Las mejores calles para ir de compras por el centro de Madrid

Desde ropa y complementos a las mejores obras de arte contemporáneo
El Moderno concept store
El Moderno Concept Store
Advertising

¿Estás buscando algo en particular o simplemente quieres darte una vuelta para ver qué es lo que se cuece en cuestión de tendencias en Madrid? Te chivamos diez calles de las que te será muy difícil escapar sin comprar nada, porque son de las mejores para pasar un día entero de shopping. Desde bolsos, zapatos y complementos, a flores, decoración para el hogar, peluquerías y hasta galerías de arte contemporáneo. El límite lo pones tú, y tu bolsillo. 

RECOMENDADO: Tiendas de ropa de mujer

Tiendas

Fuencarral

Es una de las preferidas para ir de compras por el centro. Si buscas moda, zapatos, complementos, perfumes, ropa deportiva, lencería made in USA, cosmética natural o incluso buenas propuestas gastro que llevarte a la boca, date una vuelta y mira todo lo nuevo que esconde en el tramo comprendido entre Gran Vía y la glorieta de Bilbao.

El Moderno concept store

Corredera de San Pablo

Cualquier momento del día es bueno para deslizarse por esta calle de tramos alargados y empinados que vertebra el barrio de Malasaña. Si quieres saber qué es lo que se cuece en Madrid en cuestiones de moda, diseño y complementos, date una vuelta por esta travesía que va desde la calle Fuencarral hasta Gran Vía dividida en dos tramos -Corredera Alta de San Pablo y Corredera Baja de San Pablo-, siendo la plaza de San Ildefonso el nexo de unión. Aquí se dan cita desde tiendas de diseño made in Spain como Rughara, a concept store de rabiosísima actualidad como El Moderno. Pero hay más, Wasabï, un colmado de cosas bonitas y libros de cultura popular; La tienda de las gorras, un mini local especializado en eso precisamente; o García Madrid, donde se visten los gentleman más modernos de Madrid.

Advertising
Invernadero Salvador Bachiller

Gran Vía

No hay madrileño ni visitante que venga a la ciudad y no pase al menos una vez al día por esta histórica calle, que arranca en la confluencia con la calle Alcalá y termina en la plaza de España. Aquí se puede encontrar de todo para comprar, comer y hasta salir. Pero en cuestión de shopping, Inditex es el rey. Todas sus firmas tienen presencia a un lado y otro de la calle. No faltan las firmas de lujo -desde los bolsos de Loewe a las joyas de Grassy-, a la tienda de las maletas de Salvador Bachiller que, por cierto, oculta y secreto: un café repleto de vegetación como si fuera un oasis en medio de la ciudad. Se llama el Invernadero y es perfecto para hacer una pausa entre compra y compra. 

Compañía Fantástica

Fernando VI

¿A qué huele Madrid? Gracias a calles como esta, a flores frescas. Porque si hay algo que predomine en esta calle que transita por la zona de moda de la capital conocida como Salesas, son las floristerías molonas. Desde Margarita se llama mi amor a Cacto Cacto. Imposible no fijarse en ellas ni en los ramos que engalanan sus escaparates, trepando desde el suelo a la fachada. Además de flores, en esta calle se concentra un buen puñado de tiendas de ropa para chicas con un toque retro y naïf como Compañía Fantástica, o de diseño y decoración para el hogar, como Dooc. Por cierto, si el hambre aprieta, lo mejor es entrar en Mamá Framboise o La Duquesita (Fernando VI, 2). Hacedlo y sabréis por qué. 

Advertising
González y González
© lopezdorigaphoto

Pelayo

Todo el barrio de Chueca es un hervidero de tiendas y comercios de rabiosa actualidad. Pero si hay que decantarse por una única calle, prueba con Pelayo. Desde la plaza de Chueca hasta Fernando VI concentra auténticos templos para cuidarse por dentro y por fuera: Blow Dry Bar es un salón de belleza donde pasar la tarde -prueba sus tés y sus bizcochos mientras te haces un corte de pelo-, o Con Calma, la boutique de los cosméticos orgánicos para el cuidado personal. Dos ateliers que se codean con lugares como González & González, más que una tienda de utensilios para el hogar, un comercio nos invita a viajar al pasado entre escobas naturales, cepillos de madera y jabones artesanos.

Helga de Alvear
Helga de Alvear

Doctor Fourquet

Alrededor de 15 galerías en una calle que apenas tiene unos 500 metros de longitud confirman que esta es la calle con más arte de Madrid. Eso es así. Esta minúscula callejuela del castizo barrio de Lavapiés ha conseguido reunir nombres tan destacados del panorama galerista de la ciudad como Helga de Alvear, que abrió su local en esta céntrica ubicación -solo unos metros la separan del Museo Reina Sofía- allá por el año 1995,  o Espacio Mínimo, desde el año 2000. Su apuesta por el arte contemporáneo comparte calle con galeristas más jóvenes que han llegado dispuestos a aportar frescura y nuevas visiones, desde Alegría a Ipsum Galería. 

Advertising
Williamsburg Vintage

Velarde

Si eres fan de rebuscar entre los montones de ropa usada y de segunda mano para localizar gangas y chollos cargados de tendencias, esta calle te va a encantar. Aquí se concentra un buen puñado de tiendas especializadas en ese tipo de ropa y complementos de esencia vintage que ha conseguido encandilar a la mismísima Sarah Jessica Parker durante una visita a Madrid en la que descubrió los vestidos de época años 20 de Williamsburg y otras joyitas traídas desde Nueva York. Muy cerca está Magpie, otra veterana del barrio especializada en ropa de segunda mano. Y La Mona Checa, donde van más allá incorporando a su catálogo incluso objetos antiguos.

Loewe
© Loewe

Serrano

Si alguien habla de la 'milla de oro' de Madrid se refiere, irremediablemente a la calle Serrano. Es la que concentra las tiendas de firmas y marcas más exclusivas de moda, joyería y complementos. Si el derroche no te supone un problema y tu cartera te lo permite, date una vuelta por las boutiques de Chanel, Carolina Herrera, Gucci, Versace, Michael Kors o Loewe. Si por el contrario, no te lo puedes permitir, puedes simplemente pasear y quedarte prendado de sus escaparates. Algo es algo.

Advertising
Dr. Bloom

Claudio Coello

Esta calle, paralela a la calle Serrano, parece una copia más asequible de la 'milla de oro', con tiendas bastante más cercanas a casi cualquier bolsillo, pero con ese toque de sofisticación que aporta estar en el barrio de Salamanca. Firmas de moda femenina como Cossette, Dolores Promesas o Dr. Bloom, con ese aire romántico chic muy característico; los bolsos de Uterqüe o las bailarinas de Pretty Ballerinas; y hasta ropa para los más pequeños, que tienen en el espacio IKKS Junior su tienda de referencia. 

Árbol Shop

Barquillo

Las firmas de jóvenes creadores y las marcas de autor eligen zonas en ebullición como esta calle, epicentro del conocido como barrio de las Salesas. Se ubica entre la calle Alcalá y el Paseo de Recoletos, y ha conseguido reunir un buen ramillete de tiendas selectas, tanto que ya se ha ganado el sobrenombre del nuevo 'Soho' madrileño. El Árbol Shop es una de las que más ha contribuido a ello, un local multimarca con ropa para él y para ella. Como Doble AA, Scocht & Soda o Santa Rita. También destaca Mott, elegante y sencilla, con cierto aire afrancesado. Y la nueva boutique de Priscila Welter, que ha traído hasta el centro de la capital sus bolsos, zapatos y complementos de aire étnico. Por cierto, entre tanta tienda de ropa destaca una muy curiosa: Macchinine, local especializado en juguetes antiguos y coches a escala. 

Advertising