Il turco in Italia

Música , clásica y ópera
Recomendado
  • 5 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Il turco in Italia
Il Turco in Italia

Inteligente, divertido, lleno de gags hilarantes y conducido con un ritmo teatral tan irresistible como la genial música de Rossini. No le faltan méritos, al montaje del director de escena alemán Christof Loy, que representa el estreno en el Liceu de 'Il turco in Italia'. No se entiende por qué nunca había subido al escenario liceísta -es un título idolatrado por los rossinianos-, pero con casi dos siglos de retraso, el príncipe turco Selim, que viaja a Nápoles para conocer cómo son las mujeres italianas y pierde el tino por los encantos de la indómita Fiorilla, llega al Liceu para quedarse.

Un éxito de Víctor Pablo Pérez
La partitura es pura ciencia belcantista. Tiene grandes arias de máximo lucimiento, dúos excitantes, escenas de gran comicidad y, por la complejidad e inspiración, algunos de los mejores concertantes de la historia de la ópera. "Puro genio rossiniano en una botella de cava espumante", según la descripción del director de orquesta Víctor Pablo Pérez, verdadero artífice del éxito abrumador de este montaje de espíritu italiano.

Loy ambienta la ópera en la Italia de los años 50, con aires fellinianos. Saca un partido extraordinario al personaje del poeta que escribe una obra sobre la misma obra en la que interviene -Pirandello avant la lettre-. Rossini da nuevas alas al código bufo, con hallazgos de sorprendente modernidad y una vitriólica carga irónica que Loy nunca desaprovecha en su lectura.

Pérez obtiene oro puro de una orquesta que suena más limpia y luminosa, más ágil, precisa y con finura camerística. Facilita la tarea a los cantantes sin dejar pasar de largo las filigranas de una sorprendente escritura orquestal. La soprano georgiana Nino Machaidze (embarazada de siete meses) encarna la caprichosa Fiorilla con una eficaz mezcla de virtuosismo, vis cómica y buena línea con las que conquista el público. Encuentra justa réplica en la actuación del bajo barítono italiano Ildebrando de Arcangelo, Selim, cantado con una voz de gran belleza y homogeneidad, y la más jocosa teatralidad. Los barítonos italianos Renato Girolami (Don Geronio) y Pietro Spagnoli (Poeta) se meten al público en el bolsillo con una jugosa comicidad, tan bien medida como su dominio del hablados.

Tres voces catalanas completan el reparto: el tenor David Alegret (Narciso) y la mezzo Marisa Martins (Zaida) se entregan con dominio del estilo en dos papeles de mucha más dificultad que lucimiento, y el tenor Albert Casals (Albazin) cumple dignamente su breve parte. El coro del Liceo se muestra en forma.

LiveReviews|0
1 person listening