Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Trucos para disfrutar de Barcelona y ahorrar dinero

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Playa de Montgat
© Iván Moreno Playa de Montgat

Trucos para disfrutar de Barcelona y ahorrar dinero

Chollos, trucos y consejos para que la ciudad te siga sorprendiendo sin gastar más de la cuenta

Por Maria Junyent
Advertising

¿Todavía hay secretos en Barcelona? Parece que sí y esta es la prueba. Nos hemos puesto la gabardina de detectives para sacar a la luz todos los secretos, hechos insólitos, espacios desconocidos y trucos, muchos trucos, para sacarle todo el jugo a la ciudad. Hay algunos con los que ahorrarás dinero, con otros ganarás tiempo y con otros sólo alimentarás tu sabiduría barcelonesa.

Todo entra y nada sobra en un recorrido por la Barcelona de los chollos y los secretos mejores guardados. Jardines secretos, museos gratis y trucos que sólo algunos conocen.

¡Trucos y chollos!

Aeroport del Prat

El Prat sin colas

Entre huelgas y colapsos, los últimos años, coger un vuelo desde el Aeropuerto del Prat quiere decir prepararse para hacer una buena hora de cola antes de pasar el control. No tenemos una varita mágica para arreglarlo pero atención a este truco: si queréis desde la T1, huís del vestíbulo principal y entráis por la entrada que hay al puente aéreo o bien por la terminal de vuelos regionales. Cada una es a una punta de la terminal y se accede por la planta 2.

Teatro a mitad de precio

Museos e instituciones Arte y diseño El Raval

A pesar de que ya hace años que funcionan, todavía hay barceloneses que no saben que pueden pagar la mitad para ir al teatro sin ningún carné especial y sin ser socio de ningún club selecto. Last Minute ofrece cada día entradas para espectáculos al 50% a partir de tres horas antes de la función. Podéis consultar la oferta del día a su web, pero para comprarlas tendréis que ir a la Virreina físicamente. ¡Quien no va al teatro es porque no quiere!

Advertising
biciclot

Arregla la bici

El número de ciclistas y de kilómetros de carril bici aumenta cada año. También, por lo tanto, el dinero que invertimos al mecánico para poner la bicicleta a punto. Si queréis ahorrar y de paso aprender, tomád nota de los talleres autogestionados de la ciudad: Taller de Bicis, a Nou Barris y Freno-Pático, en Gràcia (que funcionan por intercambio de conocimientos y herramientas) y Biciclot, en el Poblenou, donde podréis usar el taller pagando una cuota fija de 40 euros al año.

Maneras de ir al Liceu

Música Espacios de música El Raval

Si no has estado nunca en un palco del Liceu porque no te lo puedes pagar, puedes optar para ir a ver un espectáculo infantil –el Petit Liceu– con precios asequibles entre 10 y 15 euros y con producciones que suelen ser chulísimas. Y si te das prisa a comprar la entrada en julio, cuando se abre la venta para la temporada siguiente, podrás elegir el palco que más te guste para disfrutar como un burgués.

Advertising

Razz para expertos

Música Espacios de música El Parc i la Llacuna del Poblenou

Si vais a un concierto en Razzmatazz 1 y está lleno, dad la vuelta a la sala: el lado izquierdo del escenario, donde hay la entrada de prensa e invitados, siempre está más vacío y desde allí es relativamente fácil acercarse al escenario.

Catedral de Barcelona

El buen atajo

Andar de la plaza de Cataluña a la catedral, sobre todo en verano y todavía más con prisas, puede ser exasperante. Del mismo modo que se dice que los barceloneses de los alrededores de la Rambla siempre andan por las aceras de los lados y nunca por el centro, los barceloneses que quieren ir rápido de Cataluña a la catedral o al revés, lo hacen por la calle Rivadeneyra, que evita la Rambla y el Portal de l'Àngel y pasa por la iglesia de Santa Anna.

Advertising
Milonga a cielo abierto en la plaça Reial

Las orejas de la plaza Reial

Si tenéis que confesar un secreto a alguien y queréis convertirlo en una ceremonia, id a la plaza Reial. Probablemente no es el lugar más tranquilo y discreto de la ciudad, pero si subís sobre una de los adoquines de la esquina, bajo los arcos, y habláis flojito, os podéis comunicar con la persona que haga lo mismo en el adoquín que quede en diagonal.

Platja de Montgat
© Iván Moreno

Aprovecha la T-10

La T-10 de una zona es cara (10,20 €) pero se le puede sacar jugo si sabéis cómo. Por el mismo precio que vale ir de la estación de Liceu a la Barceloneta, podéis salir de las zonas de playa más masificadas, fuera de Barcelona ciudad. Por el norte, hacia Montgat (pasáis por el Xiringuito Baños de Carmen), y por el sur, hacia Gavà. Las dos playas son un oasis de paz comparadas con las que nos quedan más cerca. Por el mismo precio, también podéis llegar hasta Esplugues de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet y Sant Joan Despí.

Advertising
Sagrada Familia façana naixement

Los beneficios de rezar

Si queréis entrar a la Catedral gratis, tenéis que ir en horario de misa y comportaros respetuosamente. Lo podréis ver casi todo y, si tenéis suerte, incluso disfrutaréis de la música de un coro. A la basílica de la Sagrada Família también se entra gratis cuando hay misa: las liturgias son cada domingo a las 9 de la mañana. Un buen motivo para levantarse temprano.

Dia Mundial del Teatre

Menores de 25

Ver una obra de teatro o danza e ir a un concierto puede ser más económico que ir al cine un fin de semana si tenéis menos de 25 años. El único que tenéis que hacer es registraros en la web de Escena25 y estar atentos de la programación que ofrecen, tanto en Barcelona como otros pueblos y ciudades de Cataluña. ¡Daros prisa a reservar, que las entradas quieren!

Lugares secretos

Reloj-sifón

La hora de beber

¿Un reloj que marca la hora del vermut? No exactamente. Este reloj-sifón marca el lugar donde había la empresa familiar Geiser, fabricantes de sifones y pioneros en el reparto a domicilio. El hijo de uno de los fundadores, Agustí Puértolas, hizo instalar el reloj en la fachada de la fábrica en 1960. A pesar de que el negocio cerró a los 80, el reloj ha sobrevivido al paso del tiempo, y todavía encontraréis gaseosa Geiser en muchos supermercados.

Casa Colonia Bausili

Una calle-barrio

Construida en 1920, la Colonia Bausili es uno de los pocos testigos que quedan de vivienda popular en el barrio de la Marina de Port. Llegaron a vivir alrededor de 140 personas, que trabajaban en la antigua fábrica del Prat Nou dedicada a los estampados. Cualquiera diría que es uno de aquellos lugares donde el tiempo se ha parado, si no fuera porque las cerca de quince familias que todavía viven (con renta antigua) han recibido noticias de un megaproyecto urbanístico que parece que se lo cargará todo.

Advertising
bonsai

Jardinería japonesa

El bonsai es mucho más que un experimento de jardinería. Es, sobre todo, el arte de la paciencia, la cura y el detalle. A Bonsaikebana, tienda y taller de jardinería japonesa, hace más de una década que imparten cursos de bonsai y ikebana (arreglos florales). Son los especialistas del tema en la ciudad e incluso tienen un consultorio de bonsais. Si estáis pensando de acercaros a este arte y a la decoración con flores desde una perspectiva oriental, este es el lugar donde hacerlo.

Palau Macaya
© Wikipedia

Ciclista de mármol

Lugares de interés Bibliotecas, archivos y fundaciones Dreta de l'Eixample

En el capitel izquierdo del Palau Macaya, construido en 1901 por Puig y Cadafalch, se puede ver la figura esculpida de un ciclista. Hasta hace unos años se decía que era un autorretrato del arquitecto, que había querido hacer un homenaje a sus trayectos desde esta casa a la Amatller. Hace unos años, pero, un grupo de familiares Macaya se reunieron en el Palacio y una de las descendientes explicó que la figura ciclista homenajea a una profesora de francés que era amiga de Armandine (joven mujer del patriarca y propietario de la casa, Romano Macaya), y que la idea de esculpirla fue del propietario, sólo porque le hacía gracia.

Advertising

Jardín de todos

Lugares de interés

Aquí no hay bastante espacio para hablar de la historia del empresario Julio Muñoz Ramonet y de las complicaciones de su herencia (el Ayuntamiento tuvo litigios con la familia durante más de 20 años), pero sí para hacerlo de los jardines de la fundación que trae su nombre: 3.568 m² proyectados por el paisajista Forestier, que también enjardinó parte de Montjuic para la Expo del 1929.

De lu. a do., de 10 a 20 h. Gratis

Hacia donde mira la mujer

A la fachada de la casa que hace esquina entre la calle Cotoners y la de los Mirallers, al Born, hay esculpida la cabeza de una mujer de piedra. Podría pasar por alto como un simple motivo decorativo pero no es el caso. José Maria Carandell explica en la 'Nueva guía secreta de Barcelona' que con este tipo de cabezas se señalaban, antiguamente, los prostíbulos.

Advertising
Sala de Reflexió de Tàpies
© Iván Moreno

Tàpies en la universidad

Además del Depósito de las Aguas de Gaudí, la Universitat Pompeu Fabra está llena de arte: tiene obras de Miquel Barceló, Susana Sola, Eduardo Chillida y una capilla laica proyectada por Antoni Tàpies. Si queréis visitarla, preguntáid por UPF Arte Track, un recorrido organizado por la Universidad por los espacios más emblemáticos del campus de la Ciutadella, que culmina en la Sala de Reflexión de Tapias.

Ruta del Camí Antic de València

Valéncia 'xino-xano'

El pasaje Antic de València evoca el paso por Montjuïc de un camino medieval de origen romano del que también sobrevive un tramo en el Poblenou. Por la banda de Montjuïc, en el barrio de la Satalia, organizan rutas un domingo al mes que explican la historia y que aprovechan por desvelar secretos de la montaña mágica.

Advertising
© EuroCoffin

Ataudes autóctonos

Pues sí, también tenemos ataúdes Km 0. Hechos en casa. La fábrica EuroCoffin, a los pies de Montjuïc, produce cerca de 20.000 ataúdes cada año, 15.000 de los cuales se quedan en Barcelona. Por si os puede interesar, los precios oscilan entre los 600 y los 11.000 euros.

5 anécdotas históricas

La Farola, el faro de la antigua playa de Hospitalet

Hospitalet tenia mar

Pues sí. Hasta el año 1920 el Hospitalet tuvo playa, pero la cedió a Barcelona para llevar a cabo la construcción de un puerto franco que nunca se llegó a construir y que ha acabado siendo la Zona Franca. Los agricultores y pescadores que vivían tuvieron que abandonar sus casas. Buscád fotos de la Farola, el nombre que se le daba al faro, y fliparéis.

Vagón de la Mina Grott

La Mina Grott

Quizás conocéis la Mina Grott, un túnel de casi un kilómetro que conecta el pantano de Vallvidrera con la parte baja de Vallvidrera y que se construyó, en 1855, para llevar agua del pantano a Sarriá. Lo que quizás no sabéis es que durante cerca de seis meses, de mediados del 1908 hasta enero del 1909, por el túnel también pasó un vagón eléctrico con capacidad para 36 pasajeros para ir de un lugar a otro. Durante aquellos meses, el interior del túnel se decoró con 80 bombillas de colores.

Advertising
Palau de la Música

La pared que sólo veía Dios

Hace casi veinte años, el arquitecto y escritor Oscar Tusquets escribió un libro que se llemaba 'Dios lo ve' en el que hablaba de obras de arte que fueron creadas con una minuciosidad y/o una orientación que hace sospechar que sus autores pensaban que podían ser valoradas por un ser superior (las siluetas de Nazca, por ejemplo). Uno de los ejemplos que ponía el autor es una fachada oculta del Palau de la Música (quedó a la vista cuando tiraron el convento de Sant Francesc) que Domènech y Montaner adornó con el detalle de una fachada principal, sin saber que, un día, aquella obra de arte estaría a la vista. Pues esto: Dios lo ve.

Placa dedicada a Fructuós Canonge

¿Quién era Fructuós Canonge?

En la esquina de la plaza Reial con el callejón Colom, hay una placa que rinde homenaje al limpiabotas Fructuós Canonge, sin más explicación. ¿Una placa a un limpiabotas?Pues bien, Canonge no fue sólo un limpiabotas. En 'La nueva guía de la Barcelona secreta' (curiosos, leedla!) Josep Maria Carandell cuenta que Canonge (1824-1890) también fue un gran prestidigitador conocido con el apodo del 'Merlí español', y uno de los personajes que más animaba los Carnavales de la época.

Advertising
Carrer Tantarantana

¿Y la calle Tantarantana?

Curioso. Explica, también Carandell, que la calle más melodica de la ciudad está inspirada en el sonido del tambor de un vecino muy popular (y ruidoso), que vivió allí durante el siglo XVII.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising