1 Me encanta
Guárdalo

Madrid al aire libre

Los parques, jardines y espacios verdes perfectos para un picnic, tomar el sol, montar en bici o pasear tranquilamente

El Retiro

En Madrid cuesta encontrar un rincón sin el humo de los coches o el ruido del tráfico. Pero existen pequeños oasis urbanos donde relajarse y olvidarse de la rutina y el estrés. Los hay muy conocidos y de gran tamaño, como la Casa de Campo o El Retiro, con un encanto particular, como el Parque del Capricho, o apenas conocidos, como La Quinta de los Molinos. Lugares perfectos para hacer un picnic, tomar el sol en verano, sacar a pasear a tu mascota o simplemente dar un paseo bajo los árboles escuchando solo el canto de los pájaros.

Casa de Campo

Con más de 1.722 hectáreas, la Casa de Campo es el espacio verde más grande de España. Su historia se remonta hasta el año 1553, cuando Felipe II traslada la Corte a Madrid compra la casa de campo de los Vargas, que irá ampliando con la incorporación de fincas de los alrededores. Durante el reinado de Fernando VI se declara Bosque Real y no será hasta la Segunda República cuando este pulmón de la ciudad deja de formar parte del patrimonio de la Corona y se convierte en un lugar público para uso y disfrute de los madrileños. El parque alberga un gran lago, donde se puede montar en barca e incluso practicar piragüismo, instalaciones deportivas y diferentes recintos de ocio.

Leer más
Casa de Campo

El Retiro

Este parque de 118 hectáreas se remonta a la construcción del Monasterio de los Jerónimos (hoy solo sigue en pie la parroquia de San Jerónimo el Real y un claustro de estilo barroco) por parte de los Reyes Católicos. Junto a este complejo, establecerá Felipe II una zona de retiro y recogimiento religioso, de ahí su nombre. Pero no será hasta la llegada de Carlos III al trono cuando se permitirá a los madrileños acceder al recinto, ya vallado, siempre y cuando cumplieran unas normas de higiene y vestimenta. Actualmente, se trata de una de las zonas verdes más utilizadas por los ciudadanos para salir a correr, montar en barca, celebrar picnics o pasear a sus mascotas.

Leer más

Las Vistillas

Los Jardines de las Vistillas son el espacio verde más castizo de Madrid. Situados en el barrio de La Latina, junto al Viaducto de Segovia, sobre su ladera se celebran cada año las fiestas de San Isidro, patrón de Madrid. En su parte sur se encuentra el Parque de la Cornisa, que rodea la Real Basílica de San Francisco el Grande, y cuenta con amplias zonas ajardinadas. Las vistas desde lo alto de su ladera son muy recomendables.

Leer más
La Latina

Madrid Río

Las interminables obras para soterrar la M-30 han dado sus frutos y ahora es un placer pasear por la ribera del Manzanares. Un gran número de parques de ocio con columpios, tirolinas y toboganes se distribuyen a lo largo de los más de diez kilómetros que ocupa este espacio verde. Además, hay fuentes y chorros de agua para que los más pequeños se diviertan en verano y bares con amplias terrazas. El parque se extiende a lo largo de más de 10 kilómetros, con majestuosos puentes que unen ambas riberas como el Puente de Segovia y el de Toledo o los modernistas puentes gemelos del Matadero e Invernadero, el Oblicuo, el de Andorra o el Puente Monumental de Arganzuela.

Leer más
Madrid

Real Jardín Botánico

El encantador jardín botánico de Madrid fue creado para Carlos III por Juan de Villanueva y el botánico Gómez Ortega en 1781. Justo al lado del bullicio del Paseo del Prado y al sur del Museo del Prado y sus correspondientes colas, dentro de este lugar profundo, verde y luminoso, con más de 30.000 plantas de todo el mundo, es fácil sentir que la vida de la ciudad ha quedado en suspenso. Un cartel a la entrada pide que trates a los jardines como si fueran un museo, pero siéntete libre de disfrutar de una lectura o un descanso durante un buen rato: éste es uno de los mejores lugares de Madrid para hacerlo.

Leer más
Centro

Parque Juan Carlos I

Este enorme parque, el espacio verde de Madrid inaugurado con motivo de la Capitalidad Europea de la ciudad en 1992, se encuentra entre el aeropuerto y el recinto ferial de Ifema. Si bien sus árboles han tardado en crecen para dar sombra, sus diferentes jardines, como el de las Tres Culturas, su río artificial, las atracciones para niños y otras fuentes de agua han hecho de él un lugar muy concurrido los fines de semana cuando llega el buen tiempo. Sobre todo en las noches de verano es un buena opción para ir a refrescarse y disfrutar con el aire que corre por ahí, o para escuchar y ver el espectáculo de sus fuentes de agua.

Leer más
Campo de las Naciones

La Quinta de los Molinos

Este bonito parque, situado en el barrio de El Salvador de Ciudad Lineal, es un desconocido para muchos madrileños. Sus 21,5 hectáreas albergan una gran cantidad de especies, como olivos, pinos y eucaliptos, además de varias fuentes y un lago. Pero las verdaderas protagonistas son las flores blancas y rosadas de los almendros, que desprenden además un olor embriagador. Este jardín era propiedad del Conde de Torre Arias, pero en 1920 pasó formar parte del patrimonio de César Cort Botí, un ingeniero y arquitecto.

Leer más
Ciudad Lineal

Parque del Capricho

En el distrito de Barajas, hallarás un jardín que es una joya del Romanticismo, un monumento extraordinariamente conservado al gusto del siglo XVIII, el Capricho de la Alameda de Osuna. Dentro de sus 14 hectáreas te toparás con un río artificial, lagos, bosques, jardines, construcciones que simulan templos y sorprendentes rincones. Su construcción se inició en 1780 para los Duques de Osuna, la pareja más cultivada de la aristocracia de la época, promotores de las ideas de la Ilustración y mecenas de artistas. Su arquitecto principal fue Jean -Baptiste Mulot, un jardinero francés que había trabajado para María Antonieta, aunque gran parte de El Capricho es de estilo inglés.

Leer más
Alameda de Osuna

Jardines del Campo del Moro

Este vasto jardín lleva el nombre de un líder musulmán en la Edad Media, Ali Ben Yusut, que trató de capturar la fortaleza que es ahora el Palacio Real. Sólo puedes acceder desde el lado del Paseo de la Virgen del Puerto, por lo que si vas desde la Cuesta de San Vicente o la Cuesta de la Vega te darás un buen paseo hasta llegar. Eso sí, como recompensa, te encontrarás con un frondoso, tranquilo y silencioso jardín (nada que ver con su entorno) donde es posible ver hasta pavos reales y olvidarte del mundo exterior. La fuente más cercana al palacio es conocida como Los Tritones, construida originalmente en 1657 para el palacio de Aranjuez.

Leer más
Centro

Jardines de Sabatini

Es uno de los rincones más bellos del Madrid de los Austrias. Este jardín de estilo neoclásico se encuentra situado frente a la fachada norte del Palacio Real, entre la calle de Bailén y la Cuesta de San Vicente. Con una gran fuente circular y un pequeño estanque donde turistas y madrileños se refrescan en verano, su estilo afrancesado le convierten en un espacio verde único en Madrid. Sus arbustos y setos se recortan para darles formas geométricas, que resaltan aún más la belleza del parque y de sus estatuas. En verano se llena de conciertos, teatro y danza gracias a los Veranos de la Villa.

Leer más
Austrias
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments