Fum

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Fum
@David Ruano

De: Josep Maria Miró i Coromina. Dir: Josep Maria Miró i Coromina. Con: Joan Carreras, Carme Elias, Lluís Marco, Anna Sahun.

Dos parejas encerradas en un hotel en un país que no pertenece al primer mundo. Fuera la realidad es el caos. El hotel es un refugio provisional asediado por una masa violenta e imprevisible. Como en las películas de zombies, la amenaza exterior provoca una convivencia forzosa que destapa las debilidades de los que se creen a salvo del peligro… menos de ellos mismos. Josep Maria Miró es un autor que usa las metáforas con pragmatismo. Una vez fijado el contexto de lo invisible y su función dramática, se centra en lo que de verdad le importa explicar en 'Fum': el control sobre la verdad que guarda cada individuo es una batalla perdida. No hay nada más inestable que la biografía íntima que cada uno se ha construido, sobre todo cuando se ve asediada por mentiras y medias verdades.

La obra es un perverso scrabble de estrategias emocionales con la victoria pírrica de la pareja madura –de vuelta de todo– sobre la pareja joven que cree empezar una nueva etapa en su vida. El cigarrillo es la imagen de la tentación; el elemento que hará doblegar la débil fuerza de voluntad. Pero la verdadera perversión se encuentra en las preguntas que desarman, desconciertan, delatan o sacan a relucir las contradicciones del más débil. Cada fragmento de confesión introduce una pequeña variante que modifica el relato global. Una estructura sofisticada aplicada de otra manera en 'El principi d’Arquimedes' que en 'Fum' compite además con un uso de la elipsis comparable en efecto dramático con el desplegado por Wong Kar Wai en 'In the mood of love'. Toda una realidad latente que permanece en el silencio entre las escenas-instantáneas de Miró.

La maestra del juego es el personaje de Laura, una mujer frustrada cuyo principal entretenimiento –como compensación a su propio hastío vital– es alimentar las inseguridades que romperán la relación de la pareja joven. Un gran carácter. Tan fuerte que su progresiva desaparición en la obra a favor de los otros deja su huella. Carme Elias hace una auténtica creación, con una turbadora apatía que recuerda a los mejores papeles de Isabelle Huppert. Una excelente dirección de actores que Miró extiende a los trabajos de Lluís Marco –sobrecogedor en el declive físico y mental de Jaume el escribidor–, y Anna Sahun y Joan Carreras, la pareja que se adentra en las tinieblas para adoptar un futuro que los salve. Al final no les quedará ni la sonrisa ante la cámara.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening