Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Maridaje de buena comida y cerveza artesana

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Biercab
©IvanGimenez Biercab

Maridaje de buena comida y cerveza artesana

Esta nueva tendencia culinaria está subiendo como la espuma

Por Ricard Martín
Advertising

Era de esperar. Después que la cerveza artesana enseñara su patita rubia y sin pasteurizar en las barras de buen beber, el paso siguiente era que los restaurantes se preocuparan por hacer un maridaje goloso de lúpulo y buena comida. El matrimonio entre birra y comida acaba de empezar, pero nos dará muchas más satisfacciones que la caña y las patatas chips.

El Racó d'en Cesc puede sacar pecho: hace tres años que ofrece un menú degustación de alta cocina maridada con cerveza, son los pioneros de esta tendencia. Edgar Rodríguez, el sumiller del establecimiento, explica que "con nuestras 150 referencias de cerveza, podemos cubrir cualquier plato". La birra manda: "Probamos la cerveza. Y a través de lo que nos descubre, diseñamos un plato con maridaje". Festival: algunos platos del menú son el tataki de atún con una cerveza Racó d'en Cesc 25 aniversario, diseñada por Rodríguez. El rape tostado con 'all cremat' se junta con una cerveza alemana bien ahumada.

E incluso un plato con tanta potencia como el fricandó, que nos hace pensar en vino negro, se junta con una stout irlandesa. "El dióxido de carbono, como sucede con el vino espumoso, tiene el punto de burbuja que acaba limpiando grasas y te da una sensación de frescura" (recordamos que en las catas de jamón se favorece el cava o la cerveza, no el vino negro). También de postre, cerveza negra y dulce para acompañar un bizcocho de chocolate con especias. Un festival de alta cocina, de siete platos por 62 euros. Maridando con vino subiría casi el doble.

A Raül Serrano, del mundo del márquetin, y a su hermano, Álex -hostelero, con experiencia en las salas de Fermí Puig o Berasategui entre otros -, les chirriaban dos cosas: una, el restaurante carísimo que sólo tiene una cerveza, la que muchas veces lo patrocina; la otra, el exceso de referencias unido a la falta de información cuando en el mismo restaurante te traen la carta. Ya lo sabéis, el síndrome del pánico a la carta de vino (y al gesto de menosprecio de la ceja del sumiller). Mondoré, abierto en verano del 2013, "es un restaurante disfrazado de cervecería gastronómica", explica Raül.

La intención es que "en vez de tener un sumiller encima que te recomiende vinos, tenemos una carta con 24 referencias que te da la información de maridaje". La idea es "dar la información justa para que la gente pueda escoger y comer bien a buen precio". Un ejemplo: informa que el excelente Dead Pony de Brew Dog -prodigio de sabor y también de márquetin - es "una cerveza rubia de baja graduación, ligera pero de un final con bastante lúpulo, afrutada y muy crítica. Marida con hamburguesas, fritos y comida asiática". Así hasta 21 cervezas, con cuatro de tirador y una presencia artesanal de siete referencias, cinco catalanas.

Hay que decir que la comida está a la altura: carta corta de entrantes y tapas, segundos  y postres. Picante y divertida: la bomba de pies de cerdo con salsa de guindilla es deliciosa -y una entrada ideal a este plato porcino para quienes lo abominan -. Las bravas, con un pie en el tomate y otro en una mayonesa de pimientos de Padrón, puntúan alto. Y aliviado compruebo que un más que bueno arroz seco con codorniz (9,95 euros) es más bien tres cuartos de ración que la media que comenta Raül. Después de dos Dead Pony, burbujeo de alegría probando una tostada de Santa Teresa con helado de rábano japonés. Los hermanos Iglesias (Cañota, Tickets), cuando acaban la jornada en su imperio del Paral·lel, se toma aquí la última caña. Debe ser por algo.

"Somos fanáticos de la cerveza. Vivimos para esto". Habla Manuel Baltasar, uno de los cuatro socios de la cervecería Biercab. En un tiempo récord -con recursos y 'know how', participa la cervecera navarra artesana Naparbier- se han convertido en punto de referencia gastro cervecero en Barcelona.

Tienen el poder en su barra: casi treinta tiradores de cerveza artesana de todo el mundo (con una pantalla se puede saber qué se está pinchando en cada momento). La intención es, más que educar, "reeducar a la gente, que vea que una buena cerveza artesana tiene el mismo potencial de combinar con comida que el vino".

Baltasar me informa que de su cuidada carta de tapas "nunca ningún plato supera a la cerveza ni viceversa, hay un equilibrio". Y optan por la vida del maridaje informal, la de recomendar al cliente que, si pide hamburguesa, una buena IPA -Indian pale ale, cerveza de estilo inglés con bastante alcohol y mucho lúpulo- limpia la grasa de la boca con cada sorbo. O que el queso manchego casa con una belga de triple fermentación (inciso: el nivel de sus tapas, que van desde unos nachos con guacamole hasta un tartar de Wagyu, pasando por buñuelos de bacalao, los pondría en el mapa, ¡aunque sólo sirvieran Pinky!).

Pero también aparecen y desaparecen menús degustación enteros: El último, uno comandado por el chef vasco Eneko del Valle, donde por 25 euros desfilaban espárragos verdes, cebiche, carrilleras asadas y mousse de chocolate y lúpulo, con las cervezas de la casa. Pueden pinchar en la barra toda la producción de una fábrica concreta o hacerte emborrachar con un maestro noruego. Todo son ventajas: incluso para un colectivo ahora marginal, los fans del grunge. Seguro que en un bar de vinos no suena PJ Harvey, Soundgraden, y Alice in Chains en bucle. Esta monumental cervecería ofrece treinta tiradores: veinte dedicados a la cerveza de la casa, la Naparbier.

Los veinte tiradores restantes, entre los que encontraréis todos los estilos de cerveza que hay en el mercado, pertenecen a elaboradores internacionales, ingleses, belgas, etc. Si sois amantes de la curiosidad, la bodega del Biercab ofrece una selección de botellas de cerveza que os dejará anonadados. También buena comida, con platos como el cebiche de corvina, tartar de Wagyu con sorbete de cerveza Naparbier y mejillones como se preparan en Bélgica. Encontraréis otras opciones más clásicas, como el plato de jamón cortado a mano o unas bravas muy picantes.

Cañas en buena compañía

El Racó d'en Cesc

Restaurantes Catalana Eixample

Un clásico de Barcelona que nos saca mucha ventaja. ¡Es el único del ciudad con un sumiller de cervezas! Se llama Edgar y de esto sabe mucho. Es capaz de ofrecerte una cerveza diferente para cada uno de los platos de la comida que pruebes. También ofrece menús degustación con cerveza y clases para grupos que tengan ganas de aprenderlo todo sobre esta bebida. Edgar os cantará la carta, que va cambiando. Esconde muchas curiosidades, pero os recomendamos que no os vayáis sin probar la cerveza Cesc del 25 aniversario del restaurante. Finísima y única.

MonDoré

Restaurantes

Un lugar donde degustar la mejor cocina de autor, maridada con una selección única de cervezas de todo el mundo. Lejos de ser una cervecería común, MonDoré se diferencia por ofrecer una experiencia gastronómica de tres paradas obligatorias... En la primera parada de ésta ruta, el viajero podrá aplacar su sed degustando cervezas procedentes de diferentes partes del mundo. El siguiente alto en el camino será para disfrutar de la carta del MonDoré, con el objetivo de promover el espíritu mediterráneo de probar y compartir.  El viaje finaliza en el GIN&COCKTAIL ROOM, situado en la parte superior y, dónde aplacada la sed y el hambre, el viajero podrá reposar o emprender una nueva travesía hacia la perdición. Bienvenidos al mundo dorado de la cerveza, bienvenidos a MonDoré!

Advertising

Biercab

3 de 5 estrellas
Bares y pubs Cervecerías L'Antiga Esquerra de l'Eixample

Esta monumental cervecería ofrece treinta tiradores: veinte dedicados aa la cerveza de la casa, la Naparbier. Los veinte tiradores restantes, entre los que se encuentran todos los estilos de cerveza que hay en el mercado, pertenecen a elaboradores internacionales, ingleses, belgas, etc. Si sois amantes de la curiosidad, la bodega del Biercab ofrece una selección de botellas de cerveza que le dejará aturdidos.También buena comida, con platos como el cebiche de corvina, tartar de Wagyu con sorbete de cerveza Naparbier y mejillones a la manera que se preparan en Bélgica. Encontrará otras opciones más clásicas, como el platillo de jamón cortado a mano o unas bravas bien picantes.

Ale&Hop

Bares y pubs Cervecerías Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Saldréis de aquí mamados, os aviso. Creo que conté unos diez tiradores con diferentes marcas de birra. Brutal. Quienes quieren huir de las cervecerías masificadas están de enhorabuena, porque esta es la cervecería indie de Barcelona por antonomasia. Ya lo sabéis... Se imponen los hits underground, las cervezas más trendy, las marcas más cool, las mezclas más atrevidas. Me dejé aconsejar y tuve ante mis narices una poción perversa de cebada y sangre del mismísimo Satanás; se llama Mikkeller y os cambiará la vida. Y si queréis encontrar el camino de vuelta a casa, acompañad la degustación con algunos de los exquisitos platillos que salen de la cocina: consejo de amigo.

También te gustará

Las mejores birras de Barcelona

Restaurantes

Un recorrido por las cervecerías donde mejor tiran la caña en la ciudad y las tiendas con mejor surtido Jonny Aldana En el Jonny Aldana son unos superdotados. Además de conseguir servir las tapas vegetarianas más sabrosas del planeta, también tiran bien la caña. No les importa invertir un minuto, saben que sólo así se pueden conseguir los dos dedos de espuma. Si, además, la parroquia se puede tomar una caña en la tranquila terraza, que tiene sombra, del Aldana, la alegría ya es completa. Su humus de remolacha es digno de estudio. ¡Ah¡, ¡oh! y ¡uh! Sí, son de esos que siempre te ofrecen una tapa gratis. Viduca El secreto de la caña bien tirada no sabemos nunca dónde nos espera. En este bar del barrio de Hostafrancs se toman muy en serio el concepto caña y buena comida. El Viduca es aparentemente un bar especializado en comida gallega con la típica barra de acero inoxidable y la tortilla de patatas recién hecha. Vale la pena estar atentos. Una vez nos adentramos en el comedor, descubriremos incluso una pequeña barra donde preparan gin-tonics. La lista de vinos no se queda atrás. Si se toman tantas molestias en hacerlo todo bien, imaginaos qué pueden hacer para servir una simple caña. Morro Fi / Mitja Vida Dos partes de una misma  maravilla y de un proyecto en común, montar una vermutería y tirar la caña de tal forma que ya nadie siente envidia de los madrileños. El primero en abrir el tirado fue el local de Consell de Cent. En pocos meses, el bar cercano a la plaza Molina ha u

Cervecerías artesanas

Bares y pubs Cervecerías artesanas

Están de moda y con motivo. Los locales de cerveza elaborada artesanalmente brotan por la ciudad con alegría y cada vez cuentan con más seguidores. Aquí tenéis dónde dirigiros La Més Petita La birra artesana fluye sin freno en La Més Petita, una cervecería que no necesita metros cuadrados para ofrecer algunas de las mejores cervezas. Con 8 tiradores y una terraza más grande que el local, el maestro cervecero Albert Sanchis y creador de la cerveza Almogàver os tirará la caña con un amor insuperable. Para hacer cojín, platitos con quesos ingleses. La Resistència De los creadores de Rosses i Torrades, la tienda de cervezas artesanas de Consell de Cent, hace poco nació La Resistència, un local enorme para probar algunas de las mejores cervezas internacionales. Presumen de tener 12 tiradores de donde no para de salir birra fresca y cada semana cambian de marcas, las procedencias y los estilos.   Taverna Racó de Sants Entre tantos trastos, bancos y sillas de esta oscura taberna, encontraréis un montón de surtidores de donde fluyen cervezas artesanas y también comerciales. A parte de las catalanas, ofrecen un buen número de belgas y alguna vieja amiga de los The Pogues. La Cerveteca Fueron unos de los primeros y todavía son referencia. Cerca de Correos encontraréis La Cerveteca, bar, tienda y también lugar de cursos, degustaciones y maridajes. Aquí podréis probar casi tantas cervezas como países hay en el mundo. Si después de un rato no vais demasiado bebidos, podéis entreteneros mi

Advertising

Cervezas y tapas vegetarianas

Restaurantes

Birra artesana y maridaje sin carne La fiebre por la cerveza artesana ya hace tiempo que dura. Por eso, y porque los dos socios del Ale & Hop, Albert Coromina y Giles Brown, son un par de culos inquietos, han dado un paso más. Dentro de este bar, acompañan las birras de categoría marca de la casa con platos vegetarianos del mismo nivel. Cocas de verduras ecológicas, hummus generosos, hamburguesas de seitan que no tienen nada que envidiar a las de carne y pan hecho en casa a precios razonables. Difícil superar tanta excelencia, ¿verdad? La pareja también practica otro fenómeno, los brunch. Desde hace unas semanas, en esta cervecería del barrio de Sant Pere, podéis almorzar como unos reyes los domingos y pronto, los sábados. A parte del café de filtro selecto que sirven, podéis ir maridando con cervezas cada uno de los platos de estos almuerzos de tenedor sin animales. Diez variedades de cerveza en tirador Si todavía no habéis ido nunca, la variedad de cervezas del Ale & Hop os dejarán aturdidos. Ofrecen siempre diez variedades que cambian cada semana. En cuanto a los estilos de cerveza, no faltan nunca una cerveza rubia, una de trigo, la negra, la tostada y una IPA. Pero lo más identificativos del local es que, igual que en el Mosquito, el restaurante de tapas orientales propiedad de Giles, siempre encontraréis dos cervezas de casco. Es decir, pinchadas directamente del barril, sin añadirle el gas que provoca la presión, una modalidad muy típica de las cervezas inglesas. Par

Tiendas de cervezas

Restaurantes

Si os gustan las cervezas de calidad, artesanas, de importación, y disfrutarlas en la tranquilidad del hogar, estas son las tiendas más importantes de Barcelona Más cerveza Las mejores birras de Barcelona Un recorrido por las cervecerías donde mejor tiran la caña en la ciudad y las tiendas con mejor surtido Rosses i Torrades Encontraréis cervezas artesanas catalanas y de nacionalidades que ni os imagináis. También venden kits para hacer en casa. Voramar En esta bodega de la Barceloneta son unos fanáticos de la cerveza, por eso en su nevera encontraréis delicias para llevaros a la playa. Preguntar por Roger. Family Beer Si os gusta cocinar, ¿por qué no os atrevéis a elaborar cerveza? Es muy fácil, y a Peio y a Sílvia les encanta explicarlo. Además, podréis comprar ingredientes para dar gustos especiales a vuestra cerveza.   L'Espumossa La Espumossa es un bar, pero como tienda tiene tantas referencias que es la envidia de todas sus vecinas. No os desesperéis, la vida es muy larga. The Beer Store Catas, equipos de elaboración, una buena lista de cervezas nacionales y también de importación. ¡Hasta tienen un espacio reservado para el coleccionismo! The Beer Shop Parece que Sant Gervasi debería que ser más de vino, pero cuando se aficionan a la cerveza lo hacen a conciencia. Montan catas a medida. Aprenderéis mucho. 2D2Dspuma Cervecería, tienda y distribuidora. Es difícil que les pidáis una cerveza que no tengan. Quizá tengan dos dedos, pero les sobran manos. Beer Corner En uno de

Advertising

La Més Petita, una gran microcervecería

Restaurantes

La cervecería artesana con más tiradores por metro cuadrado Si existe un mapa de las coctelerías de Barcelona, ya podemos empezar a dibujar el plano de las cervecerías artesanas que misteriosamente se agrupan en los alrededores de la plaza de Espanya. Entre el barrio de Sants y la zona de Rocafort y Urgell, encontraremos muchos puntos rojos. ¿Pasa más sed la gente del lado del Llobregat? Tendremos que investigar las causas y tendremos que bebernos unas cuantas pintas para llegar a una conclusión. Sólo por motivos estrictamente profesional, ¿eh? La Mes Petita abrió hace tres meses, el mismo fin de semana que se celebraba el Barcelona Beer Festival y, seguramente, no por casualidad. El cerebro detrás de esta minúscula cervecería con ocho tiradores es Albert Sanchis, maestro cervecero y creador de la artesana Almogàver. Por eso, a pesar del tamaño de este establecimiento, Albert quiere ofrecer "cosas grandes". Si la excelencia no es cosa de metros, que no lo sea la calidad. Por eso, prácticamente cada semana Albert cambia la lista de cervezas de la pizarra, intentando siempre que se puedan probar todas las variedades de cerveza. Lámbicas, IPA, de trigo, etc. Encontraréis de todo y os aconsejará como pocos. A parte de las cervezas artesanas catalanas, que nunca faltan en la carta, y la Almogàver, la de la casa, encontraréis referencias internacionales y estatales. Hoy presumen de la DouGall's, una birra elaborada en Cantabria que enamora a Albert. Le gusta conocer a los elaborado

Black Lion, cerveza artesana en Les Corts

Restaurantes

El pub inglés más antiguo de Barcelona De rojo y  negro, con los colores del rock'n'roll y una vespa encastada en el muro de la entrada, así se viste el Black Lion, el pub más antiguo del Estado. Pequeños recortes de periódico colgados en las paredes recuerdan la curiosa historia de este bar. Abrió las puertas hace casi 50 años para que la colonia inglesa de Les Corts no añorara las noches en el pub. En este escondite también se reunía el grupo de la Nova Cançó. Ovidi Montllor y Gato Pérez se sentaron en su barra. Ahora ya pocos se acuerdan de esto, pero dentro de este bar engullido por las rallas diplomáticas de Les Corts todavía hay ganas de fiesta. Desde hace más de cinco años detrás de la barra encontraréis a Jofre, el dueño y un hombre orquesta capaz de servirte una caña, preparar unos nachos con guacamole y estar pendiente del resultado del futbol. Y es que este camarero de gafas negras omnipresentes y camisa uniforme Black Lion es un hooligan de sus clientes, de una familia que tiene matrimonios que vienen por el mojito, fans de los gin-tonics y la juventud que quiere probar sus cervezas artesanas. Un pub muy animado Jofre no para. Organiza concursos y saraos para que un bar de barrio como este funcione con alegría a todas horas. Con la colaboración de la cerveza Glops, ha regalado a los clientes cervezas con etiquetas conmemorativas del Barça. Los días de futbol el Black Lion es una fiesta. Televisión, volumen generoso y cervezas de todas las variedades inimaginabl

Recomendado

    También te gustará

      Advertising