Gust de cendra

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Gust de cendra

Dirección: Josep Sala. Autor: Guillem Clua. Con: Guillem Barbosa, Ramón Canals, Roc Esquius, Carol Muakuku, Míriam Puntí y Babeth Ripoll.

Norteamericanos en Israel. Una pareja de judíos y un católico. Los tres de Nueva York. Ninguno practicante, aunque el viaje a Tierra Santa suponga a la postre un ejercicio de revelación personal. En Jerusalén y al otro lado del muro interactuarán con dos palestinos. Con este material Guillem Clua ha escrito una comedia dramática en un entorno de conflicto. Mucho más comedia dramática que conflicto.

En esta obra dominada por la corrección, el autor parece moverse entre la trama y los personajes como en un campo de minas. Todo es tiento, cuidado y precaución para no hacerse daño. Apunte de un texto que podría ser mucho más importante y se conforma con cumplir con las reglas de una sitcom dramática. 'Gust de cendra' no tiene la dimensión humanista de un texto como 'Homebody/Kabul' de Tony Kushner. Tampoco lo pretende. Y si es así, ¿para qué adentrarse en esta zona de guerra?

Sólo hay un personaje (el adolescente Yasir) que parece querer escaparse del general tono convencional. Un buscavidas que se ha instalado en la tierra de nadie de la pura supervivencia. Un pícaro palestino que no se casa con nada, que coloca en el mismo nivel del beneficio inmediato a los guiris y a los suyos. Un personaje –interpretado con honestidad por Guillem Barbosa– que marca distancias incluso con la propia obra. Él va por libre mientras los demás se conforman con no salirse del área de seguridad.

Cuando la deriva del drama parece despertar el peligro del dolor auténtico siempre surge una oportuna subtrama o un subpersonaje –como un padre lejano y presenil sin temor a la cuenta telefónica– que nos salva de una situación realmente seria y preocupante.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening