Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 10 platos imprescindibles del Tast a la Rambla
Noticias / Comer

10 platos imprescindibles del Tast a la Rambla

Tast a la Rambla
Tast a la Rambla

Ya tenemos aquí el Tast a la Rambla. Comienza el jueves 7 y estará en la Rambla de Santa Mónica hasta el domingo 10. Y la verdad es que merece mucho la pena: paseando, uno tiene la sensación de que este es el Primavera Sound de la gastronomía: el lugar de Barcelona donde, si te gusta comer, hay que ir sí o sí. Y este año viene más sabroso que nunca: de los más de 40 restaurantes y bares de primera línea -con estrellas Michelin como Nectari, Dos Palillos o Xerta sirviendo platos a 4 € - que participan, predomina la cocina catalana y la asiática: es decir, que este año la cosa va de cocciones lentas, salsita, mucho sofrito y sabor. Si esto se hiciera en Estocolmo, los pacíficos suecos se pegarían para ir. Al ser en la Rambla, entra en juego aquel extraño masoquismo catalán: "Yo a la rambla no voy". Mal. Porque por 20 o 25 euros te puedes inventar un menú degustación impresionante. Todo está rico, pero nosotros hemos hecho una selección de 10 platos imprescindibles.

1. Mollete de 'soft shell crab'. Los amigos del Mano Rota, maestros en el mestizaje de la cocina catalana, Asia y la cocina latinoamericana, se han sacado de la manga un increíble mollete con cangrejo blando y papada de cerdo asada, dando saltitos entre China, Cádiz y el sudeste asiático. Picantito, divertido y muy refrescante.

 

 
2. Dorada marinada. Germán Espinosa de la Fonda España es uno de los cocineros de la ciudad que conjunta mejor el sabor primordial y la creatividad. Un ejemplo: una brutal dorada ligeramente asada, con salsa de fricandó escabechado y habitas, justa ganadora del concurso de tapas donde participan los mejores restaurantes de la Rambla.

 

 

3. Arroz de pato Coll Verd del Delta. El Xerta es uno de los Michelin que participan en la muestra, y su arroz marca una diferencia. Estamos ante un arroz meloso, empapado del sabor goloso del pato. Y bien seco, en el que el punto del grano camina por el alambre sin caer en el lado crudo. Bravo.

 

 

4. Parpatana de atún Balfegó asada con miel. Nando Jubany está a punto de abrir el restaurante Pur. Esta muestra de la carta hace salivar: un 'trompe l'oeil' majestuoso y primitivo. Te lanzas pensando que es una rebanada de panceta del mejor de los cerdos posibles. Engulles, disfrutas con la sublime jugosidad y crujiente de la grasa y la carne, puntuada de miel y agridulce. Y entonces te dicen que es parpatana, la carne que hay entre la ventresca y la aleta.

 

 

5. Kakigori. Sí, me diréis, ¿qué tiene de especial este helado? Si de hecho es hielo raspado con sirope de sabores. Pues lo que tiene es que el de la pastelería japonesa Ochiai viene con jarabe de mango y también con pedazos de mango fresco, y si lo mezclas se convierte en una delicia ligera y estival insuperable.

 

 

6. Brioche de rabo de toro con mayonesa de mostaza. Desde Casa Leopoldo nos acercan un clásico infalible de su carta, el rabo de toro, acompañado de una mayonesa de mostaza ligera y envuelto, todo, con un panecillo que se deshace al primer contacto. No utilizaréis los dientes para nada: esto se deshace.

 

 

7. Huevo poché, fricassée de gamba, cremoso de calabaza y Espelette. Desde A Restaurant, en el Hotel Neri y capitaneado por el chef Alan Guaird, nos traen una bomba: un huevo poché que estalla al primer tacto con el tenedor, sobre una crema espesa de calabaza y unas deliciosas gambas. No se puede pedir más.

 

 

8. Chirashizushi de verano. El Dos Palillos apuesta por calidad y sencillez con un plato de arroz de sushi acompañado de unos daditos de caballa, tamago, shiitake, zanahoria y alga nori rallada. Sin trampa, saludable y servido con alegría y sombreros chinos.

 

 

 9. Arroz frito con kimchi y papada a la cantonesa. Si aún no conocéis la propuesta asiático-catalana de Casa Xica, este platillo es una excelente manera de acercarse a ellos. ¡Qué intensidad de sabor, y qué contundencia!

 

 

10. Dulce de leche, cacao, almendras y sal Maldon. Reservad un hueco para esta monstruosidad deliciosa de La Donutería. Leyendo los ingredientes puede parecer excesivo, pero cuando lo probéis os daréis cuenta de que la grandeza de este donut es la proporción áurea hecha sabor. Ñam.

 

 

Advertising
Advertising