Antoni Pitxot. La memòria i el temps

Arte, Pintura
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Antoni Pitxot. La memòria i el temps
©Antoni Pitxot

Antoni Pitxot está en todas partes. En las librerías se encuentra el libro-entrevista que le dedica Fernando Huici sobre su relación con Dalí. No olvidemos que Pitxot es el director del Teatro-Museo de Figueres. Y en Can Framis, espacio perteneciente a la galaxia de la Fundación Vilacasas, hay una pequeña retrospectiva de la obra de este curioso pintor, que todo lo ve compuesto por piedras.
Formado en San Sebastián, cuando se instala en Cadaqués, en la casa donde habían pasado los veranos el padre, Ricard –violonchelista–, y los otros seis hermanos artistas, conecta con la fuerza telúrica del lugar y se acerca a Dalí. La primera gran revelación llega a través de 'La tempestad', de Giorgione, una expulsión del Paraíso que marca el destino de la pintura renacentista. Pitxot recoge piedras de la playa y compone, así, su mistérica revisión de un hecho ya bastante mistérico.
Tiene un punto de bibelot, la obra de Antoni Pitxot. De acrobacia y curva, pero bajo esa aparente interpretación pétrea de la historia de la pintura y del paisaje de Cadaqués, habita la sabiduría que encierra la ironía. Y es que cuando la naturaleza decide ocultarse a sí misma, flotan las revelaciones. Heráclito el oscuro así lo creía. ¿Vosotros no?

LiveReviews|0
1 person listening