Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las mejores sopas de Barcelona

Las mejores sopas de Barcelona

Sofisticadas o humildes, energéticas o ligeras, exóticas o caseras... ¡Las mejores propuestas para combatir el frío!

escudella
Por Marcelo Aparicio |
Advertising

¿A quién no le apetece una sopa? Del gulash húngaro a la 'zheng dan' china, de la minestrone italiana a la 'escudella' catalana, del 'chupe' andino a la olla de Alcoi, los mejores caldos de todo el mundo los tenemos aquí. Estas son las especialidades más sabrosas de Barcelona. ¡Plantadle cara al frío a cucharadas!

soupe a l'oignon
©Ludovic Péron
Restaurantes, Francesa

Soupe a l'oignon (L'Office)

icon-location-pin Eixample

La trasnochadora y bohemia

Los franceses fueron los inventores de esta exquisita y reconfortante sopa. Algunos bohemios parisinos decían que era un remedio excelente para la resaca. Entre los mismos franceses hay peleas sobre cual es la auténtica receta. La mejor que he probado solo era de cebolla muy bien caramelizada con mantequilla y después agua; después se tenía que dejar reducir mucho y añadir el pan, y, al final, no emmental, si no comté rallado, en abundancia y después gratinado. No hay que decir que se puede hacer con caldo de gallina o de polo, añadir tomillo u otras especias y rallar el queso de preferencia. Jêrome Perraudin, en L’Office la prepara muy sabrosa.

Time Out dice
brou escudella
©Cristina Reche
Restaurantes, Mediterránea

'Escudella barrejada' (La Cuina del Guinardó)

icon-location-pin Horta - Guinardó

La nuestra

Si la 'escudella' y la 'carn d’olla' es el plato por excelencia del invierno, su variante reducida, la 'escudella barrejada', puede ser una auténtica sorpresa. Es una versión reducida, a veces más sabrosa, o simplemente que, como tiene menos componentes, se valoran más dignamente. El caldo es el mismo, aunque más concentrado. La que consideramos mejor es la que prepara Santi Velasco en la Cuina del Guinardó. Un sopa gustosa, de caldo espeso, justo lo necesario, sin huesos ni molestias, rica en col y garbanzos y con patatas rigurosamente seleccionadas. Y en este caso es excelente la butifarra negra y el cerdo.

Advertising
Restaurantes, Cocina Internacional

Gulasch (Hungaryto)

icon-location-pin Dreta de l'Eixample

La preferida de Pablo Neruda
“Si la sopa gulasch está bien hecha, la cuchara debe aguantarse derecha”, explica la catalana Lourdes, propietaria de Hungaryto junto con su marido, el cocinero húngaro Zsolt. El gulasch, el plato que mejor ilustra y representa Hungría, se presenta como una sopa más que como un guiso. Es muy sabroso, picante, intenso y con una textura que la carne enriquece. Su condimento fundamental es la paprika. Existe un fabuloso libro en el que dos premios Nobel, Miguel Ángel Asturias y el chileno Pablo Neruda, se recrean con la cocina húngara y, de entre todos los platos húngaros, ambos prefieren esta sopa.

 

Time Out dice
Restaurantes, Coreana

Sopa de algas (Seoul)

icon-location-pin Dreta de l'Eixample

Exótica y muy sabrosa

La sopa de algas es muy importante en Corea. Es el plato que un familiar regala a quien cumple años. Es una sopa que se ha popularizado y sirven casi todos los restaurantes orientales, japoneses y coreanos. La mejor de Barcelona podríamos decir que la prepara el chef del restaurante de auténtica cocina coreana Seoul. Selecciona las algas wakame, las fríe con aceite de sésamo a fuego muy lento y después extrae toda la bondad para hacer un caldo que se termina con almejas, trocitos de gambas y, a veces, ternera. Este es un plato particularmente sabroso.

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Chupe (Tonka Bar)

icon-location-pin Eixample

Delicia andina

Las sopas tienen mucha importancia en la cocina de los pueblos andinos. El frío le pide al cuerpo alimentos ricos en grasas y la sopa es la que reina en aquellas montañas heladas. El chupe andino es una sopa espesa de gallina en la que entran en juego el jojoto (maíz de granos enormes) y las presas de la gallina. Se puede recurrir también a espárragos o a alguna verdura y nata, que suaviza los colores de los productos empleados en la preparación. Mayela, la propietaria-chef venezolana del Tonka, la suele ofrecer en sus menús, y también están en su sabrosa carta, que triunfa cada noche.

Time Out dice
Restaurantes

Olla gitana (Florentina)

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

Sin carne, pero con su sabor

Margarita Muñoz, en Florentina, tiene un rico repertorio. Una de las cartas más interesantes y sabrosas que podemos encontrar en la ciudad. Entre sus grandes y sencillos platos, cuenta con una olla gitana, la principal característica de la cual es que, siendo totalmente vegetariana, tiene sabor a carne, uno de los milagros de la cocina pobre. Es un gran plato murciano con calabaza, garbanzos, judía verde, patata y tomate. En Murcia hay quien, además, le añade frutas, como peras o manzanas. Ideal para abrir fuego un día de invierno y seguir después con los duelos y quebrantos, su especialidad.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Catalana

Olleta de Alcoi (Can Lluís)

icon-location-pin El Raval

La preferida de Manuel Vázquez Montalbán

Este plato, uno de los preferidos de Manuel Vázquez Montalbán – y de su famoso detective Carvalho–, es muy mediterráneo. Es una versión valenciana, se podría decir, de la 'escudella barrejada'. En Can Lluís, templo de la cocina de siempre, la preparan y sirven de manera fabulosa. Entre otras cosas, lleva judía seca, costilla de cerdo, a veces pie de cerdo, una excelente morcilla grande, tocino, cardo cortado a dados, nabos grandes también en juliana y cebolla, todo mojado con aceite de oliva. Reparador y comienzo ideal para una comida inolvidable en este restaurante de siempre, la olleta de Alcoi supera todas las expectativas. Y ahora, con este frío, más.

Time Out dice
Restaurantes, Italiana

Minestrone (Tramonti)

icon-location-pin Les Corts

Abanico de colores

Es una de las sopas más populares de Italia. En las trattorias y en las casas familiares llega a ser una institución. Para prepararla hay una auténtica ceremonia. En primavera, sobre todo, es un abanico de colores y sabores gracias a la abundancia del huerto. En el decano de los italianos, el Tramonti, Franco y Giulano la tienen en la carta desde tiempos inmemoriales. A las múltiples verduras cortadas muy pequeñas, añaden judías y, si el comensal lo solicita, alguna pasta de sopa. Por encima, abundante y buen parmesano y un chorrito de aceite extra virgen de oliva: si es de la Liguria o de la Toscana, mejor.

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Sopa de pescado (Lo de Flor)

icon-location-pin El Raval
De las mejores

En Lo de Flor, Kathy Buchet prepara una exquisita sopa de pescado que tiene muchos seguidores. “Algunos confiesan que la sopa les pone...”, sonríe el chef que prepara con antelación este plato, ejerciendo una reducción de más de diez horas a fuego lento, lentísimo. La diferencia la pone un secreto bien guardado, pero se advierte la equilibrada presencia del hinojo, gambas y tomate. “No lleva nada de marisco”, asegura Katy, pero el rape, la corvina y otros pescados, según la generosidad de la pesca, hace el resto del famoso caldo. Se presenta en una taza auténtica de consomé, con dos asas, y trozos generosos de los pescados y verduras. Buenísima.

Time Out dice
Restaurantes, A la brasa

Caldo gallego (Escairón)

icon-location-pin El Poble-sec

El magnífico

Lo que es fundamental y clave para hacer caldo gallego son los cachelos (patatas harinosas), pero también –si encontráis– los grelos y la col rizada. Para quienes les gusta un poco más denso, la manteca de cerdo también es clave. Lleva patatas, judías secas, col y, en cuanto a la carne, puede ser de varios tipos: pollo, ternera o cerdo. Las salazones también son decisivas: costillas de cerdo saladas, bacon y también un poco de lacón y chorizo. Con estos ingredientes, en el Escairón, situado en el Paral·lel, se puede disfrutar de uno de los mejores platos de la ciudad.

También te gustará

Restaurantes europeos contra el frío

Descubrid los restaurantes de cocina europea no mediterránea en Barcelona: cobijo contra el invierno y platos sabrosos y contundentes Sí, tenemos una cocina cojonuda, y si nos cansamos sólo tenemos que recurrir a la de nuestros vecinos franceses o italianos. Pero en Barcelona también están presentes -de forma un poco testimonial, hay que decir- de restaurantes que ofrecen cocina austríaca, húngara o rusa, la Europa de Francia hacia arriba. Sea como sea, son sabrosas excepciones gastronómicas que vale la pena conocer, sobre todo en invierno. Damos un paseo caliente por la Europa más fría. Hungaryto El primer restaurante húngaro abierto en Barcelona ofrece una gran cocina —todavía muy desconocida— y platos como el gulasch (presentado más como una sopa que como un guiso) y un estofado de ciervo exquisito, refinado y sólido. Descubrid los buenos vinos húngaros. Alt Heidelberg Veterano establecimiento de especialidades alemanas, con tapas, bocadillos y una variada y bien documentada carta de cervezas: ¡Bien servidas! Vale la pena pedir su ensalada de patata. Crama Dracula Tenemos que agradecerle a Valentino y a Maria que hayan abierto el primer restaurante típico de su país aquí. La rumana es una cocina muy variada, con influencias balcánicas y de otros países vecinos como Alemania, Serbia y Hungría. Esta riqueza le proporciona gustos que se pueden conocer ahora en la taberna Crama Dracula. De los embutidos destacan el salami de Sibiu, el filete de cerdo ahumado, el filete gitano

Restaurantes

Los 50 mejores restaurantes

Barcelona es una de las mejores ciudades del mundo para comer y beber. Esto lo sabemos quienes vivimos aquí, y también los profesionales de la gastronomía que año tras año premian nuestros fogones con distinciones que alzan la ciudad en el podio de la buena comida internacional. La oferta es variada, de calidad, monumental: desde el pequeño bar de tapas de toda la vida, hasta los restaurantes con estrellas Michelin. Aunque el reto es difícil, nos hemos propuesto seleccionar los 50 mejores restaurantes, aquellos con los fogones más fiables de la multitud de buenas mesas barcelonesas. No le demos más vueltas: aquí tenéis los 50 restaurantes que no os fallarán nunca. Buen provecho. Lo más visto Bares con tapa gratis en Barcelona Descubrimos los locales más generosos de la ciudad, ¡los que acompañan la bebida con una tapa gratis! Reconozcámoslo: Barcelona no es Granada ni Madrid. No sabemos por qué, pero la agradable costumbre de recibir una tapa cuando pides una cerveza no se estila mucho en nuestra ciudad, hasta tal punto que algunos locales llaman tapa a un insignificante plato de pipas o frutos secos con extra de sal. Pero en la ciudad todavía hay algunos bares que nadan a contracorriente, locales donde podréis probar con cada caña diferentes propuestas gastronómicas por vuestra cara bonita, o simplemente porque quieren que te quedes a tomar otra. Llenad el estómago mientras os tomáis unas cañas en algunos de estos bares de la ciudad: ¡los más generosos de Barcelona! Ambien

Advertising

Platos para calentarse

Las mejores especialidades para combatir el frío de la carta de invierno de los restaurantes Aprovechad la mejor época del año para saborear los platos más contundentes y deliciosos: 15 especialidades de aquí y de todo el mundo que os calentarán el estómago. Agut Poca broma con el plato emblemático de la mejor fonda de Barcelona. Según explica el cocinero del Agut, Manel Mateo –¡35 años de servicio!–, este clásico se creó de cero hace 20 años y ha resistido el paso del tiempo. Muy complejo: un pie de cerdo que primero se ha cocido, se ha rellenado de butifarra negra del perol, para después envolverse con tela de cerdo, que impide que se deshaga cuando se fríe. El toque final de este metaplato –esmerada reflexión de la condición porcina y su aprovechamiento– es una salsa de foie gras con trompetas de la muerte. Brutal. 15 euros. Escudella i carn d'olla Pepe lleva la ‘escudella i la carn d’olla’ en la sangre. Cuando era pequeño, el bisnieto de Casa Agustí la repartía de casa en casa. De mayor, ahora hace cuatro años, cogió el restaurante centenario Casa Agustí. Puede ser que el mismo proceso químico que transvasa el sabor fuerte de la vianda al caldo y la deja suavísima haya detenido el tiempo aquí. Mucho mejor comerse su ‘escudella’ que glosarla: cada miércoles de invierno encontraréis un caldo de pelota, corvejón, panceta, butifarra negra, gallina, morro y oreja, más el segundo con la carne y las legumbres que resucitan a un muerto. Palabra. 19,80 euros (menú entero, con pa

Bares y pubs

Terrazas de invierno

Para salir al exterior de día y de noche La llega del frío no debería ser una excusa para abandonar las terrazas. Os proponemos algunos escenarios privilegiados para almorzar, comer o hacer el vermut mientras disfrutáis del sol hibernal al aire libre. Y para los más nocturnos, os hemos seleccionado los espacios mejor acondicionados de la ciudad para pasar la noche en el exterior sin estornudos. No le tengáis miedo a la hipotermia: el espacio, las estufas y el calor humano os harán olvidar que estáis a la intemperie. Terrazas de día El Jardí de l'Àpat No es necesario ir a Valls para hacer una calçotada. De hecho, no hace falta ni cruzar Collserola. Sólo hay que acercarse a este restaurante situado cerca del parque del Carmel. Tienen más de diez menús. El de calçotada, que es el que nos ocupa, incluye tabla de calçots con opción a repetir hasta que los dedos se os queden negros como el carbón, parrillada de carne, bebida, pan y postres. La terraza se eleva unos metros sobre la acera y está protegida por parasoles y árboles centenarios. El algún momento de la comida alguien dirá: “Parece que no estemos en Barcelona”. Quien lo dice, paga. La Font del Gat En una construcción hecha para la Exposición Universal de 1929 y en lo que se denomina un marco incomparable, este restaurante es un oasis de paz y naturaleza. De hecho, es tan evocador que te entran ganas de escribirles poemas a las servilletas y hacer dibujos en las facturas de la luz. Sirven menús a mediodía y por la noche ab

Advertising