Joyas del Modernismo de Barcelona

Una ruta por los edificios que nos reconcilian con el 'art noveau' local
Flowers by Bornay
1/2
© Maria Dias
Casa Vicens
2/2
© Pol ViladomsCasa Vicens
Por Eugènia Sendra |
Advertising

"No me rasgaré las vestiduras cuando oiga la palabra 'modernismo' y miraré para arriba para descubrir el hierro forjado, los balcones y esgrafiados que Barcelona regala". Va bien repetirse este mantra para moverse por la ciudad del mundo con más obras modernistas por metro cuadrado (desde el Institut de Paisatge Urbà apuntan que se han contabilizado hasta 2.200 edificios 100% modernistas o con decoraciones de esta corriente). No tendréis que repetir el mantra después de descubrir las perlas del 'art noveau' local. 

Flowers by Bornay
© Maria Dias
Tiendas

Hivernacle (Flowers by Bornay)

icon-location-pin Barcelona

El Hivernacle de la Ciudadela desprende magia. La obra de Josep Amargós es una de las joyas que se conserva de la Exposición Universal de 1888. Después de las reformas que en 2009 le hicieron un lavado de cara y de permanecer un tiempo cerrada, ahora es el taller de Flowers by Bornay, proyecto de Joan Xapellí, Fátima Valldepera y Marta Vidal. Sus creaciones son oníricas, exquisitas y muy eclécticas. Un ramo puede evocar un cuadro de Matisse. Y un centro floral, inspirarse en una antigua película de ciencia ficción.

Casa Vicens
© Pol Viladoms
Lugares de interés, Sitios y edificios históricos

Casa Vicens

icon-location-pin Gràcia

De Camino a Gràcia, inevitablemente uno se detiene en la calle Carolines, delante de la casa que Gaudí construyó a partir de 1883 para un fabricante de azulejos. Llama la atención el cromatismo -los juegos de ladrillos rojos combinados con los azulejos en verde y blanco, que servían para promocionar la industria de los Vicens– y el perfume árabe de la obra. ¿Qué proyectaba Gaudí antes de firmar la Pedrera? La Casa Vicens.

Advertising
Restaurantes, Cocina creativa

Hotel/Fonda Espanya

icon-location-pin El Raval

Seguimos los pasos de la Ruta del Modernismo y nos adentramos en la calle Sant Pau, en el Hotel Espanya. Los que buscan una expresión de modernismo con todas las letras la encontrarán aquí: Lluís Domènech i Montaner decoró el hotel, en sus salones brillan los esgrafiados de sirenas (los podría haber pintado Ramon Casas) y la chimenea de alabastro de Eusebi Arnau. Lo mejor es que la joya aún no ha sido descubierta (ni ocupada) por turistas.

Time Out dice
Casa Thomas

Casa Thomas

El edificio que Domènech i Montaner concibió para el impresor Josep Thomas se convirtió en una de las mecas del diseño de la ciudad cuando BD Ediciones de Diseño, la empresa capitaneada por Oscar Tusquets y Cristian Cirici, entre otros, instaló su base de operaciones en 1979. La añadimos a la lista de imprescindibles porque es una de las plantas bajas más magnéticas del Eixample.

Advertising
Lugares de interés

Casa Planells

Los atrevidos llaman al timbre de la Casa Planells sin manías para contemplar la escalera o alguno de los interiores de la obra de Josep Maria Jujol (los más prudentes seguramente podrán visitarla en la próxima edición de 48 H Open House). Es un edificio singular, sinuoso y de regusto expresionista hecho en 1924. Algunos expertos lo han calificado de moderno e indican que a Jujol le habrían inspirado las nuevas corrientes europeas, pero el arquitecto Arturo Frediani –que tiene el despacho en la finca– apunta que no es más que el buen hacer del arquitecto, que supo convertir una parcela de 85 metros en un despacho de 120, ganando metros a partir de voladizos y altillos.

Advertising