (la obra de Di Lampedussa adaptada por Visconti) con un sillón de lo más agradable. Desde luego habrá tema de conversación entre los libros y en el corner de productos delicatessen donde puedes encontrar productos de distintos países y una selección de vinos con creadores tan notables como Francis Ford Coppola, para continuar la conversación con una copa.

Intimidad al aire libre en el Real Jardín Botánico
CC

Intimidad al aire libre en el Real Jardín Botánico

Este jardín tiene tanto encanto como historia. Pero lo que ahora nos atañe es el encanto para una primera cita. De eso va sobrado, porque las cinco mil especies de plantas que crecen en sus terrazas ofrecen un paseo de lo más agradable. Todo es belleza allí, desde la colección de bonsais a las plantas exóticas, las aromáticas, el estanque... Un plan de desconexión de la ciudad, íntimo pero al aire libre, para después retornar al ruido recorriendo las calles y los bares del barrio de las Letras.

Publicidad
Cita castiza en el Rastro
CC

Cita castiza en el Rastro

Una forma divertida y distendida de conocerse entre los puestos, las antigüedades, la música y el eclecticismo de un mercadillo con más de 400 años de historia. La zona es ideal: el plan puede comenzar en la parte baja de Ribera de Curtidores para ir subiendo hasta Cascorro y tomar algo en alguno de los bares castizos de la plaza. Después, recomendamos continuar hacia abajo callejeando por Santa Ana a alguno de los bares de esa calle siempre vibrante. Y acabar bajando por la zona de las antigüedades hasta lo que se conoce como 'plaza de los cromos' (en realidad Plaza del Campillo Nuevo Mundo) porque tradicionalmente se intercambiaban allí los días de Rastro.

Caña y tardeo en Sala Equis
Photograph: © LuciaM

Caña y tardeo en Sala Equis

Ya lo conoce todo Madrid, pero por si acaso, avisa de que esto no es lo que parece. Lo fue, pero hoy es un lugar de encuentro con el cine. Sentarse en sus gradas o en sus hamacas de playa ya es un sinónimo de comodidad sin protocolos. Una caña, algo de comida rápida cuando pique el gusanillo y una película allí mismo o en su pequeña sala de cine con asientos de terciopelo. Parece un plan típico de cine, pero no lo es. Las apariencias engañan; se lo van a decir a este ex cine porno.

Publicidad
Para descubriros, Matadero de Madrid
CC

Para descubriros, Matadero de Madrid

¿Qué tenéis en común? Quizá Matadero lo descubra. Sus múltiples actividades os harán conoceros más y, si coincide el Mercado de Diseño, un paseo entre creadores y artesanos es un plan divertido para descubrir vuestros gustos. Además, la zona de Legazpi está muy de moda, así que al salir podéis optar por un paseo de barrio con parada en alguno de los bares de toda la vida, o por uno por el parque al borde del río. Hay unos atardeceres preciosos llegando al Puente de Toledo, uno de los más bonitos de Madrid.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad