Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Kimchi Mama
© Ivan Giménez Kimchi Mama

Los mejores restaurantes coreanos de Barcelona

Te explicamos dónde se esconden los restaurantes coreanos más buenos de la ciudad

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
y
Maria Junyent
Publicidad

¿Queréis descubrir sabores del sud-este asiático más allá de China? Pues toca darse un garbeo por Corea, una gastronomía que vive un espléndido momento en Barcelona con una escena de restaurantes picantes, sabrosos y saludables que hay que conocer: los sabores del sudeste asiático cocinados a fuego lento y fermentados con paciencia oriental.

NO TE LO PIERDAS: Otras delicias asiáticas en los mejores restaurantes chinos de Barcelona

Los mejores restaurantes coreanos de Barcelona

  • Restaurantes
  • Coreana

El Koryo es un pequeño oasis de sobriedad y serenidad, entre el cemento rompepiernas del Putxet. Ahyun Sun lo abrió en 2012, y la única concesión que ha hecho es "dividir entre primero y segundo, porque en Corea se come todo junto". Encontraréis versiones primorosas -todo hecho desde cero- los grandes clásicos; como el hobak-juk, sopa de calabaza y harina de arroz glutinoso; y el bulgogi, fin asado de ternera con soja y zumo de pera que te llevan en un precioso cajón estilo bento. 

  • Restaurantes
  • Coreana

¿Queréis una inmersión sin filtros? Id al San Kil, congelado en el 1993: humilde pero pulido -blanco, manteles de hilo-, sólo rompe la impresión de gallego austero una tele con karaoke de instrumentales (el Bimba chill-out!). Hecho básico de ir de coreano: no es barato, pero es abundante y bueno, hecho a fuego lento. Con un principal por cabeza basta -realizan siempre banchan de acompañamiento, tapetes de verduras-. Pido Kalbi, costillas de ternera marinadas, ternura umami total, que la ama corta en dados con tijeras. Un consejo: reservar kimchi, el banchan más famoso, para el plato fuerte!

Publicidad
Seoul
  • Restaurantes
  • Coreana
  • Dreta de l'Eixample
  • precio 2 de 4

Me remito a las palabras del Ayhun del Koryo: "desconfiad de un bibimbap de cinco euros. La cocina coreana va de cocciones lentas y cuidado por el producto. Un kimchi tarda una semana en hacerse ". Esto se cumple con todo detalle en el Seoul, el otro coreano decano en Barcelona, y que ha mantenido desde 1996 una línea de alta calidad. Este es el mejor lugar para comerse un buen bibimbap: pantagruélica receta de arroz, que nos llega dentro de un tazón de mármol rojo. Tan bonito, que siento destrozar la estética de un plano cenital de huevo, verduras, carne picada y salsa bulgogi. Para ellos el socarrat también es una delicadeza.

Podonamu
  • Restaurantes
  • Coreana

Un restaurante grande y vacío siempre es desolador. Que no os engañe la imagen del Podonamu, donde hacen unos platos que compensan toda la vida que pueda faltar en el local. El menú (12,50 euros con bebida y postre) tiene primeros sencillos como las empanadas y la tortilla de verduras, clásicos en muchos restaurantes coreanos. Los segundos también son tradicionales y están cocinados con mucho arte. Elegimos el cheyuk deopbab, cerdo meloso y bien picante con verduras salteadas y un arroz espeso perfecto para el acompañamiento. También el bibimbap, que el menú sirven tibio con cuenco metálico, es una buena sorpresa. Para volver, seguro.

Publicidad
Cobab
  • Restaurantes
  • Coreana
  • Esquerra de l’Eixample
  • precio 2 de 4

Sun estudió cocina en Corea, y occidentalizó el oficio en la escuela Hofmann. Cobab es un cruce: adapta la tradición coreana en formato tapa -con un menú de mediodía excelente, que enfatiza lo saludable- pero también mantienen la tradición generosa, con principales donde comen dos. Descubriréis en pequeños bocados delicias como el tocino asado con kimchi o la 'jeon', tortilla de soja verde. En la cocina de la abuela son especialistas en 'tteokbokki' una sopa / cocido de pasta de arroz y pastel de pescado, que flota entre aromáticas bocadillos del picantísimo 'gochujang', pasta de chile. Os la llevan a la mesa encima de un hornillo, que la mantiene bien calentita, y os la podéis preparar al punto deseado.

Shingane
  • Restaurantes
  • Coreana

Los gustos de nuestra comida nos hacen volver a casa y el Shingané abrió con el objetivo de ofrecer a los coreanos que viven en Barcelona el sabor de sus pueblos natales. Sin el elemento de la memoria, los barceloneses también notamos las maneras de un hogar. Aparte del arroz con verduras y huevo también encontraréis una delicia sólo apta para altas tolerancias al picante: la sopa de ternera. Roja como la sangre, caliente como el infierno y reconfortante como el abrazo de la abuela.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Coreana

Si hay una plancha en la mesa, se debe utilizar. Al Sam Bu Ya tienen los platos más típicos de Corea: el bibimbap, el bulgogi, la sopa de kimchi. Todas las opciones son un acierto. Ahora, lo mejor de este lugar, aparte de la simpatía de la dueña, es la parrilla coreana. Elige la carne que más te guste (la panceta es deliciosa), ponla en la plancha hasta que crepite (hasta que haga 'kjjjj') y listo. Para acompañarla os llevarán hojas de lechuga bien crujiente, pasta de miso y un mix de verduras picantes. Para postre la casa invita a mandarinas.

  • Restaurantes
  • Coreana
  • Hostafrancs
  • precio 2 de 4

Ante cierto esoterismo derivado de la barrera idiomática, es un placer entrar aquí, un local en el que Jinho y su mujer, Kyoungae, hacen imposible para explicar su cocina al no coreano: hasta el punto de que disponen de una carta donde cada plato, explicado con cuidado, aparece con una foto de plano cenital. Si es la primera vez que aterrizáis en Kinchi Mama -genial ubicación, un pedazo de Corea incrustado en el corazón gitano de Hostafrancs- y ya conocéis el 'bibimbap', os recomiendan que probéis el 'hue dopbap', salmón crudo con arroz y verduras frescas con salsa picante . Y los fines de semana podréis aprender a hacer su kimchi en los talleres que preparan a este fin. 

Publicidad
Pocha
  • Restaurantes
  • Coreana
  • Esquerra de l’Eixample
  • precio 2 de 4

'Pocha' en coreano no tiene nada que ver con languidecer: Byul Nim Ro, la propietaria, explica que significa "comer y beber con los amigos para los puestos de la calle, después del trabajo". Salir de cañas,vaya. Y este local es un punto y aparte respecto del resto de coreanos, por estética y concepto; una barra estrecha nos lleva a un precioso restaurantito medio subterráneo, que reproduce la noche coreana –neones, hierro, aires de 'Blade runner'- y una carta donde la tradición convive con la adaptación en tapa del recetario (¡que bueno el pollo frito a la coreana!). Descubrid la coctelería con soju, su sutil licor de arroz. Un ejemplo: una sencilla mezcla de cerveza y soju, donde la dulzura del licor saca lo amargo de la cerveza, pero no enmascara el sabor. Otros platos que vale la pena probar es su pulpo al estilo coreano –cocido, frío y tierno, con salsa picante y verduras– o un muslo de pollo a la brasa con salsa de mayonesa de wasabi. Y otros inventos que a pesar de escaparse de la ortodoxia, tienen un innegable sabor coreano, como el gratinado de pollo picante con pasta de arroz.

  • Restaurantes
  • Coreana
  • Sant Gervasi - Galvany
  • precio 2 de 4

Abrieron en 2018, en un local sencillo, tranquilo y cómodo. Como el nombre indica, la especialidad de la casa es el 'bibimbap' y los hacen de ternera, de cerdo, vegetarianos y también de salmón. Neihua Cao, a los fogones, prepara estos cuencos de arroz con zanahoria, calabacín, shiitake y cebolla. Nos explican que el secreto es encontrar el equilibrio entre las verduras, nada saladas, para que una vez hecha la mezcla ningún sabor destaque por encima de los demás. El resultado, mezclado en la mesa por el marido de la cocinera, tiene un sabor único, a todo y a nada en concreto. Una maravilla, vamos.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Coreana

Pues sí: en la Boqueria también se puede comer coreano. Desde 2003, esta parada que regenta una pareja coreana sirve platos de su país y también japoneses, como los yakisoba y las gyoza. Las especialidades coreanas son el kim bab, una especie de rollo de makis vegetales con huevo, espinacas, zanahoria, rábano y sésamo, envuelto con alga nori (llegó a la península tras la ocupación japonesa de Corea ), y el japchae, fideos de boniato salteados con zanahoria, cebolla, shiitake, espinacas, pimiento rojo, soja y aceite de sésamo. Saludable y sabroso.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad