Los 33 lugares más bonitos de Madrid

Edificios históricos, jardines ocultos, cafés escondidos, patrimonio cultural, mercados singulares… estos son los rincones más bellos de la ciudad

Hablando de lugares bonitos, se nos vienen a la cabeza parques y jardines de esos que da gusto contemplar en cualquier época del año. También edificios históricos de los que casi todos hemos oído hablar en alguna ocasión, y con razón. Lo que a lo mejor no sabe mucha gente es que no hace falta salir de Madrid para disfrutar de otras estampas nada habituales en los alrededores de la M-30, como puede ser un jardín sacado del desierto de Arizona; tampoco es conocido por todos que la ciudad cuenta con un 'hospital' donde se cuida del Patrimonio Artístico de España y que por su valor arquitectónico es, en sí mismo, parte del patrimonio de nacional. Y así podríamos seguir hasta el infinito, pero preferimos que lo leáis y lo vayáis descubriendo poco a poco con esta selección de lugares bonitos (algunos secretos) que merece la pena visitar en Madrid. 

RECOMENDADO: 50 lugares imprescindibles de Madrid. 

1

Torre Mirador de El Retiro

Seguro que te has fijado en la torre que hay junto al estanque grande de El Retiro; se trata de un monumento construido por Mariano Benlliure en 1887, en homenaje a la memoria del rey Alfonso XII, apoyado en un pedestal de más de 20 metros de altura. Lo que a lo mejor no sabes es que ahí arriba hay un mirador, una sala acristalada desde la que se contemplan no solo los caminos y la frondosa vegetación de El Retiro, sino los edificios y barrios más emblemáticos de la ciudad en sus cuatro puntos cardinales. Después de 30 años, acaba de reabrir sus puertas, una excusa perfecta para volver a contemplar Madrid desde las alturas.

2

Desert City

Madrid tiene su propio desierto. Mejor dicho, su jardín paisajístico experimental con vivero biotecnológico, todo muy del siglo XXI. Un espacio de más de 5.000 metros cuadrados dedicado a jardines botánicos donde los cactus son los amos. Y no están solos. En este macro jardín botánico experimental de más de 5.000 m2 y más de 400 especies xerofíticas, les acompañan otras plantas, muchas de ellas incluso autóctonas de la Comunidad de Madrid. 

Fuera de Madrid
Advertising
3

La Neomudéjar

Una antigua nave ferroviaria perteneciente a la estación de Atocha alberga La Neomudéjar, un centro de artes de vanguardia y residencia artística internacional menos conocida que otros espacios similares como La Tabacalera o La Casa Encendida. Alejada del circuito artístico convencional, busca dar salida a todo tipo de disciplinas que no tienen cabida en otras galerías como videoarte, performances, street art, parkour, robótica y más.

Pacífico
4

Mercado de San Miguel

El mercado de San Miguel es el único mercado en hierro que ha llegado hasta nuestros días y uno de los mejores ejemplos de edificio histórico que ha sabido reinventarse y adaptarse a los tiempos actuales, a imagen y semejanza del Mercado de la Boquería de Barcelona. Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento, el mercado alberga actualmente un gran 'centro cultural culinario' donde es posible realizar degustaciones, catas y comprar productos frescos de la mejor calidad.

Austrias
Advertising
5

Real Jardín Botánico

El encantador jardín botánico de Madrid fue creado para Carlos III por Juan de Villanueva y el botánico Gómez Ortega en 1781. Justo al lado del bullicio del Paseo del Prado y al sur del Museo del Prado y sus correspondientes colas, dentro de este lugar profundo, verde y luminoso, con más de 30.000 plantas de todo el mundo, es fácil sentir que la vida de la ciudad ha quedado en suspenso. Un cartel a la entrada pide que trates a los jardines como si fueran un museo, pero siéntete libre de disfrutar de una lectura o un descanso durante un buen rato: éste es uno de los mejores lugares de Madrid para hacerlo.

Centro
6

Planetario de Madrid

Mirar al cielo de Madrid no es precisamente la mejor idea para contemplar las estrellas. Por suerte contamos con un espacio ocomo el Planetario, un buen lugar donde ver exposiciones temporales sobre el sistema solar y disfrutar acercándote al Cosmos con sus 50 proyectores de efectos especiales que simulan el Sistema Solar, explosiones estelares, púlsares, agujeros negros, galaxias... Una de sus joyas es su planetario óptico, que representa con todo realismo la noche estrellada, con sus movimientos y los de los planetas. 

Legazpi
Advertising
7

Escuelas Pías de San Fernando

Una iglesia medio derruida es actualmente una de las sedes de la UNED en Madrid. Situado en el barrio de la Lavapiés, fue durante décadas un colegio de las Escuelas Pías de San Fernando. Sufrió las consecuencias de la Guerra Civil y hasta 2004 no terminó la rehabilitación para transformarlo en una preciosa biblioteca y un centro de estudios. En su interior, las largas lámparas metálicas que alumbran a los estudiantes contrastan con los muros de ladrillos, y el silencio que reina encoge el corazón. El conjunto arquitectónico es aún más bello, si cabe, al anochecer, cuando la tenue iluminación le otorga un halo de misterio.

Lavapiés
8

Instituto Patrimonio Cultural de España

Una joya de la arquitectura de Madrid todavía muy desconocida por muchos. Esta construcción con forma de corona de espinas es el Instituto del Patrimonio Cultural de España, dedicado a la conservación y la restauración de los bienes culturales que forman el patrimonio histórico español. Lo curioso es que su belleza y su valor arquitectónico en sí mismo, conformado por una estructura de hormigón armado visto de cuatro plantas, encargada en 1965 a los arquitectos Fernando Higueras y Antonio Miró, le han valido el reconocimiento de Bien de Interés Cultural en 2001. 

Moncloa
Advertising
9

Edificio Metrópolis

La esquina de la calle Alcalá con Gran Vía alberga uno de los edificios más famosos (y bonitos) de Madrid. Fue inaugurado en 1911 por la compañía La Unión y el Fénix que lo vendería en los años setenta a la aseguradora Metrópolis, de ahí su nombre actual. Su cúpula de pizarra con  relieves cubiertos con más de 30.000 panes de oro de 24 kilates es uno de los símbolos de la ciudad. Como dato curioso, la estatua de la victoria alada que corona el edificio hoy en día no es la original. Sustituyó a un fénix de bronce que los dueños originales se llevaron consigo. Merece la pena acercarse al anochecer y ver el conjunto iluminado por más de 200 focos.

Centro
10

El Huerto de las monjas

Es uno de los jardines secretos con más encanto de Madrid. El Huerto de las Monjas estuvo protegido por los muros de un convento de monjas que lo utilizaban a su vez como huerto. Se accede a él tras atravesar un pasaje de edificios modernos en el número 7 de la calle Sacramento. En 1972 se demolió el edificio religioso para construir bloques de viviendas aunque, por suerte, el jardín se mantuvo intacto. En el centro hay una pequeña fuente con tres querubines de bronce. No hay nada tan relajante como sentarse en uno de los bancos a escuchar el rumor del agua. Silencio y tranquilidad en plena ciudad.

Austrias
Advertising
11

Matadero Madrid

Situado en el antiguo matadero municipal de la ciudad, este complejo de 48 edificios es ahora un espacio multifuncional dedicado al arte y la cultura contemporánea. A pesar de que algunos de esos edificios aún permanecen abandonados, el resto han sido rehabilitados y ahora sirven como sala de exposiciones y de teatro. Entre las naves más destacadas de Matadero Madrid se encuentran la de la Música, con estudios de grabación, salas de ensayo y hasta un pequeño escenario; la Central de Diseño, donde se organizan interesantes muestras y mercadillos; y la Cineteca, la sala de cine dedicada a no-ficción.

Legazpi
12

Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía

Esta escuela, que sigue en funcionamiento hoy en día, consta de cuatro edificios. Es obra de Ricardo Velázquez Bosco, uno de los arquitectos más importantes en la historia de Madrid. Granito, ladrillo y piedra caliza fueron los materiales utilizados en su construcción, que comenzaría en 1884. Restaurado en los años 80, el recinto de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía es uno de los más bellos y elegantes de la ciudad. 

Ríos Rosas
Advertising
13

Jardín Tropical Estación de Atocha

Un buen libro, un café y los cientos de tortugas que habitan esta pequeña selva urbana pueden convertirse en los mejores compañeros en la espera del próximo tren o la llegada de un ser querido. Unas 7.000 plantas de 400 especies diferentes conforman este peculiar jardín con un microclima propio bajo la estructura metálica y acristalada de la estación.

Centro
14

Palacio Real de Aranjuez

Situado a las afueras de Madrid, en Aranjuez, esta residencia de la Familia Real Española fue construida por orden de Felipe II. El arquitecto fue Juan Bautista de Toledo, quien murió durante la construcción, por lo que fue su discípulo Juan de Herrera quien terminó la obra. Este inmenso y precioso palacio está rodeado por unos bellos jardines, regados con las aguas de los ríos Tajo y Jarama, y declarados como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Aranjuez
Advertising
15

Palacio de Cristal

Este edificio de vidrio y hierro forjado, que data de 1887 y que fue construido con motivo de la Exposición de las Islas Filipinas, es un espacio precioso y luminoso donde contemplar arte. Además, en un marco incomparable: en medio del Retiro, junto a un lago con patos, rodeado de naturaleza y buen rollo. Es una de las sedes del Museo Reina Sofía, que exhibe aquí a menudo grandes instalaciones, esculturas o piezas concebidas específicamente para el Palacio de Cristal.

Retiro
16

La Tabacalera

Este centro social autogestionado es uno de los epicentros de la cultura social, el arte urbano y la participación ciudadana de Madrid. Recibe su nombre por estar ubicado en la antigua Fábrica de Tabacos de Madrid, que se desocupó definitivamente en el año 2000 tras la privatización de La Tabacalera/Altadis. El edificio estuvo abandonado durante más de una década hasta que la Asociación Cultural CSA La Tabacalera de Lavapiés se hizo con la gestión. 

Lavapiés
Advertising
17

Jardines de las Vistillas

Los Jardines de las Vistillas son el espacio verde más castizo de Madrid. Situados en el barrio de La Latina, junto al Viaducto de Segovia, sobre su ladera se celebran cada año las fiestas de San Isidro, patrón de Madrid. En su parte sur se encuentra el Parque de la Cornisa, que rodea la Real Basílica de San Francisco el Grande, y cuenta con amplias zonas ajardinadas. Las vistas desde lo alto de su ladera son muy recomendables.

La Latina
18

Azotea del Círculo de Bellas Artes

Situado en un magnífico edificio (diseñado por Antonio Palacios y terminado en 1926) que en sí mismo ya es una postal, el Círculo de Bellas Artes (pese a sus problemas reiterados de subsistencia) es una pieza clave en la vida artística madrileña, con una plétora de clases, exposiciones, conferencias, obras de teatro y conciertos de rigurosa actualidad. Su cafetería bien merece una visita, ya sea por contemplar la maravillosa El Salto de Léucade, de Moisés de Huerta, ya sea por sus estupendas vistas.

Centro
Advertising
19

Palacio de Longoria

El edificio modernista más emblemático de Madrid (y casi el único) está en el barrio de Chueca, y es sede de la Sociedad General de Autores y Editores, la SGAE (sobre todo a los extranjeros les llama la atención que no haya más edificios modernistas, en comparación con la extraordinaria creación de arquitectos catalanes como Gaudí de la Barcelona del siglo XX). El Palacio de Longoria fue diseñado por José Grases Riera en 1902 como residencia del banquero Javier González Longoria.

Alonso Martínez
20

Parque de El Capricho

En el distrito de Barajas, hallarás un jardín que es una joya del Romanticismo, un monumento extraordinariamente conservado al gusto del siglo XVIII, el Capricho de la Alameda de Osuna. Dentro de sus 14 hectáreas te toparás con un río artificial, lagos, bosques, jardines, construcciones que simulan templos y sorprendentes rincones. Su construcción se inició en 1780 para los Duques de Osuna, la pareja más cultivada de la aristocracia de la época, promotores de las ideas de la Ilustración y mecenas de artistas. 

Alameda de Osuna
Advertising
21

Museo del Ferrocarril

Ubicado en la elegante y en desuso estación de Delicias (que puede presumir de tener herrajes de Gustave Eiffel), a unos 100 metros del Paseo de Delicias (detrás de las oficinas de Renfe), el Museo del Ferrocarril cuenta con una evocadora colección de modelos, viejas locomotoras, equipos ferroviarios y recuerdos. En su Sala de Relojes, verás incluso el que marcó la hora en ese primer tren español que fue de Barcelona a Mataró. Y una vez al mes, encontrar gangas y cosas bonitas en el Mercado de Motores. 

Delicias
22

Rosaleda Parque del Oeste

Esta rosaleda de más de 30.000 metros cuadrados de extensión es el rincón perfecto para una cita, para probar tu destreza con la fotografía o simplemente para dar un paseo entre bellas flores, fuentes y arbustos. Fue construida en 1956 por el jardinero principal del Ayuntamiento de Madrid, Ramón Ortiz. En el centro se sitúa un estanque con nenúfares sobre los que reposa la escultura de una ninfa. En las pérgolas distribuidas por todo el parque puedes encontrar más de medio millar de variedades de rosas y cada año se celebra un concurso que premia a las mejores. 

Argüelles
Advertising
23

Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela

Este jardín es toda una sorpresa: más de 7.000 metros cuadrados de plantas y vegetación levantado en lo que fue el antiguo matadero municipal. Se construyó entre los años 1908 y 1928 por el arquitecto Luis Bellido y González. Está restaurado al estilo de los invernaderos decimonónicos de Londres o Viena y en su interior acoge unas 9.000 especies de plantas, incluidos cactus y crasas, y hasta especies de peces. En serio, visitarlo es toda una sorpresa. 

Legazpi
24

Templo de Debod

En el Parque del Oeste, a la altura de la Plaza de España, darás un salto en el tiempo y en el espacio que te llevará hasta el mismísmo Egipto. Ahí te encontrarás con el Templo de Debod, una estructura egipcia de 2.200 años de antigüedad dedicada a los dioses Amón e Isis. Fue enviado, ladrillo a ladrillo, por el Gobierno egipcio en 1968 en agradecimiento por la ayuda de España en la preservación de la presa de Asuán. El interior también se puede visitar.

Argüelles
Advertising
25

Jardines de Sabatini

Es uno de los rincones más bellos del Madrid de los Austrias. Este jardín de estilo neoclásico se encuentra situado frente a la fachada norte del Palacio Real, entre la calle de Bailén y la Cuesta de San Vicente. Con una gran fuente circular y un pequeño estanque donde turistas y madrileños se refrescan en verano, su estilo afrancesado le convierten en un espacio verde único en Madrid. Sus arbustos y setos se recortan para darles formas geométricas, que resaltan aún más la belleza del parque y de sus estatuas. En verano se llena de conciertos, teatro y danza gracias a los Veranos de la Villa.

Austrias
26

Hospital Maudes

Hospital, almacén para chatarreros y ahora una de las consejerías de la Comunidad de Madrid. Este gran conjunto arquitectónico ocupa casi toda una manzana en la calle Maudes y todavía conserva el recinto amurallado que lo protege del exterior. El diseño octogonal del patio central, desde donde pate cuatro galerías, es uno de los más originales de la ciudad. Además de las oficinas administrativas, el complejo cuenta con una iglesia y lo que antiguamente fueron las dependencias de enfermería. 

Cuatro Caminos
Advertising
27

La Quinta de los Molinos

Este bonito parque, situado en el barrio de El Salvador del distrito de San Blas es un desconocido para muchos madrileños. Sus 21,5 hectáreas albergan una gran cantidad de especies, como olivos, pinos y eucaliptos, además de varias fuentes y un lago. Pero las verdaderas protagonistas son las flores blancas y rosadas de los almendros, que desprenden además un olor embriagador. Este jardín era propiedad del Conde de Torre Arias, pero en 1920 pasó formar parte del patrimonio de César Cort Botí, un ingeniero y arquitecto. 

Ciudad Lineal
28

Jardín del Príncipe de Anglona

En un olvidado rincón de la Plaza de la Paja, en pleno barrio de La Latina, se encuentra este jardín escondido. Una tapia de ladrillo guarda celosamente el secreto mejor guardado del Palacio del Príncipe de Anglona, quien habitó el edificio y paseó por su jardín en el siglo XIX. En el centro del recinto se sitúa una pequeña fuente de piedra desde la que salen varios caminos empedrados. También cuenta con un cenador de hierro y una pérgola que se convierte en una colorida rosaleda en primavera. 

La Latina
Advertising
29

Parque de Enrique Tierno Galván

Ubicado en el barrio de Legazpi, este parque de 45 hectáreas se empezó a construir en 1986 durante el mandato del alcalde que le da nombre, el más querido de la historia de Madrid hasta el momento. Dentro del propio parque hay una plaza y una estatua en su honor también. Este espacio verde acoge además el Planetario de Madrid, un auditorio al aire libre y hasta 2016 el cine IMAX, una instalación para ver películas en 3D y mucho más. También cuenta con espacios deportivos y un carril bici.  

Legazpi
30

Iglesia de San Manuel y San Benito

Situada en la calle Alcalá, frente al Parque del Retiro, esta iglesia apenas es conocida por los propios madrileños. Es obra del arquitecto Fernando Arbós y Tremanti y uno de los mejores ejemplos de la arquitectura neobizantina en Madrid. De reducidas dimensiones, en su interior se encuentran los sepulcros del empresario catalán Manuel Caviggioli y su esposa Benita Maurici, que donaron el terreno para la construcción del templo. Lo más impresionante es sin duda su gran cúpula de tonos verdes, azules y dorados.

Barrio de Salamanca
Advertising
31

Café del Jardín del Museo del Romanticismo

Escondido en un jardín interior se encuentra este precioso café y salón de té con tartas y bollería casera, perfecto para cualquier desayuno o merienda. Está situado en el Museo del Romanticismo, el entorno perfecto si las obras de Gustavo Adolfo Bécquer, Goethe, Lord Byron o Rosalía de Castro te llegaron al corazón. El museo contiene una encantadora colección de más de 1.600 piezas que incluyen muebles, pinturas, vajilla, pianos... que se enseñan al público tras una profunda reforma que tuvo cerrado este espacio ocho años, para reabrir en 2009. La entrada es libre. 

Malasaña
32

Banco de España

Este enorme edificio situado en el Paseo del Prado y que no llama especialmente la atención es uno de los más bellos de Madrid en su interior. Es el Banco de España, y funciona como tal, pero desde 1999 está declarado como Bien de Interés Cultural por su valor arquitectónico. Originalmente era el Palacio del marqués de Alcañices, que tras varias ampliaciones y reformas se convirtió en el gigantesco complejo que es hoy en día. Su patio interior, con una altura de 27 metros, contiene elementos más modernos y propios del Art Decó, como una impresionante vidriera superior o un gran reloj situado en el centro del patio. Entra solo por contemplar esa maravilla.

Centro
Advertising
33

Dalieda de San Francisco

Junto a la Basílica de San Francisco el Grande, en el barrio de La Latina, se encuentra este pequeño parque, dividido en varios parterres de dalias. Eclipsado por la majestuosidad de la iglesia adyacente, este mirador es uno de los mejores y más tranquilos lugares de Madrid para contemplar un bonito atardecer. El grupo escultórico de ‘San Isidro’, obra de Santiago Costa, preside el recinto. Un rincón ideal para una cita romántica.

La Latina

Críticas y valoraciones

4 comments
Cristy B

El E.T.S.I. de minas y energías merece mucho la pena visitarlo. Además los viernes hay visitas guiadas a la mina. Es increíble. Recomendado 100%.

Rafael C

Al hablar del parque del barrio de El Salvador, podríais haber mencionado al menos el nombre del parque, que es la Quinta de los Molinos. Además, os habéis equivocado en su ubicación; parque y barrio están en San Blas, no en Ciudad Lineal.

Time Out Madrid moderator Moderator

@Rafael C  Hola Rafael, gracias por el aviso, tienes razón, el barrio de El Salvador, donde se encuentra la Quinta de los Molinos, pertenece al distrito de San Blas. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.