Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Cenas para grupos en Barcelona

Cenas para grupos en Barcelona

Una pequeña lista de recomendaciones para salir a comer con los del trabajo y no morir en el intento

Nadal
Advertising

Las cenas de trabajo acaban como el rosario de la aurora sí o sí. El tema desembocará en un empacho o una diarrea en el mejor de los casos; y en el despido si la bebida se os sube demasiado y os deja la lengua suelta (solo en casos extremos, espero). En el punto medio, un abanico de opciones que incluyen los enfados, las enfermedades venéreas y los silencios incómodos. Y todas, absolutamente todas, tienen el común denominador de la resaca de elefante. Ahora bien, si la cosa va de darlo todo, al menos que la comida sea buena: aquí tenéis un montón de opciones de cenas para grupos para todos los bolsillos.

Límite 25 €: 'low cost' de calidad

Restaurantes, Mediterránea

La Lluna

Decorado al estilo belle époque, con una luminosa sala con claraboya, La Lluna presenta una cocina que nos ofrece platos de base mediterránea pero siempre elaborados con imaginación y ansia creativa. Destaca por una buena relación calidad-precio: no ofrece material muy caro, pero lo trata con imaginación y cuidado. Y esto lo encontramos reflejado en un menú para grupos de 27,50 €, con vino y cafés incluidos. No dudeis que la quiche de gambas y ajos tiernos con veloute de marisco y brotes verdes tienen el oficio de un restaurante que hace muchos años que se dedica a las comidas para grupos.

Restaurantes, Catalana

Sagarra

icon-location-pin El Raval

A veinte metros de La Rambla también se puede comer bien. Este restaurante casero ofrece cada día de la semana un menú inmejorable, donde se juntan precio ajustado, buen producto y raciones generosas. Es un lugar amplio, cómodo y con buen servicio, más visitado por los locales que por los turistas. Y para Navidad se han inventado un menú de grupos a 25 € donde hay buena bebida sin límites (blanco y negro Sumarroca) y un pica-pica de hummus con aceite virgen, limón y tostaditas, patatas bravas de la casa, chips de alcachofas y mejillones bouchot a la plancha con tomillo. De segundo, merluza con sofrito de tomate y puerro, risotto de cepos y espárragos verdes y muslo de pato a la naranja. Con hambre no os vais a quedar, y la calidad es más que buena. Por pocos euros más (30 y 35 €) tunean dos menús con más opciones.

Advertising
Restaurantes, Catalana

El Jardí de l'Àpat

icon-location-pin Horta - Guinardó

No hace falta ir a Valls para hacer una calçotada. De hecho, no hace falta ni cruzar Collserola. Sólo hay que acercarse a este restaurante situado al lado del Parque del Carmel. Tienen más de diez menús. Con una cocina casera de raíz catalana y mediterránea y con la mano rota para todo lo que está relacionado con las brasas, el Jardí de l'Àpat tiene unas vistas espectaculares. Clásico de las cenas de grupo: podéis ir desde una humilde comida con segundos como dos morcillas (eso sí, de Aiguafreda) y lubina al horno por 19,50 € con vino de la casa, café y cava, hasta un entrecot o fricandó de segundo. De primero, siempre hay un pica-pica a base de embutido ibérico, ensalada, croquetas y calamares a la romana.

Restaurantes, Catalana

L'Antic Magatzem

icon-location-pin Eixample

Menos conocido de lo que sería justo, este restaurante cercano al Paral·lel con espíritu de casa de comidas ofrece un menú y una carta que es como comer en casa de la abuela. Buenos canelones y unos buñuelos de bacalao que vale la pena probar. Tienen varios menús de grupo: por 25 €, si sois de 4 a 46 personas, podéis disfrutar de aperitivos como el carpaccio de bacalao o los mejillones al vapor, de un segundo plato a escoger, postres y bebida y café incluidos. Si queréis una cosita más ligera, por sólo 15 € podréis probar una larga lista de platos para picar antes de los postres. Por pocos euros más, encontraréis 4 menús más de grupos.

Advertising
Restaurantes

Atapa-it

El restaurante Atapa-it utiliza la mezcla de alimentos, sabores y sensaciones. La innovación también consiste en mezclar la cocina tradicional para crear un nuevo producto y servicio, de esta forma mezcla la innovación de la cocina moderna con un estilo vintage añadido al amor por la cocina y la buena comida. La filosofía es la de compartir, vivir y disfrutar y la especialidad son las tapas de diseño con un producto fresco y de calidad. Tienen varios menús para grupos, tres de ellos pensados especialmente para Navidad, uno de 24 €, otro de 28 € y el último de 35 €. Si escogéis el primer menú, podréis compartir unas brochetas de mozzarella y tomate cherry, unas bravas de la casa, un arroz de cepos, una ensalada de temporada, croquetas de asado y pollo crujiente con mostaza de eneldo.

Restaurantes, Mediterránea

Disbarat

icon-location-pin Gràcia

Afortunadamente todavía quedan lugares como el Disbarat, en el corazón de Gràcia. Porque lugares como esta tasca permiten disfrutar a los jóvenes y a los no tan jóvenes, a quienes les gusta salir y comer bien, animados, y por un precio ajustado a sus necesidades. Ofrecen dos menús de grupo con los cuales no pasaréis hambre: el primero, 24 € por persona, cuenta con aperitivos como las Patatas Disparate, un clásico. Entrantes para compartir y segundos como por ejemplo el lomo de bacalao al Romesco o el Secreto de Cerdo Ibérico. También podréis escoger entre 4 postres, y acompañarlo todo con buen vino. Por sólo dos euros más, el otro menú ofrece un abanico de propuestas todavía más amplio.

Time Out dice

Arrocería Xàtiva Gràcia

icon-location-pin Gràcia

Toda la costa de la península Ibérica tiene una cultura del arroz importante y variada que llegó hace más de mil años de la mano de los árabes. Una buena manera de conocer otras formas de entender esta gramínea es probar las recetas del Xàtiva, que nos propone un menú perfecto para grupos de 2 a 8 personas: el Menú de la tía Nievecitas, por sólo 22 €. De primer plato podréis escoger entre la ensalada variada Xàtiva, un dúo de croquetas de pollo y setas y mejillones a la marinera. De segundo, os podréis deleitar con el Pulav de la casa, con las verduras o el arroz 'Caprese' y de postre también podréis escoger entre dos clásicos deliciosos. Acompañad vuestra comida con vino de la casa, no os arrepentiréis.

Advertising
Restaurantes, Argentina

Ofis

icon-location-pin El Raval

Poca broma con el Ofis. La versión diurna del bar Sifón hace uno de los mejores menús de mediodía de Barcelona en su segmento (10 €) y por las noches tampoco decepcionan. El cocinero Jorge Runnacles habla de "flexibilidad y hacer lo que el cliente quiera". Podéis proponer, pero por 25 € sugieren, por ejemplo, ensalada con pollo crujiente y salsa de lima y crema de calabaza con trufa, y segundos de contundencia muy razonada, como los ñoquis con ragú de ossobuco o la lubina al horno. El vino de la casa es Can Estruch, relación calidad-precio cojonuda. Sólo cuenta el hambre que tengáis: a partir de veinte personas os cierran el Ofis, a partir de tres cenáis en el vecino Sifón.

Time Out dice
Restaurantes, Marisco

Cala Blanca

Un clásico popular: Cala Blanca, por las noches, sólo abre por encargo. A partir de un grupo de diez, podéis disfrutar de un menú cerrado –y fosilizado en el tiempo– pero que vale mucho la pena. Por apenas 24 €, rioja del bueno sin límites, confitado de pato, entrecot o risotto de setas y parmesano.

Una cosa muy apañada

Restaurantes, Cocina creativa

El Mirador del Palau

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

El restaurante de esta joya del Modernismo ofrece carta y menús –que pueden ser de mediodía o de noche, degustación o exprés, estos últimos para poder comer a la media parte de los conciertos– de producto de proximidad tratado con mucha personalidad, haciendo especial énfasis en la temporalidad estacional. Además, el mirador ofrece 5 menús para grupos que van de los 25 a los 42 €. Por un precio más que económico, podréis disfrutar de un pica-pica que incluye platos como el salmón marinado al aroma de Módena con infusión de eneldo o las bravas especiales de la casa con all i oli. El menú incluye también un segundo plato a escoger, postres, vino de la casa y café. Y todo esto en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad!

Time Out dice
Restaurantes, Argentina

El Foro

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Podría ser un clásico del Born después de veinte años de existencia. Pero la vitalidad que imponen Claudio Wainberg y Xavi Crees confirma con creces la filosofía resumida en su definición: es un punto de encuentro entre la gastronomía, el arte y la cultura. Tienen menús que van de los 26 € a los 42 € y han encontrado un buen equilibrio entre la cocina creativa y la contundencia. De primero, delicadezas originales como las croquetas de wagyu con cebolla caramelizada o la ensalada de rúcula, tomate seco, queso parmesano y kalamata. De segundo no os rompéis la cabeza: pedid un 'bife de chorizo', que no es más que el corte argentino para el entrecot. Y para las copas ya estáis en el Born.

Time Out dice
Advertising
NaparBCN
© Ferran Sendra
Restaurantes

NaparBCN

Esto es una supercervecería artesana, abierta por la misma empresa que Biercab: tiene siete tanques de fermentación donde hacen su propia cerveza y doce tiradores para probarla. Y de la cocina se encarga Miquel Aldana (Michelin en el Tresmacarrons del Masnou) con platos de alto nivel. También debe haber supervisado los menús de grupo de Navidad, ya que es leerlo y hacerse la boca agua: por 40 €, tendréis aperitivos de delicadezas como vieira con panceta, tarrina de foie y gambas al ajillo, y ensalada con pescado mantequilla, y segundos inapelables y contundentes como el filete de buey y el bacalao al pil-pil.

Bananas
©IvanGiménez
Restaurantes

Bananas

icon-location-pin El Gòtic

El hermano pequeño y kitsch del café kafka se llama Bananas, y es completamente opuesto: este restaurante-club irreverente, coloreado, divertido y con un punto de locura, es uno de los pocos ejemplos de aproximación estética al kitsch hecho con buen gusto en Barcelona. Anchísimo, acogen a grupos muy numerosos y no se pasan con los precios de su cocina. Por 35 € han creado el menú de esta Navidad por grupos: platos para compartir como los huevos estrellados con trocitos de jamón, wantans de pato con naranja y yakisoba o la ensalada con quinoa, queso de cabra, tomate, zanahoria y vinagreta de mostaza. Segundos platos como por ejemplo los canelons de carne a la olla o el meloso de ternera con cremoso de patatas Robuchon. En la carta de los postres encontraréis clásicos como el carrot cake, el mousse de chocolate o turrones.

Advertising
Restaurantes, Catalana

Agut

icon-location-pin El Gòtic

Barcelona dispone de algunos lugares que el paso de los años ha mejorado. Muchas veces olvidados, algunos tienen, además, el plus de haberse modernizado sin excesos, para ponerse al día con la exigencia de calidad y buenos productos que pide la clientela. Uno de estos pocos casos es Agut de la calle de en Gignàs: su menú de grupos (38,5 €) no decepcionará a nadie. Son los reyes del rebozado y de la comida melosa y después de compartir entrantes como el la escalivada con papada confitada o las gambitas y berenjenas a la romana, os podéis zampar un entrecot a la brasa de carbón, una merluza al horno o su paradigmática cola de buey. Postres y vinos excelentes incluidos.

Time Out dice
Restaurantes, Catalana

Pan&Oli

Pan&Oli encabeza la oleada de cocineros jóvenes que recuperan la tapa en clave catalana con imaginación y buen producto. Ofrecen mucho a cambio de poco: por 35 € justos, probaréis un pequeño menú degustación que empieza por su esqueixada y sus bravas y pasa por seis platillos con sabor clásico, como los profiteroles de bacalao o el ravioli de patata y desemboca en una 'cochinita pibil'.

Atamos a los perros con longanizas

Restaurantes, Cocina creativa

Windsor

icon-location-pin Eixample

Gusta comprobar cómo, en algunos casos (pocos), el paso del tiempo puede convertirse en un aliado de la perfección. Es el caso del Windsor, que vive su mejor temporada, sobre todo desde la nueva concepción que Joan Junyent, joven emprendedor, supo darle para adaptarlo a los gustos y necesidades de una clientela cada vez más fiel. Además, le dio un aire de juventud que enriquece el lugar, que ya se puede considerar un clásico del Eixample. Comer en una pinacoteca de buen gusto y de muebles señoriales es un placer. Junyent, que comenzó como camarero, siguió como maître, después como director y ahora como copropietario, ha establecido una complicidad tal con el chef Carlos Alconchel que le permite decir que siente "que éste es más que nunca nuestro momento". Cómodamente sentado en una mesa de la terraza, comienzo disfrutando de una sopa fría de tomate brevemente pasado por el horno y trocitos de gambas con un helado de lima que estalla frescura en la boca. Hay a lo largo de toda la carta un respeto por la tradición, con un punto justo de actualidad, sabiduría que el chef Alconchel ha ido adquiriendo en sus experiencias con Carles Gaig y Nando Jubany. Pero el toque magistral lo pone una vieira a la brasa con un intenso chutney de cítricos. Una obra de arte. Además de la carta, ofrece tres menús. El de mercado, diario, 29,50 euros, con una tapa, dos platos y postre, y dos gastronómicos. De segundo, su famoso bistec tártaro cortado a cuchillo y bendecido con un toque de trufa, y

Time Out dice
Restaurantes, Cocina creativa

Cent Onze

icon-location-pin El Raval

Este lujoso restaurante tiene una vista humana y viva de la Rambla. Buena cocina moderna, con una carta de vinos bastante completa. Por las noches ofrece un menú degustación variado, atractivo y muy bueno. Y es una gran opción para cenar en grupo sin sufrir: tienen varios menús a partir de nueve personas, donde la relación calidad-precio es a prueba de bombas, digna del sitio de alta hostelería que es. Un ejemplo: por 45 € (¡maridaje incluido!) tenéis un menú degustación con delicatessen complejas como ceviche de langostinos y mango, un salmón a la plancha con salteado de calabacín, judía verde, zanahoria, patata fondant y puré de coliflor-vainilla, filete de buey y degustación de postres. Pedid otras opciones, si ésta no os satisface. Las hay más caras y más económicas.

Advertising
Txoco San Telmo

Txoco San Telmo

El grupo de de restauración San Telmo este año se ha ingeniado algo especial: dejando de lado los tópicos de las comidas de grupos, harán comidas y cenas en el local privado que tiene la empresa en el Gòtic, un piso particular con cocina que funcionará excepcionalmente como una sociedad gastronómica. En el Txoko San Telmo (Correu Vell, 4) se podrán degustar dos menús, de 75 y de 83 € con el mejor producto imaginable, y que podéis engullir en un ambiente gamberro, donde gritar y hacer el bestia como no os permite un restaurante (con ciertos límites, claro). Reservas en maria@gruposantelmo.com

Restaurantes, Mediterránea

Osmosis

icon-location-pin Eixample

Con muchos rincones y un aire reposado, Osmosis dispone incluso de estancias privadas para pequeños grupos o parejas. Podéis cenar en espacios reservados para 2, 4, 10, 16 o hasta 25 personas cena o comida en el ambiente de una bodega, rodeados de vinos de todo el mundo y de libros de cocina de todos los tiempos. Son los reyes del mambo del menú creativo: por 38 euros, tenéis un menú degustación corto de cinco platos. Aunque el 'top' es un menú de 95 € con delicatessen y rompecabezas exitosos como arroz meloso de rabo de buey o pescado de escama con cuscús de rebozuelos, verduritas y trufa. Cena de alta gastronomía cercana, lugar elegante.

Advertising
Restaurantes, Cocina creativa

Fonda Espanya

icon-location-pin El Raval

En los fogones está Germán Espinosa, un chef barcelonés que ha asimilado al 200% la filosofía de Berasategui, la de mezclar la vanguardia lúdica con el sabor y la tradición. "Tenemos las raíces en la tradición, pero con muchos sabores fuertes, llenos de contrastes", explica el chef.

Los fines de semana, mediodía y noche, tenéis dos opciones, fácilmente adaptables a grupos, gracias a las excepcionales condiciones del lugar: un lujurioso menú de degustación con alusiones a la joya modernista que contiene el restaurante (75 €) y otro más corto pero no menos sabroso (35,50), que pasa por tres platos: un arroz de montaña (¡butifarra de perol y setas!), pescado (bacalao con crema de queso ahumado y espárragos con vainilla) y carne (solomillo de cerdo con tocino ibérico) más postres, petit fours y copa de vino. Jugada ganadora.

Time Out dice
Advertising