Contra l'amor

  • Teatro
0 Me encanta

Esteve Soler ha fundamentado su éxito internacional, y no es coña, sobre una trilogía que en sus títulos da ya una pista interesante de cómo el autor se enfrenta a temáticas o conceptos sujetos a muchas interpretaciones, pero que en cualquier caso afectan profundamente la sociedad occidental. Los tres textos, 'Contra el progreso', 'Contra la democracia' y 'Contra el amor', están construidos sobre una serie de ideas, casi una serie de cuentos cortos (siete por entrega), que cuestionan, ironizan y denuncian la realidad que se esconde detrás de estas palabras.

'Contra el amor' sigue este mismo esquema desde la óptica de un sentimiento tan universal como teóricamente apreciado. Pero qué nos queda ahora del amor? Soler ha escrito unas breves narraciones que van más allá de la obviedad o el gag de los chistes para crear situaciones realmente insólitas y la mayoría de gran teatralidad, desde una imaginación sin límites. Aunque el humor, y un poco de sexo, recorre de una manera u otra todas las escenas, hay algunas hilarantes como la de la mujer "asediada" por el ex marido, otras más profundas (los astronautas), surrealistas (la mujer que se rompe), de ciencia ficción (las pastillas del amor), o fuerza crueles (la princesa) hasta que llega a un monólogo final, que es el más flojo de la función porque no va al grano. El texto necesita de una dirección cuidadosa como la que le da Carlos Fernández Giua en una puesta en escena trufada con canciones y unas transiciones muy adecuadas y, además, unos intérpretes versátiles y entregados que demuestran lo increíbles que son Dani Arrebola, Eva Cartañá, Laia Martí y Guillem Motos

LiveReviews|0
2 people listening