Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Jordi Cruz
© Ivan GiménezJordi Cruz a l'Àbac

Las Michelin casi ignoran a Barcelona y castigan a Catalunya

La única estrella nueva en Barcelona es Atempo de Jordi Cruz

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

Lluvia escasa –casi sequía– de estrellas Michelin en Catalunya. Es necesario retroceder al año 2011 para encontrar un reparto tan malo para los intereses de la alta gastronomía en nuestro país. Y como en 2011, Jordi Cruz ha sido el máximo beneficiado. Entonces, recuperó la segunda estrella Michelin para Àbac. Este año, la estrella Michelin que ha ganado con Atempo es el único movimiento que ha habido en el tablero Michelin de Barcelona (bueno, sí que ha habido: la pérdida de las Michelin de Pakta, Hoja Santa, Tickets y Enigma: la caída del imperio de Albert Adrià ha sido un golpe durísimo para la alta cocina en Barcelona).

Cruz ha sabido trasladar la Michelin en su regreso de Sant Julià de Ramis a Barcelona, ​​pero la guía francesa ha obviado el espléndido trabajo del Disfrutar y Alkimia –firmes candidatos a triestrellado y biestrellados respectivamente– y de Nandu Jubany en Can Jubany. Pierde una estrella el Casamar de Llafranc y también Ca l'Arpa de Banyoles por cierre.

Mucho más generosa ha sido la guía con la ciudad de Madrid, que otorga la primera estrella a Quimbaya (el primer Michelin de cocina colombiana en España) a Deesa y dos de golpe al pequeño restaurante de brasa Smoked Room, dirigido por Dani García, que solo tiene seis meses de vida. Así quedan los números: Barcelona tiene 19 restaurantes que suman 29 Michelin y Madrid tiene 21 restaurantes que suman 28 Michelin. Tristes cosecha, triste consuelo.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores restaurantes de Barcelona

Lee el número de diciembre de Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad   

Más de comidas icónicas

    Últimas noticias

      Publicidad